delete

Torturas En La Cárcel De Estremera (Madrid VII)

Félix Medina Torres, fue trasladado el 22 de agosto desde la cárcel de Soto del Real (Madrid V) a la de Estremera (Madrid VII), para una entrevista con el equipo central de observación penitenciaria. al llegar, fue aislado completamente solo en un departamento que al parecer había sido vaciado al efecto. Y allí quedó, en completa soledad, sin lectura, sin radio, sin apenas ropa, pues no le entregaron nada de las escasas pertenencias personales que traía. Creando llevaba cuatro días en tales inhumanas condiciones, humillado, indignado y presa de angustia, decidió autolesionarse tragándose los cristales rotos de un foco de luz que había en la celda, “para protestar por un trato que, desde mi punto de vista, cuestionaba a todas luces mi dignidad como persona”, como dice en la denuncia que ha presentado a través de su abogada. Acudieron entonces los carceleros en gran número para cachearle, esposarle, registrar la celda donde se encontraba y encerrarle en otra mientras esperaba la llegada de los guardias civiles que debían trasladarle al hospital. Entonces, sucedió lo que él mismo relata en su denuncia:

Pero antes de ser llevado a urgencias, estando todavía esposado con las manos detrás, entraron en la celda más de 15 personas para reprocharme la ingesta de cristales. Sin entender la agresividad y violencia de la actitud de los guardias, alegué en mi defensa que no le había causado ningún daño a nadie y que no había atentado más que contra mi propia persona. Al son de afirmaciones como ‘esto no es el Soto, esto es Estremera’ empecé a recibir golpes y sacudidas por todo el cuerpo. Seguía esposado y mi capacidad de defensa era nula, por lo que recibí los golpes que me propinaron sin poder oponer resistencia. Poco después, me llevaron a la garita de los funcionarios –donde no hay cámaras de seguridad– para seguir agrediéndome física y psicológicamente. Recibí empujones, patadas y golpes sin poder defenderme. Emplearon los equipos de contención para agredirme sin motivo ni justificación, pues en ningún momento me había mostrado nervioso o alterado. No era necesario reducirme por ningún motivo, mi conciencia no estaba alterada por la ingesta de ningún tipo de sustancia y mi lucidez se encontraba totalmente intacta. Me torturaron sin causas ni motivos, recreándose perversamente en las partes que ya tenía doloridas a consecuencia de los golpes previos. Me amenazaron con restregar mi cara por el suelo si vomitaba, pues sentía un gran malestar y me encontraba muy mareado a consecuencia de las múltiples agresiones. Recibí un trato del todo inhumano, indigno, vejatorio y degradante que, sin ninguna duda, estuvo fuera de lugar. En varias ocasiones intervino uno de los Guardias Civiles que allí se encontraban para trasladarme al hospital con ánimo de que los funcionarios cesaran en su conducta. Finalmente, 5 horas después de que se produjera la ingesta de cristales, fui trasladado a urgencias.

Una vez en el hospital, los profesionales de la salud que me atendieron emitieron un informe clínico, según el cual, en términos del propio informe, me encontraba “tranquilo”, “colaborador” y “coherente”. Expliqué lo sucedido al personal médico refiriendo dolores en múltiples ocasiones. Recibí el alta a las 22h de la noche, recomendándoseme ser vigilado de forma activa para poder acudir de nuevo a urgencias si presentaba signos de alarma.

Llegando de nuevo al centro penitenciario sobre las 23’30h de la noche, me dirigieron otra vez y directamente a la garita sin cámaras de los funcionarios para volver a ser apaleado por el personal de seguridad y el Jefe de Servicios. No sé cuánto tiempo pasó mientras me tuvieron allí, pero volví a recibir golpes en todo el cuerpo sin poder oponer resistencia. Incrementaron la intensidad de las agresiones, devolviéndome finalmente a mi celda.

A los dos y tres días de producirse los hechos narrados, esto es, en dos ocasiones distintas, la Subdirectora de Seguridad del centro –quien responde al nombre de Andrea– se personó en mi celda para averiguar qué había ocurrido. Reiterándome que mentía y que sus funcionarios jamás me pegarían, afirmó a su vez que ella misma me hubiera arrastrado por los pelos hasta el módulo de ingresos tras la ingesta de cristales de haber estado presente en ese momento.

Pese a habérseme recomendado vigilancia activa para poder acudir de nuevo a urgencias si fuera necesario tras la ingesta de los cristales, no he conseguido ver al médico del centro aun habiéndolo solicitado. Los malos tratos recibidos, junto con el abandono y dejadez por parte de los equipos técnicos del centro, no contribuyen más que a negarme mi dignidad como persona.

La presente denuncia no se ha podido cursar hasta el momento presente por miedo a las represalias y por desconfianza hacia la propia administración del Centro Penitenciario Madrid VII, habiendo tenido que aguardar la visita de una persona del exterior para poder cursarla a través de ésta.

Pensamos que no es conveniente dejar abandonado al compañero en manos de sus torturadores que podrían tomar represalias por su denuncia. Sugerimos a toda persona sensible y solidaria que llegue a leer esto, en primer lugar, escribir a Félix para ayudarle a aliviar la situación de aislamiento y privación de las condiciones materiales de su dignidad como persona y, en segundo lugar, manifestar a las autoridades carceleras, supuestas responsables de su seguridad, salud y bienestar, que estamos prestando atención a lo que pueda pasarle al compañero y que exigimos se respete su dignidad.

Para escribir al compañero:

Félix Medina Torres

Centro Penitenciario Madrid VII

Ctra. M-241, km 5.750 2

8595 Estremera (Madrid)

Para dirigirse por correo la cárcel de Estremera vale la misma dirección cambiando el nombre por “Director del centro” o algo similar. estos son los teléfonos de la cárcel: 91 875 00 00 y 91 335 60 99, y este el número de fax: 91 875 00 31.

Aquí el directorio de las autoridades carceleras para exigirles también el respeto por la dignidad y la vida de Félix.

Y aquí un modelo de texto para fax.

delete

El 21 De Septiembre, En Valencia, Jornada Sobre Torturas, Malos Tratos Y Muertes Bajo Custodia

en

delete

Miguel Codón Belmonte, Sometido Todavía Al Régimen Especial De Castigo A Pesar De Su Precario Estado De Salud Mental

En abril y mayo pasados, nos hacíamos eco de la desesperada situación del compañero Alfonso Miguel Codón Belmonte, que se encuentra sometido al régimen especial de castigo regulado en el capítulo IV del título III del reglamento penitenciario, especialmente en los artículos 91.3 y 93, donde se asigna una “modalidad de vida en departamentos especiales” a las personas presas tildadas arbitrariamente de “extremadamente peligrosas”, a las que se mantiene encerradas 21 horas al día en la celda –que se suelen ver arbitrariamente reducidas; a hora y media en el caso de Miguel– privadas de cualquier actividad social, cultural, educativa o terapeútica, aunque el reglamento, hipócritamente, diga lo contrario, y de cualquier relación con sus compañeros, de manera que no ven en todo el día más que a los carceleros, que les abruman con protocolos de control exhaustivo, actitudes hostiles, coacciones y tratos degradantes. Es evidente que Miguel, por su condición psíquica inestable, sumamente agravada por el propio aislamiento, por los ataques epilépticos que sufre y los impulsos suicidas que ha demostrado autolesionándose varias veces –algunas de ellas, por ejemplo, con cortes en el cuello– no puede ser mantenido en esa situación de tensión permanente y de privación sensorial y relacional. Pero lo tienen encerrado en unas condiciones aún peores que las que sufriría en un departamento de aislamiento, aunque en enfermería, en una celda acristalada donde no tiene la menor intimidad y, por lo demás, igualmente aislado de sus semejantes, sin actividad social, cultural, educativa o terapeútica alguna ni relación humana de ninguna clase. Las cartas son para él en esa situación una ayuda muy considerable, él mismo nos lo cuenta todo en las  que van a continuación. Sin embargo, el compañero ha sido trasladado –¡Otra vez!– para un juicio a una prisión madrileña y todavía no sabemos cuál es su destino actual. Os mantendremos al corriente.

Cárcel de Teixeiro, 25 de junio de 2017

Compas del TKT, mi mayor deseo es que a la llegada de este escrito estéis bien. Yo m encuentro ahora en Teixeiro, por si queréis escribir. Mando esta carta para hacer un comunicado y me lo publiquéis en la revista.

Compañeros del interior y del exterior, soy Miguel. Bueno, me cambiaron hace exactamente dos semanas y un día de A Lama a Teixeiro. No me comentaron ninguna junta o adelantamiento de ella, simplemente, a las 7:00 de la mañana me levantaron de la cama; no me dejaron ni recoger mis pertenencias y me subieron al furgón…

Una vez en Teixeiro, los protocolos habituales y directo para enfermería, ya que tengo episodios epilépticos. Me meten en una celda acristalada, donde no tengo intimidad, incomunicado; y como soy un primer grado, cuando llega la comida a las 13:00 del mediodía, comen todos y  a mí no me dan de comer hasta el reparto de la medicación, a las 14:00 horas, que me abren la trampilla de la puerta. Me dan la comida, el desayuno, la cena… frías, todo una hora después.

Entre A Lama y Teixeiro, llevo siete meses y algo en enfermería, saliendo solo al patio.

Hasta ahora estoy haciendo dos ayunos reivindicativos mensuales. A partir de julio, voy a hacer tres ayunos con sus doce puntos reivindicativos, días 1, 15, 30 o 31, en cada uno cuatro puntos, informados ya el departamento de seguridad y el subdirector médico. El tercer ayuno lo hago por una amiga de Vitoria, ya que hará algunos meses falleció su marido estando preso. Es una gran luchadora.

Y por esta voy acabando. Cuidaros todxs mucho. MUCHA SALUD Y FUERZA.

Miguel

28 de junio del 2017

He recibido hoy vuestra carta y me ha alegrado recibir vuestro escrito. El traslado de A Lama a Teixeiro fue repentino a las 7 de la mañana, se metieron en mi chabola, me levantaron de la cama y no me dejaron ni recoger mis pertenencias. Agradezco que difundáis mi traslado para que la gente sepa dónde estoy, me estaban dando apoyo y ánimos desde Francia (París), Granada, Hospitalet de Llobregat… y desde que estoy en Teixeiro apenas he  recibido seis cartas en dos semanas y media que llevo aquí…

Lo de la huelga de hambre era debido a que me quitaron todas mis pertenencias por cortarme el cuello. He estado exactamente once días en huelga de hambre hasta que me lo han devuelto todo. Pero a partir del mes de julio voy a hacer 3 ayunos reivindicativos al mes: 1, 15, 30 o 31. Eso lo podéis publicar también en el próximo comunicado. Lo de los “episodios epilépticos” sigue igual, me tienen en enfermería en una celda acristalada.

Ya me he enterado que afuera se está empezando a mover la gente, si no me confundo me han dicho diez comunidades diferentes.

Estaré esperando el boletín, y si hago cualquier queja o recurso no dudéis os lo comunico. Un fuerte abrazo

Miguel

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 11-VII-2017]

delete

Tokata Y Fuga 1-VII-2017. Te Torturan Y Encima Te Condenan Por “Atentado”

Hablamos con Pastora de un caso reciente de torturas en la cárcel de Teixeiro , y de otros dos parecidos en las cárceles de A Lama y Bonxe con las correspondientes contradenuncias, así como de una muerte reciente en la cárcel de Monterroso y de la manera de afrontar estas cosas. Conxi nos comenta la última salida de José Antúnez a la calle y las perspectivas de que salga más veces. Tambien nos cuenta Pastora sobre la situación del preso anarquista Fernando Bárcenas en el reclusorio norte de ciudad de México.

delete

La Dispersión Como Forma De Pacificación Y Hasta Dónde Llega La Tortura: Sobre Lo Sucedido Recientemente En La Cárcel De La Moraleja

Varios de los compañeros presos que están participando en la propuesta de lucha colectiva por la dignidad de las personas presas que lleva en marcha aproximadamente un año habían sido concentrados, no sabemos con qué criterio, en la cárcel de la Moraleja, en Palencia, aunque en departamentos diferentes. Allí les mantenían aislados en lo posible, de manera que uno de ellos denunciaba a finales de mayo el largo aislamiento ilegal (según sus propias leyes) al que sometían en ese talego a los presos de primer grado en régimen FIES, separados en dos plantas que salían al patio en diferentes turnos, unos a las 9:00 y otros a las 15:00, en días alternos. Teniendo cuatro horas de patio, un día salían de 15:00 a 19:00 y al siguiente de 9:00 a 13:00,  “es decir, un día tenemos 26 horas de chape ILEGAL y al siguiente 14 horas.” El compañero proponía:  “1) reivindicar que bajen las 2 plantas juntas o 2) reivindicar mis 21 horas  de chape, así que si hay personas dispuestas a que se articule algo, peña que esté en módulo FIES en esta situación, yo hago un comunicado y que se una la peña que esté así y no tenga tanto miedo.” Los presos de primer grado, no incluidos en FIES etaban en otro módulo. Y aún así, aunque los carceleros impedían que los compañeros participantes en la propuesta pudieran convivir y comunicarse entre sí, no pudieron aislarles absolutamente del resto de compañeros presos ni que la semilla de la lucha empezara a extenderse entre ellos. Entonces vino la dispersión, desencadenada cuando la abogada de José Adrián Poblete intentó entrevistarse con otros compañeros y la dirección del centro de exterminio de Dueñas se negó a respetar su derecho a la defensa, impidiéndoles comunicar con ella, y tuvo que empezar un forcejeo legal por obligar a los carceleros a reconocer un derecho tan elemental. La única manera de evitarlo que tuvo la dirección carcelera de Dueñas, agobiada, al parecer por una acumulación de problemas, fue trasladar a todo el mundo. En una noticia del 12 de junio dábamos cuenta aquí de la situación. El 21 de junio, un grupo de apoyo de Madrid relataba su desenlace de la siguiente forma:

LA DISPERSIÓN COMO FORMA DE PACIFICACIÓN (¿QUÉ ESTÁ SUCEDIENDO EN LA MORALEJA?)

Nadie ha vuelto a hablar sobre el cese del director de la cárcel de Dueñas, menos aún sobre las actuaciones del médico designado en aislamiento, salvo lo que conocemos por los que tienen la mala suerte de caer sus manos. Lo que sí sabemos es que desde hace más de 20 días la prisión palentina de la Moraleja está aplicando la política de la dispersión.

Ya se informaba en comunicados anteriores que a raíz del recibo de instancias para poder asistir jurídicamente a los presos de aislamineto, varios fueron conducidos a otras prisiones, concretamente tres: Juan Pedro, Jorge y Sergio, y otros dos trasladados de galería: Manuel y Adrián, el cuál, ante este atropello se pone en huelga de hambre desde el pasado 27 de Mayo. No era suficiente este castigo pues la dirección decide el sábado 17 de Junio su traslado a la prisión madrileña de Valdemoro. En apoyo a la firme decisión de Adrián de mantener la huelga hasta las últimas consecuencias, 2 compañeros más iniciaron desde ayer lunes día 19, una huelga de hambre indefinida. Exigen además el cese del médico por abuso de poder y el del director por exceso de rigor en la aplicación del régimen penitenciario. Denuncian por último la inexistencia de actividades culturales y deportivas en los módulos FIES, exactamente en el 9 y en el 15. Estos compañeros son Emilio José Rodríguez Pérez y Toni Chavero Mejías.

Hoy se confirma que este último ha recibido notificación para ser trasladado a Puerto de Santa María. Las razones que justifican esta medida son las ya expuestas.

Es sorprendente cómo la dirección del centro resuelve los problemas que ella misma crea. Ahora que empiezan a conocerse las causas que generan una tensión insoportable entre los presos, que les obliga a tomar medidas extremas como la quema de colchones, las autolesiones para ser trasladados al hospital, las denuncias de lo que ocurre en este infierno…

Ahora que hasta los medios de comunicación burgueses se escandalizan por las pésimas condiciones laborales de los sicarios de prisiones.

Ahora que algún que otro politicucho progre pregunta en el congreso de los diputados ¿Qué sucede en la Moraleja?

Ahora el director mata dos pájaros de un tiro. Con la dispersión logra quitarse de en medio a los presos más conscientes y combativos, los tildados de “peligrosos” por los carceleros que agradecerán con su silencio cómplice el gesto de su jefe. A la postre de lo que se trata es de tener la tranquilidad necesaria para desempeñar sin estorbos su función represora.

La paz ha vuelto al redil. Francisco Javier Díez Colado se frota las manos.

El compañero Toni Chavero, enviaba, poco antes de ser trasladado, el siguiente comunicado, donde se refiere a todo el asunto desde su perspectiva, totalmente aislado del resto de compañeros como se encontraba:

HASTA DÓNDE ALCANZA LA TORTURA

Salud, compañerxs presxs en lucha en 1º, 2º, 3º y 4º grado, la rue. Sin los grupos fuera no somos más que números. Agradecido.

Cada día vemos aquí en Palencia cómo degeneran las presiones contra lxs presxs. No es suficiente el régimen especial de castigo, van mucho más allá. Por un lado, el médico al que llaman Miguel, que hace uso ilícito de la noble profesión de la medicina, usando las camisas de fuerza químicas como medio de tortura o retirando las medicinas pautadas por profesionales, en mi caso, traumatólogos de los hospitales de Alcorcón y Gregorio Marañón, sin haberme visto en los nueve meses que llevo aquí. Ya en enero denuncié a este “profesional”, poniéndome en huelga de hambre y en huelga de silencio (la de silencio, la mantengo con él desde entonces). Pero va más allá. No tiene escrúpulos y carece de espíritu humanitario. Retiró las pautas fijadas por el tribunal médico a AMCS y a otros que por temor no quieren pronunciarse, y no les culpo, claro. En mayo, en una huelga de hambre por la incomunicación que sufro, no me vio, no me pesó, no hizo nada. Desde el tercer día de huelga de hambre denuncié a diario, hasta el octavo día que lo dejé. Así funciona este señor: impunidad total, siendo el médico de aislamiento, módulo 9 (91.29 RP) y módulo 15 (91.3 RP). Conchabado con el “señor director” Francisco Javier Díez Colado, celebran la apertura de la famosa celda 61 del módulo 15, que parece obra del pato Donald Trump… Comprended que una celda sin agua, sin ducha, sin luz, con las ventanas selladas, con dos cámaras… ¿Dónde está el derecho a la intimidad? ¿Y los derechos humanos?

Exigimos la expulsión-dimisión de estos dos personajes, el director Francisco (de casta le viene al galgo) y el “médico” Miguel, por abuso de poder, exceso de rigor en régimen y torturas físicas y psíquicas. ¿Hasta dónde alcanza la tortura? ¿Violentar a las personas? ¿Controlar las 24 horas sus movimientos? La falta de humanidad queda patente de nuevo. No, no nos equivocamos. Son torturadores natos.

Por una sociedad sin jaulas.

Para saber dónde han sido trasladados algunos de los compañeros

delete

La Desasistencia Sanitaria De Los Presos Enfermos

Las leyes estatales e internacionales recogen el principio de equivalencia sanitaria de los reclusos, es decir, prescriben que se respete su pleno derecho a la salud equivalente al que tendrían en su comunidad, sin discriminación alguna por su condición jurídica. Las guías de la ONU y la OMS denuncian que en la mayoría de los países (incluso los de rentas altas) no se cumple el principio de equivalencia para los enfermos graves y recomiendan medidas alternativas al encarcelamiento cuando no se puede garantizar este principio de equivalencia.

La Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria reconoce que no se cumple este principio principalmente porque la Sanidad Penitenciaria no está transferida a la Salud Pública (excepto en CAV y Cataluña). Los propios estudios del Ministerio de Interior de calidad asistencial en Sanidad Penitenciaria revelan importantísimas deficiencias. Así se desprende de las estadísticas: en los últimos 10 años han fallecido cerca de 2.000 personas en las cárceles españolas, casi la mitad por enfermedades, 166 por SIDA; en los últimos 4 años ha habido 126 suicidios, 158 fallecimientos por sobredosis y 19 fallecimientos «accidentales». (más…)

delete

Tokata Y Fuga 17-VI-2017. Presxs En Lucha Por Su Dignidad

Hablamos con su hermana de la situación de Luis Alberto Fernández Da Silva, en la cárcel de Bonxe (Lugo) donde ha recibido una paliza a manos de nueve carceleros, lo tuvieron esposado a la cama dos días haciéndose sus necesidades encima, le ha regresado a primer grado y pedido el traslado y, encima le han denunciado a él por agredir a tres de sus torturadores. Hablamos de la propuesta de lucha colectiva por la dignidad de las personas presas, de la huelga de hambre, por ejemplo, de José Adrián Poblete, que dura más de 20 días, y leemos varios comunicados de lxs compañerxs en lucha.

delete

Denuncia de Torturas En La Cárcel De Bonxe (Lugo) A Una Persona Presa Que, Además, Ha sido Acusada De Agredir A Los Carceleros

La familia de Luis Alberto Fernández Da Silva, preso en la cárcel de Bonxe (Lugo),  denuncia que ha recibido una paliza a manos de nueve carceleros y, encima, ha sido acusado de agredir a tres de ellos, regresado a primer grado, ya tiene pedido el traslado, y pasó dos días esposado a la cama haciéndose sus necesidades encima. Este compañero ya ha vivido situaciones parecidas, como, por ejemplo, lo que le sucedió en diciembre de 2016 en la cárcel de Villabona, donde meses antes, en abril, había muerto su hermano, Eugenio, por supuesta sobredosis de pastillas. A continuación, el relato de la situación de Luis que nos hace una persona muy próxima a él.

Os voy a contar una cosa que me acaba de ocurrir el jueves día 8. Mi hermano, preso en la cárcel de Bonxe, en Lugo, se encuentra mal de salud va a la enfermería porque le duele mucho la cabeza y ve borroso, la otra vez le dio un ictus. Llega a la enfermería y le dicen que consumió droga y que le van a hacer un análisis de orina, y no le sale nada y en ese momento pierde el conocimiento. Le ponen una inyección y cuando vuelve en sí esta asustado y bracea con la mala suerte que le da a un funcionario y entonces ahí vamos… este mierda de carcelero avisa y entre nueve le dan la una paliza con las porras, quedando el pobre con muchísimos moratones y el ojo entero ensangrentado. Para que el resto de sus compañeros no le vean, pasa dos días esposado a la cama haciéndose sus necesidades encima. Bueno, el colmo viene porque le meten varios partes por agresiones a los carceleros. ¡Pero bueno! ¡Nueve a uno y con porras! ¿Qué agresiones van a tener? ¿Y las de él quien se las paga? Ahora le metieron el primer grado y el traslado, que seguramente será aún mas lejos del entorno familiar. ¡Qué injusticia es que sigamos sin poder hacer nada y que pierdan la vida sin poder defenderse ya que ni jueces ni nadie cree a los presos ni a sus familias! Desde la cárcel dicen que las palizas están prohibidas, ¡qué manera más rastrera de defenderse! porque las palizas a presos están a la orden del día.

delete

Carceleros Violentos: La Ley Del Silencio

En su sección “Violencia en reclusión”, el sitio de la administración penitenciaria solo toma en consideración dos tipos de violencia: las agresiones entre reclusos y las agresiones de los reclusos contra los guardias penitenciarios. Sin embargo, existe un tercer tipo de violencia: aquella que ejercen los guardias contra los reclusos, aquella de la que nadie habla.

En los últimos diez años, numerosos reclusos han interpuesto demandas contra los carceleros por actos de violencia. Demandas que rara vez terminan en la condena de un carcelero agresor. Mientras que el recluso tiene que presentar pruebas de sus afirmaciones, al boqueras le basta sólo con su palabra, por lo que cabe preguntarse, ¿acaso un recluso es, en esencia, un mentiroso?, y ¿un carcelero es, por definición, un hombre sincero?

Las pruebas formales de la violencia de los boqueras son difíciles de recabar en un lugar de privación de libertad, del que ellos poseen las llaves. Sin embargo, hoy en día, frente a los hechos de violencia silenciosos e impunes, callar es cada vez menos una opción. Además de los testimonios abrumadores de los reclusos maltratados, algunos guardias indignados por la violencia de sus colegas se atreven a denunciar estos hechos, desafiando la ley del silencio que reina al interior de la prisión y asumiendo las posibles represalias.

Eric tuvo ese valor, el valor que lo convirtió en “El traidor”. A través de su historia, la de los reclusos que entablaron demandas, la de sus familiares que les brindan su apoyo y la de los abogados que luchan por hacer respetar sus derechos, intentaremos comprender por qué la violencia que ejercen los guardias penitenciarios queda a menudo en la impunidad.

La idea de este documental no es demonizar la institución de la prisión, sino mostrar que dentro de este universo cerrado llamado “la petite muette” (la muda) reina la opacidad de los hechos de violencia perpetrados por los que tienen el poder y que, ante los ojos de la ley, deberían ser condenados.

.

 Entrevista con Laurence Delleur, periodista y directora del documental ‘Carceleros Violentos: La ley del silencio’

En los últimos diez años, numerosos reclusos han interpuesto demandas contra los carceleros por actos de violencia. Demandas que rara vez terminan en la condena de un guardia agresor. Mientras que el recluso tiene que presentar pruebas de sus afirmaciones, al guardia le basta solo con su palabra, por lo que cabe preguntarse, ¿acaso un recluso es, en esencia, un mentiroso?, y ¿un guardia es, por definición, un hombre sincero?

Laurence Delleur. Al principio, comencé a trabajar sobre las demandas entabladas contra la administración penitenciaria. Luego, descubrí que existían varios expedientes en los que se acusaba a los guardias de cometer actos de violencia contra los reclusos, lo que me pareció alarmante y me incitó a querer saber más sobre este asunto. Lo que también cautivó mi atención es que los reclusos, condenados por incumplir la ley, tengan que pasar ante la justicia para hacer respetar sus derechos. Ahí es cuando comprenden el sentido y el interés de la justicia. Este documental no es “contra los guardias”. Sabemos que hacen un trabajo difícil y poco valorizado, y que cada vez tienen bajo su responsabilidad a más reclusos con enfermedades mentales. Pero no podemos ignorar que esta violencia física existe. La administración penitenciaria solo toma en consideración la violencia entre reclusos y contra los guardias, y olvida, demasiado rápido, que los guardias también pueden ser los agresores. Este documental también cuestiona, más allá de los casos individuales, el tratamiento judicial y de jerarquía que se aplica a los guardias que infringen la ley. (más…)

delete

Informe Sobre La Tortura En El Estado Español 2016

[picar en imagen para ver o descargar]

CONTENIDO DEL INFORME:

Por decimotercer año consecutivo, la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) presentó en mayo su informe anual sobre los casos de tortura, malos tratos y muertes bajo custodia conocidos en el Estado español. [1]

En este nuevo informe, que se refiere a lo acontecido durante el año 2016, se mantiene la estructura y el formato del informe de los dos últimos años: junto al análisis de los datos y la descripción individualizada de cada una de las situaciones conocidas se presenta una serie de artículos específicos con los que se pretende analizar algunas de las cuestiones consideradas más importantes para entender y prevenir el fenómeno de la tortura y los malos tratos en el Estado español en el último año, o en los últimos tiempos.

Mantenemos los mismos criterios de selección de los casos, así como las categorías de análisis que se utilizaron en los informes precedentes al objeto de facilitar, dentro de lo posible, una perspectiva sobre la evolución de la práctica de la tortura en el Estado español. Creemos que el conocimiento y análisis de esta realidad es el primer paso para su transformación y erradicación, por este motivo pretendemos que los datos que aquí presentamos sean lo más rigurosos que nuestros limitados medios nos permiten ofrecer.

Toda vez que uno de los objetivos fundamentales de la CPDT es la correcta aplicación en el Estado español de los mecanismos de prevención y control previsto en el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, nos limitamos a aquellas denuncias de torturas y/o malos tratos o tratos degradantes que pudieran ser incluidas dentro de la definición de tortura efectuada por la Convención de NN.UU. [2]  (más…)

delete

Comunicado Ante Las Declaraciones Del Director De Brians I En el Grupo de Trabajo sobre El Régimen De Aislamiento De Los Departamentos Especiales De Régimen Cerrado – DERT

Como consecuencia de las declaraciones realizadas por el Sr. Juan Carlos Navarro Pérez, director del Centro Penitenciario de Brians 1, el día 16 de mayo de 2017 en el marco del Grupo de Trabajo sobre el “Régimen de Aislamiento de los Departamentos Especiales de Régimen Cerrado – DERT” de la Comisión de Justicia del Parlamento de Cataluña, el Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona, emite el siguiente

COMUNICADO

El Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona (OSPDH) es un Centro de Investigación Universitaria, dentro del cual se ejecuta el Sistema de Registro y Comunicación de la Violencia Institucional (SIRECOVI) en Convenio con el Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Cataluña (CICAC) des del 1 de setiembre del 2016.

El desarrollo de este proyecto ha tenido como primeras consecuencias la denuncia, por parte del equipo de investigadores que lo integran, a distintas instancias y organismos oficiales, de presuntas situaciones de violencia institucional a personas privadas de libertad. En numerosos casos estas situaciones se han manifestado por parte de internos del centro penitenciario de Brians I, situación que, probablemente, ha provocado que su director fuera invitado a comparecer ante dicho Grupo de Trabajo.

En relación a las declaraciones que el Sr. Navarro ha realizado en dicha sede querríamos señalar:

PRIMERO. Minuto 01:10. “Cuando uno es sujeto de acusaciones graves, disponer del derecho a la defensa siempre está bien, por lo tanto, se lo agradezco”.

Este Grupo de Investigación no ha realizado ninguna acusación ni formal ni informal contra la persona del director de este centro penitenciario el señor Joan Carlos Navarro por ningún tipo de vía ni de medio, ni pública ni privadamente.

SEGUNDO. Minuto 12.33: “También he escuchado a un interno que decía que lo ponían inmovilizado a una cama sin colchón, que lo tiraban, que recibía malos tratos en esta situación de inmovilización, pues les tengo que decir que también es imposible. Hay cámaras que graban 24 horas de forma consecutiva, cualquier manipulación de las cámaras es muy sencilla de detectar, las imágenes grabadas se revisan y se guardan por tres meses a disposición de cualquiera autoridad que las pueda requerir, por lo tanto, es absolutamente imposible que en situación de inmovilización en cualquier celda de cualquier Departamento Especial de cualquier centro penitenciario de Cataluña ocurran cosas como esta”. (más…)

delete

Sobre El Incendio Producido En Una Celda Del Módulo De Aislamiento De Puerto III: Denuncia De Las Condiciones De Los Presos En Aislamiento

[Noticia en la prensa sobre el incendiio causado en la celda de aislamiento del regimen especial de puerto III por un preso, que le causó un 60% de quemaduras en el cuerpo]

En el año 2015 fallecieron 155 presos en las cárceles del Estado. De los 155 fallecimientos registrados, 63 lo han sido por causas violentas (drogas, suicidios, accidentes, agresiones), 23 por suicidios.

Las personas que trabajamos en las cárceles denunciando cualquier vulneración de los derechos humanos sabemos muy bien que la tasa de suicidios es mucho mayor en prisión y que aumenta significativamente en el régimen de aislamiento. Los departamentos especiales de régimen cerrado (aislamiento) son aquellos que albergan el mayor número de personas con algún trastorno mental (diagnosticado o no) dado que estos departamentos especiales están destinados para personas que no se adaptan al régimen ordinario. Según establece el art. 10 de la Ley Orgánica General Penitenciaria (en adelante LOGP) “existirán establecimientos de cumplimiento de régimen cerrado o departamentos especiales para los penados calificados de peligrosidad extrema o para casos de inadaptación a los regímenes ordinario y abierto (…).”

Testimonios directos de este colectivo nos detallan cómo son y cómo es la vida en estos módulos cerrados. Se pasan los días, que se convierten en meses y hasta incluso años encerrados 21 horas al día en celda, sin actividades, sin tratamiento, sin esperanza. Pero para los que piensan que las organizaciones en defensa de los derechos humanos exageramos, el Defensor del Pueblo Estatal en el Informe 2016 de mecanismo nacional de prevención de la tortura (en adelante MNPT) establece que “69. Las instalaciones que albergan a estos internos suelen ser más restrictivas. Así, las celdas cuentan con elementos mínimos y las ventanas dan con frecuencia al muro del patio de luces. Los patios de paseo son normalmente de cemento, sin vegetación ni elementos para cualquier práctica deportiva y sin zonas techadas para resguardarse de las inclemencias del tiempo. Debe recordarse que las salidas al patio se limitan a pocas horas al día”. (más…)

delete

Tokata Y Fuga 6-V-2017. Razones Para Luchar

Comentamos las últimas noticias sobre la okupación, como sede de un centro social autogestionado, de un edificio abandonado por la universidad de Valencia, y sobre la actitud fascistoide de las autoridades académicas valencianas que, por medio de sus sicarios de la seguridad privada, han intentado intimidar y coaccionar, con tácticas mafiosas y la complicidad de la policía, a los jóvenes okupas y a quienes les han apoyado. Repasamos las últimas muertes de que hemos tenido noticia en las cárceles del Estado español y algunos casos de compañeros que están sufriendo tan duramente los continuos ataques de la máquina carcelaria que corren peligro de muerte. Como razones muy concretas para luchar, relacionamos todo ello con la propuesta de movilización que con gran determinación sostiene un pequeño grupo de presos en lucha y con la tabla reivindicativa que proponen para su discusión.

delete

Cadena Perpetua Encubierta Pero Evidente: Enrique Del Valle González, Preso Desde 1990, Cumple En 2045.

Enrique Del Valle González, de 50 años, está preso en la cárcel de La Moraleja, en Dueñas (Palencia). Lleva en prisión, sin salir, desde el 6 de septiembre de 1990, casi 27 años, a los que hay que sumar los casi cuatro años que cumplió anteriormente, desde el 86, con apenas diez meses de estancia en la calle entre una etapa y la otra. Es decir, que ha pagado más de 30 años, de los cuales unos veinte los ha pasado en régimen cerrado, aislamiento y FIES. Tiene señalada fecha de cumplimiento en 2045, de manera que aún le quedan al menos 28 años más de condena, hasta 55. La mayoría de penas que fue acumulando, que llegaron a sumar más de 80 años, le fueron impuestas por situaciones que se produjeron en prisión, casi todas en la lucha contra el Régimen Especial de aislamiento, como el motín de Herrera de la Mancha, en julio de 1991, por el que le condenaron a 34 años y medio. El último delito por el que fue acusado y condenado a 13 años fue en 2002, hace ya quince años.

Si se hubiera aplicado estrictamente la ley, su fecha de cumplimiento estaría mucho más cercana, pero los aparatos del poder punitivo y judicial, al mismo tiempo que los años de condena sobre las espaldas de Enrique, han ido acumulando irregularidades y negligencias en la aplicación de esa misma ley que dicen estar defendiendo. Para obligarles a rectificar, sería necesario desenredar una maraña de arbitrariedades, errores, olvidos y tergiversaciones como, por ejemplo: aplicación indebida del artículo 76 del código penal (acumulación de penas mal practicada);  inaplicación del doble cómputo de los periodos de prisión preventiva prescrito por el tribunal constitucional hasta la reforma penal del 2010; inaplicación de las condiciones de prescripción de las penas vigentes hasta la reforma del 2015; vulneración, entre otros muchos, de los principios constitucionales de legalidad, irretroactividad de las disposiciones penales desfavorables, tutela judicial efectiva y prohibición de indefensión.

Las propias administraciones punitivas deberían haber remediado todo eso “de oficio”, pero no está en su ánimo. En la mentalidad de la mayoría de carceleros, fiscales, jueces y demás agentes del sistema penal, para un “delincuente multirreincidente” y “preso conflictivo”,  la suerte conveniente es “que se pudra en prisión”, diga lo que diga la ley. Aquí tenemos, en realidad, un ejemplo más de lo que se llama “derecho penal del enemigo”. En la situación penal y penitenciaria de Enrique queda patente que la justicia no sólo no es igual para todos, es totalmente diferente según los casos, dependiendo de muchos factores, de los que no es el menos relevante  el poder adquisitivo del condenado, ya que en una situación tan complicada tendrían que intervenir, con gran diversidad de recursos y otras acciones jurídicas, varios abogados, en multitud de lugares diferentes, para lo cual haría falta un montón de dinero. Pero ni aún así quedaría garantizado el respeto por los derechos de Enrique, porque aquí de lo que se trata, al parecer, es del odio del Estado y de sus servidores contra lo que ellos llaman un preso de “extrema peligrosidad”. Pero, si 30 años de cárcel no han conseguido convertirle en otra cosa, entonces, la única finalidad del castigo, en este caso y en tantos parecidos, sería la neutralización y el exterminio más o menos lento del rebelde.

Así, pues, el Estado español, practica impunemente, bajo una falsa apariencia de legalidad, la tortura y somete a un tratamiento cruel, inhumano y degradante a las personas que ilegal e inexplícitamente son definidas como enemigas de la sociedad. A estas personas y, entre ellas, a Enrique Del Valle González, se les imponen unas condiciones de existencia que, por mucho que se quiera camuflarlas con eufemismos o cortinas de humo, constituyen cadena perpetua o, lo que es lo mismo, una condena a muerte en vida. En León, de donde es Enrique, familiares y amigos suyos y otras personas conscientes y sensibles han decidido enfrentarse a la situación y organizarse para denunciar lo que se está haciendo con Enrique e intentar lo posible para ayudarle, formando un Grupo de Información sobre las Prisiones (contacto: grupoinfromacionprisiones@gmail.com), que lanza un llamamiento de solidaridad y apoyo mutuo.

¡QUE LA LUCHA NO MUERA! ¡POR LOS QUE NO ESTÁN Y POR LOS QUE ESTÁN!

¡NO AL EXTERMINIO, MÁS RÁPIDO O MÁS LENTO, DE SERES HUMANOS!

¡NO A LA CADENA PERPETUA!

delete

Personas Transexuales En Prisión

DERECHOS DE LAS PERSONAS TRANSEXUALES EN PRISIÓN

Las personas transexuales y transgénero en nuestra sociedad son un grupo numéricamente pequeño, pero con una situación personal y social de riesgo para el ejercicio de sus derechos fundamentales, especialmente en lo que se refiere al derecho a la igualdad y a la no discriminación y al derecho a la salud.

Este riesgo aumenta dentro de prisión.

Es habitual utilizar como sinónimos las palabras transexual y transgénero, pero no lo son. La persona transexual es aquella que se identifica como hombre o mujer, habiendo nacido biológicamente como mujer u hombre respectivamente; y la persona transgénero, es aquella que, independientemente de su sexo biológico, no se identifica ni como hombre ni como mujer o se identifica con las dos categorías.

Hoy por hoy, la administración penitenciaria, a través de sus instrucciones, reconoce la existencia de personas transexuales, pero no de personas transgénero.

Respeto a la identidad sexual

El reconocimiento de las personas transexuales en prisión se realizó a través de una Instrucción que recoge el respeto a la identidad sexual de los internos. Aunque poco conocida, dicha Instrucción tiene ya más de diez años. Es la Instrucción 7/2006, de 9 de marzo, sobre Integración Penitenciaria de Personas Transexuales, la que establece un marco a priori protector de los legítimos intereses de este colectivo, en orden a evitar que sufran discriminación por razón de sexo.

Anteriormente, en 2001, se había aprobado la Instrucción 1/2001, en la que ya se acordaban medidas para que la persona transexual a la que no se le hubiera reconocido su cambio de sexo en documento oficial acreditativo de su identidad fuera ingresada en la prisión que correspondiera según el sexo socialmente reconocido y según el que se desarrollara su vida. Sin embargo, esta Instrucción sólo reconocía este derecho a las personas que se hubieran sometido a una operación de cambio de sexo.

La exclusión de otros criterios motivó la aprobación de la Instrucción 7/2006, que viene a reconocer que “las personas transexuales cuya identidad oficial de sexo no concuerda con su identidad psico-social de género podrán solicitar de la Administración Penitenciaria el reconocimiento de ésta a los efectos de separación interna a que se refiere el artículo 16 de la Ley Orgánica 1/1979, de 26 de septiembre, General Penitenciaria”. Es decir, con esta Instrucción se amplían los supuestos respecto a la anterior que solo reconocía el derecho en caso de haberse sometido a intervención quirúrgica de cambio de sexo. (más…)

delete

Una Represalia Más Para El Preso En Lucha Que Denunciaba Malos Tratos En Teixeiro: Tiene Pedida La Conducción A Sevilla

Hemos recibido otra carta del Sergio Medina Castel, donde nos dice que ya tiene la conducción pedida a Sevilla y que no le escribamos a Teixeiro, sino que él avisará cuando llegue al sur. Sin embargo, no estaría de más alguna carta dándole ánimos. Aún podría llegarle, si se envía pronto y, si no llega, siempre se puede guardar copia y reenviarla después a Sevilla. En todo caso, no nos olvidemos del compañero Sergio.

Teixeiro, 6-IV-2017

¡¡Estimadxs compañerxs!!

Recibi vuestra carta el dia 30/3/2017, os he mandado hace poco una carta poniendo mi situación personal, enviándoos las instancias de mi ayuno y tabla reivindicativa, no se si lo hice bien así o dichas instancias hay que enviarlas a algún lado. Bueno, referente a mi situación personal, estoy jodido. Ahora me llevan a Sevilla 2, manteniéndome en primera fase, currándosela de que yo he pegado a dos carceleros. Pero la historia fue que por hacer la huelga y la tabla reivindicativa me dieron un palizón, articulándome en 72. Dos días, tirado como una colilla sin mantas, ni nada, y, despues, con 42 días de aislamiento en celda por esa movida, conducción o dispersión a 800 km de mi familia. Pero seguiré luchando y estaré en contacto con vosotrxs, (…). No me mandéis carta hasta que llegue a Sevilla 2, yo ya os escribo cuando llegue allí, como os mandé una dirección en la anterior carta para que me escribiera la gente, no se la deis, porque es la de Teixeiro y, como os cuento, estaré en Sevilla 2 en una semana o dos como mucho, (…).

Quiero que publiqueis en el boletin lo que os conte de mi punyo y letra en la anterior carta, las palizas, las torturas, las dispersiones, todo. No quiero que esta puta gente que me llevan apalizando toda la condena queden impunes, quiero denunciar al centro de exterminio de lLeón, tenéis los papeles médicos y, como me pasoó la paliza que me dieron ahora en el agujero de Teixeiro, he estado 15 días sin poderme mover de las ostias que me dieron, tambien os he mandado el parte médico del médico carcelero que me vio. Estoy a tope con vosotrxs iy siempre LUCHA Y RESISTENCIA. No me escribáis más a Teixerio, cuando llegue a Sevilla 2, os escribo una carta diciendo que ya estoy en ese bunker y me mandáis el uúltimo boletín, lo que estáis debatiendo, las direcciones de mis compas. Me voy despidiendo con un fuerte abrazo libertario. Salud.

Gracias por todo compañerxs, ayudadme con las denuncias de León y Teixeiro. Un abrazo, ya os escribo cuando llegue al sur.

delete

Testimonio De Un Preso Torturado En Una Cárcel Del Estado Español

Recibimos carta de un compañero preso, en la que nos cuenta, entre otras cosas, cómo le han retenido con arbitrariedad y chulería el boletín Tokata. No decimos su nombre ni la cárcel donde está, ya que el compañero no nos dice que podamos hacerlo y nunca se sabe qué consecuencias podría traerle esta denuncia pública. Ya sabemos que las condiciones de impunidad de la tortura y los tratos crueles, inhumanos y degradantes en las cárceles del Estado español incluyen las contradenuncias que a menudo logran la condena de los torturados en vez de la de los torturadores. Para que no sean todo noticias sobre la violencia que sufren los “pobres” carceleros a manos de los presos, fomentadas por todos los sindicatos de carceleros con la inmunda complicidad los falsimedios.

Ese M, qué pasa socio, perdona por la tardanza de mi carta, recibí tu boletín de difusión, pero es que estuve en mi tierra que fui a juicio (…) y cuando volví me entregaron la carta, pero esta gentuza me confiscaron el boletín. Al abrirla lo vio y le dio por curiosear y se lo intenté impedir diciéndole que eso era personal, pero todo acabó quedándoselo y viniendo un Jefe de servicio el cual me dijo que eso es ilegal en esta cárcel. Todo chorradas, lo que pasa es que no les interesa que la gente cuente las cosas que suceden aquí, como las palizas que pegan por nada igual que la que me pegaron a mí. Vienen a pagar los problemas de la calle con los presos y, si solo te pegase uno…,  pero te pegan quince, así que tú me dirás. A mí me pusieron un ojo morado, hematomas detrás de las orejas, contusiones en todo el cuerpo de puñetazos, patadas, con las porras, guantazos e incluso pisándome la cabeza con los pies, y todo eso estando esposado, sin haber opuesto ninguna resistencia ni física ni verbal. Todo vino porque estaba hablando con un compañero en la formación para subir a las celdas, y me dijo el guardia que me callara, y me callé. Llegamos a la celda, cerraron y después me abrió el funcionario que me había mandado a callar y otro. Entró y me dijo que si es que yo era idiota y más cosas, yo le dije que no me había dado cuenta. Pues me dio un golpe en el pecho y se fue, pero vuelven a abrirme la puerta y esta vez habían un montón y me dicen que me pusiera al fondo de la celda mirando hacia fuera de la ventana y con las manos hacia atrás. Lo hice, entraron, me ponen las esposas y entonces comenzó esa paliza. ¿Y la atención médica? Jaja, no te hacen ni un parte de lesiones, porque dicen que, como aún respiras, pues que estás bien. ¿Qué te parece, bueno colega me apetecía compartir mi historia contigo, ya que mi hermano X me comentó algo del Tokata y por responderte algo a la carta que recibí tuya. Un millón de saludos. Bueno cuidaros y saludos para todos. Los abusos, torturas chantajes, amenazas, están al orden del día en las cárceles y como a mí, fuera de mi tierra. Chao, abrazos.

Salud compañeros, os envío fuertes abrazos, para todos y, compañeros, desde la distancia seguiré luchando y, si tropiezo y caigo, me volveré a levantar una y otra vez, hasta la Victoria Final…

LIBERTAD

delete

Los Derechos Fundamentales De Las Personas Privadas De Libertad

1. Introducción

Un tema como el presente ha ciado lugar a tratados y tesis doctorales de altura. Aunque no tantas como el tema se merece. Se pueden destacar varias, pero especialmente dos, una ya antigua del profesor Iñaki Rivera, del año 1997, La devaluación de los derechos fundamentales de los reclusos: la construcción jurídica de un ciudadano de segunda categoría y otra más reciente de López Melero, del año 2011, Los derechos fundamentales de los presos y su reinserción socialcon más de 400 y 800 páginas respectivamente.

Iñaki Rivera ya identificaba hace 20 años un problema en construcción, la del recluso como ciudadano de segunda categoría, cuya realidad al día de hoy, es indudable.

En un reciente post en el blog de derecho penitenciario del Consejo General de la Abogacía Española1, junto al Fiscal ante el Tribunal Constitucional Manuel Miranda, identificábamos de forma breve algunas cuestiones relevantes.

La mayor parte de la exposición se fundamenta en la experiencia compartida con otros compañeros en la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (en adelante, APDHA). También ha sido relevante la adquirida como abogado del Servicio de Orientación y Asistencia Jurídica Penitenciaria (en adelante SOAJP) de Córdoba. No obstante, las críticas que se viertan deben ser entendidas únicamente como propias de quien suscribe y en su caso de la citada Asociación.

La posición no neutral, sino de defensa que nos corresponde a los abogados de las personas privadas de libertad (en adelante, presos en sentido no técnico) debe suponer una apuesta decidida por sus derechos fundamentales. Estos intentos han generado desde antaño una sensación agridulce a los letrados que trabajamos, desde cualquier ámbito de procedencia, en prisión. Por un lado, satisfacción personal y apuesta por los derechos de los más desfavorecidos, con un enganche especial por este tema; y, de forma simultánea, impotencia e insatisfacción profesional por los escasos resultados conseguidos.

Así desde una libertad crítica, me permito identificar algunas cuestiones preocupantes en los operadores de control para la plena vigencia de los citados derechos. Percepciones, que tal vez no sean compartidas por el lector: (más…)

delete

Primer Informe Anual Del Servicio De Atención Y Denuncia Ante Situaciones De Violencia Institucional (SAIDAVI)

Presentamos el primer informe anual del Servicio de Atención y Denuncia ante situaciones de Violencia Institucional (SAIDAVI).

En enero de 2016, empezamos con el SAIDAVI, un servicio gratuito inspirado en el funcionamiento de servicios similares que existen en América Latina. Concretamente, con el trabajo que hace, desde hace más de trenta años, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) de Argentina, una organización que ha asesorado nuestro proyecto.

Durante el 2016, hemos acompañado 14 casos de violencia institucional en el espacio público, las prisiones, durante manifestaciones o casos vinculados a procesos migratorios, desde cuatro ejes distintos: jurídico, psicosocial, de comunicación e incidencia política. En este informe, desglosamos cada caso con las novedades que los acompañan, después de todo el trabajo realizado y energías dedicadas. También hacemos un análisis sobre la situación de los Derechos Humanos en Catalunya y Barcelona y el seguido de recomendaciones que entregaremos a las autoridades competentes.

IRIDIA Centro para la Defensa de los Derechos Humanos

[Clica en la imagen para acceder al contenido del informe]
delete

[Vídeo] Tortura Y Malos Tratos En Galicia (A Lama Y Teixeiro)

Aunque parezca cosa del pasado o de lugares remotos, la tortura y los maltratos pueden acontecer a nuestro lado, en nuestro país, gracias a nuestra indiferencia y a nuestra capacidad de aceptar lo inaceptable.

Como muestra, dos casos de Teixeiro que llegaron a los juzgados: el primero poco después de ser inaugurada la cárcel, el segundo hace apenas unos meses. Entretanto, dieciocho años de quejas, denuncias, arbitrariedades y silencios. A Lama y Teixeiro, dos prisiones conocidas por su crueldad desde que abrieron en 1998. Dieciocho años de confinamientos solitarios. falta de atención médica y alimentación sana, traslados arbitrarios, impedimento de acceso a la educación, denuncias de maltratos y torturas, muertes bajo custodia, no permite acceso a parlamentarios/as.

delete

El Precio De La Tortura: Nuevo Texto De Marcos Martín Ponce Donde Cuenta Cómo Fué Torturado En 2012 Y Ahora, Encima, Se Le Condena Por Ello A Un Año Más De Cárcel

EL PRECIO DE LA TORTURA

Ayer mismo me notificaron una condena adicional de un año de prisión. Tiene que ver con la torturas a las que fui sometido en 2012, en el módulo de aislamiento de Sevilla II:

Entre 4 funcionarios (probablemente con graves desórdenes psicológicos, pues disfrutan haciendo daño al prójimo), que acumulan denuncias de torturas y malos tratos, tanto a presos políticos como a sociales, me dieron una paliza con porras, patadas, rodillazos, puñetazos… mientras me encontraba esposado y desnudo. Justo antes de perder el conocimiento, la última imagen que recuerdo, es cómo se daban codazos entre ellos, por ver quién cojía la mejor posición para golpear con más saña. Cuando recobré el conocimiento, me arrastraban, desnudo, esposado a la espalda, sin un solo suspiro de energía para poder oponer resistencia, sangrando por la boca. Mis pies se deslizaban por mi propia sangre, dejando dos surcos bermellones por los pasillos de aislamiento, hasta llegar a una celda de castigo, donde me atan a un somier de acero, de pies, manos y cintura. En ese potro de tortura, mientras escupía sangre a borbotones, los funcionarios hacían lo propio con su odio de clase (como fieles mercenarios fascistas del capitalismo), a modo de insultos, contra mi condición de preso político comunista. A esas alturas yo lo único que podía hacer era ver las estrellas cada vez que tosía. Así es que uno de ellos comentó: “habrá que atarlo boca abajo, no se vaya a ahogar con su propia sangre”. Y ahí quedé, durante 48 horas, desnudo en pleno invierno, con la ventana abierta, orinándome encima. No recibí ni ropa, ni mantas ni comida ni nada de beber. Cuando una ATS se personó para levantar el informe médico, la celda de castigo se llenó de funcionarios, con la clara intención de amedrentar a aquella joven. Pero he de agradecer la fortaleza de aquella mujer, por priorizar su profesionalidad: “16, 17, 18 abrasiones en la espalda, claramente causados por objetos contundentes, que han provocado un hematoma masivo generalizado por cuello, espalda, brazos y piernas…” Ése fue el parte médico, a lo que hay que añadir: “…un diente roto, abrasiones en el rostro y un fuerte golpe en la frente…”. Ése fue el que me dejó KO.

Aún así el sistema capitalista tiene bien engrasada la maquinaria represiva contra sus enemigos políticos. Por lo que, el siguiente eslabón de la cadena fascista, es decir, el poder judicial, tampoco iba a salirse del guión establecido. De esta manera, según los cuatro funcionarios, de repente, sin motivo alguno, me convertí en un ser enajenado, violento y sin control que les agredía. Y la jueza tragó con todo, a pesar de lo increíble de la historia, sobre todo si nos atenemos a mi parte de lesiones, en contraste con el suyo: sólo uno de ellos presentaba “una tumefacción dolorosa a nivel del primer metacarpiano de la mano derecha”. Al señor funcionario nº 96.764 se le había ido la mano… derecha, mientras los nº 67.951 y 96.980 y 36.178 prefirieron usar el instrumental especializado.

Todas las cámaras del módulo de aislamiento grabaron lo sucedido. Pero tanto la jueza del Juzgado nº 2 de Morón de la Frontera, como la del Juzgado de lo Penal nº12 de Sevilla, se negaron a tener en cuenta mi denuncia y la petición de mi abogado para que la visualización de las cámaras sirviera como prueba principal para mi defensa (ya que mi denuncia ni se admitió a trámite). Tampoco fue aceptado el parte médico como prueba; ni siquiera dejó la jueza que mi abogada leyese el parte médico en el juicio.

Estaba claro desde el principio, para este eslabón de la cadena represiva del estado fascista, que le era más que suficiente con el cuento victimista de esos grandes “defensores de los Derechos Humanos”, que son los funcionarios del módulo de aislamiento de Sevilla II: “los hechos declarados –dice el auto condenatorio– probados se consideran acreditados por el conjunto de pruebas practicadas y ratificadas en el acto del juicio oral”. Y aquí vienen las garantías constitucionales de un “juicio justo” en un régimen represivo: “en concreto, las firmes declaraciones de los funcionarios que tuvieron intervención en los hechos, los cuales han expuesto de manera coincidente, coherente y razonada, la sucesión de los hechos, que culminó con la reducción e inmovilización del acusado”. Entonces, ¿para qué aceptar otro tipo de pruebas o intentar averiguar si las denuncias de tortura y violación de los DDHH tenían algún fundamento, si los señores funcionarios ya habían contado lo ocurrido? ¡Qué más da que otros presos políticos (como Arkaitz Bellón, al que éstos mismos carceleros agredieron y el cual murió pocos meses después en una celda de aislamiento) hubieran sido agredidos en el mismo módulo de aislamiento!¡Qué tendrá que ver que los juzgados mencionados estén copados con las denuncias sobre las torturas y malos tratos en la prisión de Sevilla II- Morón de la Frontera!¡Qué más da que la comisión de DDHH de la Unión Europea haya señalado a Sevilla II como una cárcel bajo investigación, por la gran cantidad de denuncias de este tipo que acumula!¡Qué importa todo eso, si los torturadores hicieron “firmes declaraciones»” y “han expuesto de manera coincidente, coherente y razonada la sucesión de los hechos”! Pues creo que, efectivamente, no queda mucho más que decir.

Si estos son los mayores niveles de democracia y libertad que este sistema político está dispuesto a ofrecernos, es cuestión de cada cual (y del conjunto de todos vosotros), el atreverse a mirar de frente a la cruda realidad y decidir qué es lo que se tiene que hacer para que ningún preso político ni social vuelva a ser torturado o maltratado, siempre teniendo en cuenta que las prisiones son, tan sólo, un eslabón más del sistema represivo del estado fascista.

Marcos Martín Ponce

Preso político comunista

Prisión de Picassent

1 de enero de 2017

delete

Marcos Martín Ponce: Además De Torturado, Condenado A Otro Año De Prisión

Ayer mismo me han notificado una condena adicional de 1 año más de prisión. Tiene que ver con las torturas a las que fui sometido en 2012 en el módulo de aislamiento de Sevilla II.

Entre cuatro carceleros, desequilibrados mentales que acumulan denuncias de torturas y malos tratos, tanto a presos políticos como a comunes, me dieron una paliza con porras, patadas, rodillazos, codazos, puñetazos, mientras me encontraba esposado y desnudo.

Mientras perdía el conocimiento, la última imagen que recuerdo es cómo se daban codazos entre ellos para ver quién cogía la mejor posición para golpear con más saña.

Cuando recobré el conocimiento, me arrastraban desnudo, esposado a la espalda, sin un solo suspiro de energía para oponer resistencia y sangrando por la boca; mis pies se deslizaban por mi propia sangre hasta una celda de castigo, donde me ataron desnudo de pies y manos.

En ese potro de tortura vomitaron su odio de clase contra mi condición de preso político comunista.

A esas alturas, yo lo único que podía hacer era toser. Así es que uno de ellos comentó: “Habrá que atarlo boca abajo, no se vaya a ahogar con su propia sangre”.

Y así, estuve durante 48 horas; desnudo, en pleno invierno con la ventana abierta y orinándome encima; no recibí ni ropa, ni mantas, ni comida, ni nada de beber.

Cuando una ATS se personó para levantar informe médico, la celda de castigo se llenó de carceleros, con la clara intención de amedrentar a aquella joven. Pero he de agradecer la amabilidad de aquella mujer por su profesionalidad; “16, 17,18 abrasiones en la espalda claramente provocadas por objetos contundentes, que han causado un enorme hematoma generalizado por cuello, espalda, brazos y piernas…”.

Ese fue el parte médico, a lo que hay que añadir: “un diente roto, abrasiones en el rostro y un fuerte golpe en la frente…”. Aún así, el sistema capitalista tiene bien engrasada su maquinaria represiva contra sus enemigos políticos, por lo que el siguiente eslabón en esa cadena de la maquinaria fascista, el poder judicial, tampoco iba a salirse del guión establecido.

De esta manera, sin motivo argumentado por los carceleros, me convertí de repente en una máquina enajenada que agredía sin control a esos cuatro. Si bien esa historia era difícilmente creíble cuando la única lesión que presenta uno de ellos es “una tumefacción dolorosa a nivel del primer metacarpio de la mano derecha”. Todas las cámaras del módulo de aislamiento grabaron lo sucedido.Pero la jueza del Juzgado Nº2 de Morón de la Frontera, y la del Juzgado de lo Penal de nº 12 de Sevilla, se negaron a pedir visualización de las cámaras; de hecho, en el mismo juicio rechazaron el parte médico que presentó mi abogada como prueba.

Estaba claro desde el principio, para este eslabón de la cadena represiva del Estado fascista, es más que suficiente con el cuento victimista de esos “grandes defensores de los DDHH” que dan los carceleros de los módulos de aislamiento: “Los hechos declarados probados se consideran acreditados por el conjunto de pruebas practicadas y ratificadas en el acto del juicio oral”.

Y aquí vienen las garantías democráticas de un juicio justo en régimen represivo: “En concreto, las firmes declaraciones de los funcionarios que tuvieron intervención en los hechos, los cuales han expuesto de manera coincidente, coherente y razonada la sucesión de los hechos que culminó la reducción e inmovilización del acusado”. Entonces, ¿para qué continuar con las pesquisas o intentar averiguar si las denuncias de torturas y violación de los derechos humanos tenían algún fundamento? ¡Qué más da que otros presos políticos (como Arkaitz Bellón, que murió en una celda de aislamiento a los pocos meses) hubieran sido igualmente agredidos por esos mismos funcionarios! ¡Qué mas da que la comisión por los DDHH de la ONU haya señalado a Sevilla II como una cárcel que hay que investigar por la gran cantidad de agresiones que allí se denuncia! ¡Qué más da todo eso si los torturadores hicieron “firmes declaraciones” y “han expuesto de manera coincidente, coherente y razonada la sucesión de los hechos”!

Pues creo que no hay mucho más que decir. Si estos son los mayores niveles de democracia y libertad que este sistema nos puede ofrecer, es cuestión de cada cual mirar a los ojos a la cruda realidad y decidir qué es lo que tiene que hacer para que ningún preso político vuelva a ser torturado, siempre teniendo en cuenta que las prisiones son tan solo, un eslabón más del sistema represivo de este Estado fascista.

Marcos
Picassent, 31 de Diciembre

L
 L
Más información en Tokata:
 L
 L
delete

[Radio] Erre Ke Erre 29-I-2017. Sobre El Trato Degradante De La Institución Penitenciaria Española A Luis Manuel Acedo Cuando Se Estaba Muriendo De Cáncer

En esta edición del programa de Radio Vallekas Erre Ke Erre, entrevistan a Toñi, madre de Luis Manuel Acedo y a Noelia, su hermana, sobre la querella presentada por la muerte de su hijo y hermano que sufrió abandono médico y trato cruel, inhumano y degradante en la cárcel de Picassent, mientras se desarrollaba la enfermedad que le llevó  a la muerte.

Más información:

Tokata Y Fuga 21-I-2017. La Cárcel Mata: Abandono Médico Y Tratos Crueles, Inhumanos Y Degradantes En Las Prisiones

Querella Por Un Preso Muerto de Cáncer Después de Sufrir Abandono Médico Y Trato Degradante En La Cárcel De Picassent (Valencia)

delete

La Familia De José Ángel Serrano Benítez, Muerto En El Aislamiento De La Cárcel De Zuera En Oscuras Circunstancias, Exige Responsabilidades Y Una Autopsia Con Garantías

José Ángel Serrano Benítez murió el 14 de octubre pasado en el departamento de aislamiento de la macrocárcel de Zuera (Zaragoza). Lo “encontraron” los carceleros al abrir la puerta de la celda donde estaba encerrado para el primer recuento de la mañana. Estaba desnudo, en el suelo, cerca del micrófono del interfono que había en la celda y que no funcionaba. José había puesto no hacía mucho una denuncia, en la cárcel Picassent, por el hecho de que los carceleros desconectaban, para no ser molestados durante la noche, los interfonos del módulo de aislamiento, donde estaba encerrado completamente solo. En Zuera, al parecer, pasaba lo mismo. Y tampoco le hubiera servido de nada golpear la puerta y gritar, pues la dirección carcelera ha reconocido que no se hicieron en su lugar de encierro rondas de control ni recuentos en toda la noche. Su compañera y su familia están exigiendo que se le haga una autopsia completa, con las debidas garantías, para poner en claro las verdaderas causas de su muerte. José era un preso reivindicativo, supuestamente conflictivo, que había pasado los 18 años que llevaba encerrado en primer grado, régimen cerrado, muy a menudo en completo aislamiento, y estaba sometido a un tratamiento psiquiátrico irregular, sin los controles médicos pertinentes, en constante variación sin opinión facultativa competente, debido a los constantes y arbitrarios traslados que sufría, como castigo suplementario y encubierto. Su situación queda bien explicada en el siguiente texto, publicado por un familiar en redes sociales:

Buenas tardes amigos, seguidores, navegadores y familia… que alguien ha muerto es decir poco cuando ese alguien ha sido matado poco a poco por estar enfermo…

Los primeros indicios de su enfermedad se empezaron a notar hace casi 20 años, cuando el psicólogo de la cárcel de Basauri le diagnosticó por primera vez recién entrado en prisión…

Nadie tuvo en cuenta el diagnóstico y le llevaron a Puerto de Santa María, donde empezó el calvario del primer grado y régimen cerrado de 18 años seguidos; su delito, tener dignidad y no hincar la rodilla ante la presión, castigo y golpes de los carceleros, hasta el punto de empezar a contestar a los golpes con golpes, esa fue su sentencia, nadie sale vivo de la cárcel si no se rinde y acepta quien es el amo dentro de la prisión…

Muchos castigos, esos castigos de película dentro de los agujeros mas profundos de tantas prisiones que ha recorrido, hasta el punto de encadenar tres veces seguidas castigos de 42 días más 42, más 42 dentro de una minicelda sin luz natural y sin patio; tres veces en 4 años 126 días seguidos encerrado.

Teniendo en cuenta que ya tenía problemas de adaptación en prisión, estos castigos solo sirvieron para reafirmar su determinación de no ceder nunca al chantaje, resistir hasta morir como así ha pasado… sus carceleros habrán descansado, pero mi familia aún continuará hasta el final y cogeremos su antorcha para ver si podemos conseguir que los FIES y sus verdugos desaparezcan de nuestras prisiones.

Ha sido un calvario, de hambre, de huelgas, de heridas, de soledad, de amenazas cumplidas y silencios. Más pérdidas de papeles, informes y demás extrañas descoordinaciones que llevaron a la muerte a una persona que con apenas 20 años entró a la cárcel a cumplir una condena de 14 años, y 18 años después aún seguía preso y supercastigado por ser una alma indomable…

Por favor compartir en muros y grupos.

Como declaraba su compañera en la rueda de prensa convocada el pasado 18 de enero en Bilbao para dar a conocer el caso: “Tres meses después de su muerte, su cuerpo sigue sin ser enterrado. Se supone que está en el instituto anatómico forense de Zaragoza pero ni tan siquiera lo sabemos con certeza porque tampoco se facilita información al respecto. Es un mutismo descorazonador”. La autopsia y el “informe forense” realizados “de oficio” son totalmente insuficientes para averiguar las causas del fallecimiento, pues  se limitan a considerar muestras toxicológicas, abundando en el tópico oficial  de la “muerte por sobredosis”, que tiende a hacer responsables a las víctimas de las negligencias y abusos de la administración. Sin embargo, la normativa en vigor estipula que para casos de muerte súbita de un adulto se tomarán muestras de todos los órganos y se considerarán los antecedentes clínicos, cosa que no se ha hecho en el informe que se pretende oficialmente dar por bueno.

La familia denuncia la resistencia por parte del correspondiente Juzgado de Instrucción de Zaragoza a realizar una investigación mínima, actitud “que es contraria a la postura de la Corte Europea de Derechos Humanos en cuanto a la obligación de las autoridades de  investigaciones prontas y oportunas, que es precisamente la que está fallando”. Y denuncia además que se está obstaculizando el acceso de su pareja a la justicia gratuita, que necesita para intentar acceder a las periciales de parte, “pruebas que la familia no puede costear y que originan indefensión, prohibida constitucionalmente”. Por si todo eso fuera poco, en todo el tiempo transcurrido desde la muerte de José, ni a sus padres ni a su pareja se les han dejado ver el cuerpo, “lo cual evidencia la crueldad e insensibilidad de las instituciones respecto al sufrimiento ajeno”. El trato cruel, inhumano y degradante del que ha sido víctima hasta su muerte José Ángel Serrano Benítez, como en otros muchos casos de presos enfermos o sometidos a régimen especial de castigo, se hace extensivo también a su familia.

Su gente no se resigan a sufrir en silencio tantos abusos, se han empeñado en denunciarlos públicamente y piensan ir hasta el final también en el terreno jurídico. Para pagar los gastos del procedimiento y, especialmente, de las pruebas periciales, piden ayuda solidaria. Quien se anime a aportar alguna cantidad, puede ingresarla en el siguiente número de cuenta: ES66 2095 3150 2310 9280 7584.

Fuentes: 

La Cárcel Mata: José Ángel Serrano Benítez Muere Sin Asistencia En El Aislamiento De La Prisión De Zuera (Zaragoza)

Un preso de Bilbo lleva tres meses en la morgue de Zaragoza a la espera de una autopsia “completa y con garantías”

delete

Huelga De Hambre En Las Cárceles: El Cuerpo Como Trinchera

El cuerpo habla, con sus tatuajes cuenta de dónde viene o a quién amó, lleva las marcas de los cortes que lxs detenidxs se hacen a sí mismxs para lograr la atención del servicio penitenciario por algo que se necesita. Humillado en las requisas, con malestares digestivos por la mala comida que reciben o la medicación vencida que proporcionan como parches ante enfermedades que más que pastillas requieren intervenciones quirúrgicas. El cuerpo, tantas veces objeto de la crueldad que propina el servicio penitenciario y la justicia en general hacia lxs detenidxs, esta vez se rebela a todo o nada: huelga de hambre.

Cuando no se cuenta con los recursos necesarios, ni con vías de expresión y de acceso a los medios de comunicación, a los pibes y pibas sólo les queda usar el cuerpo como arma que exponga, que manifieste, que denuncie: Las huelgas tienen fundamentos y el juez te da cabida sólo si es en pos de pelear por un derecho que se está violando. Recurrir a la huelga es formalizar un reclamo, vos querés que el juez se entere de lo que está pasando, de que no se están cumpliendo tus derechos. Porque a las denuncias dónde las hacés sino, ¿en una comisaría? No. A vos te pueden estar haciendo matar de hambre en la cárcel y ¿cómo sacás a la luz eso? Testimonio de un compañerx ex privadx de su libertad.  (más…)