delete

Trabajo Esclavo En Prisión: Relación De Las Empresas Que Desarrollan Su Actividad En Prisión, Los Presos Que Emplean Y Las Retribuciones A Los Presos

Relación de empresas que desarrollan su actividad en los talleres de los centros penitenciarios, donde se detalla la ocupación de internos trabajadores y las retribuciones percibidas. Según Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, el pago que las empresas realizan a Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, varía en función de diferentes factores, como el nivel de ocupación que vaya a tener el taller, la complejidad de la producción, la productividad de los trabajadores, además de otros factores (maquinaria, consumos de energía, etc.) que puedan influir en la propia actividad productiva que realice la empresa.

Más información al respecto:

[Audio] Trabajo En Prisión, Trabajo Esclavo En El siglo XXI

Trabajo en prisión [pdf]

Explotación Laboral En Prisión

(más…)

delete

¿El Peculio Ya No Es Negocio Para Los Bancos?

Lamento y me disculpo por desconocer si la gestión del peculio por parte de las entidades bancarias fue alguna vez negocio, pero, 111 millones de euros en depósitos para presos en 2015, último año del que existen datos, es, cuanto menos, una cifra muy atractiva.

Pero empecemos por el principio, ¿qué es el peculio?

A grandes rasgos podemos afirmar que las cuentas de peculio son los depósitos que los familiares o allegados autorizados por Instituciones penitenciarias ingresan a las personas presas para garantizarles las oportunas compras dentro de los Centros Penitenciarios, en el economato de cada módulo, o los encargos que realicen al demandadero, tales como café, refrescos, tabaco, mantas, televisores, productos de aseo, tarjeta de teléfono, etc. Del mismo modo, si la persona privada de libertad tiene un destino remunerado su “mísero” salario será ingresado en esa cuenta de peculio, pudiendo, previa autorización, transferir los fondos al exterior. Por último, estas cuentas también se pueden nutrir del dinero que la persona lleve en efectivo el día de su ingreso en prisión.

Como en los Centros Penitenciarios no está permitido el uso de dinero en efectivo, a los internos se les concede una tarjeta de peculio, como si se tratara de una tarjeta de crédito. Con un límite en el saldo y el gasto semanal, siendo liquidada la cantidad sobrante a la puesta en libertad. No entraremos en más detalles ya que no es ese el objetivo de este artículo, estando todo lo referente a este particular regulado en el Reglamento Penitenciario en los artículo 319 a 324. (más…)

delete

#Esclavas En Prisión

 #EsclavasEnPrisión

Nos dicen constantemente que la cárcel reinserta. Sí, probablemente es así desde la perspectiva de quienes nos gobiernan, desde el Estado y las empresas capitalistas, ya que obliga a las presas a aceptar sueldos de miseria y trata de aprovecharse de la sumisión obligada que padecen las mujeres presas dentro del sistema carcelario.

La precariedad laboral, como todo en prisión, es un crudo reflejo de lo que sucede fuera, y las personas internas deben aceptar unas condiciones indignas no sólo por conseguir dinero para subsistir, sino por la necesidad mental de distraerse, de huir del tedio carcelario, de la imposibilidad de controlar su vida, por conseguir un vis a vis más al trimestre o por mejorar su expediente y poder conseguir antes la libertad. Dando a entender que trabajar es sinónimo de llevar un “buen camino” para su “reinserción” en la sociedad.

En la macrocárcel de Zuera una mujer trabajadora de uno de los talleres productivos, cuyo horario de trabajo es de lunes a viernes de 9:00 a 13:30 y de 15:00 a 19:30 (9 horas diarias), percibe la cantidad mensual de 121,53 euros (0.75€ la hora). Los sueldos están muy por debajo del mínimo y no se cotizan ni la mitad de horas trabajadas en prisión. Dentro de este irrisorio salario vienen ya prorrateadas las vacaciones, los descansos y las pagas extras. Eso sin mencionar los trabajos no remunerados (como limpieza o arreglos en el módulo), especialmente en los módulos de respeto, obligatorios en el caso de las mujeres presas en Zuera.

Dentro de Zuera existen dos talleres productivos, que se dividen en las siguientes actividades productivas: confección, lámparas, cableado y soldadura. Las mujeres sólo tienen acceso a las de confección y lámparas, mientras que los hombres pueden acceder a todas. Pese a que en ningún papel constan las empresas que están detrás de este negocio en los talleres productivos, se sabe a través de las trabajadoras que, entre otras, están El Corte Inglés y Zara Home. Además, quienes supervisan estos talleres son personas externas a la prisión, pertenecientes a las empresas para las que se trabaja. Por supuesto, son siempre hombres.

Por estos motivos se ha lanzado una campaña en contra de la explotación de las mujeres en la cárcel a través de la colaboración de estas empresas con instituciones penitenciarias, que se lucran de las condiciones de vulnerabilidad que conlleva el encierro y de la opacidad que rodea el sistema carcelario.

No colabores con la explotación de las mujeres presas.

¡COMPARTIR y DIFUNDIR!

delete

Pensamientos De Otro Preso En Lucha Sobre La Explotación Laboral Que Sufren Las Personas Presas

Otro de los compañeros presos en lucha, Peque, nos ofrece unos pensamientos sobre la sobreexplotación laboral de las personas presas en condiciones que, lejos de servir para “reinsertarse” o “rehabilitarse” convierten el “trabajo penitenciario” en un camino de degradación

Con respecto al trabajo en los centros penitenciarios, es una fuente de beneficios bastante abundante que favorece ante todo a la institución y a ciertas empresas. Éstas pagan una cantidad que nada tiene que ver con lo que recibe cada persona, ya que trabajan 8, 9 y 10 horas y tan sólo les aseguran 4. Trabajan para la institución bajo la vigilancia y el trato vejatorio y discriminatorio en muchos casos por parte del personal, teniéndose que morder la lengua una y otra vez, por no perjudicarse o empeorar su situación. Trabajan como cualquier persona del exterior, pero las condiciones y salarios son mucho peores, tercermundistas, por decir algo. Por si fuera poco, les descuentan por usar la máquinas (desgaste) y por la luz eléctrica. Protestar está fuera de lugar y, si lo hacen, les retiran del puesto y ponen a un extranjero, mano de obra barata y condicionada. Los mecanismos institucionales aplacan al trabajador. Sólo se respeta la calidad del trabajo y la eficacia, para lograr un objetivo, sin tener en cuenta al trabajador y sus derechos.

Por otro lado, a los presos FIES no se nos permite realizar ningún trabajo ni salir del módulo pues alegan la extrema peligrosidad, cuando en esos trabajos también los desempeñan violadores, asesinos de mujeres, parricidas… y siempre con muchos galones encima.  Y si eres un preso común te hacen realizar trabajos forzados y si aguantas sin rechistar sus embestidas, te meten en un precario trabajo de 9 o 10 horas para al final del mes tener 150 euros, pues la gran mayoría son extranjeros sin recursos o gente analfabeta que por temor a no tener nada pagan diariamente las frustraciones de funcionarios que muchos de ellos no podrían estar en las fuerzas de seguridad del estado por psicópatas. Y  sólo firmas el papel del contrato donde no se especifican las horas ni si pagan por ellas o por producción. Otra cosa habitual al no ser una contrata directa con la empresa es que, cínicamente, tus carceleros se convierten en tiranos y encargados de la producción. Con la producción que sale de más se les paga a los internos que llevan economatos, limpieza de baños, etc. Eso donde se les paga, una mísera paga de 200 euros, pues tienen el trabajo asegurado y la gran mayoría de veces utilizan a esos internos como una especie de porteros de discoteca o cabos de vara.

En prisiones en que he estado he visto a presos quedarse sin piernas, sin dedos, ciegos… por la precaria preparación y medios que existen en lo que ellos llaman “talleres”, donde se permite tener máquinas fuera de curso legal que no cumplen las normativas de la comunidad europea, queriéndolos sobornar, en casos conocidos y denunciados,con darles un tercer grado y ofrecimiento de dinero por su silencio. Los que tendrían que velar por nuestra integridad a menudo son también los encargados de meter las drogas y teléfonos, vendiéndolos bien caros, para no pasar apuros a final de mes. Ese es su Estado de bienestar, no el nuestro.

Pero, sobre todo,hay que resaltar la explotación obrera, con sus contratos de media jornada, cuando muchas semanas tiene que ir sábados, domingos y festivos a trabajar, sumando en vez de las 40 horas semanales unas 80 horas, por un máximo de 300 euros mensuales. En algunas prisiones les obligan a hacer una silla de montar diaria, algo imposible. El personal no cobra ni lo máximo ni lo mínimo interprofesional, pues, si paras ni a tomar un café o fumar un cigarro o simplemente ir al baño, casi te insultan llamándote gandul y amenazándote con llevarte a módulos conflictivos o negarte los permisos, algo muy persuasivo para la gran mayoría de presos.

Salarios que parecen del tercer o cuarto mundo, pues la media puede estar entre 150 y 250 euros en los trabajos más complicados, para los que se exige formación oficial o una cierta cualificación, y de 150 a la baja los trabajos sencillos que no requieren cualificación. Lo cual supone claramente un abuso de Instituciones Penitenciarias. La Unión Europea manda anualmente subvenciones para realizar cursillos. ¿Qué se hace, verdaderamente, con ese dinero? Muy fácil, si para un cursillo, por ejemplo, de pintura mandan 50.000 euros, se gastan 10.000 euros en pintura; cogen a quince internos muy implicados en Instituciones Penitenciarias y, sin pagarles un duro, les pintan toda la cárcel. A su vez, el Ministerio del Interior vuelve a mandar otros 50.000 euros para reparaciones de pintura. Gracias a todo esto, se han embolsado 90.000 euros, prácticamente sin mover un dedo, metiendo a esos internos en la bolsa de trabajo y, si cae la breva.

¿Qué quiere decir todo esto? Que a la mitad de los presos trabajadores los tiene metidos en en un taller a uno o dos euros la hora, o bien arreglándoles la cárcel en cursillos sin pago, mientras a la otra mitad les tienen barriendo, limpiando baños, etc., para que, con el tiempo y su buen hacer, lleguen a ser esclavos.

José Ángel Martins Mendoza

Algo más sobre este tema en Tokata

delete

Reflexiones De Un Preso En Lucha Sobre La Explotación Laboral En Las Cárceles Del Estado Español

Un compañero preso en lucha nos ha enviado las siguientes reflexiones sobre la explotación laboral en las cárceles del estado español.

12-XI-16

El negocio del que nadie habla, las cárceles

Compañerxs en lucha anticarcelaria, SALUD, ANARQUIA Y pronta  LIBERTAD, creo que es necesasio sacar la basura de las cárceles. A nadie importa (medios NAZIonales) lo que pasa aquí, solo a lxs compañerxs que con sentir anarquista, dan luz a todo lo que buenamente pueden.Lógicamente a los medios de manipulación de masas, no les interesan las cárceles de esto que llaman España, prefieren irse a EEUU, a Venezuela, Brasil , etc., lo cual está muy bien, muy bonito, ¿Pero de las cárceles españolas por qué no hablais? Se me olvidaba que los medios de manipulación son propiedad del gobierno, de izquierda, derecha, centro y sus putas calaveras. Aquí existe un negocio que es necesario destapar para que la sociedad adormilada que lo sustenta, sepa donde van sus impuestos.

Desde el peculio que nos ingresan familiares y compañerxs, hasta los cursos subvencionados por la comunidad europea, de albañilería, pintura, mantenimiento, etc., que están remunerados para lxs presxs pero la subvención se lo embolsan las Instituciones Penitenciarias, y además utilizan dichos cursos para pintar la carcel por la cara, para hacer trabajos de albañilería por el belfo, y de mantenimiento de la misma forma. Luego nos llaman a nosotrxs ladronxs, cuando en los módulos de respeto no pagan ni destino de ofis (reparto de comida), ni trabajo de limpieza, ni nada de lo que en ellos se hace. Increíble la cara dura de la S.G.I.P. Pero esto no es todo: talleres “remunerados”, sin sueldo estipulado, sino por piezas que hagas, es decir, si te das de baja médica, no cobras nada. Las empresas que usan las cárceles son el Corte Inglés, que hace desde ropa hasta perchas, un poco de todo explotando a lxs presxs, para que la institución penitenciaria  y el Corte Inglés se llenen los bolsillos. Talleres-trabajos “remunerados” de fibra de vidrio, de PVC, de metalurgia, de papelería, carpetas…, todo con un contrato que no tiene ni validez ante la seguridad social. No tienen equipamientos homologados ni previa preparación para ejercer trabajos con fibra de vidrio, con metales, con pintura, con productos tóxicos, esto es una vergüenza. Claro que la culpa la tiene desde el preso que consiente a la empresa que se embolsa la pasta y la institución penitenciaria, que alardea de reinserción socio-laboral… ¿A quién pretendéis engañar? Aun quedamos aquí, por suerte, personas que no os vamos  a permitir continuar con este declive, que a vosotrxs no os afecta, si no que os engrosa el bolsillo, pero que nos tendréis que coser la boca y atarnos las manos si no queréis que sigamos dando luz a vuestro constante abuso. Los destinos de limpieza que tenéis el belfo de pagar con “puntos”. ¿Puntos para qué? Para un vis-a-vis más al trimestre. ¡Qué falta de humanidad tenéis! Los talleres de cableado de la Opel, de lavadoras, etc. que tenéis la suerte de que lxs presxs no mandan las “nóminas” a la calle, para que sean investigadas, por ignorancia y por miedo  me atrevo a decir. Por supuesto, estáis cubiertos por el gobierno y la seguridad social se lava las manos. A lxs presxs que chantajeáis en los módulos de respeto, con que si no trabajan, no están ahí, sino en uno “conflictivo”, jugando con sus miedos, con sus sentimientos, o con la necesidad económica de lxs que tragan y tragan para intentar ayudar a sus familias con un sueldo inferior a 200 euros mensuales. Yo he visto nóminas de 7 euros por baja medica, ¿No se os cae la cara de vergüenza? Porque no la tenéi,s claro. El dinero que ingresan familiares y amigxs-compañerxs, no lo vemos, nos dais productos de baja calidad, vendiendo el aceite de oliva, la sal, el ketchup, la mostaza en envases de 10 ml o 10 mg, 10 ml de aceite de oliva a 19 centimos, son 19 euros el litro. Otro tanto con los demás productos, esto es poco, me quedo corto por falta de tiempo porque estoy de tránsito, pero habrá otra entrega de vuestra falta de humanidad y del esclavismo que hacéis. Quedan muchos temas, cocinas, lavanderias… en fin. seguiremos sacando la basura que no tienen cojones a sacar los medios de comunicación NAZIonales.

¡Rabia, constancia, lucha y anarquía, compañerxs!

(más…)

delete

Huelga General En Las Prisiones De EE.UU. Contra El Trabajo Esclavo

Entre abril y mayo de 2016 presos en huelga se cruzaron de brazos en sus talleres correccionales, alterando el funcionamiento de siete cárceles en el estado de Texas (USA). El 2 de mayo se anunció que la huelga había conseguido sus objetivos a corto plazo, a pesar del silencio de los medios y las represalias iniciales: la administración penitenciaria ha pasado a tomar en cuenta quejas que hasta ahora había ignorado sistemáticamente. Así, hay un buen precedente para los presos del resto del país y, por tanto, para la huelga general en prisiones yanquis convocada para el 9 de septiembre de este año.

Estas huelgas están siendo organizadas por asociaciones y  sindicatos de presos. Sí, en Estados Unidos hay sindicatos de presos: a partir de movimientos contra la explotación laboral en prisión, como el Free Alabama Movement, se ha pasado a una coordinadora que se presenta expresamente como sindicato, el Comité para la Organización de los Trabajadores Encarcelados (IWOC) de Trabajadores Industriales del Mundo (IWW). La puesta en marcha de un sindicato de este tipo ha sido prohibida por el Tribunal Supremo del país -desde 1977, ante los conatos de organización desde el movimiento Pantera Negra-, y es en los últimos diez años cuando se ha comenzado a intentar esquivar tal prohibición.

La idea de un sindicato de personas presas puede producir extrañeza, y no sólo en quienes desde la ideología de la venganza no reconocen ningún derecho para los presos, laboral o no; aunque en Estados Unidos -y en España– presas y presos trabajen, y trabajen produciendo mercancías y servicios, hay cosas en su condición cuya denuncia puede parecer más urgente que la defensa de sus derechos laborales, y una organización sindical puede dejar fuera a la persona presa que no esté dispuesta a trabajar para sus verdugos. (más…)

delete

La Prisión de Córdoba Readmite A Un Preso Que Fue Despedido

La Delegación de Córdoba de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha acompañado en los últimos años a presos, que trabajando en prisión, se les ha cesado de forma irregular. Al menos a seis presos cordobeses se les han estimado sus demandas en los Juzgados de lo Social, al no haber sido despedidos en legal forma. La última sentencia, que ha sido ejecutada provisionalmente, está pendiente de recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Sevilla.

Según el último dato oficial (anuario 2014 del Ministerio del Interior), el Centro de Córdoba es el más poblado de Andalucía con 1.537 presos. Al día de hoy estas cifras se mantienen estables.  Los presos trabajadores lo hacen tanto prestando los servicios y necesidades de la propia prisión como a empresas externas. En Córdoba entre 250 y 300 presos trabajan en prisión. 100 presos lo hacen en actividades auxiliares como limpieza, lavandería, jardinería, reparto o comedor. Otras actividades que congregan un número similar de presos trabajadores son cocina, panadería, economatos y mantenimiento. Se dispone de talleres como confección industrial. El trabajo de los presos hace que ahorre la Administración. Así ésta afirmó en 2013 que en “La encomienda de alimentación se invierte 3,50 euros por interno/día en las prisiones dependientes del Ministerio del Interior, mientras que en la Comunidad de Cataluña asciende a 11 euros interno/día y la media de un catering se sitúa en 8 euros interno/día”. (más…)

delete

[Audio] La Realidad Oculta Del Trabajo Esclavo En Prisión

Las personas presas no se ven privadas tan solo de su libertad, sino también de derechos laborales básicos y de una cobertura sindical adecuada. Son los más explotados dentro de los trabajadores, acercándose en lo que se refiere en algunas de sus condiciones a países empobrecidos.A pesar de la legislación, en la actualidad el salario de los más de 12.000 trabajadores que existen dentro de prisión en España (el 40% de los que pueden trabajar) rara vez supera el 30% del SMI, llegando a cobrar menos de 1euro/hora. Además, se da la circunstancia con frecuencia de que una misma actividad, en algunos casos es retribuida y en otros no, algo para la asociación a todas luces “inadmisible”. La realización de horas extraordinarias no remuneradas, falta de descanso y vacaciones y la discriminación laboral ejercida contra las mujeres por parte de la administración, son otras cuestiones preocupantes.

La exposición de tal situación corre a cargo de Valentín Aguilar (abogado) y Fco. Javier Hervás (ex-preso y trabajador dentro de prisión).

Más información sobre la explotación en prisión

delete

Contra La Explotación Laboral A Presos, Equiparación De Derechos Laborales De Las Personas Presas

La Delegación de Córdoba de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha venido acompañando en los últimos años a un sector de trabajadores peculiar: los privados de libertad. Ese acompañamiento se ha hecho imprescindible, ya que no se ven privados tan solo de su libertad, sino también de derechos laborales básicos y de una cobertura sindical adecuada. Son los más explotados dentro de los trabajadores, acercándose en lo que se refiere en algunas de sus condiciones -como la percepción del salario o falta de vacaciones- a países empobrecidos. Esta circunstancia debería ser sorprendente, teniendo en cuenta que la Constitución española establece contundentemente que el trabajo remunerado en prisión es un derecho de las personas presas y que además el empleador es una entidad pública dependiente del Ministerio del Interior. (más…)

delete

Lucha En Las Cárceles Alemanas Contra La Explotación

El trabajo que realizan en las cárceles alemanas miles de presos se paga entre 9 y 15 euros al día. Obligados a trabajar en muchos casos, esas condiciones no tienen nada que envidiar a la explotación laboral de los talleres de Bangladés o Paquistán, según dicen desde el Sindicato de Prisioneros-Organización Nacional (GG/BO), una novedosa iniciativa sindical surgida hace apenas año y medio en Berlín en favor de los derechos laborales de los presidiarios. Actualmente suma 800 afiliados en 70 cárceles de Alemania y Austria. (más…)

delete

Explotación Laboral A Los Presos. Guía Práctica

[A la guía y audios se pueden acceder y/o descargar al final del texto]

El título propuesto a esta entrada puede sonar cuanto menos polémico. Eso se pretendía. Pero cuando se escucha la noticia de que algún empresario ha sido detenido por tener trabajadores a tiempo completo, cotizando por ellos escasas horas y pagándoles 200 o 300 euros, nadie duda de la existencia de una explotación laboral. No obstante, si hablamos de privados de libertad, nos puede remover y generar dudas, pero sí, ante idénticas situaciones, mismos calificativos.

Debe partirse de que en la Constitución se instauró el derecho fundamental al trabajo y a la Seguridad Social de las personas privadas de libertad y, por tanto como tal retribuido, por lo que deben decaer posibles debates ideológicos sobre si deben retribuirse o no y por qué.

Si a la situación anteriormente descrita se adiciona que el acceso y salida del puesto de trabajo se hace sin seguir procedimiento o baremo alguno y de forma inmotivada, nadie puede dudar de la innegable diferencia con la forma de funcionar del resto de administraciones. Si esto lo hiciera cualquiera otra administración, los recursos contenciosos de sindicatos serían masivos y sin duda estimados. (más…)

delete

Denuncia Pública Por El Mal Funcionamiento Del Demandadero, Como Servicio En La Cárcel De Zaballa

Queremos dejar constancia de la siguiente denuncia con respecto al mal funcionamiento o deficiente funcionamiento del servicio de demandadero.

Los productos demandados no se corresponden con los solicitados por los internos, o su calidad es inferior.

También se da el caso de productos que unas veces llegan y otras no porque no procede y no porque no haya existencias.

También resaltar la imposibilidad de devolución, ya que la gestión para tarda mucho y se pasan los plazos para ello.

Pero pese a todo ello la compañía que gestiona el demandadero, “El corte inglés”, no tiene ningún inconveniente en retirar el dinero de antemano, retirando del peculio un dinero muy superior a lo demandado y que, después tarda un tiempo en devolver. (más…)

delete

El Negocio Oculto De Las Cárceles Españolas

El mundo de las cárceles en España es un tema tabú, del que muy poca gente, salvo los que tienen familiares dentro, conoce su verdadera realidad. Como ocurre en nuestro mundo, del sufrimiento de los demás siempre hay alguien que obtiene provecho económico. Eso ocurre también intramuros. Los presos se han convertido en los nuevos esclavos del siglo XXI porque el Estado de Derecho se suele estrellar con los muros de las prisiones, como dice en una entrevista en este mismo número la abogada Charo González.

El negocio de las cárceles ha sido denunciado en numerosos foros de Internet, en publicaciones radicales o de apoyo a presos y en blogs de escasa repercusión. Los medios de masas casi nunca recogen noticias que pongan en duda a la institución penitenciaria. Sin embargo, lentamente, gracias sobre todo al testimonio de presos y organizaciones humanitarias o de apoyo a los reclusos, va emergiendo la información a la superficie.

El Organismo Autónomo de Trabajo y Prestaciones Penitenciarias (OATPP), dependiente de Instituciones Penitenciarias, funciona como una empresa de trabajo temporal (ETT) y tiene a más de 12.000 presos trabajando en unos 200 talleres. A ellos hay que sumar los que están bajo el control del CIRE (Centro para la Iniciativa de la Reinserción) de la Generalitat catalana, que va por libre. Los internos están cobrando sueldos ínfimos, no tienen derechos laborales y están generando una producción por valor de millones de euros con grandes beneficios para las empresas que los utilizan y que además tienen la ventaja de que se ahorran el pago de luz, agua, teléfono e incluso parte de las cuotas de la Seguridad Social, que corren a cuenta de la Administración; y todo ello gracias a los convenios con la OATPP.

(más…)

delete

[Audio] Trabajo En Prisión, Trabajo Esclavo En El siglo XXI

Conferencia sobre cómo está regulado el trabajo en prisión intentando responder a preguntas como estas: ¿Se aplica el estatuto de los trabajadores? ¿Quién se beneficia del trabajo de las personas presas? ¿Cuál es la realidad de los abusos sufridos por personas presas trabajadoras? ¿Sufren consecuencias por exigir sus derechos? ¿Interviene la inspección de trabajo? ¿Qué papel juega los sindicatos?

Valentín Aguilar, abogado experto en Derecho Laboral y coordinador andaluz del área de cárceles de la APDHA.

Más información:

Trabajo_en_prision

Explotación Laboral En Prisión

delete

El Departamento De Justicia De La Generalitat Catalana Ha Tenido Que Reconocer Que El CIRE Estaba Robando A Los Presos En Los Precios De Los Economatos Carcelarios

El Departamento de Justicia de la Generalitat catalana ha decidido rebajar los precios de los productos de los economatos de sus cárceles siguiendo la recomendación que le ha hecho el Síndic de Greuges después de una investigación abierta a raíz de la queja de 27 internos que consideraban excesivos los precios de los productos básicos. La aceptación ha sido acompañada de las primeras medidas por parte del Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) y desde enero han retirado 98 productos y han rebajado el precio a otros 97. Entre estos, la leche (un litro de leche semidesnatada ha pasado de 1,56 a 1 euro), el café soluble (se ha rebajado de 1,30 a 1,19 euros) o la crema dental (costaba 2 euros y ahora vale 1,89).

El CIRE también se ha comprometido a seguir trabajando en la línea recomendada por el Síndic y, desde un observatorio de productos y precios creado con este objetivo, está elaborando un estudio comparativo a partir de las datos del defensor del pueblo catalán. Éste ha recordado que “según la normativa, los productos ofrecidos a los economatos de los centros penitenciarios en ningún caso pueden ser superiores a los de los comercios externos situados en el entorno de los centros” y se ha mostrado satisfecho “con la buena disposición de Justicia para garantizar los derechos de los internos a disponer de productos básicos a precios razonables”.

Antes de la rebaja, según el estudio comparado de precios elaborado por el Síndic, las tiendas de los centros penitenciarios gestionadas por el CIRE (Quatre Camins, Jóvenes de Quatre Camins, Brians 1, Brians 2, Lledoners y Mujeres de Barcelona) ofrecían productos un 35 % más caros que los comercios externos de referencia. El Síndic, ha recordado a la administración carcelera que “no puede dejar en manos de la empresa adjudicataria la fijación de precios” y que “es responsabilidad del CIRE controlar que los precios de los productos que se venden en las tiendas no sean superiores a los precios de los mismos productos en el exterior”.

Fuente

delete

EE UU: La Cárcel Como Un Gran Negocio

Dirigentes políticos y jueces estadounidenses tienen algo en claro: que la mano dura y la tolerancia cero son mucho más rentables que la prevención del delito. Gracias a eso, las empresas que operan las cárceles privadas del país del norte ganan cada año miles de millones de dólares por un negocio tan jugoso como perverso y en el que las principales víctimas son los inmigrantes pobres. La gran mayoría de ellos llega a los centros de detención privados por las duras leyes vigentes y por la complicidad que el Estado y el aparato judicial mantienen con las compañías del rubro. Su estadía en estas prisiones incluye abusos, vejaciones y condiciones de vida inhumanas.

El negocio comenzó en los años 80, bajo la presidencia del conservador Ronald Reagan. En 1983, Jack Massey creó la primera empresa de cárceles en Estados Unidos: Corrections Company of America (CCA). Al año siguiente surgiría Wackenhut Corrections Corporation, que más tarde sería comprada por el Geo Group, actualmente la segunda compañía más grande del negocio carcelario, por detrás de CCA.

Ambas empresas, que controlan el 80% de las prisiones privadas, fueron creciendo a la misma velocidad que aumentó la población carcelaria. (más…)

delete

Explotación Laboral En Prisión

12.000 presos trabajan en las prisiones de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias (el estado español, excepto Cataluña) según los últimos datos oficiales publicados[1] por el Organismo Autónomo de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, lo que supone alrededor del 40% de la población penitenciaria que puede trabajar.

Entre los años 2006 al 2011 el número de presos trabajadores subió de los 11.000 a los 12.442, respecto a un total de 57.000 personas. En el año 1997 eran 3.800 los presos trabajadores, época en la que la población reclusa apenas alcanzaba los 36.500 presos.

Estos presos trabajan en alguno de los 191 talleres productivos ubicados en 53 centros penitenciarios, dedicados a la carpintería metálica, la confección industrial o al cultivo en invernadero; o están ocupados en alguno de los servicios penitenciarios: cocinas y panaderías, mantenimiento, jardinería, lavandería… propios de cualquier prisión. (más…)

delete

Trabajo Esclavo En Las Prisiones Del Estado Español En El Siglo XXI

12.000 presos trabajan en las prisiones de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias (el estado español, excepto Cataluña) según los últimos datos oficiales publicados [1] por el Organismo Autónomo de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, lo que supone alrededor del 40% de la población penitenciaria que puede trabajar.

Entre los años 2006 al 2011 el número de presos trabajadores subió de los 11.000 a los 12.442, respecto a un total de 57.000 personas. En el año 1997 eran 3.800 los presos trabajadores, época en la que la población reclusa apenas alcanzaba los 36.500 presos.

Estos presos trabajan en alguno de los 191 talleres productivos ubicados en 53 centros penitenciarios, dedicados a la carpintería metálica, la confección industrial o al cultivo en invernadero; o están ocupados en alguno de los servicios penitenciarios: cocinas y panaderías, mantenimiento, jardinería, lavandería… propios de cualquier prisión. (más…)

delete

Trabajo En Prisión: ¿Un Polígono O Una Cárcel?

Es la cárcel de Ocaña, donde la mayoría de sus más 500 internos se ocupan de montar el aire acondicionado de «los AVE» europeos, fabricar las rejas de las nuevas cárceles o preparar el kit de aseo de los presos. Los internos de Ocaña I son solo una pequeña muestra de la población reclusa empleada en las diferentes prisiones. Uno de cada cuatro presos tiene trabajo, porcentaje que se eleva hasta el 40 por ciento, más de 12.000, si solo se tiene en cuenta la población hábil para trabajar, cerca de 28.900 presos. (más…)