El Origen De La Patrona De Prisiones

[ A+ ] /[ A- ]

A modo de curiosidad  y sin añadir ningún comentario dejamos para interes del personal el siguiente documento histórico:

ORDEN de 27 de abril de 1939 instituyendo a Nuestra Señora de la Merced como Patrona del Cuerpo de Prisiones, del Patronato Central y Junfas Locales para la Redención de las Penas por el trabajo y de las Prisiones de España.

Ilmo. Sr.: La redención de cautivos, una de las más ilustres tradiciones misioneras de España, siete veces secular, nació por inspiración maravillosa de San Pedro Nolasco, San Raimundo de Peñafori y el Rey Don Jaime el Conquistador, bajo el amparo de Nuestra Señora de la Merced.

El mismo Rey D. Jaime, primer adalid de nuestras empresas marítimas de evangelización y conquista, impuso en Barcelona, en 1218, a Pedro Nolasco el Hábito militar y el escapulario Mariano, que dos siglos más tarde, en 1492, por extraordinaria coincidencia, había de llevar consigo el Mercedario Fray Juan Infante, Capellán de la primera expedición descubridora de América.

Hoy, que España emprende la reconquista espiritual de aquellos españoles que nos fueron arrebatados en la propia Patria por la violencia y el engaño de las fuerzas anticristianas y abre un cauce generoso para la Redención de la pena de aquellos otros que, desengañados, quieren sinceramente incorporarse a la gran comunidad familiar de todos los españoles, vuelve también los ojos a los mismos principios de piedad y de fe y a su tradición mariana, para que la ayuda del Cielo haga fecundos los esfuerzos de nuestra buena voluntad.

Por ello este Ministerio, atendiendo las peticiones de varios funcionarios del Cuerpo de Prisiones, transmitidas por la Jefatura Nacional de este Servicio y a que eleva el Patronato Central para la Redención de las Penas por el Trabajo, ha tenido a bien disponer:

Articulo primero.— Se declara a Nuestra Señora de la Merced Patrona del Cuerpo de Prisiones, del Patronato Central y Juntas Locales para la Redención de las Penas por el Trabajo y de las Prisiones de España.

Articulo segundo.— El dia veinticuatro de septiembre se celebrará esta festividad en todas las Prisiones, proporcionando a los reclusos aquellas alegrías compatibles con el régimen de la Prisión, concediéndoles una visita extraordinaria y sirviéndoles una comida especial.

Lo digo a V. I. para su conocimiento y demás efectos.

Dios guarde a V. I. muchos años,

Vitoria, 27 de abril de 1939. Año de la Victoria.

Tomas Domínguez Arevalo

Ilmo. Sr. Jefe del Servicio Nacional de Prisiones.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.