La Lucha De Un Compañero De La COPEL Intentando Obtener Reparación Del Estado Español Por Los Abusos Cometidos Por Éste En Su Etapa Franquista

[ A+ ] /[ A- ]

El pasado 9 de julio se celebró en el Juzgado de lo Social Nº 2 la vista de una demanda presentada por nuestro compañero Agustín Moreno Carmona, miembro fundador de la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha), contra la decisión de la Seguridad Social que respondía negativamente a su solicitud de que le fueran reconocidas, a efectos de jubilación, las cotizaciones que la administración penitenciaria debió haber hecho en su nombre pero no hizo mientras le tuvo preso sometido a las leyes de “Vagos y Maleantes y “Peligrosidad Rehabilitación y Social”. El compañero aprovechó para presentar una argumentación basada en la denuncia de la injusta situación creada por la ley de amnistía de octubre de 1977, verdadera “ley de punto final” que, al amnistiar de hecho los crímenes de la dictadura, dejó también desamparadas a sus víctimas. En el juicio presentó abundante documentación que prueba diversos abusos de la dictadura contra él mismo y contra otras personas, incluido un asesinato, frente a los que la propia legislación “democrática” ha impedido a quienes los sufrieron obtener reparación alguna. Este sábado, 19 de julio, hablaremos con Agustín, en el programa de radio Tokata y Fuga, sobre estos y otros temas. Mientras, veamos la información sobre el particular que él mismo nos ofrece, empezando por un fragmento de su declaración ante el juzgado de lo social:

“Esta demanda se inicia en este Juzgado contra la Seguridad Social (SS) por impedir mi jubilación ante el desconocimiento premeditado de la Ley de Amnistía, Articulo Segundo, que garantiza el cómputo de las cotizaciones robadas por los secuestros carcelarios en el franquismo por la anulación de esos delitos. Mi demanda ante la SS nada tiene que ver con la resolución que la misma decretó el dia 23-04-13. Para negar mi derecho a la jubilación la SS me atribuye que no existe en mi “un móvil de restablecimiento de las libertades políticas o de autonomía de los pueblos de España” durante los seis meses que van “entre el quince de diciembre de 1976 y el quince de junio de de 1976”, como si no existieran víctimas del franquismo pasivas o estas estuvieran obligadas a luchar en solitario contra el terrorismo de estado. Esa es una doble maldad porque mis reclamaciones no corresponden a esos seis meses, ni mis cotizaciones robadas por el franquismo se producen en esa mínima cantidad de tiempo. La SS por abuso resuelve sobre lo que no se ha solicitado, ocultando en la resolución los crímenes del franquismo que fueron solicitados computables para mi jubilación. La SS auxilia los crímenes del franquismo porque la dictadura franquista duró 40 años, no solo seis meses.

Explícitamente la SS está negando la existencia de ese régimen impostor de asesinos y torturadores, que destruyó a la sociedad con 150.000 personas escondidas en fosas secretas, cuando una víctima del franquismo le pide que aplique el ordenamiento legal vigente desde 1977. Esta causa es comparable a una víctima del nazismo que pide sus derechos legales vulnerados por el III Reich. El auxilio de la SS al terrorismo de estado lo vemos también cuando pregunta al Centro Penitenciario sobre mi estancia en prisión, que este certifica lo que dejó asentado la dictadura, convalidando aquellos crímenes como justos, necesarios y democráticos porque mis derechos humanos no fueron violados por la dictadura. Es comparable a una institución alemana que sancionara humana la obra infame de Hitler ante el requerimiento de reparación de sus víctimas. En esta causa existe una persecución política, con ensañamiento, a víctimas de la dictadura. Lo vamos a comprobar por el cómputo de cotizaciones aplicadas en el derecho común a víctimas individuales, en este acto, por el turno del crecimiento documental”.

En la vista oral se entregaron 10 grupos documentales con el testimonio de cada uno. Pudiera destacarse la falsificación de causas penales y la última persona asesinada por ley de fugas, con desaparición del cuerpo en el verano de 1975. Es asesinado por ser testigo de las falsificaciones penales y ante una chapuza descomunal de la policía franquista, el asesino Franco ordenó la destrucción de sumarios judiciales y todos los documentos comprometedores, poco antes de los fusilamientos de los cinco opositores antifranquistas el día 27-09-1975. El asesino Franco evitó dar una imagen del estado excesivamente carnicero con el asesinato descarado de un civil, justificando sus fusilamientos por limpieza de terroristas que atacaron a sus sicarios. Un expediente penal fue escondido en un juzgado, impidiendo la destrucción documental, que se ha judicializado el día 9 en Badajoz.

Campaña Gandula y Peligrosa

Ex presos sociales COPEL

Más información en Tokata

One Response to “La Lucha De Un Compañero De La COPEL Intentando Obtener Reparación Del Estado Español Por Los Abusos Cometidos Por Éste En Su Etapa Franquista”

  1. te felicito compaero por tu lucha para que la ss reconazca tu derecho a una paga cotizada puesto que en el regimen del dictador todos los condenados nos obligaban a currar por una miserable cantidad mensual… Y si te negabas te llavaban directamente a celdas de castigo. No olvidemos que todos los talleres de los talegos han pertenecido a la direccion general de prisiones, hoy en dia lo llaman mas finure= direccion general de instituciones penitenciarias ORGANISMO AUTONOMO DE TRABAJOS PENITENCIARIOS… unos autenticos explotadores. Tenemos como ejemplo el presidio de villena (alicante) el cual su director se llama feliciano, un autentico DICTADOR. Pues sus talleres productivos estan activos las 24 horas, turnos de maanas, tardes y de noche.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *