Categoría: Internacional

He aquí la traducción al castellano, hecha por un compañero, de un artículo en árabe, firmado por Mona Sleem, periodista egipcia, y publicado en http://assafirarabi.com, el 10 de junio de 2019, sobre las cárceles de mujeres del Estado egipcio. La ilustración, sacada de la fuente original, es de Wael Darwich.

Encarcelamiento de una mujer pobre en un país árabe. Estas pocas palabras bastan para reflejar una vulnerabilidad sostenida sobre un fino hilo, al borde del abismo de la depresión, y una se pregunta: ¿Cómo no se sumergen en ella? ¿Cómo no se esconden ahí hasta desaparecer? ¿Y cómo, muchas veces, no se transforman en monstruos?

Se han contado una y otra vez las mismas historias sobre las cárceles árabes sin que se consiga ningún cambio. En ellas hay igualdad entre hombres y mujeres, aunque únicamente en el sufrimiento y en la falta de derechos. Sin embargo, para las mujeres presas, el impacto del dolor se multiplica enormemente a causa de su rol peculiar y de sus necesidades particulares.

Miles de mujeres están encarceladas en Egipto. Las cárceles más conocidas se llaman Damanhour, en la gobernación de Beheira, y Al Qanater, en El Cairo*. En ellas están encerradas centenares de historias sobre dificultades, carencias y vacíos jurídicos, ausencia de justicia que sufren por igual las llamadas delincuentes y las presas políticas como Mahinour al Masri, que ha pasado por diferentes cárceles, Jamila Serreddine o Salma al-Khechen que fueron encarceladas por defender causas públicas y ofrecen ahora sus testimonios en este articulo.

Mahinour es la que ha ido presa más veces y conoce, por tanto, la realidad de varias cárceles, mientras que Jamila ha tenido una experiencia peculiar, vinculada a enfermedades y negligencia médica. Todas están ya en libertad. Hemos recopilado sus testimonios concentrando también nuestra lectura en textos y experiencias que se han esforzado por aportar alguna ayuda o cambio, hasta hoy en vano.

Necesidades especiales

Cuenta Jamila Serredine: “la prisión no da nada. Todo lo que necesitamos lo compramos en la llamada “cantina”, la tienda del centro penitenciario, o nos lo traen las familias en sus visitas. Y la que no tiene dinero o ha sido rechazada por su familia vive tras las rejas una situación angustiosa. Las presas que no tienen dinero tienen que trabajar en la limpieza, de los servicios, por ejemplo, en la cocina y lavando la ropa a cambio de un paquete de tabaco, que es la moneda de la cárcel”. Y Mahinour al Marsi nos dice: “Como la administración penitenciaria no proporciona casi nada a las presas, se ven obligadas a comprarlo. Las compresas son de lo que más falta hace y en prisión se venden el doble de caras que en la calle. Se necesitan al menos 30 gineh (moneda local) al mes… Y la solidaridad se vuelve algo básico y fundamental, las presas que pueden prestan a las que no pueden, si no, la vida se convertiría en una trituradora para las presas que no tienen apoyo familiar.

Para Jamila: “La cárcel es una sociedad aparte, tiene sus propias leyes, unas leyes casi siempre injustas, y la administración no interviene para rectificarlas. La llamada “boss”, normalmente la presa más experimentada, es la jefa del dormitorio, recibe una paga, paquetes de tabaco como impuesto de las demás presas que tienen ingresos, y ella se encarga de pagar a las que tienen que trabajar y ocuparse de todas las tareas de limpieza. He visto a muchas presas necesitadas que recogen las sobras de la comida carcelaria, nada más que tomates, patatas podridas y algún trozo de pan, vuelven a cocinarlo todo y se juntan para comer.”

Las que llevan el dolor dentro: las embarazadas y las madres

La vulnerabilidad aumenta, se multiplica, cuando la presa está embarazada o tiene con ella a un recién nacido cuya supervivencia está en juego. Entonces, las necesidades particulares se transforman en cuestión de vida o muerte. Según los testimonios e informes oficiales, en el dormitotio de las madres de la cárcel de Quanater hay entre 130 y 150 mujeres, mientras que en Damanhour la cifra no suele sobrepasar las 20 o 30.

Y el dolor y el calvario de una embarazada o de una madre que tiene que dar el pecho a su bebé es el dolor de todas. Todas viven como suyas las realidades de las demás y tienen el miedo de sufrir lo mismo algún día, sobre todo las llamadas “delincuentes reincidentes” porque salen de la cárcel y vuelven, víctimas de condiciones económicas y sociales que les empujan a elegir deliberadamente la entrada la cárcel.

Jamilla relata: “Las embarazadas no tienen ningún trato de favor. Todas somos iguales frente a la ausencia de asistencia médica. La embarazada vive con nosotras hasta el último mes de su embarazo, cuando es trasladada al dormitorio de las madres a esperar el parto. Hay una ginecóloga en el hospital pero esto no significa nada. Los médicos y enfermeras maltratan a las presas y se comportan con una extrema arrogancia. No hay ningún exámen médico moderno, ni siquiera un exámen modesto, ningún análisis, ninguna radiografía, los únicos medicamentos que hay son calmantes que se dan para el dolor de cabeza o para el dolor de estómago, sin diferencia. La embarazada no recibe ningún alimento complementario, ni vitaminas. He visto a una compañera con el vientre hinchado desmayarse después de una jornada de trabajo. Al día siguiente no volvió a trabajar y la “boss” la castigó obligándola a dormir en los servicios.

Y añade Mahinour: “Es verdad, no hay ninguna consideración. He visto a algunas vender su ración de comida para ahorrar algo y no verse obligardas a trabajar durante el embarazo. Una noche, fuimos testigas de un aborto provocado por el cansancio y la mala alimentación. Otra noche, una presa estaba a punto de parir, golpeamos la puerta del dormitorio durante dos horas, pero la carcelera se había ido sin dejar las llaves a la otra responsable, que nos dijo que no podía hacer nada. Y la presa no tuvo otro remedio que dar a luz entre nuestras piernas. Noches horribles, llenas de sangre y con el fantasma de la muerte amenazándonos.”

El dormitorio de las madres

En el dormitorio de las madres, una historia aún más dolorosa, que empieza con la poca cantidad de leche en polvo que da la cárcel y termina cuando arrancan al bebé del pecho de su madre. Mahinour: “En la cárcel de Damanhour había crisis y conflictos frecuentes: gritos que traspasaban los muros de los dormitorios para protestar contra la poca cantidad de leche en polvo que ofrece la administración. Las madres, en un estado de salud deplorable,  no producen leche suficiente para alimentar a sus criaturas y están obligadas a alimentarlas con leche industrial, a pesar del peligro que representa para su frágil sistema digestivo. He visto a madres, por su extrema necesidad, vender la leche industrial y obligar a sus bebés a conformarse con la poca leche que producían ellas y, pocos días después del parto, volver a trabajar y dejar a sus recién nacidxs bajo nuestras protección.”

Jamilla, madre de tres niños, cuenta que vivió un hecho particular: “En la cárcel de Al Qanater, había un dormitorio especial para madres y, a pesar de la existencia de un minúsculo parque con algunos columpios, nunca vimos a niñxs disfrutar del parque. Lxs niñxs salían al patio con sus madres durante las horas autorizadas semanalmente. Un día, me chocó ver a una madre con su bebé en la espalda en el sector de las condenadas a muerte, un recién nacido viviendo con su madre psicológicamente destrozada, esperando su ejecución inminente y escuchando a veces los gritos y lamentos de otra presa que se preparaba para ser ejecutada. Hablé con la joven madre y me dijo que su bebé tenía menos de un año, que ella no tenía familia y que estaba esperando que lo llevaran a un centro de acogida fuera de la cárcel. Nos pusimos de acuerdo en que el niño se quedaría conmigo y que ella vendría a visitarle y darle el pecho, y la madre era feliz cuando llevaba a su hijo conmigo durante las visitas de mi marido y mis niños.”

Cifras e indicaciones

Todo el mundo conoce la veracidad de estos testimonios a pesar de la ausencia de datos oficiales. Salma el Khechen, una militante por los derechos de la mujer, hizo un encuesta a más de 30 presas, entre políticas y “comunes”, de la cárcel Al Qanater, sacó estas conclusiones :

– El dormitorio era de dos salas, podía acoger hasta 50 presas embarazadas o madres de recién nacidos. Cuando el bebé tenía dos años era sacado de la cárcel, su madre se iba a otro dormitorio y el niño o niña tenía derecho derecho a visitar a su madre cada 15 días acompañadx de un familiar.

– Las literas son de dos pisos, dos camas una sobre la otra en vez de tres como en los demás dormitorios. Si las presas son más de 50, no se añade ninguna cama más y la nuevas con sus bebés se instalan en el suelo a la espera de una cama vacía.

– Hay una ginecóloga o ginecólogo, un pediatra, a veces algún especialista, pero todas las presas están de acuerdo en que “el mismo hospital necesita un hospital.”

– La cárcel reparte pequeñas e insuficientes cantidades de leche, yogures, zumos, frutas y verduras, y comidas con carne o pollo, pero siempre en mal estado. Los familiares pueden traer comidas y alimentación durante las visitas y hay una nevera en cada dormitorio.

– La cárcel no ofrece ningún complemento alimenticio ni a las madres ni a las embarazadas.

– Los partos se hacen de forma natural o por cesárea y no hay un servicio especial para partos. A veces el recién nacido es llevado a un hospital fuera de la cárcel bajo la responsabilidad de la familia, o del Estado, si el bebé es de lxs llamadxs “ilegítimos.”

Estos testimonios e informaciones se asemejan totalmente a lo que afirma Nawal Moustafa, presidenta de una asociación de protección de niñxs de madres presas. Ella dijo: “Según lo que sabemos, el número de madres presas es de alrededor de 150 mujeres. Después de dos meses de visitas, hemos logrado definir sus necesidades más importantes. Todas las madres insisten en que sus primeras necesidades son ropa para bebés, vacunas, leche infantil, asistencia médica efectiva, visitas de médicos especialistas para enfermedades dermatológicas y gastrointestinales.” Nawal afirma también que se llegó a un protocolo de acuerdo con el ministerio del interior.

Unx niñx bajo el peso de la ley

Jamila Serreddine salió de la cárcel y ya no supo más sobre su joven amiga, la madre condenada a muerte, ni tampoco sobre lo que pasó con su bebé, pero las leyes vigentes no dejan ninguna duda sobre lo que pasó. Según el articulo 20 de la ley penitenciaria el niño o niña se queda con su madre hasta cumplir los dos años y, después, se entrega a su familia o es llevado a un centro de acogida. El articulo 68 es el más duro y el más injusto, estipula que la madre condenada a muerte no puede quedarse con su bebé más de dos meses. Es una legislación muy criticada y hace años que una comisión parlamentaria y el consejo nacional de protección de la madre y de la infancia propusieron algunas modificaciones:

– Prolongar la estancia del bébé con su madre hasta los 4 años y que a los dos debe estar también en una guardería dentro del centro penitenciario.

– Las madres condenadas a muerte pueden guardar a sus bebés hasta que cumplan los dos años.

– Sustitución de las penas de privación de libertad por sanciones de trabajo social para mujeres embarazadas o madres que han cometido delitos pequeños.

Han pasado dos años desde la presentación de estas propuestas y la situación sigue igual, nada ha cambiado.

Mona Sleem

Traducido al castellano por Abderrahim

* La cárcel Al Qanater se encuentra en las afueras del Cairo y es la cárcel de mujeres más grande de Egipto. Damanhour es otra ciudad que se encuentra a 160 km del Cairo y a 70 km de Alejandría.

Original en árabe

Versión en francés

Internacional Mujeres presas

Repasamos las últimas noticias, de dentro y de fuera, sobre la huelga de hambre rotativa por la excarcelación de las personas presas gravemente enfermas. Emitimos parte de una entrevista grabada recientemente en Córdoba (Argentina) con la madre y la tía de Rodrigo, asesinado a tiros por la policía argentina, poniendo en práctica lo que ellas denuncian con el nombre de “gatillo fácil”. Nos hablan de los abusos policiales en su región y de cómo se organiza la gente para hacerles frente. Por ejemplo de la Coordinadora de familiares contra el gatillo fácil de la que ellas forman parte.

Huelga de Hambre Rotativa 2019-2020 Internacional Radio: Tokata Y Fuga Sociedad-cárcel

Hablamos de la huelga de hambre de Carmen Badía Lachos, en su 41º día, y de la convocatoria de una jornada de acción solidaria con ella para el próximo 24 de abril. Leemos comunciados de algunos presos en lucha y recordamos la convocatoria de huelga de hambre colectiva para el 1 de mayo. Comentamos con varios compañeros de Marruecos el fin de la huelga de hambre de presxs palestinos en manos del Estado de Israel al lograr la mayor parte de sus reivindicaciones, las luchas sociales y su represión en el Rif y en el resto de Marruecos.

Huelga de Hambre Mayo de 2019 Internacional La cárcel mata Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga Sociedad-cárcel

Como decíamos en una noticia reciente, el 29 de abril empieza en Bruselas el juicio contra doce personas, de tendencia libertaria y antiautoritaria, acusadas finalmente de “asociación de malhechores”, después de que la fiscalía intentara imputarlas por terrorismo. Se les acusa de multitud de acciones, muchas de ellas anticarcelarias y de haberse organizado durante unos cuantos años para realizarlas. Reproducimos a continuación este texto que nos ha llegado y que se puede descargar también en pdf, donde se explican los detalles del caso y sus antecedentes.

A finales de 2008, en medio de hostilidades difusas desencadenadas por la revuelta en Grecia tras el asesinato de Alexis por la policía, la fiscalía federal belga lanza una investigación focalizada contra anarquistas y antiautoritarios. En el 2010, basándose en una lista de acciones que la policía atribuye al “movimiento anarquista” y cuando la lucha contra la construcción de un nuevo centro de detención en Steenokkerzeel está en marcha, la juez de instrucción Isabelle Panou es asignada a la investigación, correspondiente ahora, a la lucha antiterrorista.

En mayo, y posteriormente en septiembre del 2013, se llevaron a cabo una decena de allanamientos dentro del marco de esta investigación, éstos se realizaron en diferentes domicilios, así como en la biblioteca anarquista “Acrata” localizada en Bruselas, ocasión en la que se deja ver por primera vez de qué tipo de investigación contra el terrorismo se trata. Dirigida por la sección antiterrorista de la policía judicial federal, respaldada tanto por la Seguridad del Estado, como por el Servicio General de inteligencia y Seguridad militar, y distintas secciones antiterroristas de otros países europeos. La investigación se cerró en el año 2014, remitiendo al día de hoy a 12 anarquistas y antiautoritarios ante la Sala del Consejo.

Después de una sesión para la legalización de métodos específicos de investigación utilizados en el marco de este caso (seguimientos, escuchas telefónicas, la colocación del micrófonos en un domicilio, allanamientos secretos, intentos de infiltración, colocación de dispositivos de videovigilancia frente a varios domicilios  y en el interior de uno de ellos), en octubre del año 2015, el caso se remite a la Sala de la Corte. En la sesión de la Cámara prevista para el 10 de mayo del 2016 se determinará si va a haber juicio y, si es así, bajo qué cargos.

En esta investigación, la Fiscalía Federal ha intentado elaborar al menos 29 cargos individualizados. Nueve compañeros están acusados de pertenecer a una organización terrorista y de participación en actividades terroristas por períodos más o menos prolongados. Tres de ellos están además acusados de ser los “dirigentes”. Asimismo, otras tres personas, que fueron detenidas en medio de la multitud durante un ataque a la comisaría de Marolles, están acusadas por su parte, de pertenecer por un día a este grupo terrorista, así como de diversos cargos relacionados con este ataque. Esto es  respecto a la acusación engeneral.

Luego, todo esto se complementa con otros cargos más específicos, tales como la participación en una manifestación espontánea afuera del centro de detención 127 bis en Steenokkerzeel (calificada por la fiscalía como “intento de incendio” y “delito terrorista”), la preparación y participación en un ataque contra la estación de policía en Marolles (calificadas por la fiscalía  como “delito de terrorismo”), asalto y lesiones a los agentes de policía en varias ocasiones, la obstrucción de la vía pública, degradaciones diversas y variadas, robos menores, incendio de coches de funcionarios de las prisiones en el estacionamiento de la prisión de Ittre, incitación a cometer delitos de terrorismo… Cabe señalar que estas acusaciones específicas se dirigen concretamente hacia ciertos compañeros, es decir, que no todos están inculpados por el conjunto de las acusaciones.

En el fondo de esta investigación, que se ha prolongado por varios años, dejando al menos 32 cajas de papeleo, la Fiscalía Federal plantea la hipótesis de que un “grupo anarquista terrorista” estaría activo, específicamente en Bruselas, y que los acusados habrían “participado” o “favorecido” dichas actividades. Por ejemplo, se ha producido una lista de cerca de 150 ataques, un buen número de los cuales han sido incendiarios, contra las estructuras de dominación: estaciones de policía, los tribunales, los bancos, las empresas que se enriquecen con el encarcelamiento, las obras de construcción, vehículos diplomáticos, eurócratas y funcionarios de la OTAN, antenas de telefonía móvil… Todos estos ataques tuvieron lugar en Bruselas y sus alrededores, entre 2008 y 2013.

La invención de un grupo terrorista como el responsable de todos estos actos (aunque sólo sea por “haberlos hecho posibles”) permite manipular teatralmente las apariencias a favor de las acusaciones,  de manera que una biblioteca se convierte en un lugar de reclutamiento, las charlas comunes se convierten en reuniones clandestinas, folletos y periódicos de crítica anarquista se convierten en manuales de guerrilla urbana, las manifestaciones y concentraciones se convierten en llamados al terrorismo, los lazos de afinidad entre las personas en lucha y la autoorganización que pueden generar, se transforman en  “un grupo terrorista estructurado”.

La invención de un “grupo terrorista anarquista” es obviamente un intento bastante torpe del Estado para reducir la subversión antiautoritaria y revolucionaria a la acción de un solo “grupo estructurado”. Al tratar de poner tras las rejas a un puñado de anarquistas incómodos, el Estado busca disuadir a los refractarios de pasar a la acción directa contra lo que nos oprime y explota e imponer un silencio absoluto a los deseos, posibilidades y reflexiones críticas que se confrontan a este mundo autoritario. Lo que se propone juzgar, es todo un mosaico de luchas, revueltas, ideas, acciones directas, críticas, imaginarios revolucionarios, agitaciones que durante años han buscado enrentarse a la dominación.

Por lo tanto, este posible proceso, no concierne únicamente a los compañeros acusados, sino a todo individuo, a todo anarquista, a todo revolucionario, a todo rebelde en contra del orden establecido, a todo insumiso ante la autoridad que se niega a quedarse de brazos cruzados frente a la explotación y la opresión. Lo que se propone juzgar, es la búsqueda de la autonomía a través de la acción, la autoorganización en la lucha, la acción directa en toda su diversidad, la elección de defender y difundir las ideas anarquistas y revolucionarias, participar junto con otras revueltas en los combates autoorganizados y autónomos. Y, por último, sin duda alguna, un enfoque combativo del anarquismo que parte del individuo, de la afinidad, de la informalidad.

Sería algo extraño separar la represión que hoy golpea a algunos anarquistas y antiautoritarios del conjunto de la represión que busca domar (a menudo de forma preventiva) cualquier crítica al orden establecido y a la revuelta. A base de “amenazas terroristas”, crisis de los refugiados, lucha contra la delincuencia y guerras bien reales, la represión del Estado se acelera. En un momento en el que los cambios y las reestructuraciones modifican mas rápidamente la conflictividad social, neutralizar a los que molestan con su pensamiento y sus acciones, a fin de cuentas tiene por objeto neutralizar a los explotados y oprimidos: el endurecimiento de las condiciones de supervivencia, la militarización de fronteras, la imposición del control tecnológico masivo, la construcción de nuevos campos de detención…

Defenderse contra este golpe represivo que busca remitir a los compañeros ante un tribunal bajo los cargos de terrorismo, es defender la posibilidad y el espacio de la acción anarquista y antiautoritaria. Y, a través de la solidaridad con los compañeros acusados, hacer frente a la represión del Estado  que busca paralizar toda acción subversiva.

“Si la lucha por la libertad es un crimen, la inocencia sería realmente lo peor de todo”

abril 2016

Información en francés:
L
La Lime. Caisse de solidarité bruxelloise
Reunion cada primerr lunes de mes, a las 19:30, en Acrata
L
Acrata, biblioteca anarquista
Rue de la Grande Ile 32 – Bruxelles
L

Internacional Sociedad-cárcel

Hablamos con una compañera de CAMPA de la huelga de hambre de Carmen Badía, en su 33º día, relacionándola con la propuesta del colectivo de presxs en lucha. Hablamos con dos compañeros, uno palestino y otro marroquí de la actual huelga de hambre de presxs palestinos y de su situación en general así como de las recientes luchas sociales en el Rif y de su brutal represión por el Estado marroquí.

Huelga de Hambre Mayo de 2019 Internacional Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga

Damos algo de información sobre la situación de Anahí Esperanza Salcedo, compañera anarquista, presa en la cárcel de Ezeiza, en Argentina, a quien el Estado niega la atención médica que necesita con urgencia. También sobre la huelga de hambre de Carmen Badía Lachos, en su 22º día, y sobre el apoyo que está trecibiendo de algunxs presxs en lucha. Entrevistamos a Paz Francés, que ha venido a Valencia a hablar sobre feminismo antipunitivista y a presentar un libro recién publicado, escrito por ella en colaboración con Diana Restrepo: “¿Se puede terminar con la prisión? Críticas y alternativas al sistema de justicia penal?”. Leemos algunas cartas de presxs en lucha.

Internacional La cárcel mata Política criminal Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga Sociedad-cárcel

Reflexionamos sobre la convocatoria por lxs presxs en lucha de una de huelga de hambre colectiva para mayo, así como sobre la campaña en favor de Antonio Nieto Galindo, Antuan, que se ha propuesto recientemente, aún no se sabe muy bien por quién, leyendo algunos comunicados de compañerxs presxs. Hablamos con una persona que está participando en una marcha internacional de solidaridad con ella de la huelga de hambre de cientos de presxs kurdos en Turquía iniciada por Leyla Güben, que ya lleva más de 70 días ayunando y esta al borde de la muerte, por la salida de aislamiento de Abdullah Öcalam, líder del PKK que lleva más de 20 años preso, desde 2016 en aislamiento total.

Cadena perpetua Huelga de Hambre Mayo de 2019 Internacional La cárcel mata Presos políticos Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga

Hacemos pública la propuesta de de dos compañeros presos de hacer una nueva huelga de hambre colectiva a partir del próximo 1 de mayo. Hablamos con una compañera del Grup de Suport a Prexs de Lleida sobre la actividad de se grupo y las noticias que nos dan sobre lo que pasa dentro de las cárceles. Hablamos también con Ernesto, de Presxs Tenerife, sobre la actividad de esta plataforma de defensa de los derechos de las personas presas en esa isla, comentando todo una serie de violaciones de los mismos que se cometen rutinariamente, tanto en las cárceles canarias como en las peninsulares.

Actividad en la calle Huelga de Hambre Mayo de 2019 Internacional Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga

Hablamos de la reciente jornada de reflexión celebrada en Valencia, sobre la caja de resistencia antirrepresiva donde se coordina gente de diferentes ciudades griegas; de la situación actual de lxs perseguidxs y presxs por los “sucesos de Altsasu”; de algunxs compañerxs presxs en lucha y de las ideas que están poniendo en práctica; y de la siguiente jornada de reflexión, que va a tener lugar este mismo sábado, sobre la cárcel como gestión de la pobreza, organizada por el Grup de Suport a Persones Preses de València.

Internacional Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga Sociedad-cárcel

Hablamos de la huelga de presos en Estados Unidos, de la convocatoria de huelga de hambre para octubre en las cárceles del Estado español. Conversamos con dos personas de Familias Frente a la Crueldad Carcelaria sobre su segundo taller de cuidados murtuos convocado en Torrente (Valencia) para el próximo fin de semana, 15 y 16 de septiembre, sobre manejo del estrés y salud emocional. Comentamos una situación de torturas y malos tratos en la cárcel de Brians II, narrada por la madre del preso que la está sufriendo y asimismo la espera de la familia de Manuel Fernández Jiménez, que murió en octubre pasado en la cárcel de Albocpàsser y aún no se conoce siquiera el resultado de la autopsia.

Familias Frente a la Crueldad Carcelaria Huelga de hambre octubre 2018 Internacional Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga