La Detención Preventiva En La UE

El abuso de la prisión preventiva, sobre todo para los sectores con menos recursos, es una práctica abusiva en España. Un grupo de 22 ONG ha escrito una carta abierta a la Vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, para pedir que se tomen nuevas medidas en relación con la detención preventiva en la UE.

Tal como han reconocido la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento, “períodos excesivamente largos de detención preventiva son perjudiciales para el individuo, pueden perjudicar la cooperación entre los Estados miembros, y no representan los valores por los cuales la Unión Europea se asienta”.

Nos dirigimos a usted para dar seguimiento a la labor de la Unión Europea para hacer frente a este problema e instar a la Comisión a continuar su trabajo en esta área más allá del programa legislativo actual, incluyendo el desarrollo de un plazo de tiempo para la presentación de una propuesta legislativa para el establecimiento de normas mínimas comunes para el uso de la detención preventiva en la UE.

Entendemos que la Comisión Europea se encuentra en esta etapa con la intención de centrarse en la supervisión de la aplicación de tres decisiones marco: la Orden Europea de Supervisión (ESO), la Decisión Marco del de Transferencia de prisioneros,y la Decisión Marco relativa a la aplicación del reconocimiento mutuo de sentencias y resoluciones de libertad vigilada y no está proponiendo legislación. Tomamos nota de este énfasis en la aplicación eficaz, pero cabe destacar que sólo una de las tres decisiones marco, la ESO, tiene el potencial de impacto en prisión preventiva. Si bien puede en cierta medida aliviar los problemas que enfrentan los no-nacionales, permitiéndoles regresar a casa a la espera de juicio, aunque este es muy limitado en su alcance. Además, las tres decisiones marco son todas medidas pre-Lisboa y la Comisión Europea por lo tanto, actualmente no tiene facultades de ejecución en caso de detectar problemas en su aplicación.La prisión preventiva puede imponerse válidamente cuando sea necesario para garantizar que se haga justicia, las pruebas y los testigos estén protegidos y los sospechosos no escapen a la persecución. Sin embargo, la realidad es que las normas de los regímenes de detención preventiva varían ampliamente en toda la UE y con frecuencia no llegan a los derechos humanos y otras normas internacionales. Por lo tanto, hemos recibido el Libro Verde de la Comisiòn y hemos participado activamente en la consulta de la Comisiòn. La consulta de la Comisión atrajo un amplio reconocimiento de los problemas sobre la detención previa al juicio en Europa, su impacto en el funcionamiento eficaz de las medidas de reconocimiento mutuo y el apoyo considerable para la intervención de la UE para abordar el problema (un resumen de estas conclusiones y recomendaciones controversiales se adjunta).

i. En diciembre de 2011, los miembros del Parlamento Europeo apoyaron abrumadoramente una resolución sobre la detención en la Unión Europea, que llama por una propuesta legislativa sobre los derechos de las personas privadas de su libertad para asegurar que la detención preventiva sigua siendo una medida excepcional, que se utiliza de acuerdo con la presunción de inocencia y el derecho a la libertad;

ii. Más de cincuenta organizaciones no gubernamentales respondieron a la consulta y estaban abrumadoramente de acuerdo en que las nuevas leyes de la UE ayudaría a hacer frente a los problemas de la detención preventiva en Europa;

iii. Seis Estados miembros indicaron que se requiere una acción legislativa. Varios otros Estados miembros aceptaron que el actual sistema de detención preventiva representa una amenaza para la confianza mutua y continuó la cooperación judicial a través de fronteras de la UE.

Hay mucho más que hay que hacer por (i) reducir los excesivos períodos de tiempo que las personas detenidas y acusadas de delitos pasan en prisión preventiva antes de que hayan sido condenados por algùn delito, y (ii) aumentar el uso de alternativas.

Esto es particularmente importante en relación con los niños y otros sospechosos vulnerables, que pueden sufrir graves efectos a largo plazo de incluso un corto tiempo en prisión preventiva.

También creemos que la recopilación de información más sistemática será crucial para entender cómo la detención preventiva se utiliza en la práctica de toda la UE.

Esto proporcionarà una base reforzada para las decisiones futuras en el sentido de que la labor de la Comisión sobre la detención está teniendo y que se necesitan nuevas medidas (legislativas o no legislativas) para proteger los derechos fundamentales y evitar la detención preventiva injustificada y excesiva de socavar la confianza mutua y la cooperación.

Por consiguiente, instamos a la Comisión a:

1) el uso de sus poderes para establecer una propuesta para incluir el desarrollo, la producción y difusión de estadísticas sobre la detención preventiva en el programa estadístico Europeo para evaluar el uso de medidas alternativas , y la duración de la detención preventiva en los Estados miembros y de el número de casos en los que se permite a los extranjeros de regresar a casa en espera de juicio. Nosotros, por supuesto, estaremos encantados de ayudar en el desarrollo de esta propuesta;

2) comprometerse a adoptar nuevas medidas de la UE para establecer estándares mínimos y aplicables de la UE sobre la detención preventiva en el marco del próximo programa de trabajo de la Comisión y examinar la necesidad de una propuesta legislativa sobre normas mínimas comunes sobre el uso de la prisión preventiva si, como se espera , el trabajo de aplicación y la información estadística recogida muestra que esto es necesario.

Firman esta carta:

Amnesty International

Association Européenne pour la Défense des Droits de l’Homme (AEDH)

APADOR

Association for the Prevention of Torture

Czech Helsinki Committee

Defence for Children International

European Criminal Bar Association

Federation Internationale de L’ACAT

Fair Trials International

Harm Reduction International

Human Rights Monitoring Institute, Lithuania

Hungarian Helsinki Committee

International Centre for Prison Studies

Irish Penal Reform Trust

JUSTICE

Law Society of England and Wales

League of Human Rights, Czech Republic

Liga voor Mensenrechten

Observatoire International de Justice Juvenile

Open Society Justice Initiative

Prisoners Abroad

Quaker Council on European Affairs

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *