Un Compa Habla Desde Catalunya Sobre El Negocio De Los CIRE Y La Mentira De Los Permisos De Salida

Compartimos una publicación del grupo de Tarragona/Reus, La Corda. Se trata de una carta (originalmente en catalán y que hemos traducido al castellano) de un compañero –no da el nombre– que se encuentra preso en Brians (Barcelona), en segundo grado. Comenta de nuevo el negocio y explotación de lxs presxs a través del CIRE (Centre d’Iniciatives per la Reinserció) organismo que en Catalunya da cobijo a todas las empresas que sacan un buen negocio gracias a la cárcel, y que gestiona también todo el curro en el talego. En la segunda parte el compa hace referencia a la imposibilidad real de conseguir permisos de salida para la gran mayoría de peña de dentro, y del macabro laberinto perfectamente organizado para que prácticamente nunca se concedan.

Noviembre 2021. Prisión de Brians.

¡¡Que pasa X!! Te escribo en este sábado gris. mientras veo por la ventana como llueve suavemente y las gotas caen por el cristal de la puta sala de día, donde unos cuantos promueven la ludopatía con el parchís y el dominó, otros ven la tele y yo te escribo esta carta.

Sigo con el CIRE.

A las 12’08h he dejado de escribirte por que es la hora que el carro viene con la comida. Pero no ha venido hasta la 13h. Entre tres personas repartimos la comida a cien tíos aproximadamente, mientras comen recogemos el office, limpiamos muebles, fregamos unas cien bandejas a mano y después al lavavajillas (que no es Balay, es del año 2007 cuando abrieron). Después barremos y fregamos. Por la mañana bajamos a las 07’45 para preparar el desayuno y después lo repartimos. Y por la noche el mismo ritual para la cena. En teoría son 6 horas, pero siempre es bastante mas que eso. O sea, te pasas el día currando, un esclavo del CIRE. Nos pagan 135 euros pero con los descuentos de la Seguridad Social y el IRPF nos quedan unos 120 euros. Yo, si tuviera pasta, para el CIRE curraba su puta mother. Mira si son tacaños y retorcidos que los lunes, día de cobro, la cena es asquerosamente incomible. ¿Por qué? Pues para que te lo gastes en el economato. Son unos grandes hijos de puta.

Sobre el tema de los permisos.

Cuando tienes la cuarta parte de la condena cumplida tienes derecho a pedir permisos. Pero todo se queda en esto. Tienes derecho a pedirlos, ya está. Los requisitos, además de haber cumplido tu parte del castigo, es también que «observen buena conducta». Y esto aquí ya sabes que significa… Pero pongamos por caso que la Junta de Tratamiento te pasa el permiso como favorable. El preso llama a la family todo contento. Pero la Junta ha enviado informes psicológicos, sociales, laborales, familiares… Muchos de estos informes con datos que hacen que la juez no valore positivamente la salida.

El juzgado de vigilancia se demora 40 días para manifestarse. Como los informes no suelen ser muy positivos, la juez los deniega. Es decir, la Junta del talego queda bien con el preso, pero le pasa la patata caliente a la juez, que en el 99 % de los casos los desestima. Sistemáticamente. Es todo muy fascista. Y entonces la familia, a quien el preso les dijo que tendría permisos le dicen «¿Que no salías en julio?¿Qué has hecho?». Y en todo este tiempo el preso se estresa, se ralla, se desespera. Y pasa tanto tiempo desde que lo solicitó, y está con un agobio tan bestia, que se producen peleas, o le pillan fumando un peta, o el preso revienta y le dice cuatro cosas al jefe de módulo y entonces… ¡Ya no hay permiso!

Si no realizas cursos/programas que ofrecen (Creu en el canvi, Toxicomania, Para i Pensa etc) tampoco hay permisos. Si eres extranjero y no tienes domicilio… “no hay arraigo, no hay permiso”. En la práctica, la mayoría de presxs no tienen permisos. Es un laberinto imposible hecho expresamente así.

¡Un super abrazo! Te debo material vario (un trato es un trato). Salud, anarkía y, por qué no, birra fría, aunque yo no soy de beber.

¡Besos!

 

 

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.