Para Que Alguien Decida Escribir Una Poesía Al Prisionero [En Apoyo De José Antúnez Becerra]

Mira bien y echa calma por la indefensión de los pobres.

Mira bien la debilidad del socorro que tiene un pie en la celda hasta que pasa el otro.

Mira bien brillante toda la indigencia de la desnudez humana.

Mira bien el siguiente capítulo por la penuria del rancho del carcelero.

Mira bien la carencia de proyección social educada hacia el respeto, anulándole la queja, y si persiste en el derecho la tortura corre veloz a su encuentro.

Mira bien al pitar la denuncia la vengativa corporación elimina el lápiz.

Mira bien al Defensor del Pueblo nacional defender al pueblo de los funcionarios, e inútil profundo para quien no mueve el sobre o el maletín.

Mira bien que los medios no recogen el eco del grito del prisionero anónimo: tienen tan poca calderilla profesional y económica que ven la democracia en el espíritu rebelde e inconformista del motín.

Mira bien el nombre de José Antúnez Becerra y escríbele una poesía animosa por su huelga de hambre.

Mira bien a José Antúnez Becerra pagando mucha cárcel por la queja que le permitieron al robarle el lápiz.

Mira bien el sufrimiento de José Antúnez Becerra aunque no escribas una poesía al prisionero.

Mira bien que sólo el recuerdo de los derechos humanos puede confortar al prisionero que se defiende arriesgando en soledad su vida.

LIBERTAD PRESO SOCIAL

LIBERTAD JOSÉ ANTÚNEZ BECERRA

Agustín Moreno Carmona

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *