Reflexiones Sobre La Huelga De Hambre De Diciembre II

[ A+ ] /[ A- ]

CARTA DE GABRIEL POMBO DA SILVA

Estimada Xxxx:

Como ves la correspondencia no es el medio “ideal” para debatir o comunicarse cuando debajo del “microscopio” de censores, esbirros y demás mercenarios del Estado-Capital todo es medido, valorado y usado para fabricar constructos jurídicos y/o políticos (¿hay diferencias?) que nos incriminen en fantasiosas organizaciones armadas.

No lo digo por mí que, a estas alturas (y en mis circunstancias), me es indiferente exponer y decir todo lo que pienso-opino y siento sin ningún tipo de “complejo” o rubor…

Cuando pienso en el control absoluto al que estoy sometido y recuerdo la reciente “Memoria de la Fiscalía General del Estado” (español) donde habla de los “contactos” (internacionales) de los presos insurreccionalistas (y otras estupideces más) no puedo menos que dibujar una mueca de desprecio en mi rostro…

En respuesta a tus letras del 25/12/2009, debo antes aclararte que por lo escrito (por tí) me doy cuenta de que o eres muy joven o es que vemos las cosas desde perspectivas muy diversas… ni lo uno ni lo otro es “en sí” algo negativo… todo lo contrario.

Verás… yo no separo las luchas que se dan en las prisiones de las luchas que se dan en las calles… ambas cuestiones son fruto y reflejo de nuestra “sociedad” y del sistema capitalista… de su lógica de dominación y control social…

Cuando me preguntas cómo veo las luchas en prisión desde un punto de vista colectivo es lo mismo que si yo te pregunto a tí (o a vosotros) cómo véis las luchas sociales desde un punto de vista colectivo.

Yo creo (estoy convencido de ello) que es más fácil que la ruptura con la alienación comience en lo individual que en “lo colectivo”… es un proceso.

Muerta la “conciencia de clase” (y por extensión el “sujeto revolucionario”) que en su día dio “alas” al proletariado y acojonó a la burguesía y permitió insurrrecciones y revoluciones (algunas reales otras ficticias) en medio mundo, estamos en otra época donde lo estamos re-inventando TODO de nuevo: el discurso, el lenguaje, las interpretaciones, los objetivos, las formas de organizarnos y relacionarnos, etc., etc., etc.

Verás… yo no tengo intenciones de “reformar” el sistema o buscar un “híbrido” estratégico entre reformistas y revolucionarios… Todas mis energías y esfuerzos se centran en extender la rebelión y extender las brechas que se abren en los muros del sistema para agrandarlas y dar paso a insurrecciones que radicalicen a los individuos y le den el golpe mortal al sistema de la dominación…

Si ves los resultados de esa coordinación entre anarquistas de Diciembre (de la cárcel y la calle, de una punta a la otra del mundo, con tantos métodos distintos como creatividad) podrás entender a lo que me refiero cuando hablo de que no creo en “separaciones” y que la lucha es cada individuo que se identifica con el proyecto y la propuesta (de forma ACTIVA)… y todo esto somos nosotros: un colectivo difuso que busca salidas y rutas posibles por donde crear y construir LIBERTAD.

Puede que yo esté en aislamiento pero no estoy aislado… puede que mi comunicación sea censurada y saboteada pero encuentra caminos y oidos receptivos… y de eso se trata.

No me preocupa el cómo y cuándo será el fin del capitalismo pero este llegará… y va a llegar porque este sistema no se sostiene por ningún lado… y como decía el personaje de “V de vendetta”: “no son los ‘ciudadanos’ los que deben tener miedo del gobierno sino los gobiernos de los pueblos”…

Hubo un tiempo en que realmente creí en los llamados “Derechos Humanos” y hasta luché por ellos… hoy (desde mi experiencia) sólo apuesto por intensificar la ruptura entre el Sistema y lo Social, pero sin “esperanzas” o “místicas”: día a día, paso a opaso, poco a poco…

Como véis no tengo “recetas milagrosas” ni “consejos sabios” ni “estrategias ideológicas”, sólo DESEOS, VOLUNTAD y CONCIENCIA… a mí me basta con esto para luchar y vivir y sentirme libre y digno.

Un fuerte abrazo

22 de enero de 2009, Aachen

Gabriel

.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *