delete

Tokata Y Fuga 8-IX-2018. Familias Frente A La Crueldad Carcelaria: II Taller De Cuidado Mutuo

Hablamos de la huelga de presos en Estados Unidos, de la convocatoria de huelga de hambre para octubre en las cárceles del Estado español. Conversamos con dos personas de Familias Frente a la Crueldad Carcelaria sobre su segundo taller de cuidados murtuos convocado en Torrente (Valencia) para el próximo fin de semana, 15 y 16 de septiembre, sobre manejo del estrés y salud emocional. Comentamos una situación de torturas y malos tratos en la cárcel de Brians II, narrada por la madre del preso que la está sufriendo y asimismo la espera de la familia de Manuel Fernández Jiménez, que murió en octubre pasado en la cárcel de Albocpàsser y aún no se conoce siquiera el resultado de la autopsia.

delete

El Estado Español Vulnera Los Derechos Sanitarios De Las Personas Presas

A continuación, una traducción al castellano de un artículo de Vicent Almela sobre la catástrofe médico-sanitaria en las  cárceles del Estado español, publicado en la página web de La Directa.

La legislación vigente en en el Estado español ordena al poder ejecutivo transferir las competencias sanitarias de los centros penitenciarios –actualmente dependientes del Ministerio del Interior– a las comunidades autónomas, para así ofrecer un servicio de calidad e igualitario a todas las personas. A día de hoy, sólo Cataluña y el País Vasco han integrado las competencias dentro de la red de salud autonómica

El artículo 208.1 del Reglamento Penitenciario, aprobado en 1996, regula que “a todos los internos sin excepción se les garantizará una atención médico-sanitaria equivalente a la dispensada al conjunto de la población”. Desde 1986, la administración penitenciaria es la encargada de la atención primaria dentro de las cárceles –con un equipo médico fijo y un periódico–, y el Sistema Nacional de Salud (SNS) se encarga de la atención especializada de los internos, según los convenios fijados con cada comunidad autónoma. Uno de los problemas del modelo es que la atención primaria queda en manos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP), que depende del Ministerio del Interior español y, por tanto, los servicios sanitarios se ven limitados a criterios que dependen de convenios presupuestarios, de la seguridad del centro o del orden regimental, en lugar de basarse en criterios médicos. Esto se traduce en que muchas veces un médico debe obedecer un superior jerárquico que no es sanitario, o que una plaza no se cubra de inmediato, como ha ocurrido recientemente en la prisión de Dueñas (Palencia), donde se han quedado sin médico de noche durante varias semanas con una población reclusa de casi 1.000 personas.

En 2003, en un clima de movilizaciones sociales para lograr un sistema de salud universal igualitario para todos, el Congreso español aprobaba la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, que obligaba al gobierno, entre otras medidas, a transferir los servicios sanitarios dependientes de Instituciones Penitenciarias a las comunidades autónomas en un plazo de dieciocho meses. Pasados quince años de la aprobación de la ley, y después de varias mociones presentadas por diferentes fuerzas políticas para su aplicación efectiva, sólo Cataluña y el País Vasco han transferido las competencias a su sistema de salud autonómico.

Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA, por sus siglas en castellano) hace más de veinte años que se denuncia la constante vulneración de los derechos sanitarios que sufren las personas presas –que también están reconocidos en los artículos 14 y 43 de la Constitución española– y que el servicio médico dentro de las cárceles del Estado español, que afecta actualmente a más de 50.000 personas, debería estar regulado por la misma administración sanitaria que presta este servicio a la ciudadanía que se encuentra en libertad. Según Francisco Miguel Fernández, miembro del área de prisiones de la APDHA, “no puede ser que las competencias sanitarias de ninguna persona dependan del Ministerio de Interior, que prioriza la vigilancia y la seguridad del Estado a la atención sanitaria de las personas “, y explica que está demostrado que, cuando se hace la transferencia de las competencias médicas al Sistema de Salud de las comunidades autónomas, estas condiciones mejoran considerablemente. Daniel Zulaika Aristegui (encargado de la integración de la sanidad penitenciaria en el sistema público sanitario vasco) explicaba este proceso de transición en unas jornadas organizadas por el Defensor del Pueblo Andaluz, celebradas en el año 2016 en Sevilla: “la integración se realizó en menos de un año, funciona bien y se adapta a los objetivos. Estar dentro del sistema comunitario permite la participación de los profesionales en las mismas condiciones laborales y ser conscientes de todos los cambios y avances que se producen en sanidad. Es evidente que es un cambio beneficioso para toda la sociedad y especialmente para la salud de las personas “.

El doctor Antonio López Burgos, miembro de la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria, explicaba en las mismas jornadas que, cuando las competencias sanitarias dentro de los centros penitenciarias dependen de la SGIP, existe una ruptura total en el seguimiento médico al entrar y salir de prisión por la falta de comunicación entre las dos instituciones: “Si el paciente ha recibido tratamiento fuera del centro penitenciario, cuando entre, el médico de la prisión desconocerá totalmente su tratamiento e historial médico, y lo mismo ocurre cuando es al revés. Tampoco se comparte la información entre los centros penitenciarios: “Esto deriva en que enfermedades e infecciones graves –como el VIH, la Hepatitis C o el cáncer– no se traten a tiempo y en que algunos presos acaben muriendo, o que un paciente pueda recibir diagnósticos y tratamientos diferentes dependiendo de dónde se encuentre. De hecho, la imposición de dispensar productos farmacológicos distintos de los del exterior –una práctica muy común en los centros penitenciarios–ha sido constantemente denunciada por diferentes organizaciones médicas y declarada ilegal por el Tribunal Supremo español. En opinión de López, “la voluntad política es la única que puede cambiar esta situación, que no explota porque todo lo que pasa en las cárceles está encerrado entre cuatro muros”.

El pasado mes de julio, la APDHA presentaba una nueva campaña para pedir la transferencia de las competencias sanitarias a las comunidades autónomas ‒y esta vez incluía también un decálogo denunciando las principales vulneraciones que sufren las personas presas en términos de salud– con el objetivo de sensibilizar a las organizaciones que luchan por la defensa de la salud universal y otros colectivos que reclaman el respeto de los derechos humanos dentro de las cárceles. Fernández espera que esta iniciativa suponga “un punto inicial de debate y encuentro para que el tema de la sanidad en las prisiones no sea una isla dentro del movimiento para conseguir una sanidad universal, y también se incluya como demanda en la lucha por el respeto a derechos humanos dentro de las cárceles “. Aparte de medidas como poner fin a las sujeciones mecánicas o ofrecer formaciones especializadas al personal médico, el decálogo también incluye “el registro de forma precisa de todas las lesiones que se observan por parte del personal sanitario”, una de las demandas hechas desde del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos. En 2016, en las cárceles de España, 259 personas denunciaron torturas, según el informe de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura.

Las personas con trastornos mentales y enfermedades terminales, las más perjudicadas

Fruto de la falta de coordinación entre el Sistema Nacional de Salud y las Instituciones Penitenciarias, muchas personas diagnosticadas con trastornos mentales graves –que según datos de la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria representarían alrededor del 8% de la población reclusa– llegan a las cárceles sin ningún tipo de notificación para los equipos médicos, que tampoco pueden acceder a su expediente. “Este es un hecho muy grave porque muchas veces les encierran en primer grado o sufren castigos penitenciarios, como la anulación de visitas o sujeciones mecánicas, sin tener en cuenta su diagnóstico o estado mental”, explica Fernández, “y este es otro ejemplo de la vulneración de derechos que sufren los presos “. Según una sentencia del Tribunal Constitucional, publicada el pasado mes de agosto, las personas absueltas por problemas de salud mental deben cumplir la medida de seguridad en un centro psiquiátrico y no en centros penitenciarios ordinarios. A raíz de esta sentencia, desde el APHDA exige a los juzgados que requieran a la administración penitenciaria cumplir la ley para que ninguna persona con un problema de salud mental esté privada de libertad en un centro penitenciario, “que tiene un fin sancionador y no terapéutico “.

Otra vulneración de derechos es la que padecen las personas con enfermedades terminales, como es el caso de Carmen Badía –actualmente en prisión de Zuera– o Francisco Chamorro –interno en la cárcel de Castellón II– que, a pesar de estar diagnosticadas de un estado avanzado de cáncer y recibir quimioterapia, continúan encerradas dentro de los centros penitenciarios sin “el derecho a la libertad condicional”, como obligan el artículo 91 del Código Penal y el 196 del Reglamento Penitenciario para este tipo de situaciones o, en su defecto, pasar al tercer grado de régimen penitenciario, como marca el artículo 104.4 del RP “por razones humanitarias y dignidad personal”. Rosa Giménez, madre de Chamorro, que está luchando por la excarcelación de su hijo, se pregunta: “¿No sería más humano excarcelar las personas enfermas que puedan recibir en la calle los mismos cuidados que cualquier otro ciudadano, como exige la ley, que la deficiente sanidad penitenciaria no puede ni quiere prestar un servicio digno? “, y concluye:” no sería más humano que pudieran morir rodeados de su familia?”.

Sobre la propuesta de la APDHA frente a la catástrofe de la sanidad penitenciaria

Informe “Sanidad en prisión. La salud robada entre cuatro muros”

Tokata Y Fuga 21-VII-2018 ¿Tienen o no tienen derecho a la salud y a la vida las personas presas?

delete

El 20 De Septiembre, En Valencia, Jornada Contra La Tortura Y La Vulneración De Los Derechos De Las Personas Presas

Informe de la CPDT sobre torturas y muertes en lugares de encierro del Estado español en 2017

Sobre la propuesta de la APDHA frente a la catástrofe de la sanidad penitenciaria

delete

Campaña Contra Las “Contenciones Mecánicas” En Centros De Psiquiatrización

Desde el Colectivo Locomún nos invitan a conocer la campaña #0contenciones, la cual, en principio, se refiere solamente a la violencia que se utiliza contra las personas ingresadas como “pacientes” en “unidades de psiquiatría”, atándolas, por ejemplo, con correas a la cama. Apoyamos la campaña, de acuerdo con quienes la hacen en que una propuesta así no es más que un momento puntual de una lucha que debe ser permanente. Y también nos parece que debe ampliarse, por ejemplo, a las camas de “sujección mecánica” y otros “medios coercitivos” que se utilizan tanto en las cárceles corrientes como en los “centros de menores” o en los de “internamiento de extranjeros”, o a la violencia de todo tipo que usan impunemente todas las variadas policías, en las comisarías y en las calles.

La contención mecánica es una práctica común en las unidades de psiquiatría del Estado español y otros países que consiste en atar a una persona a la cama con correas, sujetándola de la cintura, muñecas y tobillos con el objetivo de impedir que se mueva libremente. La persona puede permanecer atada durante horas o incluso días, dependiendo de la decisión del personal sanitario que esté al cargo. La contención en el Estado español se suele practicar de forma opaca y no controlada (no es posible acceder a registros donde se explique quién es atado, por quién, por qué, durante cuánto tiempo ni cómo). A su vez, nos encontramos en una situación en la que en el caso de que haya secuelas graves o mortales, reina la impunidad.

Nos hacemos eco de un sinfín de denuncias que se han ido acumulando en estos últimos tiempos por parte de personas que han sido atadas, de profesionales que reclaman el fin de esta práctica, de colectivos activistas y otros muchos proyectos (asociaciones de personas diagnosticadas, webs, programas de radio, publicaciones, etc.), con el objetivo de contribuir a que la sociedad civil sea consciente de esta cruda realidad. No podemos permitir que una práctica tan cruel e inhumana, que tanto daño genera, siga siendo “normal” en los dispositivos de atención de salud mental. Para ello debemos conseguir que nuestros familiares, vecinas, compañeros de trabajo, etc. sepan que existe. Que sean conscientes de que no se trata de un hecho aislado, sino de algo sistemático.

Buscamos exponer claramente la contradicción que supone atar a alguien en un espacio donde debería ser acompañado en su sufrimiento y recibir cuidados. La Organización Mundial de Salud es taxativa al respecto: privar a las personas de su capacidad de movimiento empeora su salud mental y pone trabas a su recuperación. La continua apelación a los recortes económicos, la falta de recursos y la ausencia de formación para gestionar determinadas situaciones no son excusas válidas cuando hablamos del respeto a la dignidad de las personas, cuando hablamos de su salud.

Aunque entendemos que los profesionales dejarían de llevar a cabo esta práctica si realmente quisiesen dejar de hacerlo (mediante su propia organización como colectivo, fomentando la objeción y exigiendo alternativas), reclamamos normativas que prohíban su uso con un carácter permanente. Estamos hablando simple y llanamente de derechos humanos, y por tanto deben ser respetados de manera plena e innegociable. Exigimos también que los casos en los que se producen daños de cualquier índole causados por esta práctica no queden impunes.

Ojalá estuviese en nuestras manos el parar las contenciones mecánicas, pero no es así y por ello queremos remarcar que esta no es nuestra campaña, sino la de todxs. Consideramos que la presión por parte de la sociedad civil, de los colectivos (profesionales y de personas psiquiatrizadas) y de los medios de comunicación es fundamental para conseguir que esta práctica se convierta en algo del pasado. Por ello, nuestra idea no es realizar la campaña por nuestra cuenta, sino compartirla con todas aquellas personas y colectivos interesados. En este sentido, todos los materiales se pueden descargar libremente, son tan vuestros como nuestros. Os invitamos a replicar, modificar o adaptarlos según vuestras necesidades y difundirlos para alcanzar al mayor número de gente y de espacios posibles de todos los modos que se os ocurra. Como colectivo, no tenemos ningún interés en otra cosa que no sea contribuir a la lucha por el fin de las contenciones en la medida de nuestras fuerzas y posibilidades (que como todas, son limitadas).

Algunas cosas que puedes hacer para contribuir son:

  • Diseñar nuevos materiales.
  • Impulsar y organizar acciones en distintos espacios.
  • Enviar testimonios personales sobre el tema —por escrito o en archivos de audio o vídeo, según os resulte más fácil— que queráis que sean difundidos como parte de la campaña.
  • Escribir textos, compartir datos concretos, denunciar situaciones.
  • Ayudar a hacer accesibles los materiales para personas con diversidades funcionales sensoriales o psíquicas subtitulando vídeos, transcribiendo audios, adaptando textos escritos al modelo de “lectura fácil”, etc.
  • Traducir los materiales de la campaña a otros idiomas.

Sigue buscando más información sobre este tema, léela y difunde con el hashtag o etiqueta #0contenciones para que sea fácilmente localizable.

La web de la campaña: 0contenciones.org

Nuestro correo electrónico: colectivolocomun@gmail.com

Más información sobre este asunto en https://primeravocal.org/

delete

Tortura En El DERT (Departament De Règim Tancat) De La Cárcel De Brians II

Insertamos este vídeo que hemos encontrado en una red social, donde una mujer de El Coronil (Sevilla) relata las amenazas, torturas y trato abusivo que está recibiendo su hijo en la cárcel de Brians II. Ella ha denunciado el caso en el juzgado de guardia y pide ayuda para darle publicidad.

delete

Otra Denuncia De Torturas Y Abusos En Cárceles Catalanas

Gracias a la labor de comunicación con las personas presas en cárceles catalanas y denuncia de los abusos que se cometen contra ellas que están realizando los grupos de apoyo a presxs que existen en ese territorio, estamos al corriente de que en las cárceles regidas por el gobierno autonómico catalán se dan el mismo tipo de abusos de poder y tratos crueles, inhumanos y degradantes que en el resto de las cárceles del Estado español. En esta ocasión, lxs compañerxs del Grup de Suport a Presxs de Lleida informan en su blog de la situación de Ismael Martínez Hidalgo, que ha sufrido varias palizas con lesiones como costillas fisuradas, un labio roto, un hombro dislocado y hematomas y contusiones por todo el cuerpo; ha estado atado en una cama hasta 48 horas, obligado a hacerse sus necesidades encima y golpeado con porras en las plantas desnudas de los pies; ha sido trasladado siete veces en pocos meses; ha sufrido un cúmulo de sanciones y ha sido contradenunciado por los carceleros torturadores; se le han negado reiteradamente sus derechos básicos, y ha sufrido multitud de humillaciones y malos tratos psicológicos.

7 TRASLADOS Y MÚLTIPLES PALIZAS

Desde el grupo de apoyo a presxs de Lleida, estamos en contacto con Ismael Martínez Hidalgo. Actualmente se encuentra en el CP Ponent, tiene 31 años y es de la província de Barcelona. Su pesadilla empezó aproximadamente hace 8 meses cuando se encontraba en el CP Brians II, donde continuamente estaba sufriendo coacciones y extorsiones, como es habitual, por parte de un carcelero. Un día él se cansó y decidió rebelarse, pegándole al carcelero. Como consecuencia recibió golpes hasta que se cansaron “Llegué a pensar que era mi último día de vida. Dejándome totalmente inconsciente, atado a una cama con correas de contención durante 48 horas, que para mi fueron un infierno“. Nos cuenta que hasta llegó al punto de hacerse sus necesidades encima. “Para mi es la mayor humillación que he sufrido en los diez años de condena que llevo“. Estando inmovilizado le golpearon con las porras en las plantas de los pies y así estuvo los 8 días que le tuvieron en Brians II. Hasta que empezaron los reiterados traslados.

Su abogado presentó denuncia en el juzgado sobre los maltratos que había recibido Ismael, y al día siguiente le trasladaron al CP Ponent. El día 13 de junio le bajaron de conducción de nuevo al CP Brians II, para declarar en el juzgado de Martorell por los hechos y las lesiones causadas al carcelero. En los días que permaneció allí solo hacían que cobrarse las típicas venganzas, negándole sus derechos básicos como el derecho a patio, teléfono… Además se le realizó un cacheo integral, según ellos por motivos de seguridad, y un registro a su celda, en la cual, según los carceleros, encontraron un objeto punzante de unos 25 cm, lo cual era totalmente falso. Le pusieron un parte disciplinario por ello.

Pasó aproximadamente un mes recibiendo represalias por lo que sucedió con aquel carcelero un tiempo atrás. Una vez mas le iban a torturar, pero ese día, al ver que se ponían los guantes, se puso nervioso y en un acto desesperado golpeó al que tenía mas cerca. Las consecuencias fueron inmediatas, con el traslado al DERT, donde fue de nuevo golpeado por 7 carceleros. “Fui atado desde las 14’30 hs hasta las 8’45 hs del día siguiente, me soltaron una mano, luego la otra, y fui esposado. Luego me desataron las piernas“. Acto seguido lo trasladaron el CP Quatre Camins, allí estuvo cerca de 10 días y le volvieron a trasladar al CP Ponent, donde solo estuvo un par de días. Lo movieron de nuevo a Brians II, y allí lo tuvieron un día y lo volvieron a trasladar al CP Quatre Camins, donde estuvo una semana y media. Una mañana, de repente, se presentó el alcaide en su celda y le comunicó que por motivos de régimen le volvían a trasladar al CP Ponent, donde se encuentra ahora. 7 traslados en muy poco tiempo. Es inhumano lo que hacen para hacer la vida imposible a la gente que se rebela dentro de las cárceles.

Las consecuencias de las palizas fueron dos costillas astilladas, labio inferior roto por dentro y hombro izquierdo dislocado. A parte de moratones y rasguños por todo el cuerpo, y lesiones psicológicas que comportan este trato degradante por parte de este sistema carcelario. Es así como “reinsertan” a las personas dentro de sus malditos muros.

Nos comunica que, por suerte, se siente muy bien psicológicamente: “Mi mente está impoluta, y os aseguro que no conseguirán debilitarla. Soy lo suficientemente astuto como para meterme en sus mentes, hasta llegar al punto de hacerles ‘jaque mate’ con tan solo dos movimientos nos relata Ismael en una de sus cartas.

Esto es solo un caso mas de los muchos que pasan dentro de las prisiones, sin que la sociedad pueda enterarse. Solo gracias a la valentía de algunas personas como Ismael podemos sacar a la luz los abusos que se cometen día a día en los centros de exterminio llamadas cárceles.

Abajo los muros de las prisiones.

Grup de Suport a Presxs de Lleida, 29-08-2018

delete

Tokata Y Fuga 26-VIII-2018. Motín De Quatre Camins, Mayo De 2002, Condena 16 Años Después, Y Las Cárceles Empeorando

Entrevistamos a José Antonio López Cabrera, que nos habla del motín de Quatre Camins de mayo de 2002; de la terrible represión que trajo como represalia a los presos participantes; de las condenas penales que les han caído a dieciseis personas, dieciseis años después; de las similitudes de aquella situación con las luchas actuales, y de cómo las cosas no han dejado de empeorar aún más desde entonces tanto en las cárceles catalanas como en las del resto del Estado español.

Relato y lúcido análisis de lo sucedido

Noticia tergiversada del juicio en un falsimedio

delete

Resistencia Y Represión En La Cárcel De Albocasser

Ponemos a continuación la noticia que dan lxs compañerxs del Grupo Anticarcelario del Camp de Tarrgona La Corda de una carta que ha recibido contando cómo están las cosas en la cárcel de Castellón II, en Albocàsser.

Queremos dar a conocer la situación que nos explica Francisco Aroca Lirón desde la cárcel de Albócasser. A parte de distintas situaciones de maltratos recibidos a su persona, el compañero quiere poner de manifiesto la situación actual en la que se encuentran él y otras personas presas de este centro. Tanto él como las personas a las que se refiere estan en lucha por las 12 reivindicaciones y haciendo ayunos el 1 y el 15 de cada mes.

En primer lugar relatan los problemas que sufren en relación a las comunicaciones. Cartas que llegan con mucho retraso, o incluso cartas que no llegan. Algunas veces los carceleros no les entregan cartas que han llegado, alegando que la ortografía es «demasiado pequeña», o que hay una letra en el nombre que no se entiende bien y puede ser confusa. Sobre las comunicaciones por telefono, la autorizacion o no de una persona se hace muchas veces por arbitrariedad. Exigiendo contratos originales de telefono solo en algunas ocasiones, mientras que en otras sirve una simple fotocopia del mismo.

El compañero pone de manifiesto, una vez más, la desatención sanitaria y la complicidad de los médicos con la institucion penitenciaria. Nos explica que para cosas leves o cualquier pequeño dolor te dan todo tipo de drogas sin problema, enriqueciendo así a farmaceuticas y empresas con las que tienen contratos. Los médicos recetan y fomentan que los presos tomen cualquier medicamento o supuesto medicamento sin saber muchas veces que efectos puede tener ni como puede afectar a la persona segun sus caracteristicas, problemáticas e historial médico. En cambio, nos cuenta, que cuando tienes problemas más graves, la desatención y el pasotismo es brutal, teniendo que esperar dias o semanas para ser visto superficialmente por un médico. Y para sacarte al hospital tienes que estar muriendote o agonizando.

También nos cuenta como el dia 9 de julio, después de la cena, unos carceleros le dieron una paliza a un chaval sudamericano, y que él mismo les enseñó después las marcas que tenía por todo el cuerpo, sobretodo por las piernas.

Ante todas estas situaciones de abusos y abandono, Francisco y otros compañeros siguen en lucha por las 12 reivindicaciones, y tiran del boli para denunciar a todos los sitios possibles la situación de impunidad que regna detrás los muros. Delante del archivamiento y la no investigación de las denuncias por maltratos que pusieron a ditintos organismos como el Defensor del Pueblo, los compañeros siguen mandando escritos a grupos de apoyo de la calle, así como a otros organismos estatales y hasta europeos.

Francisco Aroca reflexiona acerca de la dispersión de las personas presas y del alejamiento de sus familias y sus ciudades de arraigo. Comenta que ahora que se habla del acercamiento de los llamados «presos políticos catalanes» y que se vuelve a poner sobre la mesa el acercamiento de los presos vascos, habría que reflexionar sobre el trato y la lejania que reciben los llamados presos comunes. ¿Qué pasa con nosotros, los presos comunes? Se pregunta el compañero. Llevamos años a grandes distancias de nuestras famílias y amigos, alejados de nuestros puntos de apoyo. Se nos aplica el alejamiento como castigo o venganza de manera sistematica. Ocasionando que nos sintamos aún más solos, más abandonados. Que nuestros seres queridos tengan que arriesgar su vida en la carretera para vernos 40 minutos a través de un cristal. Eso los que aún tienen medios económicos para cubrir estos trayectos.

Todo el apoyo a los compas presos. Todo el apoyo a los/las que luchan.

La Corda, agosto 2018

delete

[Argentina] ¡Ni Un Pibe Ni Una Piba Menos, Ni Una Bala Más! El 27 De Agosto, Marcha Contra El Gatillo Fácil

Tal como anuncian lxs compañerxs de la Agencia Para La Libertad y el cartel de ahí arriba: Contra el Gatillo fácil y toda represión estatal marcharemos en Caba, Rosario, Mar del Plata, Bariloche,Córdoba, San Juan, Mendoza, Santiago Del Estero, Misiones, Chubut y Tucumán. En la Caba: Lunes 27 de agosto, a las 16 horas, concentramos en Congreso y luego marchamos hacia la Plaza de Mayo. ¡¡Venite, te esperamos!! Aquí debajo, copiamos un artículo de Oscar Castelnovo, publicado igualmente en la página de APL, donde se explica bien el tema.

GATILLO FÁCIL, EL GENOCIDIO ENCUBIERTO

¿Qué dolor puede ser más brutal para una madre, para una familia, que la muerte de su hijx? ¿Y si no fue exactamente “muerte” sino asesinato? ¿Y si el crimen lo cometió un agente estatal que percibe un salario dizque para garantizar la vida y la integridad del que fusiló? ¿Y si los jueces protegen al matador? ¿Y si el poder político lo asciende? ¿Y si los legisladores le hacen leyes a medida? ¿Y si los medios hegemónicos manipulan con alevosía desde el mismo instante en que ese homicidio va a la sección “Policiales” en lugar de ubicarse en el primer lugar de “Política Nacional”? ¿Y si la matanza es sistemática y lleva décadas pero nadie habla de Genocidio? Si se dan todas estas variables, tal como sucede en la Argentina, entonces esa madre enloquece, enferma, muere de tristeza o se lanza a la lucha. Así, cuando ellas marchan su rostro se desfigura en aullidos. La remera que cubre su torso lleva sobre sus senos la cara sonriente del hijx que amamantaron y que sucumbió a balazos por las fuerzas de Seguridad en las calles o la tortura en los sitios de encierro. Este lunes 27 lo harán desde Congreso a Plaza de Mayo en la CABA y también en Rosario, Mar Del Plata, Bariloche, Córdoba, San Juan, Mendoza, Santiago del Estero, Misiones, Chubut y Tucumán, en la 4° Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. ¿Por qué genocidio?¿Por qué encubierto? Más abajo, las respuestas a esta política de estado que lleva décadas en la etapa reclamada como constitucional.

El Gatillo Fácil constituye un verdadero genocidio, tal como lo nombra la Convención de las Naciones Unidas que lo tipificó en 1948. Allí, en su artículo II, el texto afirma que se entiende por genocidio los actos “perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, tales como: a) Matanza de miembros del grupo; b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo; c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial…”. La definición es contundente y no deja dudas. Nuestro empeño por llamar a las hechos por su nombre no nace de un interés jurídico, la sola palabra “genocidio” es una herramienta para la pelea, esenciamente política, contra la muerte de los más vulnerables. ¿Qué pasaría en la Argetina si organismos, colectivos de luchadores, partidos populares, sindicatos, organizaciones femimistas, estudiantiles, entre muchos más, denunciaran como genocidio a asesinato de lxs nuestrxs?

Walsh

Resulta singular que aquello que la casta política pretende desconocer, el periodista Rodolfo Walsh lo anticipara el 25 de marzo de 1977 en su “Carta abierta de un escritor a la Junta Militar”, según el Premio Nobel Gabriel García Márquez, esta fue la pieza periodística más brillante que se haya escrito jamás. En su misiva a los uniformados, Walsh va afirmar algo que pensó mucho y le generó contradicciones antes de plasmarlo blanco sobre negro. Finalmente se decidió a decir que las desapariciones, los asesinatos, las torturas no eran los hechos más graves perpetrados por los tiranos: “Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada”, aseguró. Y esa miseria planificada para millones, acompañada ineludiblemente con la masacre dilatada en el tiempo, es lo que está viviendo el pueblo argentino, de modo creciente según pasan los años.

Por qué

Es decir que a la desaparición por la dictadura cívico militar de 30 mil revolucionarios, le continuó el exterminio sistemático por parte del estado de lxs pibxs excluidos y/o rebeldes, los más vulnerables, quienes “no encajan” en el ordenamiento neoliberal y, claro está, que converge con la masacre de lxs jóvenes de los pueblos originarios cuya matanza nunca se detuvo desde la misma llegada de la corona española a América, con distinta intensificación según odio y necesidad.

Por otra parte, aunque hubo casos de gatillo fácil en toda la etapa constitucional, podría ubicarse una fecha de clave de sistematicidad en los años ’90, cuando millones de personas fueron arrojadas al desamparo absoluto, según lo había planeado la tiranía al fundar el modelo neoliberal que desplegó el menemismo. Entonces resultó forzoso acudir a una política represiva específica para asegurar los beneficios de la nueva tasa de ganancia requerida por el capital.

A la vez, este genocidio incluyó a las mujeres secuestradas para la trata con fines de prostitución, luego desaparecidas, liquidadas o destruidas con su subjetividad devastada, especialmente en el segmento adolescentes. Si bien se menciona la cifra de cinco mil de ellas, ésta sería solo la punta de un iceberg gigantesco cuya cantidad permanece en la noche y niebla de los genocidios.

Recordemos, por si hiciera falta, la tipificación: “a) Matanza de miembros del grupo; b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo; c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial…”

Como se ha dicho, los genocidios son “reorganizadores”. Es decir rediseñan la sociedad en beneficios de algunos y para ello es necesario el exterminio de muchos. De ese modo, Julio Argentino Roca masacró a los pueblos originarios, para quitarles sus territorios y dar nacimiento a oligarcas que se adueñaron de éste sustento del nuevo poder. En ese diseño “no encajaban” los aborígenes. De la misma manera, la tiranía cívico militar no hubiese podido sentar las bases del neoliberalismo y aniquiló a los militantes que “no encajaban”, dirigiendo los sindicatos, universidades, fábricas o alzados en armas por otra sociedad.

Ya en la etapa, dizque constitucional, el genocidio de lxs pibxs del pobrerío y/o rebeldes tiene distintas características, pero la misma esencia. Se trata de un genocidio ya no para “reorganizar” sino para “mantener” la inequidad lograda: Ellxs “no encajan”, son población sobrante y perturbadora. Entonces hubo que elaborar una política represiva “ad hoc” para evitar su rebelión y su organización. Es un genocidio de “mantenimiento del nuevo orden”. La batería represiva incluyó desde el plomo hasta el “paco”, para expandir el terror y así extinguir a algunos y disciplinar o neutralizar a los otros.

EL Estado terrorista

Resulta claro que el estado terrorista no terminó en diciembre de 1983. Si bien allí comenzaron a funcionar las instituciones de la llamada “democracia”, la ferocidad implacable, legal e ilegal, continuó focalizada en la pobreza y los sitios de encierro serían Campos de Concentración Siglo XXI. Sin embargo, el centro de exterminio no está, necesariamente, tras las muros y las rejas. Todo un barrio del pobrerío puede contener las torturas y los homicidios en sus veredas y sus calles, a plena luz del día. Y lo peor del caso, es que buena parte del pueblo prestó y presta consenso a este accionar.

Se sabe, que la coronación de una derrota popular, eso fue la instaración del modelo neoliberal, siempre comporta una sustitución de valores. Es decir la clase subyugada asume como propios los valores de la clase hegemónica a la cual brinda su aplauso. Así, el valor vida fue sustituido en la escala por el llamado, recortadamente, valor “seguridad”. De este modo, resulta más importante la cartera de la dama, el bolsillo del caballero o el celular de ambos, que la vida de un joven.

Un claro ejemplo fue el de David Moreira, 18 años, quien –según se afirmó– robó desde una moto la cartera de una señora en la ciudad de Rosario, en marzo de 2014. Allí, unos 50 vecinos del barrio Azcuénaga lo cazaron, lo lincharon y expandieron a patadas, literalmente, su masa encefálica sobre el asfalto. El joven que lo acompañaba en la moto se entregó a la policía y dijo: “yo estaba con él” y fue condenado. Sin embargo, ni uno solo de los 50 vecinos que asesinaron a David, confesó su crimen. Según el propio Código Penal que se aplica a los más pobres, robar una cartera tiene una pena de uno a seis años de prisión. Y, al asesinato alevoso, por caso 50 a 1, comporta una condena a reclusión perpetua.

Es en estas circunstancias donde se advierte, con creces, la derrota moral, axiológica, cultural que se expandió en los ’90. Ningún fiscal o juez investigó a los matadores, ningún miembro de los partidos mayoritarios alzó su voz tal y como debe hacerse, y el mundo siguió andando porque la vida de los más vulnerables carece de importancia para quienes timonean el despojo.

Meta bala

Como se recordará, sobre finales de los ’90, Carlos Ruckauf, ministro de Isabel Perón, vicepresidente de Carlos Menem y luego gobernador bonaerense, proclamó que había que “meter bala” a los delincuentes. Así, el estímulo fue bien recibido por los efectivos que pusieron más empeño a la tarea. Las balas continuaron para los pibes desfavorecidos por el régimen y también para los rebeldes que enfrentaron las circunstancias. El caso emblemático de aquellos años, ya en 2002, fue el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán ambos militantes políticos y sociales, quienes sucumbieron en la “Masacre de Avellaneda”, durante un reclamo popular.

Luego de que el entonces jefe de Gabinete, Alfredo Atanasoff dijera: “Si cruzan el Puente Pueyrredón será una declaración de guerra”, la cacería tuvo por un lado a piqueteros con palos y, por el otro, a las fuerzas represivas con balas de plomo. La “Guerra”, fue comandada, entre otros, por el presidente Eduardo Duhalde; el gobernador Felipe Solá; el ex secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández; y el ex secretario de Seguridad Interior, Juan José Álvarez.

En este caso, la lucha popular que entre otros encabezaron Alberto Santillán y Vanina Kosteki envió a prisión a los asesinos materiales: el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta. Sin embargo, todos los responsables políticos permanecen impunes y reciclados. Nadie relacionó estos dos crímenes como parte del genocidio en marcha.

Alianza para matar

Antes del gobierno del “piloto de tormentas”, Eduardo Duhalde, asumió el Gobierno Fernando de la Rúa en la Alianza que llevó como vice presidente a Carlos “Chacho” Álvarez, proclamado de la “izquierda peronista”, “progresista”. A los 7 días del comienzo de su gestión,el 17 de diciembre de 1999, la Alianza reprimió al pueblo correntino que llevaba 7 meses de “aguante” en las plazas y varios sin percibir haberes. Tras el desalojo violento del Puente General Manuel Belgrano que une Chacho y Corrientes, la Gendarmería asesinó a Mauro Ojeda y a Francisco Escobar –dos jóvenes humildes– y dejó decenas de heridos de bala. Corrientes anticipó el “Argentinazo” del 2001 que puso en cuestión la gobernabilidad.

A su vez, el genocida de la dictadura Domingo Cavallo regresó al ministerio de Economía generando una de las peores crisis económica y social, sobre finales de 2001. De ese modo, ente el 19 y 20 de diciembre 39 personas fueron acribilladas por las fuerzas de Seguridad en diversas provincias argentinas.

El mismo De la Rúa, revelaría por Canal Encuentro que si Cavallo fue su ministro obedeció a una solicitud de su vice, quien nunca desmintió a su jefe. También trascendió que ante la multitud que protestaba en la Plaza de Mayo, el peronismo le exigió a De la Rúa el “desalojo” del centro político del país para hacerse cargo del nuevo gobierno. Y De la Rúa cumplió, concretando así un pésimo debut y una peor despedida.

¿Pena de muerte u homicidios policiales?

En la Argentina no existe la pena de muerte legal. En los países donde sí se aplica este engendro, siempre hay una tribunal, un juez, una instancia del estado que firma y ordena las ejecuciones y la historia habrá de juzgarlos. El hecho, aberrante de por sí, puede ser más taimado en la Argentina. Porque lo que ocurre en nuestro país son lisa y llanamente ejecuciones sumarias, sin legalidad burguesa alguna, son claros homicidios policiales que por su masividad, permanencia y alcances constituyen parte sustantiva del genocidio encubierto.

Todos los jueces del fuero penal son delincuentes

Salvo, puntuales excepciones, los magistrados que conforman del fuero penal infringen la ley en cada uno de sus fallos, delinquen sin que nadie los asocie con el delito. Ninguna de las cárceles del país está en condiciones de albergar a seres humanos según lo manda la Ley, que sostiene que serán sanas y limpias, no para castigo sino para resguardo, reinserción y otros cuentos chinos, del apresado. Sin embargo, a sabiendas, cada juez envía a seres humanos a estos campos de devastación humana donde la tortura se perpetra cotidianamente sobre lxs detenidxs y sus familiares, donde se mata un presx a palos, picana, facazos, hambre, suicidios inducidos o fraguados, las llamadas “muertes en contexto de incendio” o por enfermedades desatendidas. Es decir que, con nitidez, la pata judicial forma parte necesaria del genocidio en cuestión. Por su parte, fue el propio juez del Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni, quien afirmó: “El mayor asesino serial es el Estado”.

Campeón verbal de la defensa de los derechos humanos

Precisamente en la etapa gestionada por el kirchnerimo, la razón le asistió con creces al magistrado: 3070 asesinados por gatillo fácil o tortura en los sitios de encierro, 70 desapariciones –datos de Correpi–, y varios cientos de presos por luchar –datos de la Gremial de Abogadas y Abogados de la Argentina–, crecimiento exponencial de pobres en el encierro –dato Agencia Rodolfo Walsh–, convirtieron a este gobierno en el que mayor cantidad de casos tuvo. No solo superó a cada uno de los gobiernos anteriores, sino a todos en conjunto con 3070, al menos, vidas sesgadas hasta diciembre de 2015. Recuérdese que los datos de Correpi son recolectados, con esfuerzo, de los medios de todo el país y a través de la denuncia de los familiares. Como se sabe, los medios no publican todos los crímenes y, por distintas razones, no todos lo familiares denuncian. O sea que la cifra fue aún mucho mayor durante el gobierno campeón verbal de la defensa de los derechos humanos. Los casos emblemáticos de Luciano Arruga, Daniel Solano y Julio López, son solo algunos de los que la lucha familiar y popular rompió el cerco informático.

Cabe destacar que mientras la entonces presidenta Cristina Fernández aseguró en 2012 “tenemos un Servicio Penitenciario ejemplar” –en referencia al Federal, en ese año estos grises ejemplares asesinaron a Florencia “La China” Cuellar, novena chica liquidada en la cárcel de Ezeiza entre 2009 y 2012. Por esos años, un ser privado de libertad moría cada 37 horas según una medición del boletín Para la Libertad, de la Agencia Rodolfo Walsh, nunca desmentida.

Asimismo, en 2004 se sancionaron las mal llamadas y represivas “Leyes Blumberg”, ya que el ex ingeniero no era legislador y ambas cámaras del Congreso –que también votaron la Ley Antiterrorista a libro cerrado por exigencia de Estados Unidos, tenían mayoría kirchnerista entre sus miembros.

Por si quedara dudas, por entonces, el fiscal Abel Córdoba –hombre del proyecto kirchnerista–, expresó luego de una de sus inspecciones a las cárceles que los detenidos vivían en condiciones “infrazoológicas”. A la vez, Córdoba enfatizó a esta agencia que era imposible que un juez de clase media acomodada, le diera entidad humana a unx joven morochx y pobre.

Como puede apreciarse, sin esfuerzos, la matanza continuó ascendiendo con cada gobierno “democrático”. Y solo basta escuchar a los partidos con posibilidades de ganar la elección, en las campañas, que compiten a ver quién va a aplicar la mano más dura. En sí, la promesa de más muertos y más presos garantiza votos, pero al mismo tiempo provee mayores delitos toda vez que son, precisamente, las fuerzas de Seguridad quienes los regentean en todo el país.

También fue mérito de la gestión K, entre otras, haber desplegado la Gendarmería y la Prefectura a cumplir funciones policiales o sea de control social en el territorio. Con lo cual, la Argentina pasó en 2015 a ser principalísimo país con mayor tasa de policiación (policías por habitantes) en el planeta, de acuerdo a la destacada socióloga Alcira Daroqui quien brindó el dato a esta agencia basado en un informe de la ONU.

EL fascismo al desnudo

Con la llegada del Cambiemos, el fascismo al desnudo arribó al gobierno del país, encabezado por el empresario y conspicuo ladrón de los dineros públicos –a través del Grupo Socma–, Mauricio Macri. En la continuidad del genocidio encubierto lo secunda la ministra de Seguridad Patricia Bullrich Luro Pueyrredón. Ambos establecieron variantes significativas: los fusilamientos –documentados– pasaron de 28 a 23 horas y, contrariamente a sus predecesores que se desligaban del tema, por caso acudiendo al dudoso concepto de “violencia institucional”, pasaron a celebrar las muertes y condecorar a los matadores, recibiéndolos en la Rosada.

Eso sucedió luego de que el policía de Avellaneda matara por la espalda al joven Pablo Kukoc, quien huía a la carrera sin representar un peligro para nadie. El aliento que el gesto brindó a lxs miembrxs de las fuerzas de Seguridad se vio incrementado copiosamente. Y desde el inicio mismo de la gestión, el dolor fue aún mayor en las barriadas y, singularmente, buena parte del pueblo respaldó esta política, derrota axiológica mediante, incluso las represiones a las manifestaciones de reclamos populares.

La construcción del enemigo interno, siguió teniendo rostro moreno y pobre, aunque públicamente también se definiría al pueblo mapuche como principalísimo blanco elegido. Es esa dinámica de la lucha de clases en la Argentina, que Gendarmería asesinó al anarquista Santiago Maldonado y al mapuche Rafael Nahuel, en una “guerra” de piedras contra balas de plomo.

También durante la Era Macri, la tierna gobernadora María Eugenia Vidal sería junto a Cristian Ritondo, su ministro de Seguridad, responsable de la peor masacre en toda la historia de la policía bonaerense. El 2 de marzo de 2017 en la ex comisaría 1º de Pergamino, fueron asesinados 7 jóvenes que se hallaban detenidos bajo custodia del estado que debió garantizar su vida y su integridad. Una parte de ellos tenía problemas de adicciones, pero el estado no respondió con contención psicológica u otras formas de salud. Acudió al fuego y al monóxido de carbono para su exterminio.

A la vez, recientemente, Macri decretó la intervención de las Fuerzas Armadas en temas de Seguridad interior que, traducido al criollo o al mapundungun (lengua mapuche), significa licencia para matar.

En el decreto del mandatario argentino se establecen “normas de comportamiento” que deberán observar los efectivos militares en todos los operativos en los que tomen parte. A la vez declara secretas esas normas de comportamiento, justificado por “secreto militar”. Además, en la redacción de estas “normas de comportamiento” se ha atendido en forma muy especial a cubrir las eventuales responsabilidades judiciales que puedan involucrar a un efectivo militar por obrar con un supuesto “exceso en el cumplimiento del deber” pero atendiendo asimismo a la necesidad del militar de no ver limitado su derecho a la “legítima defensa”. O sea, lisa y llanamente la impunidad anticipada.

Como puede verse, desde el poder hay una voluntad de exterminio a los vulnerables, una guerra desigual que se libra en las calles, los tribunales y esencialmente en los medios formadores de pensamiento y acción.

¿Cuántos pobres tienen que morir?

Una discusión en la llamada “brecha” afirma que serán muchos más los muertos en la gestión macrista que en la kirchnerista. Y es cierto. Tan cierto como que los luchadores no vinimos a este mundo a decir a cuantos pobres hay que matar: Nadie debe morir asesinado por el estado. Y es tarea de los militantes luchar por este concepto-bandera y no hacer ecuaciones aritméticas de una supuesta “mortalidad inevitable”.

Si estas líneas despertaran la reacción de quienes no las comparten, cabe recordar que si lxs chicxs vivieran, que si el estado no los hubiese asesinado, entonces jamás las hubiésemos escrito.

A la lucha

Las mujeres, las familias, que marcharán este lunes son la cara visible y desencajada del genocidio encubierto. En ellas reside un valor infinito por el que vencieron la locura y la impotencia, no así el dolor. Aunque saben de sobra que no puede haber justicia completa para su caso. Porque esto sería regresar a la vida al hijx masacrado. Y ya “su caso” pasó a ser colectivo, cada uno de los crímenes es tomado por todas. Algo cercano a la justicia, sí sería detener la matanza. Poco a poco, desgarradas, van aprehendiendo que no puede lograrse el objetivo en este sistema, quedó harto demostrado que cada gobierno superó en atrocidad al anterior. Así, ellas están luchando por otros hijos, incluso por aquellos cuyos padres apoyan o ignoran el genocidio encubierto. Su grandeza es gigantesca. Lo sepan o no, están batallando por otra sociedad. En cada diálogo con el hijo lo traen a este presente. En cada mural pintado, en cada reunión y en cada acción sienten que el hijo vive y las acompaña. Aún después de partir, ellxs están para que otrxs pibxs vivan. En esta iniciativa no se dirigen solo a la Casa de Gobierno o hacia otras sedes del poder, aunque así lo parezca. Sus pasos marchan, firmes, hacia un futuro tan digno como el rugido de sus gargantas y el sudor que emanan sus cuerpos en rebeldía. Que así sea.

 

delete

Relato Y Reflexiones De Un Preso En Lucha Sobre Un Reciente Intento De Suicidio

Transcribimos a continuación dos cartas de Toni Chavero donde nos relata su reciente “intento de suicidio”, como el mismo llama a lo que sucedió en la cárcel de Villena el 19 del mes pasado y contábamos en una publicación reciente. Reflexiona en profundidad sobre ello, pide disculpas por unos actos que considera incoherentes con sus principios y con su forma de entender la lucha, acerca de lo cual se había expresado claramente en otras ocasiones. Nos da cuenta de las represalias sufridas –traslado a Albocàsser; destino a régimen especial de castigo, artículo 91.3; privación de sus cosas personales…– y pide que nadie se preocupe, pues se encuentra recuperado física y anímicamente y dispuesto a “vivir luchando”, tanto en lo que se refiere a su esfuerzo personal como a su participación en la lucha colectiva. Sin olvidar que tiene la correspondencia intervenida, sería bueno escribir al compañero, para darle ánimos y que pueda ir recuperando las direcciones de la gente con la que suele escribirse, ya que los carceleros se las tiraron a la basura junto con el resto de sus cosas. La dirección de la cárcel de Albocàsser podéis encontrarla en la lista de presxs en lucha a la que conduce el último de los enlaces que ponemos al final del todo.

Villena, madrugada del 26-VII-2018

Os escribo a vosotrxs, que lucháis por una sociedad sin jaulas, dentro y fuera de ellas, con humildad, honestidad y fuerzas. ¡Salud a todxs!

No he querido en un principio comunicaros los hechos, que van contra mi propia filosofía de vida y de lucha, porque, para empezar, no estaba reivindicando más que mi propia muerte, sin involucrar a nadie, ni grupos ni individualidades, yo, solo.

Pero entiendo la falsedad de no contarlo, de ocultarlo, de no ser al final honesto y sincero con todxs vosotrxs. En primer lugar, como preso en confrontación contra el sistema penal y estatal. Y, en segundo lugar, como compañero de todxs vosotrxs, fuera y dentro de sus jaulas.

La tarde del 19-VII-2018, tras preparar unas cartas de despedida, que me iba a tragar y al final dejé entre mis cosas, bien protegidas, y anunciar el día 15 a las instancias de siempre (Consejo de Ministrxs, Defensor de Nadie y Congreso de lxs Lumis) que me están incitando al suicidio, desde Puerto I y desde aquí, tras siete meses sin mis pertenencias, les advertí que me iba a incendiar, porque estoy hasta los cojones de todo y me siento un lastre para mi familia sanguínea y compañerxs y amigxs. Y lo sigo pensando: soy un lastre.

Así que el 19 de julio, teniéndolo todo planeado, con todas mis pertenencias protegidas del fuego, puse en la puerta de la celda (para impedir el paso y asegurar mi objetivo, desaparecer) el colchón, dos mantas, dos sábanas, ropa vieja y rota, que até al cangrejo, y, debajo de todo, una cama de bolas de papeleo jurídico, autos y toda esa bazofia. Encendí un cigarro, metí el mechero entre los papeles y lo prendí todo. Me quedé de pie, mirando lo rápido que empezó a quemarse todo, echando un humo negro y denso. Me metí bajo los hierros de la cama, asustado del ruido del fuego intenso. Cuando no pude respirar más, por instinto supongo, abrí la ventana para coger aire, pero este hecho avivó más el fuego y solo tragué humo. Caí sobre los hierros de la cama, imagino que las rozaduras que tengo serán de eso, y no supe más.

No sé cómo se las apañaron para entrar y sacarme de ahí. No les fue tarea fácil, porque la puerta estaba al rojo vivo. Según me dijeron, entró alguien con botellas de oxígeno y todo el equipo y me sacó a rastras. Aparecí en la enfermería. Eso es todo. Lo demás no importa.

He ido contra mis principios de no violencia, aunque no reivindiqué más que la tabla, el 15 de julio, y las pertenencias de Puerto I, advirtiéndoles de que me iba a matar de la manera que he contado. Como siempre, hicieron caso omiso y yo realicé este acto imprudente e inoportuno.

Pienso que os he fallado a todxs, ya que he sido y soy un defensor constante de la no violencia. Este caso era distinto, pero fue violencia. Imagino que ahora aquellas personas a quienes recriminé por este tipo de actos tienen carta blanca para decirme de todo, o decirlo por ahí, en vez de a mí directamente. Como he sabido que están haciendo contracampaña contra mí, lo cual me suda la polla, porque sé bien que soy un guerrero y he luchado por mantener viva esta semilla que plantamos en 2015 mi Xavi y yo. De la COPEL a la APRE, posicionado. Deciros que estoy avergonzado es quedarme corto. Quien tenga algo que decirme, aquí me tiene. Dímelo a mí, no seas cobarde.

A pesar de que nada se quemó, los carceleros de guardia ese día tiraron todas mis pertenencias, todo, sin excepciones. Motivo por el cual me encuentro denunciando y en huelga de hambre individual, a pesar de que Mohamed El Hichou y Antonio Fabra dicen que se solidarizan conmigo y el domingo inician también huelga de hambre, cosa que no he podido evitar, ya que cada cual toma sus decisiones y, como yo he sido y soy un hermano con ellos, en respuesta, se solidarizan conmigo por la vulneración de derechos humanos y fundamentales. He denunciado y reclamado mis pertenencias, ya sea que las compren, las paguen, lo que sea, me da igual. He hecho una relación de la ropa, de los libros, de las gafas, de todo. Tengo unas chanclas, un pantalón corto y camiseta que me han dado los compañeros de la cuarta galería.

Pero a lo que voy es a pediros sinceras disculpas por no haber tenido autocontrol, aunque sí que lo hubo, en cierto modo, pues todo fue meditado profundamente. El fin de la reflexión es que soy un lastre, para mi familia: años de cárcel en cárcel, esto no puede ser. Mo me excuso, pero el cúmulo de todo me llevó a ese extremo.

Quien me quiera comprender que me comprenda. Quien me quiera criticar, que lo haga a mi persona, quien tenga “pena” de mí, que ni se moleste en escribirme. Quien piense que quiero arrastrar a alguien más esta huelga de hambre, se confunde; esto es personal mío. Así que rechazo de plano todo tipo de solidaridad. Nada de unirse a mi problema personal. Esto es solo mío, no corresponde a ninguna lucha en comuna. Si no os gusta el tono, leed otras cosas. Soy José Antonio Chavero Mejías, 9730081285, preso en lucha que no se mete en la vida de nadie. Esto no es parte de la lucha comunitaria, no está a diálogo ni es asunto de nadie más que mío, ni cabe acuerdo o apoyo de ningún tipo. Creo que lo he dejado claro, así que respetadme como os he respetado yo.

En lo comunitario, el 1 de octubre y luego en diciembre, sabremos todxs lxs que tenemos arrojos para luchar, ahí sí que nos solidarizamos con la tabla reivindicativa y la lucha. En esto otro no se espera la participación de nadie, es una simple comunicación que hago por haberos fallado y haberme fallado a mí mismo.

Salud y ánimo. Por una sociedad sin jaulas.

Albocàsser, noche del 4-VIII-2018

Nunca pensé que en mi mente se instalaría el deseo de la muerte. Es cierto que en la vida he tenido problemas suficientes como para pensar “hasta aquí he llegado”. Pero siempre he desechado la idea inmediatamente.

Podría poner las excusas que quiera, pero ninguna es válida para acabar con la vida, mi vida. Me he sentido un lastre para mi familia y, en parte, sigo pensando que lo soy, que todxs nosotrxs, dentro, somos una carga para lxs compañerxs de ahí fuera. Pero eso es solo mi pensamiento, mi opinión, en un mal momento, en un tiempo de mucho sufrimiento. Constante sufrimiento.

Todo el tiempo de traslados, de problemas, de verme despojado de mis pertenencias, de mi familia dando vueltas durante veinte años dando vueltas tras las rejas de las cárceles. Como mis compañerxs en la calle, de uno a otro talego. Como un dibujo animado al que persiguen sus cosas sin alcanzarle nunca. Como un número en esta sociedad de odios y envidias, de “personas” insensibles y de “gente” ciega, guiada por las pantallas de sus aparatos digitales, conducida a través del plasma por una serie de prostitutos del crimen organizado, del Estado policial y del Capital.

Por no conocer a mis sobrinas. Por no tener una vida con planes de futuro y, si los tengo, no sé si lograré alcanzarlos. Por estar inducido al suicidio por Instituciones Penitenciarias, con una serie de castigos constantes, de los cuales el verdadero motivo es un bolígrafo, un folio y mis palabras, mis reivindicaciones, mis pensamientos libertarios y mi constante propagación entre lxs presxs de esta lucha, de los porqués de la misma y de la necesidad de llevarla a la práctica. Todo lo cual seguiré haciendo.

De modo que la Institución Penitenciaria me ha ido encajando, colocando, donde no pueda propagar la llama y, a pesar de ello, me las he ingeniado para que lxs presxs de las cárceles por donde paso sepan lo que estamos haciendo. Cuando lxs pocxs que entienden el mensaje se suman a esta confrontación anticarcelaria y llegan las huelgas de hambre, las reivindicaciones, las quejas y las denuncias, el hecho de enseñar a la peña presa a realizar escritos, estén o no en la lucha, me echan a otro rincón.

Esta vez, tras el intento de suicidio y destrozo de la celda en la que me encontraba, la 33 de la cuarta galería de Villena, y tras trabar la puerta y poner todo tipo de combustible para impedirles la entrada a su celda, le metí fuego y al rato ya estaba sin conocimiento. No sé cómo consiguieron sacarme de allí, es que no lo llego a entender, ya que pude ver cómo quedó la celda, toda ella, entera, negra como un tizón. Me enteré por un preso de la celda contigua que, al ir a recoger mis pertenencias un ordenanza y decirle al carcelero que las cosas estaban bien, el carcelero le gritó: “tíralo todo, todo”, en un acto típico de los prostitutos del crimen organizado. Al final, decidí ponerme en huelga de hambre individualmente y sin comunicar nada, porque este asunto era personal, no era un problema que yo considere de la comunidad de lucha.

A pesar de todo, esos aislamientos son pequeños, de treinta y cinco “plazas” en cuatro galerías; primera, segunda y tercera de diez presos, y la cuarta de diez presos, en la que yo me encontraba. Mohamed El Hichou, uno de nuestros compañeros en lucha se sumó a la huelga de hambre y creo que también Antonio Fabra, según él me dijo. Quizá todo eso detonó que me mandaran en primer grado, primera fase, a Castellón II, Albocàsser. Al pasar por Picassent, me pusieron en la misma galería que el compañero Adrián, lo cual me supuso un alivio, un respiro, aunque momentáneo, porque por la mañana salía para Castellón II. Pudimos comunicarnos (…), me mandó ropa y una radio pequeña, lo cual agradezco en grado sumo. Gracias, compañero.

Y aquí estoy, preso con otro chaval musulmán. Siempre me ponen solo con musulmanes, lo cual ya dudo de si no será una treta de Instituciones Penitenciarias, para que los sociópatas estos puedan, en un momento dado, acusarme de “radicalizarme” o algo por el estilo, lo cual no me extrañaría. Aunque ya saben que yo ni Dios ni amo, ni patria, ni bandera. Mi bandera es un trapo negro por mis compañerxs asesinadxs en las cárceles del Estado criminal español.

La conclusión final de mi intento de morir es la de vivir luchando, ya que no concibo otra forma de vida en las cárceles, reivindicar, denunciar y sacar la basura carcelaria. Coordinación, comunicación, propuestas, ideas que vengan de fuera y de dentro, diálogo y decisiones conjuntas.

En cuanto a las acciones, pienso que no sirven de nada las huelgas de hambre individuales, ni hacernos daño cortándonos, ahorcándonos, quemándonos, etc. Es cierto que he cometido hace poco dos actos que no concibo para luchar: ponerme en huelga individualmente y pretender quemarme o morir axfisiado. De estos hechos os pido disculpas, dentro y fuera y, si es necesario, me comeré las charlas que del corazón salgan. Lo que no voy a permitir es que me machaquen; si alguien tiene algo que decir sobre este asunto, que me lo diga a mí. Si de esto se pretende hacer teatro, estoy lo suficientemente concienciado para caminar solo, sin nadie dentro ni fuera. No variará mi rumbo, porque yo lucho por lxs que están bajo la tierra y algunxs de lxs que quedan vivxs de COPEL y APRE (r), mis guías y mis maestrxs.

Me despido de todxs vosotrxs, quienes sí lucháis honestamente contra las jaulas, desde dentro y desde fuera de las mismas. Que no se preocupe nadie, que me encuentro bien, tanto física como mentalmente, y que lo siento, siento haber dejado que se instalara en mí o en mi inconsciente tanta mierda como para actuar así, sin pensar más que en mí, egoístamente. No creo que sea el camino ni de coña, pero en ocasiones pasa que te tienes que equivocar para aprender, y yo he aprendido que voy a vivir, que el castigo, la presión, el estar sin pertenencias tiene solución, lo que no tiene solución es la muerte.

Una cosa más, con toda la peña que me escribo, he perdido no, han tirado a la basura todo, las direcciones, los contratos de teléfono, todo, así que, si queréis escribir, yo iré recabando lxs remitentes y contestando cuando pueda. Tened en cuenta que solo tengo dos cartas de salida por semana. Pero contesto siempre, eso sí es una máxima. Cuidaros. Aquí lucharé a diario. Salud.

Toni Chavero Mejías

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Octubre

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 22-VIII-2018]

delete

Sobre Cómo Las Gasta La Administración Carcelera Catalana En Su Centro De Exterminio De Ponent (Lleida)

Copiamos aquí dos noticias publicadas en el blog del Grup de Suport a Presxs de Lleida  sobre lo que sucede en la cárcel de Ponent, o mejor dicho, sobre los tratos crueles, inhumanos y degradantes que hace sufrir la administración carcelera catalana a las personas allí encerradas. En la siguiente se describe la situación de una persona presa con enfermedad mental a l que se mantiene en régimen especial de castigo en lugar de proporcionarlo los cuaidados que necesita. Además de ello, en esta y en otra noticia publicadaa en junio, denuncian toda una serie de tratos crueles, inhumanos y degradantes muy parecida a la de los que se infligen en el resto de cárceles del Estado español: sometimiento a un régimen de vida destructivo; malos tratos, abandono médico-sanitario; traslados arbitrarios con el consiguiente desarraigo social y familiuar; privación de pertenencias; indefensión…

Juan Ruiz López sigue en aislamiento

El pasado junio difundiamos información de una persona presa en la cárcel de Ponent, de la cual comentábamos, entre otras cosas, su delicado estado de salud mental, los maltratos recibidos y el hecho de que el compañero se encuentra “viviendo” permanentemente en el DERT (aislamiento).

Desde el Grup de Suport a Presxs, de Lleida, seguimos en contacto con Juan Ruiz López (el compañero ha decidido dar su nombre aun sabiendo las posibles represalias) y vemos importante seguir dando a conocer cómo avanza su difícil situación. Juan sigue en aislamiento, y no sabe cuándo se supone que lo van a sacar de allí, ya que va acumulando partes por hechos tan absurdos como pasarse cosas con la persona de la celda de delante con un trozo de papel.

Juan dice que se encuentra mal, física y mentalmente. Hace un par de semanas se tragó varias pilas y unas cuchillas como acto de desesperación. Esto ocurrió sobre las 9 de la mañana y hasta las 8 de la tarde no lo sacaron al médico, por lo que lo dejaron todo el dia con esos objetos dentro de su cuerpo. También nos dice que intentó quitarse la vida. Además relata abusos de poder por parte de carceleros, como tirarle la comida encima de la ropa y romperle fotos y otras pertenencias suyas.

Comenta que ha oído que lo volverán a trasladar pronto a Mas d’Enric, en Tarragona. Ya serían varios traslados sin motivo aparente que el compañero está sufriendo, de Lleida a Tarragona y al revés. Se lo van pasando de un sitio a otro. Hace más de un año que no puede ver a su madre, ya que ella está enferma y no se puede mover. Ha probado varias veces que lo dejaran salir para visitarla y siempre se lo han negado.

Nos explica que hace poco un chaval prendió fuego a su celda, y que debido al incendio tuvieron que llevarle al hospital por quemaduras. También nos dice que desde la cárcel dicen que los daños causados cuestan más de 1000 euros, pero que después la mano de obra la ponen los mismos presos que ni cobran por ello. Al chaval que se quemó lo trasladaron a otra cárcel.

Dice que ha hablado con el Síndic de Greuges, y que le ha rogado que lo saquen del DERT y lo lleven a una unidad especial de tratamiento, adecuada a sus problemas de salud y de drogodependencias. Espera que el Síndic de Greuges y otros organismos a los que se ha dirigido actúen rapido. Nos vuelve a contar que tiene pérdidas importantes de memoria, paranoia y alucinaciones, aparte de problemas de salud física. Siente que se está hundiendo; “estos basuras de aquí dentro me están matando. Tengo un cacao mental que me está dejando más loco”.

Juan insiste en que se difunda su situación y pide apoyo, o si alguien que sepa de leyes se puede poner en contacto con él. Damos aquí sus datos por si alguna persona quiere contactar con el compañero, ya sea para darle apoyo emocional o legal. Por lo que sabemos, sigue en Lleida. Si lo movieran a Tarragona informaríamos de nuevo.

¡Fuerza para el compañero!

Grup de Suport a Presxs de Lleida

Y a continuación, el comunicado de otra persona presa donde se exponen en 38 puntos una multitud de negligencias, irregualridades y abusos que hacen insoportable la vida a las personas presas en la cárcel de LLeida, junto con 11 preceptos legales que esas situaciones vulneran.

Negligencias y corrupción en la cárcel de Ponent

A principios de Agosto recibimos carta de Jaime Roque Martí desde la cárcel de Ponent (Lleida), en la que nos relata su entrada en el modulo de aislamiento por intentar separar una pelea, ademas nos adjunta un parte, por relatar una serie de 38 puntos denunciando irregularidades, malos tratos, corrupción y negligencias todos ellos apoyados en 11 puntos de jurisprudencias T.C., L.O.P.G., recomendaciones europeas, código penal y reglas penitenciarias del consejo europeo. En el parte pone que incumple el articulo del régimen penitenciario 109 h por divulgación de datos falsos para menospreciar el buen funcionamiento y por eso se le aplica el traslado a celda de aislamiento, privación de permisos, limitación del tiempo de comunicaciones orales y privación de actos recreativos. El día 3-08-2018 se pone en huelga de hambre y sed, deseamos profundamente que haya conseguido sus objetivos; a fecha de hoy aun no tenemos respuesta ni ninguna información. Pide difusión de su caso y nosotrxs animamos a escribirle. Aquí los 38 puntos sobre negligencias y corrupción y los otros 11 puntos sobre leyes:

  1. Se entrega a Ponent 1.800.000 euros para reparaciones de toda la prisión, y solo pusieron cámaras, aire acondicionado en los despachos y oficinas profesionales. (Eso no hace tantos euros).
  2. La comunidad europea permite más o menos 90 euros diarios para comida, ropa, higiene etc para la población reclusa, y nosotros solo en comida no hay ni 15 euros por menú.
  3. Los precios de compra del economato es el triple que en el exterior. Por ejemplo, una televisión 22 pulgadas Sunstecha 199 euros, cuando en la calle cuesta 100 euros.
  4. En el interior de la prisión está totalmente prohibido introducir móviles o cualquier tipo de aparato electrónico y/o armas (todos los funcionarios entran con sus teléfonos)
  5. Está prohibido entrar armas en prisión, además de otros módulos, en el 4 he visto a dos funcionarios almorzando con sus navajas.
  6. Cuando un interno se va en libertad y regala su aparato de TV o ventilador a su compañero, la prisión se lo apropia indebidamente para ellos.
  7. Está prohibido venir a trabajar ebrio en prisión (algunos vienen)
  8. En todas las prisiones catalanas se tienen dos vis a vis ordinarios; aquí hay gente con un vis a vis cada domingo.
  9. En el módulo 4 se trata a los internos gritando y hablando mal a los internos.
  10. Cuando se habla con la jefa del módulo 4 para comentar algún problema, grita y habla mal, y cambia a la gente sin motivo (esta jefa ya fue echado del modulo 8 de mujeres por quejas)
  11. En talleres trabajando todo el día, solo pagan nóminas ridículas de 20 o 40 euros.
  12. Los giros postales que nos envía la familia tardan 3 o 4 días cuando correos a nosotros nos informa que tardan 1 día en llegar.
  13. A pesar de tener que pagar la responsabilidad civil para un tercer grado, nos obligan a pagarlo para un permiso.
  14. Cuando salimos de permisos nos obligan a trabajar en Raimat, a pesar de que en la Constitución se prohíben los trabajos forzados.
  15. Nos obligan para salir de permiso hacer programas y cursos que no tienen que ver nada con nosotros ni con el delito, y tampoco lo ordena ningún juez.
  16. El artículo 240 del régimen penitenciario contempla que una vez rehabilitados los partes, se devolverán los permisos de inmediato, y no hacen lo que se contempla en el régimen.
  17. En todas las prisiones catalanas tanto amigos como familia pueden entrar dinero y ropa y aquí solo pueden los que están dados de alta en comunicaciones.
  18. La dirección no responde ni soluciona las quejas o solicitudes que formulamos casi nunca.
  19. La nueva directora no concede audiencias con los internos, ni averigua ni soluciona los problemas.
  20. El jefe del módulo 5 insulta, amenaza y rompe las solicitudes que remitimos, y lleva a la gente sin motivo a aislamiento (tiene muchas denuncias y aun trabaja).
  21. Cuando nos ponen algún parte, pedimos testigos y grabaciones de cámaras para demostrar la inocencia, y hacen caso omiso denegando las pruebas, y nos aíslan sin investigar correctamente.
  22. En todas las prisiones catalanas los destinos de limpieza se pagan a 120 euros, sin embargo aquí pagan menos, entre 20 y 100.
  23. Hay internos que no tienen destinos y tampoco cobran nada, y sin embargo hay internos que tienen 2 y 3 trabajos y encima cobran de la familia.
  24. En todas las prisiones dejan comprar radiocasete, playstation y ordenador; sin embargo en esta prisión no dejan tenerlos.
  25. La ley contempla que el que carezca de prótesis dental, como es mi caso, se facilitará correctamente, al que carezca de ingresos para costearla.
  26. Tenía el permiso para agosto, y por separar a dos internos que se iban a pelear, me han puesto en aislamiento castigándome mas de una vez por el mismo hecho.
  27. La junta de tratamiento no actúa como contempla la ley, actúa a su libre albedrío haciendo y deshaciendo como quiere.
  28. Los servicios médicos no te exploran, para todo lo que te quejes te dan ibuprofeno.
  29. Vis a vis son dos mensuales, y con un destino son 3 vis a vis, pero hay internos que cada fin de semana tienen solo porqué son informadores o amigos de los funcionarios.
  30. La correspondencia la mayoría de veces viene cerrada con cinta signo que ha sido abierta.
  31. En los módulos tienen mezclados menores de edad, inválidos y internos psiquiátricos.
  32. La junta no empatiza ni se preocupa por nuestros problemas ni por los problemas exteriores.
  33. Los programas PITS los hacen absurdos y incoherentes, habiendo gente con PITS para previsión de permiso una vez ya han salido en libertad.
  34. El juez de vigilancia por ser un familiar de uno de los que manda en prisión, solo hace caso a la prisión olvidando sus obligaciones del artículo 76 de la ley orgánica general penitenciaria.
  35. Pedimos audiencia al juez y no viene a concedernos la audiencia.
  36. Nos ponen por adelantado las sanciones antes de darnos opción a recurrir, en una celda de 3 metros por 2 metros sin ventilación, con el calor sudando como pollos en jaula y la ventana a cuadrados de 4cm por 4 cm.
  37. Sin haber pelea, solo por discusión tonta con cualquier compañero, nos traen en aislamiento y teniéndonos 3 días sin ropa, sin tabaco ni ducharnos ni ninguna pertinencia, y mienten en la mayoría de los partes.
  38. El subdirector, la directora y el coordinador de aislamiento no hacen su obligación de efectuar revisión de cámaras o pruebas que proponemos, riéndose de nosotros, sin investigar a través de las cámaras nuevas.

Por todo lo expuesto, que solo son algunas de las negligencias y corrupciones cometidas, expongo los siguientes fundamentos de derecho vulnerados por esta prisión.

  • Tratos degradantes. Art.173 C.P.
  • Art.211.CP.
  • Art.240.CP. / Prevaricación Art.404.CP.
  • Indefensión Art.24.1.C.E-CFR.T.C.SS35-1989. De 14 de febrero y 52-1989 de 22 de febrero- CFR.T.C.SS 194/1987 de 9 de diciembre.
  • Derecho a utilizar los medios de prueba según la jurisprudencia del T.C. articulo 24.2. C.E. Tribunal Constitucional sala 1 S 53-2006. Del 27/02/2006. Rec.2660/2000 la ley 376/2006.
  • Articulo 3.2. C.P. prohibición de ejecutar pena o medida de seguridad en otra forma contraria a la prescrita por la ley o las normas jurídicas.
  • La ley penitenciaria se ejercerá respetando la personalidad humana de los reclusos. Art. 3 de la L.O.G.P.
  • Las medidas de seguridad serán las mínimas necesarias de aplicación a la población reclusa. Art.51 reglas penitenciaras consejo Europa.
  • Ningún recluso podrá ser castigado dos veces por los mismos hechos o la misma conducta. Art.63. reglas penitenciarias consejo Europa. El personal penitenciario no es un mero guardián de prisiones, y sus funciones tienen como objetivo facilitar la reinserción de la población reclusa en la sociedad y velar por su seguridad y sus derechos. Art.72.3. reglas penitenciarias consejo Europa.
  • La administración penitenciaria y la autoridad judicial deben tener en cuenta en el momento de la valoración de las circunstancias concretas de cada penada (art.15 C.E.) que prohíbe las penas o sanciones inhumanas o degradantes, pues toda sanción que se ejecuta contra el hombre como si este fuera un virus u otro agente patógeno o sin el hombre como si fuera prescindible en una sanción ejecutada en clave de inhumanidad. (auto de la audiencia provincial de Madrid. Sección quinta 795/2000 14 de junio. Estas interpretaciones son conformes en lo establecido en las recomendaciones del comité de ministros de los estados miembros del Consejo de Europa, del 12 de febrero de 1987 al contener la regla 43.2. entre las establecidas para el tratamiento de los reclusos.
  • Y por último, como trato degradante nos hacen formar llueva o haga calor en el patio, como en el régimen de Franco. Es la única cárcel catalana que nos hacen formar para entrar a comer como en Franco.

Grup de Suport a Presxs de Lleida

Para escribir a los compañeros:

Juan Ruiz López

Jaime Roque Martí

Centre Penitenciari de Ponent

C/Victoria Kent, s/n.

25071 Lleida

delete

Tokata Y Fuga 4-VIII-2018. Indefensión II: De Qué Tienen Que Defenderse Las Personas Presas

Hablamos otra vez con Laura Delgado, continuando con el tema de la semana pasada: la indefensión jurídica en la que se encuentran las personas presas en las cárceles del Estado español. Intentamos responder a la pregunta “¿De qué tienen que defenderse?” repasando las doce reivindicaciones de la propuesta de posicionamiento colectivo que están defendiendo hace dos años algunxs presxs en lucha. Damos también algunas noticias sobre ellxs.

delete

Tratos Crueles, Inhumanos Y Degradantes En Cárceles Catalanas

Lxs compañerxs del Grupo Anticarcelario del Camp de Tarragona La Corda publicaban en su blog el 5 de agosto pasado el siguiente texto.

Desde el grupo anti carcelario “La Corda” hemos podido contactar con Mohamed el Chouly, una persona presa que ahora mismo está en el CP de Mas d’Enric (Tarragona). En la carta que hemos recibido nos cuenta que tiene 28 años, lleva 8 años y 3 meses preso, 4 de ellos en celdas de aislamiento, con un total de 8 primeros grados. Aún le quedan 6 años de condena. “Estoy pagando un total de 15 años, por acumulación de pequeños robos”.

Él es del barrio del Raval de Barcelona, ha estado en 7 cárceles de Catalunya y en 6 departamentos especiales diferentes.

La represión empezó cuando se produjo un motín en el CP de Quatre Camins (Barcelona) y se subió en uno de los tejados del centro para reivindicar sus derechos. Cuando decidió bajar, le abrieron un expediente y lo trasladaron al CP de Brians I (Barcelona) directo a la celda de aislamiento. He recibido al menos 24 palizas, represión y torturas por este acto reivindicativo, se inventan los expedientes y siempre me encierran en 1º grado”. Hace un año aproximadamente, en otro motín, se volvió a subir a uno de los tejados del CP Brians II (Barcelona) para denunciar de nuevo las represalias sufridas por parte de Instituciones Penitenciarias. Volvieron a encerrarlo en aislamiento sufriendo de nuevo vejaciones y abusos por parte de los carceleros. Comenta que los expedientes recibidos son manipulados y en ellos le tachan de violento, agresivo… No hay expediente que sea 100% verdad. Todo el tratamiento lo tumba un funcionario manipulándolos y eso no ayuda para nada, solo sigue alimentando a este sistema penitenciario para que nada cambie y el negocio de la cárcel siga funcionando para los de siempre”.

En otra ocasión, por una pequeña trifulca en el módulo, le pegaron, le ataron con correas de contención y volvieron a inventarse el expediente en su contra una vez más. Este es el “modus operandi” de estos centros de exterminio llamadas cárceles.

Nos explica que los Departamentos Especiales (D.E.R.T) de nada sirven y que los psiquiatras y psicólogos hacen experimentos con las personas presas. “El 60% de las personas presas han recibido algún tipo de maltrato, abuso, palizas, torturas, etc. Estoy harto de recibirlas”. También menciona en su carta que los precios del economato, gestionado por el CIRE, duplican y hasta triplican el valor de los productos en comparación a su valor fuera de las cárceles.

Ahora mismo está estudiando y tiene planes de futuro, y su intención para cuando consiga la libertad es ayudar a jóvenes de barrios “marginales”.

“En la cárcel hay mucha corrupción, el sistema Penitenciario de Cataluña (en este caso) hace con nosotros lo que quiere”.

Se despide de nosotras con: “Mohamed el Chouly, un reo castigado por la Democracia Española.”

Desde nuestro grupo mandamos mucho ánimo al compañero, e intentaremos seguir manteniendo el contacto él, denunciando y difundiendo las injusticias que se cometen dentro de esos centros de exterminio, hasta su destrucción.

¡ABAJO LOS MUROS DE LAS MALDITAS CÁRCELES!

Fuente: La Corda, Grup Anticarcerari del Camp de Tarragona

delete

La Corda, Un Nuevo Grupo Anticarcelario Que Ha Iniciado Su Actividad En El Camp De Tarragona

A finales de julio, hizo su aparición, en la comarca catalana del Camp de Tarragona, un nuevo grupo anticarcelario llamado La Corda, empezando a hacer funcionar su blog, que podéis encontrar en esta dirección de internet: https://lacorda.noblogs.org/. Piensan dedicarse a apoyar las luchas de autodefensa de las personas presas y a denunciar todas las situaciones injustas, inhumanas, crueles y degradantes que sufren, especialmente las que están encerradas en la cárcel de Mas Enric, en Tarragona. Iniciaron el blog con una detallada descripción de ese centro de exterminio y un resumen de lo que allí sucede. A continuación, una traducción al castellano del texto catalán original.

El centro penitenciario de Mas d’Enric tiene una capacidad para unas 1.200 personas, y actualmente hay unas 700. Las personas presas están repartidas en diferentes módulos, según criterios como el tipo de delito del que se les acusa. Preventivos (módulo 1), Toxicomanías (módulos 2 y 3), Personas que ya salen de permiso (módulo 4), Condenas cortas (módulo 5), Delitos violentos (módulo 6), delitos sexuales y bandas criminales (módulo 7), Mujeres (módulo 8), Jóvenes de entre 18 y 25 años (módulo 9), DERT (módulo 10), Enfermería (módulo 11), Enfermería vulnerables (módulo 12) e Ingresos.

Se trata de una prisión muy nueva, inaugurada a finales de diciembre de 2015, y denominada como “una de las cárceles más modernas de Europa”. Está dividida en espacios comunes (donde se encuentran las personas de los diferentes módulos) y espacios específicos (ubicados dentro de cada módulo). Dentro de los diferentes módulos hay unas pequeñas bibliotecas, y una biblioteca más grande en un espacio común, donde también está la escuela. En la biblioteca general hay contratada una persona de la calle con estudios de bibliotecario/a, la cual tiene uno o dos ayudantes, que son personas presas. La escuela sería similar a una escuela de adultos, donde diferentes maestros imparten estudios básicos, ESO, catalán y castellano. También están las actividades de artes escénicas, de guitarra y de radio. Y las actividades deportivas, repartidas entre el gimnasio, la pista y la piscina. Estas actividades las dirigen tres monitores que han hecho INEF.

La piscina de la prisión de Tarragona ha sido uno de los elementos de más polémica en torno a los supuestos “lujos” de los que disfrutan las personas presas. Decir que esta piscina está cerrada la mayoría del año, ya que sólo abre de junio a octubre. Además, el acceso a la misma no es libre, sino que cada día le toca a las personas de uno o dos módulos determinados, y en horarios concretos. Lo que hace que si en esas horas una persona está trabajando en los talleres o tiene cita con el educador, por ejemplo, ya pierde el día de piscina. Si, con todos estos filtros, aún hay una cantidad personas que puedan acceder acceder a la piscina por encima de la capacidad de esta, es el monitor el que elige, en función del comportamiento y la “clasificación” de las personas presas. Esto hace que, en la práctica, haya personas que nunca o casi nunca puedan acceder a la piscina, o que solo puedan hacerlo contados días en todo el verano.

Los presos y presas son clasificados en función de su comportamiento y de que cumplan o no lo que se les pide en los programas de “reinserción”. Esta clasificación se realiza mediante letras: A, B, C, D y E. Siendo la A la mejor clasificación (no tienes partes ni amonestaciones, sigues el tratamiento, vas a la escuela, trabajas …) y la D la peor. Esta clasificación es un chantaje más, ya que a partir de esta se te otorgan o se te quitan unos “privilegios”, como el acceso a la piscina o la posibilidad de tener dos vis a vis al mes, en vez de uno.

Como en la mayoría de cárceles, hay personas en primer grado (aislamiento), segundo grado (régimen “normal”, la mayoría de las personas que están en prisión) y el tercer grado (la gente que ya hace salidas a la exterior). Dentro de este, encontramos el tercer grado medio, que serían aquellos que están toda la semana en la cárcel y salen el fin de semana, o el tercer grado completo, que serían las personas que hacen vida fuera y van a dormir a la prisión. Estos últimos se encuentran en la antigua prisión de Tarragona (Avenida República Argentina).

En la prisión de Mas d’Enric, hombres y mujeres están separados en cuanto al módulo (incluyendo patio y cocina), pero sí que tienen acceso a las mismas actividades y talleres, por lo que hay ciertos espacios donde hombres y mujeres coinciden. La principal desigualdad que tienen es que los hombres están divididos según el delito y sus particularidades. En cambio las mujeres están todas juntas, en un módulo. Esto conlleva menos personalización y más conflictos e incomodidades en el día a día, ya que estarán juntas las que hayan cometido un delito de sangre, con aquellas con muchos problemas de drogas o la que entra por primera vez por un hurto.

Como en todas las cárceles catalanas, el negocio de los talleres, los productos y los servicios se hace a través del CIRE. El CIRE funciona como una supuesta empresa pública, pero formada por muchas empresas privadas, que son las que gestionan desde los talleres, hasta los productos del economato o la comida. El CIRE es una mafia que genera muchos beneficios a costa de explotar a lpersonas presas. En el caso de los talleres, las personas presas no tienen ningún tipo de derecho (ni a hacer huelga, ni a sindicarse…), si no pueden ir a trabajar porque tienen una entrevista con el psicólogo -para poner un ejemplo- ese día no lo cobran. El salario es bajísimo: 100 o 200 euros al mes. Y los economatos, que es donde la mayor parte de los presos y presas gastan una buena parte de su sueldo, también son del CIRE, por lo tanto es un negocio redondo. Decir además, que los precios de los productos del economato son entre una y dos veces más caros que en la calle. La comida la hacen los mismos presos (es uno de los trabajos de dentro de la prisión) con productos e ingredientes del CIRE. La calidad de los alimentos es pésima (la más barata del mercado y con restos que nadie quiere o que en la calle ya no se podrían vender), y el menú muy poco variado y saludable.

Cada centro de exterminio tiene características diferentes, pero el fondo y el fin son comunes. Las cárceles, todas ellas, son centros que buscan anular a las personas, someterlas y desposeerlas. Convertirlas en mercancía sumisa. Degradarlas mediante la jerarquía, la dominación y el autoritarismo. Por eso es por lo que hemos decidido intentar sacar adelante este grupo anticarcelario.

delete

Tokata Y Fuga 28-VII-2018. Indefensión Jurídica De Las Personas Presas En Las Cárceles Del Estado Español

Entrevistamos a Laura Delgado, abogada solidaria e investigadora del derecho penitenciario, sobre las condiciones de la defensa jurídica de los derechos de las personas presas en las cárceles del Estado español o, mejor dicho, de la indefensión casi absoluta en que están, y de qué se puede hacer, teoría y práctica, para conocer y afrontar la situación real.

delete

“Por Qué Reivindicamos”. Reflexión Abierta Sobre Autoorganización De Toni Chavero, Actualmente En Huelga De Hambre Para Defenderse De Las Represalias Que Está Sufriendo Por Su Posicionamiento

El domingo pasado, fueron dos compañeras a la cárcel de Villena, a visitar a Toni Chavero. A través de los sucios cristales del locutorio del módulo de aislamiento, con los boqueras escuchando la conversación, ya que tiene todas las comunicaciones intervenidas (cartas, teléfono, locutorio), le vieron muy nervioso e indignado. Les contó que llevaba varios días en huelga de hambre. La empezó después de haber quemado el colchón mientras estaba encerrado en su celda. Lo hizo con ánimo suicida, agobiado por el acoso al que le estaban sometiendo los carceleros en el departamento de aislamiento de esa cárcel. Perdió la conciencia por haber inhalado los gases tóxicos que desprendía el colchón al arder y fue sacado in extremis de la celda. Cuando despertó, estaba encerrado en otra celda y no tenía consigo ninguna de sus pertenencias: ropa, libros, fotografías, papeles personales… Preguntó por ellas y no le dijeron nada. Las reclamó y tampoco obtuvo respuesta satisfactoria. Habían pasado varios días y no se las habían devuelto ni dado noticia de lo sucedido con ellas. Otro preso le contó que se las habían tirado a la basura por orden de un determinado carcelero. A Toni ya le habían dejado sin muchas de sus cosas cuando le trasladaron desde Puerto I, en enero pasado. La mayor parte de su ropa y libros y un televisor que tenía se quedaron en Cádiz y, siete meses después, aún no ha conseguido que se las entreguen. Esto de despojar a las personas presas que luchan por mantener su integridad, durante los traslados o con cualquier otra excusa, es práctica habitual. Así les dejan desnudos, sin sus libros, escritos y cosas personales, así debilitan su subjetividad, así les cosifican. Las cosas de Peque, por ejemplo, todavía están en Albocàsser, cuando él fue trasladado a Puerto III, hace más de dos meses. Con excusas burocráticas, se han negado a entregárselas a su abogado y amigos que comunicaban con él, cuando han ido a recogerlas. En Puerto I todavía tienen cosas suyas, que se quedaron allí hace años cuando fue trasladado una de tantas veces. Ayer, fueron a  la cárcel de Villena unos compañeros, uno de ellos abogado, a llevarle ropa a Toni y ver si quería poner alguna denuncia. Les dijeron que no podían verle, porque ya estaba en el canguro que había de trasladarle hacía la cárcel de Albocàsser, la peor cárcel del Estado español, su nuevo destino. Toni necesita ahora mismo un apoyo especial y que los carceleros vean que no está solo, justo ahora, cuando están haciendo tanta fuerza para quebrarle. La dirección podéis encontrarla en el último enlace de los que ponemos abajo, que conduce a la lista de prexs en lucha. Los compañeros Mohamed El Hichou El Yaziji y Antonio Fabra Belmonte están también ahora mismo en huelga de hambre en la cárcel de Vilena apoyando a Toni Chavero.

Por qué reivindicamos

A lxs presxs en acción antirrepresiva.

Lógicamente, no todxs lxs presxs luchamos por una misma razón. Ahí reside, sin embargo, la riqueza del ser humanx. Cada quien tendrá razones personales y muy suyas, como podrían ser las muertes, asesinatos de compañerxs, amigxs, familiares… Otrxs lo harán por pura rebeldía sin más que porque sienten rabia contra la cárcel. Otrxs lo harán porque comprenden que es necesario que exista una llama encendida en defensa de nuestros “derechos”, reconocidos en sus “leyes”, pero vulnerados sistemáticamente en su práctica real, y en contra de sus procedimientos violentos.

Al final, aunque cada cual tenga diferentes motivaciones, todas ellas lícitas y respetables, de alguna manera estamos unidos por varios nexos que nos conducen a una lucha común. Uno es que no estamos de acuerdo ni con los procedimientos punitivos ni con el sistema carcelario y comprendemos su inutilidad en la sociedad del libre pensamiento, no en la del Capital y el Estado policial, ni en lo que llaman “Sociedad” o “Democracia”.

Y, por otro lado, algunxs presxs nos hemos comprometido con una tabla reivindicativa y unos actos, meramente simbólicos, para defenderla, con o sin ayunos, los primeros de mes, algunxs, y otrxs también a mediados. En fin, esta para mí es la razón que nos tiene hoy aquí. Dicha tabla no viene del ahora, ni mucho menos, sino que mucho antes que nosotrxs hubo grupos y asociaciones de presxs que reivindicaban prácticamente las mismas cosas. Tenemos el ejemplo de la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha), en los 76-78; lxs presxs que se atrevieron a denunciar las torturas en Herrera de la Mancha, en el 79; lxs que denunciaron el hacinamiento y la miseria en las cárceles, en los 81-83; los que intentaban la fuga por las bravas, tomando rehenes, del 83 al 89, y, si no lo conseguían obligaban a difundir una tabla reivindicativa denunciando los tratos crueles, inhumanos y degradantes que se daban entonces, lo mismo que ahora, en las cárceles; la APRE (Asociación de Presos en Régimen especial), del 89 al 91; la lucha contra el FIES, del 99 al 2002; y otros intentos más recientes, como la campaña contra la cadena perpetua, en el 2009, o la que se hizo contra la tortura en las cárceles entre 2011 y 2013. En algunos de estos intentos se empelaron siglas, en otros no, algunos tuvieron una cierta continuidad, coherencia y solidez, otros duraron poco o tuvieron poca sustancia o simplemente se desmontaron antes casi de empezar. Y ahora estamos nostrxs, “lxs presxs en lucha activa”.

En la actualidad y, aunque algunxs, por falta de experiencia, queríamos luchar como se luchaba antaño, no era posible, simplemente, no se pueden comparar las cárceles y medidas de seguridad de los 70, 80 e incluso 90, a las de hoy. Por tanto, no podríamos traer el ayer a hoy, es del todo imposible. Pero queríamos luchar, cada quien por sus motivos, como he dicho, pero luchar. He detenerme aquí y hacer un “inciso”. La palabra “luchar” puede llamar a engaño, luchar no solo es pelear a cuchillo, puñetazos o lo que sea, luchar es mantener un posicionamiento en tus creencias y reivindicar los días que se ha acordado, haciendo llegar nuestras reivindicaciones a quien corresponda, como grupo de personas contra el sistema penal, sin hacer más uso de la violencia que en uso de tu legítima defensa de tu vida, de tu integridad física y moral y de tu dignidad. Esta lucha del hoy, del ahora, no tiene nada que ver con las que hubo antaño. Hoy en día, secuestras a un carcelero y son lxs propios presxs quienes le defienden, cosa que antes era impensable, sinónimo de morir o de salir por patas a refugiarse. Por tanto, si las cárceles han cambiado tanto, las luchas han debido de adaptarse al hoy, es así de simple.

Si al final todxs luchamos reivindicando lo mismo, yo me pregunto qué impedimentos tenemos para hacerlo unidxs. Ya sabemos por qué luchamos: simple, por que se cumplan las leyes a corto y medio plazo, a largo plazo, por la abolición de las cárceles. ¿Estamos de acuerdo en esto? Si la respuesta es sí, qué problema hay, por ejemplo, en la organización de una huelga de hambre simbólica, como la que hemos tenido estos días atrás. Si tdxs somos presxs y todxs estamos de acuerdo en los doce puntos reivindicativos, muchxs abiertxs a meter algún punto más ¿por qué no? ¿Pero por qué no tenemos la capacidad de articularnos como unx solo? De nada sirven rencores, creerse por encima de nadie, todxs somos iguales, sencillez, humanidad.

Me llama la atención este hecho, porque, simplemente, no lo comprendo. Me gustaría que lxs compañerxs en lucha activa abramos un debate en torno a esta imposibilidad de unión. ¿Qué creéis que está sucediendo? Podemos poner las cartas encima de la mesa y llegar a visualizar el problema de la unión. Si hay piques, si hay individualismo si hay… yo qué sé, ¿habrá que hablar como personas? Creo que somos más que capaces de unirnos para lo que sea. Estoy seguro de todxs vosotrxs, no dudo, solo sé que tenemos dificultades que tenemos que sortear, que entre nosotrx no somos capaces de articularnos. ¿Qué damos a entender a lxs carcelerxs? ¿Que somos incapaces de hacer fuerza? ¡Pero no lo somos! Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Por qué creéis vosotrxs compñerxs que esta desunión es tan patente?

Yo creo que hay piques, que algunx piensa que hay jefxs, que no nos da la gana de unirnos, porque realmente no tenemos espíritu de lucha… tengo esas cosas, esos pensamientos que dejo (yo, Toni) encima de la mesa. Ya os aseguro que de jefes nada, aquí lo que se pretende es una autoorganización, y no la estamos consiguiendo. ¿Por qué? Por mil razones, paranoias y cosas así. Todxs proponemxs y todxs disponemos, es decir, hay una propuesta, se comunica, se dialoga, se llega a acuerdos y actuamos tdxs a una. Esa es la propuesta que, junto con Peque, porque estamos en la misma onda, decidimos poner a debate. Propuesta, no imposición, eso no existe entra nosotrxs.

Simplemente, un debate, una propuesta. Si esto es entendido como algún tipo de “orden” por algunxs que quizás no comprenden el funcionamiento horizontal, en el cual todxs somos iguales, es sencillamente un error de comprensión, de lectura de dicha propuesta. Pero aquí nadie es jefe de nadie. ¿Cómo podemos ir contra el Autoritarismo siendo autoritarios?

Por eso digo que no nos cortemos. Pongamos todo lo que hay encima de la mesa, dialoguemos, discutamos, hablemos. Porque, si no, ¿qué hacemos? Si no hay comunicación no hay nada. Si yo no cojo un boli y me pongo a escribir esto, cómo lo vais a saber. La telepatía no funciona. ¡Joder! Si todxs queremos lo mismo y vamos a lo mismo, seamos sensatxs y prácticos, no hagamos divisiones, que de eso ya se encarga la SGIP. No les ayudemos mostrándonos desunidxs.

Creo que somos más que capaces de mostrarle a la bestia-cárcel lo unidxs que estamos y la firmeza de nuestra crítica a este sistema asesino. Quien quiera poner algo encima de la mesa. El debate es de todxs por igual, así que siente la libertad de decir tu opinión sin que nadie te juzgue. Y pensad, ¿por qué reivindicamos? Un saludo cordial y un abrazo.

Toni Chavero Mejías

delete

Cartas Desde Las Cárceles De Sevilla I Y Picassent

Por correo electrónico, alguien nos ha enviado dos cartas de personas presas. Una viene de la cárcel de Sevilla I, firmada por Manuel, de quien no nos dan los apellidos. Denuncia que se encuentra en aislamiento, sufriendo las “limitaciones regimentales” de las que habla el artículo 75.1, a pesar de que el parte por el que le fue aplicada tal “medida” ha sido archivado y de que tiene aplicado el protocolo para prevenir suicidios. Y que no le sacan al hospital, cuando tiene en el estómago una cuchilla y varias pilas que podrían poner en peligro su salud y su vida. Otra es de José Adrián Poblete Darre, desde un módulo de aislamiento de la cárcel de Picassent. Habla de las últimas agresiones sufridas mientras aún estaba en la cárcel de Allbocàsser, de donde la trasladaron recientemente a la de Picassent, da algunas opiniones sobre la lucha en marcha, aunque quiere pasar a segundo plano durante un tiempo, por la visita de su madre, que ha venido desde Chile para quedarse un tiempo.
Sevilla, 27 de julio de 2018

Manuel, preso en la cárcel de Sevilla 1. Me dirijo a vosotrxs para explicar la serie de vulneraciones constitucionales hacia mi persona.

PRIMERA: Que me encuentro en el artículo 75.1 desde hace más de un mes, porque el subdirector de seguridad me denunció por supuestas amenazas.

En realidad fue el director el que tramitó la denuncia, quiere echarme de aquí. Traigo un auto desde Zaragoza, en el que dice el juez que necesito ayuda tratamental, además de estar en protocolo de suicidio.

SEGUNDA: Que el subdirector de seguridad retiró dicha denuncia porque no eran ciertos los hechos que se me imputan.

¿Es cierto que si el denunciante quita la denuncia esta queda anulada y yo tendría que volver al segundo grado penitenciario que era donde me encontraba antes de que pasara todo esto?. Pues no. Aquí sigo, “articulado”, y con una propuesta del artículo de la LOGP, así como petición de cambio de centro penitenciario.

TERCERA: Que en esta cárcel el tratamiento de reinserción social no se ajusta a derecho. Ni se facilita la información necesaria a lxs internos ni se les trata como es debido. En mi caso, tengo pilas y una cuchilla en el estómago y no me sacan al hospital. Tengo derecho como cualquier persona a recibir atención médica.

CUARTA: Otrxs muchxs compañerxs viven situaciones parecidas  pero no quieren pasar por lxs especialistas y reivindicar sus derechos por miedo a las represalias. Es importante que la gente sepa lo que ocurre dentro de las prisiones.

QUINTA: Quiero estar cerca de mi familia, en mi tierra. Tenemos ese derecho y tenemos que seguir reivindicándolo

Espero que estas palabras sean publicadas y escuchadas para que se sepa lo que ocurre aquí. También me gustaría que los familiares de lxs internxs leyeran estas palabras para que se den cuenta de que son ciertas las quejas que hemos presentado.
¡Salud y revolución!

Cárcel de Picassent, aislamiento 91.3, galería 19

Salud, fuerza y rebeldía.

Como ya sabéis llevo unos meses en Picassent. He salido de Castellón II con 27 partes, me han dado palizas, me han pinchado, me han dejado en ocasiones babeando, literalmente. Desde allí envié montones de cartas que no han llegado, sigo con el correo intervenido. Como veis, me lo paso de puta madre en aislamiento. Aquí siguen matando a la gente, seguimos comiéndonos las condenas a pulso, no solo hacen sufrir al preso, sino también a las familias, por la dispersión, sigue el abuso de poder, las coacciones, como en mi caso que me dijeron: “como sigas así, pinchazos cada semana y control directo”. Nadie sabe dónde estás, rompen tus cartas…

Hay muchxs que no aguantan tanta represión, que el sistema carcelario les impulsa a suicidarse, a otrxs nos sacan lo peor de nosotrxs mismxs. Seguro que muchxs saben de lo que hablo, se sienten identificadxs

Creo que todxs tenemos derecho a una vida digna y aquí dentro eso es imposible. ¡Qué otra cosa nos queda que luchar! Con todas las fuerzas, de todas las formas. Por eso animo a hacer huelgas de larga duración, que nos lleven al hospital, hasta el final. Puede que no estemos de acuerdo en todo, por ejemplo, sobre el comentario que hace el compañero Toni  de que quien haga los ayunos y huelgas las reivindique y las haga llegar a los grupos de apoyo, como forma de mostrar que es unx presx en activo. Hay muchas formas de estar activo, al final siempre sabes quiénes son tus compas de lucha. Coincidimos en lo fundamental y eso es lo importante.

Dicho esto, quiero deciros que estos meses que vienen son especiales para mí. Vienen a visitarme mi madre y mi hijo desde Chile. A mi hijo hace muchos años que no le veo. Mi madre viene en silla de ruedas, quizás sea la última vez que la vea. Por esto me estoy mordiendo la lengua, quiero ver a mi madre, así que he tomado la decisión de pasar inadvertido, no sé si lo conseguiré. No quiero que me trasladen porque a ella le queda más o menos cerca durante los meses que esté aquí y, conociéndola, sé que la tendré aquí cada vez que pueda verme, ya por cristales o en un vis. Cuando ella regrese a Chile, seguiré luchando. Querría ser lo más honesto conmigo mismo y con lxs compañerxs de lucha por eso os comento el motivo por el que dejaré de reivindicar cada mes hasta que mi madre no esté de vuelta.

Aprovecho la ocasión para dar las gracias a todas las personas que nos brindan su apoyo, a lxs presxs en lucha y a la Familias Frente a la Crueldad carcelaria. Pronto estaré recuperado  de las lesiones que tengo y estaré como siempre, luchando intensamente con todo mi corazón por lo que creo, sobre todo por nuestra libertad . Todo mi cariño y amor fraternal a mis compas, Peque y Toni.

Un abrazo libertario a lxs que luchan tanto dentro como fuera. Salud, fuerza y anarquía.

Como dice un hermano: ” No hay derrota en el corazón del que lucha”.

José Adrián Poblete Darre
delete

¡Carmen Badía Lachos Debe Ser Excarcelada Por Enfermedad Muy Grave Con Padecimientos Incurables!

Lxs compañerxs del Grup de Suport a Presxs de Lleida publican en su blog el siguiente comunicado sobre la situación de Carmen Badía Lachos en la cárcel de Zuera. Ella continúa haciendo ayunos por las doce reivindicaciones los días 1 y 15 de cada mes. Se queja de demoras en la correspondencia e incluso de que desaparecen cartas. Continúa esperando su excarcelación por su enfermedad extremadamente grave “con padecimientos incurables”. ¿A qué esperan? Al parecer, no quieren soltarla hasta asegurarse de que va a morir pronto. Habla de iniciar una huelga de hambre indefinida y relata las dificultades para recibir un tratamiento adecuado a su estado de salud estando presa. ¡Hay que exigir su excarcelación, como la de todas las personas presas en situación parecida!

Después de las ultimas cartas que hemos recibido de Carmen (con bastante retraso), hacemos una actualización de su situación. Aunque sigue permanentemente en enfermería y le han vuelto a poner el apoyo médico por el mediodía y la noche, la compañera tiene que lidiar con otras dificultades. Algunas le afectan específicamente a ella, y otras son generales del sistema carcelario.

En primer lugar, Carmen hace referencia a los problemas en relación al correo. Hay cartas que le llegan con mucho retraso (algunas de ellas con mas de un mes) y sus respuestas a nosotros/as también nos llegan muy tarde. Pensamos, además, que hay algunas cartas que directamente no le están llegando.

A nivel de salud se siente muy cansada y con poca energía. La llevaron por fin al oncólogo y al médico cardiovascular. Ya le sacaron el reservorio de la pierna con anestesia local, y la operación fue bien y rápida. Aún así, dice que necesita el apoyo de la silla de ruedas, ya que se siente débil y le falla el corazón. También dice que la quimio le dañó los intestinos, y eso ocasiona que mucha comida le siente mal. Lleva desde el 31 de mayo esperando el informe del oncólogo, cosa que le parece bastante rara. Desde la cárcel le dicen que estos informes no han llegado, pero ella empieza a pensar que no es verdad, y que no se los entregan (o retrasan esta entrega todo lo posible) para que no tenga argumentos “justificados” de su estado de salud que puedan favorecer a que le den la libertad.

Carmen nos explica que hace poco falleció un preso allí en Zuera. El hombre estaba bajo de defensas y pilló legionela. Comenta que pasaron 3 días hasta que se hizo publico, y que este es solo un caso mas de desatención médica. Que a menudo les ponen problemas para ir al hospital. Con palabras textuales de la compañera: No nos dejan ir al hospital, la atención médica es vergonzosa, y solo nos sacan para morir. No porque les importe que nos muramos, no, no es eso. Es para que no aumente el número de fallecidos en instituciones penitenciarias y suba la estadística.”

El próximo noviembre Carmen tenía un juicio contra una carcelera del CP Ponent. Pero le comunicaron a su abogado (el cual llamó al CP Ponent a petición de Carmen, para saber cómo estaba el tema) que el juicio había quedado anulado ya que la carcelera había retirado la denuncia. Aún así, Carmen no ha recibido ninguna notificación de este hecho, por lo que ahora está insistiendo para que se lo notifiquen formalmente. No descarta la posibilidad que no quieran notificárselo para que así ella no asista al juicio y este se celebre sin que ella pueda defenderse.

Comenta que en Zuera no se habla mucho de la huelga de hambre colectiva ni de las 12 reivindicaciones, ya que la gente tiene miedo a las represalias y los traslados, como ha ocurrido recientemente con un preso en lucha que estaba en Zuera. Aún así, dice que ella seguirá luchando aun sabiendo las consequencias que puede llebarle. Nos recuerda que sigue haciendo los ayunos para reivindicar los 12 puntos, el dia 1 y 15 de casa mes. Incluso dice que si no avanza la situación en relación a los informes médicos y no le empiezan a conceder permisos de salida, se está planteando iniciar una nueva huelga de hambre indefinida, como ya hizo estando en Lleida (gracias a la cual, por lo menos consiguió el traslado a Zuera). Ya que ve como pasa desesperadamente el tiempo, y ya lleva encerrada 13 largos años sin pisar ni un día la calle.

Os seguimos animando a escribirle; seguro que le gustará recibir muestras de apoyo. ¡No dejemos solas a las presas!

delete

Tokata Y Fuga 21-VII-2018 ¿Tienen O No Tienen Derecho A La Salud Y A La Vida Las Personas Presas?

Entrevistamos a Francisco, de la APDHA de Granada, que nos explica el “Decálogo Sanidad en Prisión” que propone esa asociación para hacer frente a la catástrofe médico-sanitaria que padecen las personas presas en la cárceles del Estado español. Y leemos unas cartas de Óscar Rodríguez González, en huelga de hambre desde el día 22 de junio frente a los tratos crueles, inhumanos y degradantes en la cárcel de Puerto I, especialmente el abandono médico. Reflexiona también el compañero sobre la huelga de hambre colectiva de mayo y la propuesta para octubre. Lo mismo hace Toni Chavero, de quien leemos también un comunicado.

delete

[Audio] Actuación Frente A Torturas Y Malos Tratos, Inhumanos O Degradantes


La tortura y los malos tratos, inhumanos o degradantes están prohibidos de forma absoluta e inderogable por el derecho internacional y por el propio derecho interno en España. Pero las dinámicas sociales y políticas son siempre cambiantes, lo que obliga a los abogados y las abogadas a un permanente estado de vigilancia, y a la revisión constante tanto de las leyes vigentes como de la adecuación a éstas de las prácticas de los poderes públicos, para que esa prohibición sea aplicada con total determinación.

Esta Guía Práctica tiene como objetivo principal ser una herramienta útil que permita a los abogados y abogadas conocer los estándares internacionales y actuar de manera conforme a la normativa nacional bajo dichos parámetros. En ella se explican y analizan las dificultades que actualmente puede encontrar el abogado desde el inicio hasta el final del proceso judicial, así como las herramientas que puedan ser de utilidad para actuar ante las mismas. Asimismo, se distinguen los supuestos en función de si el hecho tuvo lugar en situación de libertad o de privación de libertad. Dentro de esta última se diferencian las privaciones de corta duración (detenciones en calabozos de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado o judiciales), de media duración (Centro de Internamiento de Extranjeros) o de larga duración (centros de reforma y penitenciarios). Las conducciones policiales, las repatriaciones y en custodia hospitalaria también representan situaciones de privación de libertad que son objeto de análisis.

Por Valentín Aguilar

Ver y descargar: Actuación Frente A Torturas Y Malos Tratos, Inhumanos O Degradantes. Guía Práctica

delete

Otra Aportación Al Diálogo Sobre La Propuesta De Huelga De Hambre Colectiva En Ocubre

Otra carta de Toni Chavero con buenas aportaciones al diálogo sobre la propuesta de hacer una nueva huelga de hambre colectiva en octubre, un ejercicio práctico más de coordinación horizontal dentro, fuera y dentro-fuera. Como dicen lxs compañerxs, mantener una llama encendida para ver si llega el momento de que el fuego se extienda.

Cárcel de Villena, noche del 16 de junio de 2018

Saludos y salud a todxs lxs que estéis ahí confabulando y generando estrategias contra la maldita empresa-cárcel dentro y fuera de los talegos: grupos de apoyo, abogadxs, familias, personas independientes y presxs.

Quiero, como cualquier otrx, contestar al comunicado de Peque y las preguntas que nos hace a todxs en el mismo. Y creo debemos hacerlo todxs y no dar por hecho que sí, que esta o aquella persona luchan y no necesitan pronunciarse, porque sacan mensualmente papeles, etc. Las preguntas de Peque son claras y se dirige o todxs lxs que estamos en lucha, por lo que es justo que le contestemos todxs lxs que nos consideramos presxs en lucha activa. Sin dar nada  por hecho ni a nadie por descontado.

A la primera pregunta: ¡Por qué luchas?

Lucho porque no comprendo que cumplamos décadas y décadas por cuatro robos de risa, porque no entiendo la “necesidad” de las cárceles en la sociedad, ni cómo la sociedad reclama de éstas ignorando lo que son en verdad. Lucho por desinsertar de las mentes la idea errónea de la necesidad de apartar a sus iguales encerrándoles de por vida. Y lucho porque sólo hay dos maneras de enfrentarse a la cárcel: una es el sometimiento a todo tipo de trato inhumano y vejatorio, malos tratos, trato degradante, por miedo al castigo; la otra, la más inusual, la que compartimos algunas personas presas, es el enfrentamiento, la denuncia, la reivindicación, por cada abuso que se nos cometa, y el posicionamiento como ser humano en defensa legítima de mis principios e ideales y, por supuesto de mi dignidad y de mi vida, así como de lxs que también la merecen. Pero, sobre todo, lucho por lxs compañerxs asesinadxs en las cárceles del Estado español. Entre otras muchas cosas.

A la segunda pregunta: ¿Cuál es el fin de tu lucha y hasta dónde llegas?

El fin es que cumplan a corto y medio plazo sus “leyes” que nos otorgan ciertos Derechos, los cuales se dan en la teoría muy “artísticamente”, pero en la práctica no se cumplen más que con cuatro babosxs ultraderechistas, violadorxs, pederastas, chivatxs, colaboradorxs, políticxs, banquerxs, empresarixs, corruptxs, fuerzas de seguridad del Estado, maltratadorxs y toda esa chusma que tan bien cuida y protege la SGIP, para que nosotrxs lxs “irrecuperables” no les demos de puñaladas y se genere en la sociedad aborregada la  idea de que “las cárceles no son seguras” y estalle el miedo en los medios de manipulación de ganado. Para apretar más las tuercas.

A largo plazo, el fin es que se terminen por abolir las cárceles. Queda mucho para eso, pero no es una ilusión, debemos y queremos conseguirlo. Si nosotrxs cogimos el testigo de la COPEL y de la APRE (r), algunxs cogerán el nuestro, que es el mismo, el único que hay, el de la Lucha Anticarcelaria. No dudo de ello.

¡Porque estamos irrecuperablemente convencidxs de nuestra condición de seres humnxs!

Y respecto hasta dónde llego, sencillamente, hasta donde puedo. A veces, me gustaría ir más allá, hacer uso de la violencia, pero no soy partidario de la misma más que en legítima defensa de las vidas de mis compañerxs en lucha activa, de la mía propia, o para conseguir mi libertad. En cuanto al uso de la violencia para conseguir algo que por Derecho, por sus leyes nos pertenece, no estoy de acuerdo, sino en agotar todas las “vías legales” que tenemos en nuestras manos.

Insisto en enseñar a lxs chavalxs, estén o no en lucha, a utilizar los medios legales y a tener conocimiento de los mismos. Enseñarles no es hacerles el trabajo, el escrito, la denuncia, lo que sea, sino sentarse a su lado y que la persona aprenda a hacerlo con sus manos y contigo como guía. Esto lo considero una parte importantísima de esta lucha, ya que es parte del legado que nos dejaron a nosotrxs, y es natural compartirlo, no es perder el tiempo, aunque a veces sí la paciencia, pero merece la pena. Y yo lo seguiré haciendo, mal que les pese a lxs energúmenxs de la SGIP. Bien lo saben ellxs.

Igualmente, creo firmemente en no coger cepillos ni fregonas ni cazos para repartir la comida ni transigir con ningún tipo de esclavismo. Si quieren que los cojamos, que inserten la redención de penas por el trabajo. Las únicas actividades que observo válidas son estudiar, hacer deporte, ocio y cultura o talleres ocupacionales o de enseñanzas que sirvan de algo.

Inutilizar las juntas de tratamiento, sin darles pie ni a entrevistarnos con ellxs, pues son quienes han decidido que estés dispersado, tú o tus amigos, que estés en primer grado o en segundo en “módulos nocivos”, es decir, donde no existe el llamado “programa individualizado de tratamiento (PIT), donde se nos tira y se nos deja peor que a perros, ya que al menos los perros tienen la Protectora de Animales, nosotrxs no.

Todo esto y reivindicar las veces que hayas decidido, denunciar todo lo denunciable y comunicarte, dialogar, debatir, poner iniciativas encima de la mesa, ser coherente con tus pensamientos y con tus actos y actuar de común acuerdo con lxs compañerxs, haciendo lo que se decida entre todxs lxs participantes, lo decidido y acordado. Estas son mis respuestas, Peque, compañero.

Ojalá y todxs contestéis, con sencillez y humildad, claramente. Como dije, nadie deja aquí de lado a nadie, pero es preciso diferenciar entre los que sí reivindican y los que necesitáis lo que esté en las manos de nuestrxs compañerxs ahí fuera daros. Y. Como bien dice Peque, comunicaros individualmente. Y es de lógica que no podemos considerar compañerxs en esta lucha a lxs que no luchan. No creo que se pidan imposibles, es precisamente sencillez lo que se pide.

Me despido de todxs con un fraternal abrazo y un grito desgarrado de libertad.

Toni Chavero

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo

Propuesta De Huelga De Hambre Para Octubre

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 18-VII-2018]

delete

Un Preso En Huelga De Hambre Frente A Los Tratos Crueles, Inhumanos Y Degradantes En La Cárcel De Puerto I Reflexiona Sobre La Huelga De Hambre Colectiva Convocada Para Octubre

Un compañero, que está participando desde hace tiempo en la propuesta de lucha colectiva, inició el 23 de junio una huelga de hambre para protestar por la desasistencia médico-sanitaria que sufren las personas presas en la cárcel de Puerto I, como en casi todas, y las torturas, palizas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes que allí se practican con saña especial. El compañero reflexiona también sobre la huelga de hambre colectiva de mayo y se compromete a participar en la próxima, convocada para el el 1 de octubre. Hace algunas críticas y propuestas sobre cómo actuar.

El Puerto de Santa María, 24 de junio de 2018

Al recibir tu carta me la quitaron, me hicieron firmar y cuando abrió la carta, venía “propaganda” de Salhaketa, Tokata… y leyeron un poco la carta, imagínate cómo me puse. Acabé en art 72 con la típica paliza que aquí dan, dan todos, y, si no, pregunta y luego me quitas la razón. He estado muy mal, y sigo, pero ahí lo llevo, falleció mi madre de cáncer también, como mi padre y amigo. No me dan mi medicación, solo el día de la notificación, e iba a cortarme la barriga, como hice con mi padre aquí, y, bueno, aquí estoy tirando, sin nadie en este mundo (…), tanto daño irreparable… Pero te cuento, aquí te mando el papel, cómo y por qué me retienen la carta. Sé que estarás con trabajo. Murió aquí un chaval hace dos semanas. Sabemos que le dieron metadona en pastillas y él no tomaba, se equivocaron y, como comunicó con la familia y fuma porros, pues dijeron que se la tomó y que la metió su familia. ¡Qué cobardes! Los que estaban aquí cuando vino el Juez de guardia y su abogado, dijeron que “por drogas”. Maricones, él dijo que le dieron una pastilla y le costaba hablar, andar, ¡se lo pudieron llevar a enfermería u hospital! Conformistas, con miedo, yo estoy en M-1 por orden de seguridad, porque no me callo ni una, carceleros maltratadores de mierda. Me han traído a la “cúpula” aislado, sin nadie, para que saquen las cartas con su remite, pero pondré el mío a ver qué pasa. Sí, sí, no veas los que hicieron la huelga de hambre, esto para mí y compis de donde nos escribimos, ha salido peor imposible, así no nos tomarán en serio jamás. ¡Siete días! ¿Pero qué coño, son siete días? Yo la hice y te juro que iba a seguir, pero para estar yo y nueve más que me apoyan, no sólo a mí, a todxs, pero mandé todos los papeles, a X.

(…) Mira a mí me gusta hacer las cosas de otra manera que no sea como dice el compañero Peque, sus normas no se corresponden con nuestros pensamientos, para tumbar artículos y no ser cómplices de estas empresas que lo único que hacen, llanamente, es sacar subvenciones, tanto para los módulos de respeto, proyecto hombre, CAD, y otros como Punto Omega. Quiero dejar claro que esto es para los consumidores de drogas sean cuales sean.

Nosotrxs tenemos que parar donde estén los errores. Y es muy sencillo, es tener una sola abogada para todxs, además de los que puedan tener abogadxs propios, también existen abogadxs para estos casos, pidiéndolo al Juzgado de Guardia y sacar documentos que acrediten todas las torturas físicas, psicológicas, sean siempre selladas y cuñadas por los carceleros, si se negasen a poner su número de carcelero, con el día en el que ocurren los hechos no valdría. Llevo desde el año 95 y salí quebrantando un permiso en Aranjuez en el 2000, y luego seis meses después 20 años de los cuales, con nuestros derechos, la triple, o sea 12 años, a los cuales hay que sumar los sumarios, siempre con los corruptos de los carceleros, que elevaron mi condena a 13 años y 6 meses, y otros que gané con testigos con cojones (de aquí mando un abrazo al Ñoña, Pinteño, Magallanes).

Me cogieron tantas represalias que en A Lama (año 2004), volvimos a ganar, pero al recurrirlo el carcelero salió impune ya que no veía ser sancionado. Mirad, me he llevado palos 72 horas esposado, en huelgas reivindicativas, que de algo sirvió, y a nadie más nos tocaron y si tocan a uno nos tocan a todos. Ése es, fue y será siempre mi emblema, estamos hartos de que porque lleven una placa, sean más que nosotrxs. Estoy en Puerto I y hablo de presos que nos han hecho daño, evidentemente refugiados por colaborar con el sistema y por hacer daño a los compañeros. Debemos ser más rebeldes que en el año en el que entré, y veo que todavía la generación que nos apoye, no sólo estará haciendo lo debido sino que mañana pueden ser ellos los sufridos y aquí estaremos en cada prisión para apoyarles. Seamos fuertes y os mando desde “la cúpula” todas mis fuerzas, orgullo, apoyos desde las redes sociales, abogadas y sacar toda la información posible o bien a los familiares, o a X, la abogada de todxs, que creen en que SÍ SE PUEDE, una frase mítica.

Yo me voy a volcar en asesoraros a todxs, compis, llevo 23 años y no dejaré de luchar. Y juntxs todxs lo conseguiremos. También quiero deciros que drogas no, con un compañero, Toni, luchador a tope estuvo conmigo aquí en este puto pozo Puerto I. Hay también gente que se quiere subir al carro sin hacer lo mínimo, denunciar cada hecho…

Ahora hay que revisar el listado, porque hay gente que no está haciendo nada de nada, pero hago un llamamiento a todxs lxs que queráis cambiar el rumbo de verdad y darle veracidad para que se haga viral. Hay mucha gente de pie, familiares, para que dejen de abusar, de tenernos como gatos encerrados, en estas jaulas sin colchones, llenos de mierda, olores insoportables, y que quiten las rejas de las ventanas, pero sobre todo los maltratos y vejaciones que sufrimos como nuestros compañeros Toni, Mosqui, Peque, Luís Carlos Tapia, Carmen Badía, Punky… y a otros muchos que estáis en la lista de incrementar cada día. Necesitamos un mínimo de 50 presxs para que fuesen prisión por prisión, así lo hicimos años atrás y estoy seguro de que podemos !Porque si somos más, ya sabéis, la fuerza abre candados!

Os animo a continuar y dar nombres y apellidos para saber quiénes y cuántos vamos a ser, esto siempre trajo represalias pero cuando hay un grupo grande no nos tocan. Mi propuesta: mirad compis de todas las prisiones de este Estado corrompido, en cada ciudad como Madrid, Barcelona, Valencia, Andalucía y cada una del norte. He estado en muchas y si en cada una pusierais un poco, fijaros lo que digo, haríamos junto a los grupos de apoyo, una gran muralla, vamos que tendrían que actuar, jueces, instituciones, para que el Consejo General del Poder Judicial, vea actuaciones y actúen. Siempre para vivir mejor  y nuestros derechos se nos den, si no, compis, los taparán y no verán nada.

Lo digo con antelación, huelga de hambre  del 1 al 10 de octubre. Los que estén peor del 1 al 5 de octubre y que se haga viral en redes sociales y veréis cuántos están con nosotrxs. Si no tenéis abogadx, cada unx sus propios abogadxs, también pueden pedir Asistencia Jurídica, o recibir apoyo de compañeros fieles, humanos, seriedad, humildad e incluso hay muchas mujeres que necesitan apoyo moral. Siempre estaré aquí, pero esto es una derrota por los que no cumplieron, sólo digo que así no vamos a conseguir nada. Si estamos, estamos, si no, no digáis sí. Sí, yo también… y solo del mosqueo que tengo a nueve personas que me constan, dicho por los que llevan nuestros casos… quiero mandar a estas nueve personas mi gratitud y fuerza, de un amigo seguro. A los demás, escribir en la escuela de la A a la Z, y mañana cuando te quiten todo y te veas en la situación que nos encontramos en Puerto I, yo solo en la cúpula y para qué contaros más. Os cuidéis y seguir con vuestra rutina. Adiós. Solo con esto me despido a mi compi Toni ¡Fuerza! ¡Que se olvidan  de que aunque nos aten con cadenas, nosotros tenemos las llaves de los candados!

26 de junio de 2018

(…) Escribí y mandé una carta a Valencia, contando cómo vemos varias cosas bastantes compis. Además de haber hecho la huelga de hambre del 1 al 8 de mayo, yo estoy de nuevo en huelga de hambre y seguramente me cosa la boca. Llevo desde el 22 y estoy hasta los huevos de poner denuncias a los servicios médicos por la mierda que tienen los chabolos, sin cambiar los colchones podridos, llenos de mierda, e incluso hay algunos que están meados. Lo denuncié al colegio de Médicos de Cádiz y lo han archivado, ya que, habiendo fallecido mi madre, ni siquiera me dieron la medicación que me dan desde hace años, Agabapentina, que me sienta muy mal, pero, bueno, a quién le importa. No puedo soportar un colchón que te duelen los huesos cada día, los chabolos llenos de mierda, olores insoportables en todas las celdas y, para llenar el cubo para fregar, tenemos que abrir las cañerías del lavabo, poner el cubo y abrir el grifo del lavabo. Y los mosquitos, que no es normal, bueno, sí, por los olores, y no hacen nada, las paredes asquerosamente sucias, en las duchas los azulejos están amarillentos y el que las limpia, él solamente friega el suelo. Parece mentira que estemos en 2018, esta es la prisión de la humillación y del maltrato, pero lleva así desde que se abrió, esto es una gran cadena y los eslabones no creo que nunca se rompan. (…) Sanidad tendría que venir y que hablaran conmigo, yo les enseñaría lo que se oculta dentro de este pozo. ¡Que tengamos que comprar todo lo necesario y que todavía tengamos que soportar esto!

(…) Por otro lado, esto creo que ha sido un desastre y a pesar de que vosotros, tanto en Barcelona… y no sé si estuvisteis en Madrid, buen sitio para hacerse oír (…). Pero creo que la cabeza pensante de esta huelga pasada no nos ha hecho “ni puto caso”, por eso, los chavales quieren hacer cosas, pero no ven resultados, ven represalias, y les da igual por parte de quién. A mí personalmente no me gusta cómo quiere hacer algún compi las cosas y, así, no creo. Se pueden hacer huelgas, ayunos solo, huelgas de brazos caídos… volvamos años atrás y se ganaban muchísimas cosas: tener televisiones, radiocasetes, que las familias metan ropa, sábanas, playeros… Tener lo que hoy tenemos es gracias a esfuerzo y ganas, gente de fuera que venían afuera de los muros, a estar con nosotrxs, a apoyarnos en cada lucha. Y no había redes sociales como ahora, solo tener ideas buenas y llevarlas a cabo, estemos donde estemos. Y el apoyo que vosotrxs nos dais es muy grande, pero, claro, no comía uno y no comíamos ninguno, y daba, los resultados ahí están (…).

Me llegan cartas dándome ánimos, y lo agradezco muchísimo. Yo siempre estaré en lucha, eso lo he hecho siempre y mis valores y principios los demuestro con hechos. No tengo realmente a nadie que se ocupe de mis denuncias, reclamaciones, etc. (…) Me jode tanto decir que dentro de los muros no se hicieron bien las cosas Y, sinceramente, para mí ha sido un fracaso. ¿Qué cojones pasa? ¡Si más no nos pueden hacer! Con huelgas de hambre, de brazos caídos o de silencio y con rebeldía se consiguen cosas. No nos han apoyado como se debe. Aquí no estoy yo, pidiendo mi medicación, que por represalias no me la dan, estoy por nuestra lucha y rebeldía. Se presentan las instituciones camufladas, empresas de al por mayor… ¿Cuántas cosas caducadas nos han dado? ¡Muchas! Y siguen, y eso será así hasta que se le eche cojones y se cambien algunas cosas, y poner otras más serias y firmes, y que se sumen a este colectivo de lucha por nuestros derechos, y que no se vulnere ni uno más.

Yo pido que se sumen a las protestas que suceden en todas las “prisiones-empresas” (…). ¡Joder! Y llevamos una tabla reivindicatoria, y hay que hacerlo todo como se hacen las cosas. Si queremos que nos den nuestros derechos, tenemos que hacer más. Está bien hacer una huelga del 1 al 8, respetable es, yo la hice, por supuesto, y ahora estoy con otra desde el día 22 de junio, por los servicios médicos, que te dan un ibuprofeno para todo y no, no y no. Es nuevo y se cree más poderoso porque aquí da uno y dan todos, no tienen compasión ni humanidad, y enfermo estoy, si supieras todas las que he visto, no te lo imaginas, pero por nada, por gritar la gente de impotencia, Toni lo sabe, es paisano, y salen por todos los lados y venga a porrazos, etc. Se lo cuentas al juez de vigilancia y está claramente a su servicio, su silencio vale dinero, y no solo el suyo, médico, ATS, trabajador social, psicólogo… Es una cadena, como nos dijeron: “Nosotros seguimos eslabón con eslabón y un candado, y la llave nadie sabe dónde está. Y vosotros la rompisteis. ¡Qué queréis, que seamos compasivos? ¡No!” ¡Maldito torturador! Eso lo dijo así, como os lo cuento.

Aquí llevo algo más de dos años, han pasado cuatro médicos, todos, a los tres o cuatro meses, de baja por una operación, vale, pero los cuatro cobrando y en la playa (…), no es correcto lo que está pasando. Me ha salido un bulto al lado del corazón y, como no hay médico, no me han pesado, ni el primer día ni ninguno. Esto los ATS lo pueden hacer, pero ¿por qué, sabiéndolo el director, ATS, subdirector, administrador, se silencian mis instancias, firmadas y selladas? En todos los años que llevo preso, casi 23, jamás había visto esto (…). Y es lo que me llevó aún más a ponerme en huelga de hambre. Si me pasa cualquier cosa, que sepáis que no es solo por una pastilla para poder estar tranquilo. Es por el bulto ¿vale? (…). Por todo lo que hacéis y por escuchar mis protestas, muchísimas gracias.

Un abrazo

Óscar Rodríguez González

Hacedlo público, en redes sociales, etc., etc.

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Octubre

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 18-VII-2018]

delete

Desde La Cárcel De Villena: Propuestas Para El 1 De Octubre Y Llamamiento A Participar En La Reflexión Colectiva Desde Ambos Lados De Los Muros

Aquí va una carta de Toni Chavero desde la cárcel de Villena, con bastante retraso, por el que pedimos disculpas. La carta se leyó en la radio, en el Tokata Y Fuga del 30 de junio, pero después no habíamos tenido tiempo de transcribirla para publicarla aquí. Se dirige a sus compañerxs de lucha, tanto de dentro como de fuera, agradeciendo a la gente de la calle el apoyo demostrado a la huelga de hambre de mayo, el cual valora él mucho más positivamente que la mayoría de quienes le han escrito al respecto. Ofrece algunas reflexiones sobre lo ocurrido en mayo y también pone a debate, como él dice, una propuesta en cuanto a la forma de participar desde dentro en las próximas convocatorias, empezando por la de una nueva huelga de hambre a iniciar el próximo 1 de octubre. Hace un llamamiento a la participación en el diálogo y la reflexión colectiva sobre la lucha común, tanto a la gente presa como a quienes participan desde el “cuarto grado”. Toca temas como el de de las personas presas enfermas, el de las represalias por participar en la huelga de mayo, el de los supuestos “cabecillas” que la autoridad carcelera intenta señalar… En fin aquí debajo tenéis la carta. El compañero envía también un dibujo, que podéis ver arriba, lleno de sentimiento, dedicado a sus compañerxs de la calle.

Cárcel de Villena, 21 de junio de 2018, madrugada

Salud y Libertad, estimadxs compañerxs que estáis ahí posicionadxs ante la Mala Bestia Carcelaria, dentro y fuera. De corazón, un abrazo fraternal y solidario.

Es preciso caerse para levantarse (y yo diría que necesario), para aprender que no todo es lo que parece. Equivocarse, por tanto, es lícito y necesario también y ser humilde y sincero y saber decir “me he equivocado, lo he hecho mal”. Para ser humano, a veces, hay que ser primero un animal, y yo me caigo, me equivoco y soy animal miles de veces. Y miles de veces dejo de serlo y vuelvo a serlo, y así crece uno. Otrxs no necesitan darse tantas hostias, yo sí. Cada unx unx es.

Quería y, de hecho llevo rompiendo hojas unas semanas, dos al menos, y no soy capaz de darles cuerpo a algunas reflexiones que van de la mano, en referencia a la huelga de hambre del 1 de mayo, y sobre los listados y alguna cosa más, que considero justo que se enlacen en un solo texto. O es que lo quiero hacer así, porque soy cabezón y me reto.

Mi problema principal es que me cuesta mucho mantener la calma cuando algo no me gusta, y me resulta difícil expresarlo sin faltar y todo eso. Es como que tengo que ir sujetándome para no embalarme y dispararme contra todo y contra todxs. Sin que nadie tenga  la culpa de mis circunstancias, más que yo mismo y mi falta de autocontrol.

Al final he conseguido recabar información veraz de Amigxs y Compañerxs y, ante todo, quiero agradecer a TODXS, dentro y fuera, de corazón y humildemente, la labor llevada a cabo desde antes de Abril. Para lxs que habéis currado ahí fuera, no es que no tenga palabras, es que no tengo papel ni bolis y no quiero eternizarme aquí. Así que Gracias.

Creo además que sería importante que vosotrxs ahí fuera os valoraseis más. Yo veo, leo, lo que es el conjunto grosso modo y me quedo flipado de la organización y compenetración que habéis tenido y que va mejorando cada vez más. Yo siento no estar de acuerdo con la mayoría de lxs que os habéis molestado en contactarme. En el conjunto de todxs vosotrxs, se repite lo mismo: todxs creéis que habéis hecho poco. Disculpad que discrepe profundamente y que esté en contra de ese pensamiento que al final es como algo negativo. Si me pongo punto por punto a decir todas las movilizaciones que habéis tenido, sería bastante largo de contar, y de Agradecer, por supuesto. También creo que, en paralelo con el documental “COPEL, una historia de rebeldía y dignidad”, qracias a esos espacios y a los ex miembros de COPEL por toda la península, nos habéis dado muchísima difusión y yo personalmente os debo agradecer el compañerismo que habéis tenido con esta mínima llama.

Me cuentan muchxs, por toda la península, pero más detalladamente un par de compañeros, todo lo que se ha hecho. Y la verdad es que no os entiendo, ni a los Grupos, ni a lxs Abogadxs Solidarixs, ni a las Familias Frente a la Crueldad Carcelaria, ni a la CNT, ni a las personas individuales. No entiendo que penséis así, yo no creo que se haya hecho poco, aunque nada más es mi opinión. No quiero ponerme a nombrar y dejarme a alguien atrás, en el tintero, pero sí debo destacar la costumbre de las plataformas reivindicativas que inició la COPEL y que conservaron a partir de entonces varias generaciones de presxs en lucha. La COPEL ha sido, junto con el APRE (r), nuestra semilla y enseñanza, por las cuales estamos aquí, de alguna manera, reiniciando como podemos lo que es una lucha Activa en contra de los talegos. Eso es así, surgimos de VOSOTRXS, EN 2015.

Pero es igualmente justo destacar el palizón que el grupo Tokata tiene encima de sus espaldas, junto con el Grupos de Apoyo a Presxs de Madrid. Se han enviado cientos de cartas que, sin ellas, todo esto no se podría haber llevado a cabo. Eso es así y estoy abierto al debate con quien quiera discutirlo, porque sé de primera mano el currazo que se han dado. Así que, a vosotrxs que, para colmo, fuisteis lxs primerxs en apoyarnos desde 2015, ¡GRACIAS!

No sirva de menosprecio a nadie, lo pido por favor, sé lo mucho y lo bien que desde Andalucía a Lleida o Barcelona os lo habéis currado, llegando a estar detenidxs por apoyarnos. A todxs vosotrxs, Grupos y personas individuales y afines, a las Familias Frente a la Crueldad Carcelaria, dando lecciones, a lxs abogadxs solidarixs, que no veas lo que os lo curráis todxs, ¿por qué os valoráis tan poco? ¡Eh, despertad!

Reflexionadlo si queréis y luego me contáis, pero no me vais a conseguir convencer de lo contrario, sin vosotrxs no somos más que trozos de hormigón. Así que, en nombre de todxs mis Leales Compañerxs Presxs, GRACIAS INMENSAS.

Tenemos ya mismo otra fiesta, como sabréis por mi compañero Peque, y yo aprovecho para enlazar con otro asunto al respecto, sabiendo que es solo un punto de vista y opinión personal, que dejo a debate.

Disculpad, porque no sé si está previsto para octubre. Bueno, yo lo que propongo es bien sencillo: que se abran posibilidades a otras formas de reivindicación. Es decir, que si alguien no puede o no quiere hacer huelga de hambre, que, por ejemplo, en vez de varios días de huelga de hambre, haga el 1 de octubre, ayuno y la tabla al Congreso, Defensor de Nadie, SGIP, etc., el día 7 de octubre, ayuno y los mismos escritos, diciendo que es en apoyo de la huelga de hambre lxs presxs en lucha activa, y el día 15, ayuno y lo mismo. Eso es solamente un ejemplo de lo que podría hacer quien no quiera realizar una huelga de hambre más larga. Solo un ejemplo, porque queda que se aporten al debate otras formas de hacerlo, quien quiera pronunciarse, claro, y participar. En caso de que sí se quiera abrir opciones, se debería comunicar lo que se concrete en debate a los grupos y demás con quien cada quien sea más afín y tal ¿no? Pero comunicándolo: “Oye, que yo lo hago con tres ayunos, yo con huelga de patio, etc.”. Así que os invitamos a participar en ese debate, por no decir que es de lógica participar ¿no?

Yo creo que eso, ese “abanico”, sería bueno para que más personas participen. Yo (Toni), haré huelga de hambre, pero pienso que no sería mala idea. En todo caso, ahí está el tema. Y tiempo hay suficiente. Así que ánimo, participad del debate. Y, si queréis, por favor, ahí fuera, dadnos ideas. Es interesante tener otro prisma, porque a veces lxs presxs estamos cegados por mil odios. Así que, por mi parte me gustaría que dieseis ideas desde fuera. Seguro que son interesantísimas.

El tema que va enlazado también ─lógico, para los hierofantes de la sagrada Orden del Cepo, que dijo Mario Benedetti─ es, cómo no, el de las represalias. Pues bueno, si al final nos hemos hecho colegas del castigo y estamos inmunizadxs ya a todo el mamoneo. Pero me llega con rabia que a lxs presxs enfermxs que le echan ovarios, como Carmen, o cojones, como Xavi, estando muy enfermxs, la tomen con ellxs. Lo cual, por mi registro personal, no va a quedar sin denuncia, claro. Y que lxs carcelarxs médicxs, o veterinarixs, sean capaces de hacer semejante ofensa al oficio de la medicina, haciendo un juramento hipócrita en lugar de hipocrático y siendo carnicerxs con estxs compañerxs. Es para hacer algo serio, yo ya le estoy dando vueltas a qué y a cómo, y pido a mis compañerxs presxs en lucha que se paren delante del papel o mirando al cielo y piensen qué podemos hacer ante tamaña animalada. Yo estoy en ello, pronto sabréis de alguna propuesta al respecto, lo estoy cocinando. Pero, lógicamente, es preciso que todxs participéis. ¡A mis compañerxs enfermxs no! ¡Venid a por mí, hijxs de putx!

Disculpad, pero es para volarles la cabeza, y me dan igual sumarios o partes, contra los animales ¡yo, animal! Pero para ya, porque me sacan de quicio, los asesinaba sin compasión. Si, por reivindicar sus derechos, tocáis a mis hermanxs enfermxs, me tendréis que tocar a mí, sociópatas, canallas, cobardes. Vais de médicos y sois asesinxs de Estado, asqurosxs.

Nosotrxs, “lxs irrecuperables”, si os tuviéramos bajo nuestro “mando” y con cáncer o SIDA, estoy seguro de que no os haríamos eso que nos hacéis vosotrxs, porque estamos irrecuperablemente concienciados de nuestra condición de seres humanos. Pero sois vosotrxs lxs agresorxs, lxs que sois recuperables más que para el Auschwitz del siglo XXI, por que sois Mengeles.

Disculpadme, compañerxs. Otro punto que enlaza con todo esto ─y ya os digo que me estoy quedando corto, pero entiendo que es preciso a veces extenderse─ es el mamoneo de “los cabecillas”. Creo que con que nosotrxs sepamos que no hay nadie por encima de nadie ene esta horizontalidad es suficiente. Que ellxs quieren pensar lo contrario y enmarronarnos a lxs que estamos más abiertos a sacar propuestas, pues, oye, a mí es que me la pelan ellos y sus pensamientos nazi-anales. Cuando se trata con asesinos de postal es lo que pasa. Yo asumo lo que venga y punto, y sé que Peque y todxs lxs demás, pues igual. Porque nuestro nexo de unión es la HUMANIDAD, SOLIDARIDAD y FRATERNIDAD. Así  que yo soy culpable de confabular contra la máxima autoridad carcelera y sus esbirros. ¿Qué pasa?  ¿Algún problema? Ya sabéis donde estoy. Y dejad en paz a lxs presxs enfermxs, venid a por mí, asquerosxs.

Al final, lo que digo, que no me contengo, porque no he de contenerme. Esto es mi pequeño grano de arena. Y la Positividad del 1 de Mayo, ahora viene otra y, tras esa, otra, y seguiremos luchando, porque valemos mucho como para dejarnos pisotear. Así que Ánimo, Unión, Diálogo, aportación de ideas y reflexiones. Aportadnos también desde fuera, también sois prexs en lucha en el cuarto grado, ya que aquí somos unx todxs: las listas mejorarán y tomarán su cuerpo real y ahí estoy yo, metido hasta el cuello. Me dejo demasiado en el tintero, pero hay más tinteros a los que convoco y requiero y quiero que viertan su tinta y digan y dialoguen y rompan el silencio, sin temor a nada. Un abrazo a Todxs Dentro y Fuera.

Toni Chavero

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 3-VII-2018

delete

Tokata Y Fuga 14-VII-2018. Para Hacer Frente A La Catástrofe De La Sanidad Carcelaria

Hablamos de la situación catastrófica de la sanidad en las cárceles españolas y de diferentes intentos de hacerle frente desde la sociedad que se están produciendo ahora mismo. Hablamos con la madre de Francisco Chamorro y del estado de la lucha que lleva a cabo con gran coraje por la excarcelación de su hijo, enfermo de cáncer. Una compañera de Familias Frente a la Crueldad Carcelaria nos habla de una jornada de fiesta y reflexión sobre autodefensa solidaria que se celebra hoy mismo en un centro social de Móstoles (Madrid). Nos hacemos eco de la huelga de hambre de un compañero preso en lucha en la cárcel de Puerto I para protestar por los tratos crueles, inhumanos y degradantes que allí se infiere allí a las personas presas.

delete

Populismo Punitivo. Vivan Las Caenas

La demanda por parte de la mayoría de la población de un endurecimiento de las leyes, que se resume en más control y más cárcel, no surge casualmente como exigencia espontanea fruto de un mundo supuestamente más inseguro. Tampoco es por azar que la idea que genera ese desplazamiento del pensamiento general hacia el miedo, el populismo punitivo, ya no solo cuaje en los sectores más conservadores. Ahora el “vivan las caenas” cuaja por fin a todos los niveles sociales, izquierdismo incluido, en virtud principalmente de la aprobación de una serie de leyes de carácter “progre”, que se abrazan como males menores necesarios, y a una cierta sensación de derrota e incapacidad para elaborar crítica. Es un tema complejo, que nos enfrenta a contradicciones, por lo que sería conveniente hacer un poquito de historia.

El denominado por el pensamiento crítico criminológico como populismo punitivo es un término acuñado a mediados de los 90 y se concretaba como: “la utilización del Derecho penal por parte de los políticos para aumentar sus réditos electorales”. A día de hoy podemos afirmar que esta corriente de pensamiento reaccionario actúa, impulsada por dinámicas generadas durante décadas, como un cuerpo social con vida propia siendo finalmente ella quien rige las agendas de la política.

Pero las razones estructurales de la actual deriva autoritaria de las autodenominadas “democracias occidentales”, así como su interrelación con los massmedia, arranca en los 70 en plena recesión económica. Es entonces cuando se empieza a abandonar los discursos garantistas a nivel penal junto al asistencialismo de los años de prosperidad*, acentuando la criminalización de la pobreza como retórica que justifique el “auge de la delincuencia” y por tanto el aumento de la represión. A su vez la violencia política que surge en este contexto es utilizada para aprobar un arsenal de leyes de excepción bajo el manto de la lucha contra el terrorismo y la seguridad nacional.

En estos años el papel de los massmedia será fundamental en la construcción del populismo punitivo. La introducción en las “agendas-setting” (la selección previa de las noticias que se deciden que deben ser las más importantes) de los temas como la inseguridad y la delincuencia se convierten en claves para ganar las elecciones. La mano dura transmite la sensación de estar haciendo algo y sacia la furia cobarde entre los de abajo. A su vez, o como consecuencia, comenzarán a construir la figura de “la víctima” como eje entorno al que enderezar la idea de una justicia vengativa, así como a desarrollar el concepto de “alarma social” como forma de naturalizar esa sensación de inseguridad construida artificialmente. Paulatinamente el miedo inoculado de manera individual al fin será colectivo, dando pie a lo que se vino a denominar “pánico moral”. Pero más allá de los noticieros y la prensa, justo cuando la policía era más impopular, arranca el género televisivo por excelencia, las series policíacas,  llegando hasta hoy desarrollado a unos niveles delirantes. La justificación y la simpatía hacia los esbirros es algo único de nuestros días, pues tanto en la literatura como en la tradición oral nunca salieron bien parados. Hoy utilizando como espejos desde los roles de mujeres fuertes en un mundo de hombres hasta los de polis machotes de los de toda la vida, empujan a admirar al verdugo y despreciar al ajusticiado.

Los cambios legislativos que se derivarán de este clima de miedo se concretarán en dos tendencias, no excluyentes e interrelacionadas entre sí:

La desarrollada en EE.UU. más liberal desde el punto de vista económico que resolverá con la transformación del antiguo sistema penal deficitario, y en teoría de vocación reinsertora, en una mera industria con la progresiva privatización de las cárceles. Nace así el denominado “complejo industrial penitenciario” como lo define Angela Y. Davis (feminista afroamericana y teórica del abolicionismo de las cárceles) alimentado por más de 2 millones de personas en distinto grado de encierro y explotación. Si bien, como apunta Davis, se trataría del resurgir de un esclavismo nunca abolido en la práctica. Siempre hubo trabajo forzado y el porcentaje de negros fue el más elevado.

La otra tendencia, la de marca Europa, a remolque de la lucha contra la insurgencia armada en los ´70, desarrollará las leyes de excepción que vulnerarán su sistema de garantías procesales. Sistema del que antaño alardeaba como seña  demócrata frente a los regímenes fascistas derrotados tras la Segunda Guerra Mundial, evidentemente la península ibérica no contaba. Se doblan las condenas en los delitos “políticos”, se amplía la represión a lo que se considere entorno social de estas organizaciones armadas y se reconoce veladamente la tortura como una herramienta más.  La necesaria complicidad de toda la socialdemocracia europea está fuera de toda duda. La lucha contra ETA, en todas sus etapas, es emblemática de este proceso.

Sin embargo el hecho de que  del populismo punitivo haya adquirido una dinámica propia como forma de juzgar la sociedad, lo lleva inexorablemente con los años a extenderse a otros ámbitos más allá del “terrorismo” y búsqueda de la rentabilidad económica del sistema penal.

 Más cercano en el tiempo, y en esta misma ciudad, el caso de Marta del Castillo, junto con otros previos y posteriores debidamente publicitados,  marcaría estos nuevos horizontes. Curiosamente lo que hoy sería denominado, sin duda, como asesinato machista pasó a ser bandera de la extrema derecha sevillana a favor de la pena de muerte. Coincidiendo en el tiempo  y jaleados por casi toda la prensa, la familia de una niña de Huelva, Mari Luz, junto a la de Marta llevarían a cabo una exitosa campaña a favor de la cadena perpetua. Sin embargo ahora ya no son solo los fachas, o lo que con suficiencia solemos denominar la masa, la que pide más cárcel.

La lucha contra la corrupción

La lucha contra la corrupción, la violencia machista o las leyes para proteger minorías son algunas de las nuevas vías por las que el discurso del control y el miedo está pasando de hegemónico a ser ya prácticamente incuestionable. En la batalla de las ideas parece que también vamos perdiendo.

La izquierda del capital ya abandonó hace unos años la crítica anticapitalista al considerarla casposa, señalando solo al capital financiero como culpable y soñando con un desarrollismo sostenible vigilado de cerca por las instituciones. Ahora ya ni eso: unas hipotecas bien regladas, unos gastos de gestión más austeros, su poquita de regeneración democrática y pa´casa. Que la lucha contra la corrupción es un caramelo que nos dan para dulcificar el amargor de las recientes derrotas no es ningún secreto. Que jueces estrella, periodistas tenaces o policías cargando ordenadores le están lavando la cara al sistema penitenciario tampoco. Regocijarse con la imagen de un pez gordo entrando al talego es lo que tiene, o esa manita en el cogote de Rato, y es que nuestros cerebros son esponjas.

La violencia machista

La violencia machista es tema más delicado y complejo,  y es justo por ello que no debiera obviarse. Que una mujer en una situación extrema, que no tiene porque ser que peligre su vida, utilice todos los recursos que tenga a su alcance no es algo que aquí vayamos a cuestionar. No van por ahí los tiros. No es que precisamente esta vez las “agendas-sitting” hayan sido las que sacaron el feminicidio a la luz, pero ya lo absorbieron. De nuevo el endurecimiento de las condenas, el autobombo policial y el tratamiento sensacionalista de los medios ahogan en este caso las ideas y propuestas más críticas contra el patriarcado como origen de esta violencia y opresión. Esa gran capacidad de fagocitación de la idea del miedo y el control al final siempre ofrecerá la misma receta. Que en nuestro fuero interno quizás nos sea comprensible que haya colectivos feministas que pidan mano dura al Estado debe llevarnos al menos a alguna reflexión. En este sentido el artículo de opinión publicado por SALHAKETA-NAFARROA, a raíz de los casos “Yllanez” y “La Manada”, abre una vía de debate necesario. Parte del hecho de que la justicia del Estado es patriarcal por definición al estar construida “en y desde el patriarcado” y no tanto porque, además, en su práctica tienda a perjudicar a las mujeres como fiel reflejo de la sociedad que nos envuelve a todas, jueces y fiscales incluidas.

Y es que la violación en San Fermín por parte de cinco tíos del grupo denominado La Manada de una chavala, y el posterior circo mediático del juicio, resulta revelador. Imposible no empatizar con la víctima y aborrecer a los agresores, pero de golpe todo el casco viejo de una ciudad  monotorizado por más de 200 cámaras (paradójicamente con alcaldía de EH-BILDU) nos parece un mal menor y 20 años de prisión lo mínimo. No es cuestión de tenerles pena o no que eso tiene que ver más con la percepción que cada cual tenga de la prisión, es que esas cámaras y esas cárceles también nos aguardan a todas, pero a su vez queriendo o no las afianzamos echando leña a la hoguera. En cuanto a la defensa de los acusados de una violación que no reconocen es normal que nos resulte repugnante. Los juzgados son lo que son, que nadie busque ahí templos de la verdad y la justicia.

Los denominados delitos de odio.

Los denominados delitos de odio surgen como respuesta a las reivindicaciones de mayor protección por parte de asociaciones de minorías vulnerables a la violencia fascista callejera. Fue principalmente el chiringuito de la órbita del PSOE “Movimiento contra la intolerancia” del señor Esteban Ibarra, quien mediáticamente se erigió como voz de dichas minorías pidiendo leña también. Nada bueno se estaba cociendo. Los motivos de raza, religión, orientación sexual, pero también  los ideológicos surgen como agravantes. Así en virtud de esta carambola, por ejemplo, cada vez más antifascistas detenidos en acciones se enfrentan a  mayores condenas, la figura del radical se construye como la del nuevo terrorista, antisistema como antisocial. A esta categoría de delitos le debe bastante lo peligroso que se ha vuelto volcar un poquito de guasa y mala leche en internet, aunque para este espacio en concreto ya andan en marcha nuevas reformas penales que sin duda estrecharán a un más el cerco.

Sí, definitivamente Orwell y Foucault pasaron de moda. Justo por eso no es mal momento para revisitar la crítica de la sociedad del control, en vez de desprendernos de ella como de un equipaje incómodo que no sabemos dónde colocar.

* Más que discutible axioma de la progresía que utilizaremos para iniciar el relato.

Pablo de Ronda

Fuentes consultadas en el artículo:

Democracia de la Abolición. Prisiones, racismo y violencia.  Angela Davis. Editorial Trotta.

La Sociedad ImplosivaCorsino Vela. Muturreko Burutazoiak.

Medios de comunicación y populismo punitivo en España: estado de la cuestión. VV. AA. Revista Crítica Penal y Poder, nº 9 (marzo, 2015)

El Populismo Punitivo. Análisis de las reformas y contrareformas del Sistema Penal en España. VV. AA. OSPDH, Universitat de Barcelona

El abordaje de los casos “Yllanes” y “La Manada” como reto. www.salhaketa-nafarroa.com

Ilustración: Belén Moreno Núñez

Fuente del artículo: El Topo. El periódico tabernario más leído de Sevilla