delete

Acción De La Coordinadora De Afectdxs De Hepatitis C Frente Al Ministerio De sanidad Los Pasados Jueves 19 y Viernes 20 De Noviembre

11140320_1514046882227814_5086918470825615529_n

Comunicado de la Coordinadora de Afectad@s de Hepatitis C

Como resultado de un ímprobo trabajo de localización de las distintas plataformas y asociaciones de afectados por hepatitis C, los días 25 y 26 de julio, se organizó en Valladolid el 1er Encuentro de Plataformas de Afectad@s por Hepatitis C, al que acudieron las plafhc’s de Albacete, Asturias, Bierzo, Ciudad Real, Cuenca, Euskadi, La Rioja, Segovia, Palencia y Valladolid. Todos los colectivos asistentes nos constituimos en Coordinadora de Afectadosde Hepatitis C , con una organización horizontal y desde el respeto de las diferentes formas de organización de cada colectivo. con un punto básico de unión: el trabajo en defensa del tratamiento de última generación para tod@s l@s afectad@s por la hepatitis C. Esta Coordinadora se mueve con el impulso de aunar fuerzas por la defensa del derecho a la salud, y todas las decisiones se toman por mayoría.

Frente a este modo horizontal de funcionamiento existen otras organizaciones que ejercen un sistema de autoridad jerárquica, queriendo ostentar la representación de los afectados por hepatitis C de todo el territorio nacional y, en ocasiones, aprovechar nuestras acciones y tomarlas como propias para hacerlas valer frente a las instituciones políticas y administrativas.  (más…)

delete

Guía Para Luchar Por Los Nuevos Tratamientos Contra La Hepatitis C Dentro De Las Cárceles [Actualizada]

Contexto:

El porcentaje de gente enferma de hepatitis C en las cárceles es muy superior al de la calle. Según datos de la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria, un 22% de la población reclusa (unas 14.000 personas) está afectada por el VHC y, de ese porcentaje, un 40,5% –o sea, casi un 10 % de las personas presas: unas 6300– tiene también VIH. La propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias reconoció en 2013 el fallecimiento de ocho personas presas a causa de la hepatitis C, dos más que el año anterior, aunque la población reclusa había disminuido. La actitud de la autoridad carcelera ha sido en todo momento restringir por todos los medios posibles, para ahorrarse unos euros, el acceso de las personas presas, ya no a los nuevos tratamientos, sino a los que habían salido anteriormente al mercado, no tan eficaces como los actuales, pero bastante más que el interferón que se estaba administrando en las cárceles, de terribles efectos secundarios: prohibiendo su prescripción a los médicos bajo sus órdenes; excluyendo a los coinfectados; estableciendo cupos; poniendo como condición para su administración el traslado a un hospital de Madrid; negándose a pagarlos, aunque tuviera que entrar en litigios con las comunidades autónomas, y llegando incluso a desobedecer varias sentencias judiciales que le obligan a ello. De manera que el gasto en tratamientos de hepatitis C bajó un 26,04% entre 2012 y 2013 y un 48% desde 2006. (más…)

delete

Tokata Y Fuga 14-XI-2015. La Lucha Contra El Abandono Médico-Sanitario En Las Cárceles Continúa Siendo Necesaria

Hablamos de la desastrosa situación médico-sanitaria en las cárceles del Estado español y de intentos de hacerle frente como el de las plataformas de afectados por la hepatitis C y otros colectivos que reivindican tratamiento sin discriminación para las personas presas que sufren esa enfermedad, con Raquel, de la plataforma de El Bierzo, y con Honorio Gómez Alfaro, Pope, que nos habla de su denuncia por torturas contra la administración carcelera en relación con el trato recibido cuando estaba preso y enfermo. Recordamos a Arantza Díaz Villar, presa del PCE (r) enferma de cáncer que debería haber sido excarcelada hace tiempo y permanece presa y en situación de abandono. Mencionamos la denuncia de Noelia Cotelo, maltratada una vez más por los carceleros, esta vez en la cárcel de Topas.

delete

Comunicado Desde Prisión En Apoyo Y Agradecimiento A Quienes Solicitan Tratamiento Para Todos Y Sin Distinción Contra La Hepatitis C

El motivo de este comunicado, es agradecer a las plataformas ciudadanas y asociaciones de afectados por el virus de hepatitis C (V.H.C.) las manifestaciones y concentraciones solidarias y reivindicativas que se han llevado a cabo en diferentes prisiones  Estado español a nivel nacional, demandando al Ministerio del Interior, que los presos/as que padecemos esta enfermedad, tengamos el mismo trato sanitario que las personas en libertad, y por lo tanto se nos proporcionen los medicamentos de última generación, que posibiliten nuestra curación. Desgraciadamente el Ministerio del Interior, y en lo relativo a este tema, ya ha adoptado su política en materia de sanidad penitenciaria: NOS QUIEREN MUERTOS. Esta afirmación no debe escandalizar a nadie: cuanto menos dinero gasten en el mantenimiento vital de los presos y presas (dinero que roban de los presupuestos que el gobierno de turno les asigna a través de múltiples “exacciones” fraudulentas) más dinero tienen para repartir entre los gestores políticos y económicos de la administración carcelaria, dinero que sale del bolsillo de los ciudadanos contribuyentes, que a través de sus impuestos, pagan por una institución punitiva, que no solo es un fraude a nivel social, ya que no cumple con su misión “resocializadora”, sino que asesina y tortura a las personas que por desgracia están sujetas a su custodia.

Los viejos torturadores y asesinos carcelarios franquistas, gracias la ley de amnistía, promulgada durante la tan publicitada “transición” hacia la Democracia burguesa, no solo permanecieron en sus puestos sino que fueron promocionados dentro de la institución y jamás pagaron uno solo de sus crímenes, cometidos durante décadas en el interior de las cárceles y amparados por el régimen dictatorial. Como consecuencia de ello, pudieron trasmitir y aleccionar sus “conocimientos” en “materia regimental carcelaria”, a las nuevas camadas de carceleros “demócratas”.

Donde la impunidad institucional es histórica, como ocurre en las cárceles del Estado español, el crimen es sistemático.

GRACIAS A TODOS Y TODAS por vuestro apoyo.

Juan Carlos Rico Rodriguez

22 de octubre, 2015, matadero carcelario de Daroca (Zaragoza)

delete

Acción Informativa Del Grupo Pro Presxs De Madrid En La Cárcel De Navalcarnero Por Un Tratamiento Sin Discriminación Para Las Personas Presas Enfermas De Hepatitis C

En la página web del Grupo Pro Presxs de Madrid  publican el siguiente comunicado junto con el video que viene a continuación:

Desde el Grupo Pro Presxs vamos a dar continuidad a la campaña que iniciamos hace más de un mes. En esta ocasión nos hemos acercado al centro de exterminio de Navalcarnero.

Vamos a seguir dirigiéndonos a las personas presas, a sus familias, a sus amigos y a las asociaciones y grupos de apoyo, animándolos a reivindicar tratamiento para todxs.

Seguiremos poniendo la voz en alto en esto −entre otras cosas− para que no haya ni una persona presa a la que se discrimine a la hora de recibir tratamiento para su enfermedad como cualquier ser humano. Hasta a un perro enfermo se le lleva al veterinario, no se le abandona a la muerte.

¡¡¡TRATAMIENTO SIN DISCRIMINACIÓN PARA TODAS LAS PERSONAS PRESAS!!!

delete

Sólo Un 5 % De Afectados Por Hepatitis C En Prisión Podrán Beneficiarse En 2016 Del Nuevo Tratamiento

El pasado 4 de agosto de 2015 fue presentado a las Cortes Generales el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2016 y en la página 207 del Informe Económico y Financiero podemos leer: “Para el cumplimiento de sus objetivos, la política penitenciaria trata de racionalizar y priorizar los medios disponibles haciendo un uso eficiente de los recursos que se le asignen y que durante 2016 ascienden a 1.149,71 millones de euros, lo que supone un incremento de 25,05 millones de euros respecto al ejercicio anterior, de los que 20 millones de euros se destinan a productos farmacéuticos para tratar a los reclusos contagiados de Hepatitis C”.

Sorprendida, tengo que volver a leerlo de nuevo. ¿Dinero para fármacos para reclusos/as infectados de hepatitis C en los Presupuestos Generales? Por un momento no entiendo nada. Recuerdo que, en febrero de 2014, cuando  Manuel Trancoso reclamó el tratamiento de su hepatitis C con la triple terapia, le contestaron que no correspondía a la Administración penitenciaria; recuerdo a la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria denunciando que las personas con hepatitis C que estaban en la cárcel no estaban siendo tratadas; recuerdo a Pablo Saiz de la Hoya, miembro de esta misma sociedad, avisando de que se había perdido el concepto de equidad en la sanidad penitenciaria, ya que no se estaba tratando igual a las personas presas que al resto de la población –”para evitar el coste se nos ha prohibido prescribirlo”–; recuerdo el Informe Anual del Defensor del Pueblo de 2014 denunciando que los nuevos medicamentos incluidos en la triple terapia no estaban llegando a los/as presos/as; pienso en la sentencia, de septiembre 2014, de un juez de Valladolid dando la razón a la Consejería de Salud de Castilla La Mancha frente a la demanda del Ministerio del Interior, que pretendía que fuera la comunidad autónoma la responsable de pagar el tratamiento, dejando muy claro que era responsabilidad de Instituciones Penitenciarias el pago y, también, recuerdo a José Manuel Arroyo, subdirector de Sanidad Penitenciara, diciendo en junio de 2015, a pesar de todo esto, que confiaba en que antes del verano “todas las comunidades acepten y entren en el redil” (esto es, paguen ellos los medicamentos).

(más…)

delete

Tokata Y Fuga 26-IX-2015. Crónica De Una Jornada De Lucha Por Un Tratamiento Adecuado De La Hepatitis C En Las Cárceles

Hablamos de la jornada de lucha de este sábado por que los nuevos tratamientos contra la hepatitis C se proporcionen a las personas presas enfermas con gente tanto libertaria como de las plataformas de afectados que ha participado en ella desde Valladolid, Salamanca, León, Madrid, Valencia, Asturias, Barcelona…

delete

Charla De Honorio Gómez Alfaro En El CSO L´Horta De Valencia Sobre El Abandono Sanitario En Las Cárceles

Pope nos habla de su experiencia de lucha de varios años exigiendo atención médica adecuada en medio de la situación de catástrofe provocada de la sanidad penitenciaria y el abandono de las personas presas enfermas que él denuncia como una forma de tortura. La charla sirve de preparación para la jornada de lucha del día siguiente por un tratamiento sin discriminación para las personas presas enfermas de hepatitis C.

delete

APDHA Denuncia La Desigualdad De Trato En La Aplicación De Medicamentos Para La Hepatitis C En Prisión

En el día de la patrona de instituciones penitenciarias, Nuestra Señora de la Merced, se realizarán actos de puesta en valor del trabajo realizado por la Administración. Frente a estos actos, es preciso resaltar la hipocresía de estas políticas de imagen, a la vez que las personas empeoran de forma irreversible, llegando en ocasiones al fallecimiento por la inacción de esas mismas administraciones.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) constata y denuncia que donde proporcionalmente existe un mayor número de enfermos de hepatitis C es en las prisiones y, sin embargo, es el lugar donde menos llega el medicamento adecuado para la curación de esta enfermedad. Un 20% de la población presa tiene Hepatitis C y sin embargo sólo entre un 2,6% y 3% está siendo tratada con los medicamentos apropiados. La APDHA inició una campaña específica sobre el tema en 2013. Asimismo, un grupo de médicos de la prisión de Albolote en Granada ha denunciado, recientemente, esta grave vulneración de derechos. (más…)

delete

El 25 De Septiembre, Concentración En Vitoria Frente A La Sede Del Ararteko En Defensa De Los derechos De Las Personas Presas Enfermas De Hepatitis C

Según los últimos datos proporcionados por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias el 21,3% de las personas presas en las cárceles del Estado, unas 14.000 personas, padecen el virus de la hepatitis C, frente a la tasa de prevalencia del resto de la población que se sitúa en el 1,6%. A pesar de ello, según datos facilitados por la SESP, Sociedad española de Sanidad Penitenciaria, sólo alrededor del 2,8% de las personas presas en el Estado están siendo tratadas con los nuevos medicamentos.

Así la Administración penitenciaria ideó diversas estrategias para abaratar costes: se prohibió a los médicos penitenciarios prescribir los medicamentos de última generación, condenando a las personas presas a recibir medicaciones obsoletas, de terribles efectos secundarios y menor eficacia y los tratamientos se centralizaron en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, con pocas plazas disponibles. Además se produjo una pugna por ver quién debía pagar el tratamiento de la enfermedad: Instituciones Penitenciarias o las diversas comunidades autónomas. Es decir, a pesar de que la legislación establece que las personas presas deben gozar de una atención médica similar a la del resto de la población, se abordó el tratamiento de las personas infectadas por la hepatitis C con un criterio puramente economicista.

Esta escandalosa situación de discriminación y vulneración de los derechos fundamentales de las personas presas ha sido denunciada por numerosos colectivos de apoyo a personas presas, así como por la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C.

Debido a la presión ejercida, la Administración penitenciaria ha propuesto a las comunidades autónomas que se hagan cargo del tratamiento hasta que se dirima judicialmente quién tiene que pagarlos. Ante esta tesitura muchas personas presas son víctimas de una visión que prima el aspecto económico sobre el terapéutico en la atención sanitaria.

Las dificultades que la totalidad de afectados por esta enfermedad están encontrando para ser tratados con los nuevos medicamentos, libres de Interferón, que curan la enfermedad en más del 90% de los casos, es un caso insólito en la Sanidad Pública estatal. Los diferentes organismos competentes en materia sanitaria “exigen” como condición para tratar la enfermedad que los pacientes se pongan “lo suficientemente enfermos”, que estén en un estadio de la enfermedad grave o muy grave. Esta condición, con ser intolerable, es aún peor para la población reclusa; en los centros penitenciarios el estar gravemente enfermo no te garantiza que vayas a ser tratado.

Por eso vemos más necesario que nunca realizar estas acciones. Este testimonio de solidaridad y de apoyo por parte de la gente de la calle puede ayudar a romper las condiciones de incomunicación y aislamiento de las personas presas ya que no podemos tolerar que dentro de las cárceles españolas sigan muriendo personas afectadas por una enfermedad para la que existe cura. Desde Salhaketa-Araba también queremos unirnos a la convocatoria realizada por la Plataforma de afectados por la Hepatitis C para exigir el derecho de la población reclusa afectada por Hepatitis C a ser tratada en igualdad de condiciones que el resto de afectados.

Concentración

25 de septiembre – 11:00

Frente a la sede del Ararteko

(C/Prado – Vitoria-Gasteiz)

Salhaketa-Araba

delete

Cárcel Y Hepatitis C, Doble Condena: Concentración Ante La Delegación Del Gobierno En Valencia El 26 De Septiembre

12042707_530866660408989_6700320650549036034_n

12039737_10207585588822998_8798037170296031559_n

 

 

delete

El Jueves, 24 De Septiembre, En Valencia, Cafeta Anticarcelaria Y Charla De Pope Sobre El Abandono Sanitario En Prisión

12031536_1616329615294025_1224230443893218039_o

delete

Convocatorias Para El Sábado, 26 De Septiembre En Reivindicación De Tratamiento Sin Discrimianción Para Las Personas Presas Enfermas De Hepatitis C

11218688_1635758740010061_727025142719662006_n11999078_1685056038395649_3811538851255067740_n

 

 

12011255_1664788693805249_6059326894352276417_n12027812_1687020401532546_4194717552324110134_n12028880_479296225585927_4069507663230557348_o12033054_1687020394865880_5631065033254614347_n12038160_1635758710010064_7870094113275899436_n12039662_531151157047206_934298549869620406_n
Rueda prensa Salamanca-Avila 25 septiembre
Concentración Topas Subdelegación 26 septiembre

delete

Tokata Y Fuga 19-IX-2015. Para Luchar Por Los Nuevos Tratamientos Contra La Hepatitis C Para Las Personas Presas Enfermas

Hablamos con Ana, de CIEs NO, entre otras cosas, de las represalias “en bloque” contra los presos árabes en la cárcel racista de Valencia, después de los suc esos de la semana pasada. Comentamos con varios compañeros la convocatoria de la coordianadora de afectados por la Hepatitis C a concentrarse ante las cárceles, delegaciones del gobierno, juzgados de vigilancia penitenciaria… el próximo sábado, 26 de septiembre, exigiendo tratamiento sin discriminación para las personas presas enfermas de hepatitis C.

delete

Convocatoria De La Coordinadora De Afectadxs Por La Hepatitis C A Concentrarse Ante Las Cárceles El 26 De Septiembre Exigiendo Tratamiento Sin Discriminación Para Las Personas Presas Enfermas

CARTEL

CONVOCATORIA

Los integrantes de La Coordinadora de Afectados por Hepatitis C vamos  a llevar a cabo,  los próximos días 25 y 26 de Septiembre de 2015, una acción informativa-reivindicativa. “Exigiremos” el derecho de la población reclusa afectada por hepatitis C  a ser tratada en igualdad de condiciones que el resto de afectados.

El día 25 haremos llegar sendos documentos al Ministerio De Sanidad  e Instituciones Penitenciarias pidiendo  que se nos proporcionen datos reales. En el primer caso pediremos número de afectados por hepatitis C y número de pacientes tratados con los nuevos medicamentos libres de Interferón; en el segundo caso, número de afectados por esta enfermedad en los centros penitenciarios y número de reclusos tratados con los medicamentos de última generación; en ambos documentos solicitaremos también conocer el coste de los nuevos fármacos aprobados en España para tratar esta enfermedad.

La tasa mundial de afectados por hepatitis C oscila entre el 1,5 y el 3 % de la población. En el caso de la población reclusa, según la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria, el porcentaje es superior al 22%.

El día 26 las diferentes plataformas que formamos parte de La Coordinadora efectuaremos concentraciones en las puertas de las prisiones, Subdelegaciones Del Gobierno, Oficina del Defensor del Pueblo, etc.

Las dificultades que la totalidad de afectados por esta enfermedad estamos encontrando para ser tratados con los nuevos  medicamentos, libres de Interferón, que curan nuestra enfermedad en más del 90% de los casos, es un caso insólito en la Sanidad Pública Española. Los diferentes organismos competentes en materia sanitaria “exigen” como condición para tratarnos que nos pongamos “lo suficientemente enfermos”, que estemos en un estadio de la enfermedad grave o muy grave. Esta condición, con ser intolerable, es aún peor para la población reclusa; en los centros penitenciarios el estar gravemente enfermo no te garantiza que vayas a ser tratado.

Por eso vemos más necesario que nunca realizar estas acciones y pedir al resto de Plataformas de afectados por hepatitis C, movimientos sociales, colectivos, agentes políticos y ciudadanos en general que acudan a estas acciones y nos ayuden a acabar con esta situación. Como sociedad no podemos tolerar que dentro de las cárceles españolas sigan muriendo personas afectadas por una enfermedad para la que existe cura. 

Los artículos 15 y 43 de la Constitución española garantizan el derecho a la vida e integridad física, así como el derecho a la protección de la salud. Encontrándose los primeros en el Catálogo de derechos fundamentales. Estos derechos tienen un carácter absoluto y están entre aquellos que no pueden verse limitados por pronunciamiento judicial alguno, ni por ninguna pena.

Artículo 208 del reglamento penitenciario: A todos los internos, sin excepción, se les garantizará una atención médico-sanitaria equivalente a la dispensada al conjunto de la población.

Todo aquel que quiera sumarse a esta acción puede dirigirse a lourdes_lsv_25@hotmail.com,os haremos llegar el cartel y en el caso de las Plataformas, también los documentos para pedir datos tanto al Ministerio de Sanidad como a IIPP.

delete

Tokata Y Fuga 12-IX-2015. Ni Cárceles Ni fronteras

Hablamos con Eugenia, de CIEs No Valencia, sobre los recientes acontecimientos en la cárcel racista de Zapadores presentados por la prensa como “motín”, “intento de fuga” cuando, como dice una vecina en una llamada en directo, no son más que manifestaciones de inquietud ante las infrahumanas condiciones de vida que reinan allí. Hablamos también de diversos aspectos de la campaña por el cierre de los CIEs. Después comentamos la convocatoria de las plataformas de afectados por la hepatitis C a concentrarse el 26 de septiembre en las puertas de las cárceles o ante las delegaciones del gobierno o juzgados de vigilancia penitenciaria, reivindicando los nuevos tratamientos para las personas presas enfermas de VHC.

delete

Guía Para Reivindicar Los Nuevos Tratamientos Contra La Hepatitis C Desde Dentro De Las Cárceles

portada y contraportada[Picar en imagen para descargar panfleto]

Sabemos por experiencia que los gobiernos y administraciones, especialmente la penitenciaria, no reconocerán en la práctica nuestros derechos a no ser que, de algún modo, les obliguemos. Para empezar, recordamos a las personas presas, a sus familiares y amistades, y a las asociaciones y grupos de apoyo, la urgencia de iniciar los trámites legales para exigir los mismos tratamientos que se están dando o reivindicando en la calle. Para lo cual, quizá sean útiles las siguientes indicaciones:

Diagnóstico y prescripción:

Si tienes hepatitis C, estás en la cárcel y quieres luchar por que se te trate con los medicamentos de última generación, lo primero que tienes que conseguir es que el tratamiento te sea prescrito por el médico especialista, sin lo cual no hay nada que hacer. El que te tiene que derivar al especialista es el médico de la cárcel. En algunas cárceles, sabemos que se está disponiendo (prestado por el sistema nacional de salud) del instrumental necesario para efectuar el “FibroScan” por el que se determina el grado de fibrosis hepática.

Según la “Estrategia terapeútica” publicada en abril del 2015 por el ministerio de sanidad, tienen prioridad para recibir los nuevos tratamientos, los pacientes, tanto monoinfectados como coinfectados con VIH, que sufran fibrosis hepática en grados de F2 a F4 (según biopsia hepática o FibroScan en los 6-12 meses previos al inicio del tratamiento); los pacientes en lista de espera para trasplante hepático; los trasplantados a los que se les haya reproducido (“recidiva”) la infección después del trasplante; los pacientes que no hayan respondido a triple terapia con inhibidores de la proteasa de primera generación; los trasplantados no hepáticos con hepatitis C, independientemente del estadio de fibrosis hepática; los pacientes con hepatitis C y manifestaciones extrahepáticas del VHC clínicamente relevantes (crioglobulinemia, alteraciones renales, porfiria cutánea y alteraciones hematológicas), independientemente del grado de fibrosis hepática. También está indicado el tratamiento, independientemente del grado de fibrosis, en personas con alto riesgo de transmisión en función de su situación social-profesional y en mujeres en edad fértil con intención de quedarse embarazadas.

Si estás dentro de estos criterios médicos, tienes derecho a exigir a tu médico que te solicite el tratamiento. Pídele una copia de la solicitud donde conste la fecha y el tratamiento solicitado. En el plazo de unos días deberían comunicarte la resolución de la solicitud. Si no estás conforme con el diagnóstico o el tratamiento prescrito por tu médico, tienes derecho a pedir una segunda opinión médica en el centro hospitalario que te corresponda. (más…)

delete

Oviedo, 17 De Septiembre, Concentración Y Rueda De Prensa Ante El Juzgado De Vigilancia Penitenciaria Para Exigir Tratamiento Sin Discriminación Para Las Personas Presas Enfermas De Hepatitis C

12006173_1683361008565152_4779699905150865102_n

delete

Propuesta De Movilización Colectiva Para Luchar Por Los Nuevos Tratamientos Contra La Hepatitis C En Las Cárceles

12004078_1633551373562399_4061275150362404680_n

Según los últimos datos proporcionados en 2013 por la propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, el 21,3% de las personas presas en las cárceles del Estado español, unas 14.000 personas, tenían el virus de la hepatitis C (VHC) y una de cada tres estaba también infectada por el VIH. Ocho de ellas fallecieron ese año a causa de la hepatitis C, dos más que el año anterior, a pesar de que la población reclusa había disminuido. La secretaría general de prisiones admitía que, de la totalidad de personas afectadas, sólo se estaba tratando al 2,8%, es decir, a 209. El gasto en tratamientos de hepatitis C bajó un 26,04% entre 2012 y 2013 y un 48% desde 2006. Y cómo podía ser de otra manera cuando la autoridad carcelera ha estado restringiendo esos gastos con artimañas como prohibir a los médicos bajo sus órdenes que prescribieran, ya no los fármacos de última generación, sino los tratamientos que en la calle estaban siendo rechazados por las asociaciones de afectados al ser menos eficaces que aquéllos, no dando otra opción a las personas presas que conformarse con medicaciones obsoletas, de terribles efectos secundarios y mucho menos eficaces, o someterse a larguísimas listas de espera que les permitieran entrar en los “cupos” establecidos con criterios de ahorro presupuestario. Otro mecanismo encubierto de control y recorte de gastos: sin ninguna razón terapeútica, los tratamientos se centralizaron en la Unidad de Custodiados del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, con muy pocas plazas disponibles. Y, encima, cuando las personas enfermas llegaban allí, después de años de espera, el problema podía seguir siendo el mismo, que las administraciones no se pusieran de acuerdo sobre cuál de ellas debía pagar el tratamiento, y al final, como siempre, los perjudicados los pacientes. Para más inri, una orden de las altas instancias de la administración carcelera, excluía del tratamiento a las personas coinfectadas de VHC y VIH, por tergiversación de los criterios al respecto de la Agencia española del Medicamento, según los cuales, en realidad, la coinfección lo hace más urgente.  (más…)

delete

José Antonio Ramos Quesada, Otro Preso Gravemente Enfermo (VIH, Hepatitis C, Tuberculosis) Abandonado A La Muerte, Esta Vez En La Cárcel De Soto Del Real

El abandono médico-sanitario es generalizado en toda la geografía penitenciaria. Nuevamente nos llega una denuncia desde dentro de las prisiones, en este caso desde el módulo de aislamiento de Madrid V-Soto del Real. La situación de José Antonio Ramos Quesada es alarmante: preso durante 13 años, le quedan 6 años para alcanzar la libertad total (2021), está enfermo de hepatitis C, tuberculosis y SIDA con las defensas en los mínimos (53 defensas en el último análisis clínico), aún así, es mantenido en prisión, celda de aislamiento, y no en enfermería. Solamente es llevado rutinariamente al hospital Gregorio Marañón de Madrid, no para tratarle debidamente hospitalizándolo, como exige la gravedad de sus enfermedades y más teniendo una enfermedad altamente infecciosa como la tuberculosis, sino protocolariamente, para hacerle seguimiento analítico cada dos meses y llevarloo inmediatamente a la cárcel. Tiene el traslado solicitado en segundo grado (vida normal) a su tierra. En las condiciones que se encuentra, el traslado no puede realizarse con las suficientes garantías sanitarias para él, por lo que debiera ser tratado de manera efectiva en el hospital y, si no hay garantías de que esto suceda, se le debe de dar la libertad por enfermedad incurable sin posibilidad de tratamiento.

Al no tener recursos depende de la dieta de prisión y ésta es inadecuada a su situación además de que se le niegan suplementos alimenticios así como otros alimentos más básicos (zumos, leche, yogur…) con la argumentación de la escasez presupuestaria…

Se han hecho escritos de denuncia ante el juzgado de vigilancia penitenciaria de Madrid, al defensor del pueblo y a la Audiencia Provincial de Madrid Sección 5ª y todavía no hay respuestas… Además de las denuncias de su abandono sanitario se ha solicitado con urgencia la excarcelación.

Extractamos algunas líneas de una carta suya y adjuntamos un escrito para enviar a las direcciones propuestas por lo que pedimos tu apoyo y solidaridad ante otro caso de abandono médico. (más…)

delete

La Vida De José Antonio Casasola Astorga Peligra En Prisión. Por Un Tratamiento Urgente ¡Ya!

La Plataforma de Afectados de Hepatitis C en La Rioja denuncia la falta de atención humanitaria en la prisión asturiana de Villabona. Según explican a través de un comunicado, “hemos tenido conocimiento de los informes médicos que indican la situación límite en la que se encuentra J.A.C.A., en prisión preventiva en la cárcel de Villabona (Asturias)”.

José Antonio Casasola está enfermo de hepatitis C con cirrosis muy avanzada, es portador de VIH y lleva cinco meses en prisión preventiva sin haber recibido en todo ese tiempo ningún tratamiento médico para sus graves problemas de salud. Por lo que denuncian que desde Instituciones Penitenciarias se está dejando morir en su celda a J.A.C.A. enfermo de Hepatitis C y VIH ya que, a pesar de su gravedad, no recibe la medicación ni asistencia hospitalaria adecuada.

Ya se ha solicitado que se atiendan los casos más urgentes de forma inmediata y que se vigile por la vida y la integridad física y moral de esta persona.

Desde aquí solicitamos que te dirijas al Subdirector General de Coordinación de Sanidad Penitenciaria, como responsable de la planificación, organización y dirección de las actividades dirigidas al cuidado de la salud en el medio penitenciario, enviando el siguiente escrito:

Modelo de texto

Dirigido a: Don José Manuel Arroyo Cobo
Subdirector General de Coordinación de Sanidad Penitenciaria
C/ Alcalá, 38-40 28014 – Madrid
Fax 913354992
Email sgsp@dgip.mir.es

La noticia en la prensa local

Más información en Tokata

delete

Tokata Y Fuga 15-VIII-2015. La Cárcel Como Máquina Asesina Contra La Libertad, La Salud Y La Vida

Hablamos con un compañero recién salido de la cárcel después de pagar 25 años sobre su experiencia de sufrimiento y de lucha. Después tratamos de la guerra sucia, incluidas bacterias, virus y abandono sanitario, contra la gente presa. Leemos y comentamos unos textos aportados por gente que estuvo en COPEL y aún está en lucha. Entrevistamos finalmente a Valentín, del grupo de apoyo a presos de Asturias, sobre la situación desesperada de José Antonio Casasola y la exigencia urgente de que salga a la calle antes de que le mate la cárcel. Comentamos también la convocatoria, iniciativa de las plataformas de afectados por la hepatitis C y a la que nos sumamos, de una jornada de concentraciones ante las cárceles de todo el territorio dominado por el Estado español, exigiendo tratamiento para todo el mundo, incluida la gente presa.

delete

José Antonio Casasola Astorga, Otro Enfermo De VIH Y VHC Abandonado A La Muerte En La Cárcel De Villabona

José Antonio Casasola Astorga, enfermo de hepatitis C con cirrosis muy avanzada y sufriendo VIH con las defensas extremadamente bajas, lleva cinco meses en prisión preventiva en el Centro Penitenciario de Villabona (Asturias) sin haber recibido en todo ese tiempo ningún tratamiento médico. Sufre vómitos, diarrea y fiebre permanente, se encuentra en los huesos y a menudo está tan débil que no puede ni levantarse de la cama para acercarse hasta el teléfono y hablar con su compañera. Ha solicitado su ingreso en el hospital al juzgado responsable de su situación, el cual se niega a actuar porque los informes médicos, solicitados ya hace tiempo, nunca terminan de llegar. La administración carcelera, que según la propia ley penitenciaria debe garantizar el derecho a la vida y a la protección de la salud de las personas presas, el Juzgado de vigilancia penitenciaria que debería ejercer la “tutela judicial efectiva” de esos derechos, y el juzgado que le mantiene preso en condiciones infrahumanas y sin ninguna justificación, además de la administración sanitaria, que debería proporcionar su historia clínica y no lo hace, son responsables de un verdadero asesinato.

El de José Antonio es un caso extremo, pero no una excepción, en unas cárceles donde al menos un 21 % de los internos tienen hepatitis C y cuyos responsables políticos lograron reducir los gastos de tratamiento en un 26,04% entre 2012 y 2013 y en un 48% desde 2006, impidiendo que las personas presas enfermas de VHC pudieran recibir como ordena la ley el mismo tratamiento que todo el mundo. Lo hicieron poniendo obstáculos como prohibir a los médicos bajo sus órdenes que prescribieran, no los nuevos fármacos, sino los anteriores, rechazados en la calle por las asociaciones de afectados por ser mucho menos eficaces que los de última generación, no dando otra opción a las personas presas que conformarse con medicaciones obsoletas, de terribles efectos secundarios y aún mucho menos eficaces, o someterse a larguísimas listas de espera para entrar en los “cupos” establecidos, centralizando además injustificadamente los tratamientos en la Unidad de Custodiados del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, con muy pocas plazas, para un tratamiento de 48 semanas. Sin embargo, al llegar allí, después de años de espera, el problema seguía siendo el mismo: las administraciones autónomicas y la carcelaria no se ponían de acuerdo sobre cuál de ellas debía pagar el tratamiento y, mientras pleiteaban, los enfermos seguían sin él. Además, por una orden de la autoridad carcelera que tergiversaba malintencionadamente los criterios al respecto de la Agencia Española del Medicamento, quedaban excluidas las personas coinfectadas de VHC y VIH. De manera que la misma secretaría general de prisiones tenía que admitir que sólo estaban recibiendo tratamiento el 2,8%, de las personas presas afectadas. A pesar del nuevo plan estratégico contra la hepatitis C del ministerio de sanidad, la situación no ha variado, ya que son apenas 24 las personas presas enfermas que están recibiendo los nuevos tratamientos.

Desde luego, hay que exigir que se le proporcione a José Antonio el mejor tratamiento médico disponible, al que tiene derecho en igualdad de condiciones con el resto de la población enferma, como cabe exigirlo para el resto de los más de 14.000 enfermos encarcelados por el Estado español. Pero lo que corresponde a la situación de José Antonio es su puesta en libertad, ya que las condiciones en que se le tiene no sólo no son las adecuadas para un enfermo tan grave, sino que, literalmente, le están matando.

¡La cárcel mata!

¡Tratamiento para todo el mundo sin discriminación!

¡José Antonio Casasola a la calle!

(más…)

delete

Tokata Y Fuga 8-VIII-2015. Prisión + Hepatitis C = Doble Condena: ¡José Antonio Casasola A La Calle!

Hablamos con su compañera de la situación de José Antonio Casasola Astorga, preso preventivo en la cárcel de Villabona, coinfectado de hepatitis C e VIH, con cirrosis avanzada y las defensas bajísimas, en verdadero peligro de muerte, ya que no ha estado recibiendo ningún tratamiento en los cinco meses que lleva preso; pero no se trata simplemente de que le den medicación, José Antonio debe salir en libertad, porque, dada la gravedad de su estado, la cárcel solamente puede matarle. Nos trae luego Conxi noticias de las cárceles catalanas, sobre Ángel López Ortega, otro veterano de la COPEL, con 35 años de cárcel pagados, que ha sido llevado a aislamiento en la cárcel de Brians 1 y hay serias sospechas de que haya sido maltratado, y sobre José Antúnez que, después de sus huelgas de hambre, espera impaciente y desconfiado que la administración carcelera cumpla la palabra dada. Entrevistamos a continuación a Isabel, de la plataforma de afectados por la hepatitis C de la Rioja; nos habla de la actividad de las afectados en lucha por el reconocimiento de sus derechos, del encuentro que han celebrado recientemente en Valladolid, de la solidaridad que han decidido articular con los enfermos presos y de una convocatoria en eses sentido que están preparando y a la que nosotros hemos decidido sumarnos.

delete

Las Plataformas De Afectados Por La Hepatitis C Reivindican Tratamiento Para Todo El Mundo, Incluso Presos Y Presas

Los días 15 y 16 de mayo la gente de la plataforma de afectados por la hepatitis C de Valladolid trasladó el punto informativo a la cárcel de Villanubla. Para estas personas, los presos y las presas también tienen los mismos derechos que el resto de la población.

El 14 de junio, gente de las plataformas de afectados por la hepatitis C de Palencia y Valladolid se concentró ante la cárcel de Dueñas para denunciar la discriminación flagrante de las personas presas enfermas en la administración de los tratamientos que pueden curarles.

la foto 2_5

El 25 de julio, durante el primer encuentro de plataformas de afectados por la hepatitis C celebrado en Valladolid y en el cual se planteó seriamente el tema del derecho de las persoans presas enfermas al mismo tratamiento que las que están en la calle, se grabó la siguiente “performance” reivindicativa:

El 28 de julio, “día mundial de la hepatitis C”, la gente de la plataforma de La Rioja, se concentró ante la cárcel de Logroño, reivindicando el derecho de los presos y presas a la salud, porque ellxs no pueden salir a la calle y gritar ¡Tratamiento para todxs!

11041093_458966504285566_5276797806601103584_n

La Plataforma de afectados pola hepatite C de Galicia exigió también que las personas presas afectadas reciban el tratamiento adecuado. El 28 de julio, día mundial de la enfermedad, miembros del colectivo participaron en una ofrenda floral ante el monumento a Concepción Arenal en Vigo. Un acto similar se celebró en Ferrol.

thumb