Comunicado De Disolución De La Coordinadora Anticarcelaria Cárcel=Tortura

Escribimos este comunicado desde la Coordinadora Anticarcelaria Cárcel=Tortura para informaros de que nos disolvemos como tal.

Respecto a la Campaña Cárcel=Tortura, esta es una iniciativa que partió desde dentro de las cárceles por compañerxs presxs así que entendemos que son ellxs quienes podrán darla por finalizada o darle continuación con este u otro formato.

Lo que disolvemos es la estructura de apoyo fuera: la CACT debido a que desde que empezó,  no ha cumplido los objetivos básicos ni los compromisos mínimos para los que fue creada. Cerraremos la pagina web, cerraremos la edición del boletín y dejaremos de realizar proyectos bajo el nombre de la CACT.

Nos parece una falta de responsabilidad por nuestra parte el mantener un nombre que pueda dar a entender dentro y fuera que existe realmente esta Coordinadora en el estado y que el apoyo organizado a este nivel es efectivo, cuando a nivel pragmático no está siendo así.

Hemos realizado un último análisis para dar por finalizada esta etapa de cinco años donde hemos aprendido y mejorado tanto de los errores como de los aciertos. Queremos compartirlo contribuyendo al proceso colectivo de aprendizaje dentro de la lucha anticarcelaria y asumiendo nuestras responsabilidades.

¿Por que la CACT no ha funcionado?

Los motivos son diversos: hace un tiempo modificamos la forma de organización porque el formato Campaña se nos quedaba escaso para abordar todo lo que teníamos en mente.

Nos hemos dado cuenta de que quisimos abarcar demasiados campos, muchos de ellos difíciles de compatibilizar (apoyo jurídico, denuncia, apoyo individual dentro y fuera, reflexiones sobre los discursos..)  no siendo realistas en muchas ocasiones con los medios con los que contamos. La motivación y las ganas son importantes, pero debe haber un compromiso férreo detrás y una posibilidad real de sacar las propuestas adelante.

En cada reunión se barajaban propuestas muy ambiciosas que muchas veces no se llegaban a materializar. Hablar de algo y no realizarlo acaba generando frustración y falsas expectativas. Nos dimos cuenta de que nos empezaba a costar mucho esfuerzo cumplir los mínimos pactados, cada vez había menos gente y menos respuestas tanto dentro como fuera, un factor muy desmotivante.

También estuvimos trabajando mucho acerca de los discursos anticarcelarios, en su teoría y en su practica, con un trabajo analítico-reflexivo muy potente, que, sin embargo,  nos hizo ser ambiguxs en algunos posicionamientos. Tratamos de elegir unas formas de lucha que no fuesen asistencialistas ni legalistas pero tuvimos que recurrir a esos canales una y otra vez. Es difícil conjugar un discurso radical en cuanto a abolicionista con la sociedad carcelaria en su totalidad y, a la vez, realizar un apoyo efectivo de las miles de situaciones y necesidades de lxs compañerxs presxs en lucha, respetando sus modos de lucha, necesidades y análisis sin pretender en ningún momento dirigirlxs.

Por otro lado, nuestra organización interna acabo viciándose en una serie de dinámicas que lo acercaban mas a un grupo de afinidad, que al funcionamiento propio de una Coordinadora.

De entre todo esto, sacamos unas maneras de hacer política asamblearia y horizontal muy valiosas: todo el trabajo emocional, de genero, de limites, de roles asamblearios… ha hecho que podamos continuar tratando con compañerxs dentro y fuera manteniendo la coherencia personal y colectiva.

No es la primera Campaña ni la primera Coordinadora anticarcelaria que no tiene continuidad en el Estado español, quizá es el momento de preguntarnos los motivos, ya hay muchas reflexiones escritas al respecto, quizá también sea necesario escuchar otras voces. La mayor tragedia carcelaria es la opacidad de sus muros, si no hablamos de esto ni siquiera en entornos supuestamente libertarios ¿dónde lo vamos a hablar?

Mucho ánimo y fuerza a todos los grupos, colectivos, asociaciones… que hemos visto crear y crecer estos años y con los que hemos aprendido mucho. Sabemos que esta lucha es una carrera de fondo y que los resultados no son, ni de lejos, a corto plazo. Los grupos e individualidades que aun existen dentro de la CACT tienen razones muy diversas, lxs que quieran y puedan continuaran con la lucha pero organizándose como cada cual considere oportuno. Todo final es un comienzo y nosotras seguiremos aquí, en la lucha, desde otros prismas y perspectivas, con algo más de experiencia cada vez y caminando juntas y separadas para derribar todos los muros.

Cariño, fuerza y libertad.

Ver: Apuntes Sobre El Desarrollo De La Campaña Contra Los Malos Tratos Y Las Torturas Dentro De Prisión

2 Comentarios

  1. Akrateron said:

    ¿Porque los grupos aun existentes no se federan a CNA? Hay que continuar la lucha anticarcelaria!

    13 noviembre, 2015
    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *