La Hipocresía Del PSOE Ante El Nuevo Proyecto De Ley De Seguridad Ciudadana Y Las «Concertinas» En La Fronteras

Estos sociatas quieren suponer que todas tenemos una memoria muy frágil, cuando ahora «claman al cielo» por las barbaridades que figuran en el nuevo anteproyecto de ley de seguridad ciudadana y su «lider» Rubalcaba exige la inmediata retirada de las concertinas (cuchillas afiladísimas) instaladas en la frontera de Melilha por ser «inhumanas», como si fuesen algo espantoso y totalmente ajeno a su ideología «izquierdista». Nos toman por tontas que sólo supiéramos escoger entre el malo y el peor y juegan a hacer ver que son alternativa de poder ante los desmanes de la derechona más rancia del PP.

Olvidan que la memoria de quienes luchamos desde hace bastantes años por derribar este sistema orweliano, no se borra tan fácilmente como sus actuales falsas proclamas de libertad y democracia. Sabemos bien (y muy a su pesar existen las hemerotecas para confirmarlo) que fue el Gobierno «socialisto» de José Luis Rodríguez Zapatero el que adoptó primero en 2005 la misma medida inhumana de las «concertinas», fue concretamente el Ministerio del Interior de José A. Alonso en el que figuraba Antonio Camacho como número dos, el que inició la colocación de estas «concertinas», con un «añadido inhumano» más para bloquear la parte alta de las vallas de Ceuta y Melilla: la colocación de «Bayonetas» en los postes de la estructura. En aquel momento, el que era la mano derecha del ministro del interior y seguiría siéndolo después de Rubalcaba cuando pasó a ocupar el mismo puesto en el gobierno de ZP, explicó que estas medidas se aplicaban por decisión del Consejo de Ministros de 30 de septiembre de 2005, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, sin que en ese momento se escuchara en las filas socialistas, de las que Rubalcaba era por entonces portavoz del Grupo Parlamentario, ninguna voz de protesta.

Lo mismo pasa con su actitud hipócrita de desfilar a la cabeza de las protestas contra el proyecto de ley de seguridad ciudadana. Ante las intenciones del gobierno del PP, simulan indignación ante las cámaras, a pesar de que este nuevo proyecto es muy similar a los aspectos más represivos de la conocida como ley Corcuera o «ley de la patada en la puerta» de 1992, con la que comparte además el elevado importe de las sanciones.

El mismo Rubalcaba vino a criticar el nuevo proyecto llegando a afirmar que su aprobación supondría un recorte de las libertades (¿Otro?). Una vez más, la memoria del PSOE es bastante frágil, dado que la ley que este partido había adoptado en 1992 (con los votos a favor del PSOE, PNV y CiU y contra el resto, entre ellos el PP), ya recogía (y recoge, puesto que sigue en vigor) como infraciones en materia de seguridad ciudadana las manifestaciones, en unos términos casi idénticos a los que se recogen ahora en el anteproyecto del PP, y que motivaron que, en 2010 y gobernando ZP, llegaran las primeras multas contra con la gente solidaria con las personas presas por concentrarnos frente al penal de Teixeiro.

La Ley Corcuera, denominada oficialmente Ley 1/1992 de Proteción de la Seguridad Ciudadana, ha sido aplicada también en numerosas ocasiones durante las últimas protestas. Por ejemplo, su artículo 26 que estabelece como infración “desobedecer los mandatos de la autoridad o de sus agentes” o también “originar desórdenes en las vías, espacios o establecimientos públicos”; y su artículo 37 que da prioridad a los testimonios de la policía sobre los del resto de la ciudadanía al asegurar que “las informaciones aportadas por los agentes de la autoridad que presenciaran los hechos (…) constituirán base suficiente para adoptar la resolución que proceda, salvo prueba en contrario”. A ese respecto invito a visitar la web del «Colectivo de Acción Jurídica», donde dan unas «pinceladas» sobre la en este momento «actual» ley Corcuera (ver aquí), entre ellas la norma «muy subjetiva» que le diera el nombre de «Ley de la Patada en la Puerta», y que permitía la «Entrada y registro domiciliario en caso de delito «in fraganti», o cuando sea necesario para impedir la comisión del delito, la huída del delincuente, o la desaparición de los medios para  su comisión».

Ese es su juego de izquierdas y derechas y del derecho a votar cada cuatro años y callar ¿Vas a seguir haciéndoles el juego?

Abstención Y Autogestión, la única opción.

eDu

Traducido de Revista Anarquista Abordaxe

El PSOE denuncia la reforma del Código Penal del PP

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *