José Antonio Ramos Quesada, Gravemente Enfermo, Maltratado Y En Aislamiento En La Cárcel De Las Palmas 2, En Canarias

[ A+ ] /[ A- ]

En agosto del año pasado denunciábamos que José Antonio Ramos Quesada, preso entonces en la cárcel de Madrid 5, Soto del Real, no podría cumplir los 6 años que le quedaban de condena, porque no duraría tanto tiempo con vida de no cambiar su situación, al estar enfermo de VIH y tuberculosis, con las defensas extremadamente bajas y sufrir además hepatitis C. A pesar de la extrema gravedad de su estado, con gran debilidad y en peligro constante de sufrir infecciones oportunistas por su falta casi total de defensas inmunitarias, no estaba siendo tratado adecuadamente por médico alguno, y tampoco recibía ni los tratamientos médicos ni los suplementos alimenticios que le habían recetado en el hospital de la calle. Por todo ello, proponíamos el envío de un escrito a las diversas autoridades más o menos responsables, solicitando se le pusiera en libertad condicional por padecer una enfermedad grave e incurable, en aplicación del artículo 92 del Código Penal y de los artículos 104.4 y 196.2 del Reglamento Penitenciario, para que pudiera tener acceso a los medicamentos y suplementos alimenticios que le permitieran existir con dignidad el tiempo de vida que le quedara. Nueve meses después, no sólo no se ha cumplido nada de eso, sino que la situación de José Antonio ha empeorado, según el mismo nos cuenta en carta del día 10 de mayo de 2016 desde el módulo de aislamiento de la cárcel de Las Palmas 2 (Las Palmas de Gran Canaria):

(…) cogí tu carta ya estando en 2º grado en un módulo de Soto del Real, Madrid 2, y me trasladaron allí para esperar que saliera la cunda para Alcalá de Meco y allí estuvimos un mes esperando que hubiera como unos 40 canarios y llevarnos en el avión hasta Canarias y así fue, llegué al Departamento de ingreso y como venía que llevaba un mes en 2º grado me vio una educadora y me destinaron para un  módulo de observación, que llegué y me quedé blanco, unas 18 personas, aquello parecía una caja de cerillas, no hay nada, ni gimnasio, ni escuela, no viene ni educador, ni sicólogo, etc. Un módulo de castigo ya no de observación, te pasan la raqueta para bajar al patio por las mañanas, por las tardes y yo diciéndoles: “Pero si esto no se ve en ningún sitio de España en 2º grado”. Bueno allí duré unos 2 meses y sin partes, que llegué después de un año y medio (sin partes) que eso tendrían que meterme en un módulo normal pero tú ya sabes A…, bueno me viene la Subdirectora de Seguridad y me dice que se me va a dar una oportunidad y se me va a sacar a un módulo más grande, bueno, me llevan y qué pasa, que llevo allí 2 meses y medio y se me hace un cacheo en la celda los Jefes de Servicios y no  me encuentran nada y al día siguiente me dicen por el telefonillo: “Recoja su ropa que se va para el módulo de observación” y le pregunto  “esto cómo es si yo no he hecho nada y no se me ha cogido nada”, y me dicen que es orden de Dirección, ya me quedo flipado y digo: “Pero esto cómo es”, recojo la ropa y me llevan otra vez para el Módulo de Observación y allí estando como dos meses y yo echando instancia a todos lados, al Director, a la de Seguridad, Educador, Sicólogo, y no viene nadie a hablar conmigo, ese módulo lo tienen abandonado, hacen lo que les da la gana. Vino la Defensora del Pueblo y yo estaba allí y me llamaron y estuvieron viendo el Módulo y fliparon, el baño cerrado dos semanas, roto, un desastre. Entro a hablar con Soledad Becerril y su Secretario y me dice: “¿Quiere que esto lo grabemos?”, le digo que sí, pusieron una grabadora y yo hablándole todo lo que pasaba. Yo ya los había visto en Soto del Real cuando estuve allí, sabes A…, bueno, en resumen, que cogieron a tres internos conmigo y nos llevaron para el Departamento de Aislamiento de que nosotros hicimos un plante de una huelga de hambre que eso fue 4 horas que cogimos y hablamos con los funcionarios y los Jefes de Servicios  y que vinieran a darnos una explicación el Director o la de Seguridad porque nadie viene aquí por motivos regimentales, y ahora me encuentro en aislamiento con el art. 91.2 y con destino  (A Lama), y para todo ello que sepas A… que lo hagas público que me tienen solo en una galería y saliendo solo al patio cuando habemos  5 internos más en aislamiento con el mismo art. que yo y esto es por una orden verbal y no por escrito del Director del Centro cuando si hay una orden tiene que ser por escrito y comunicado al JVP de Las Palmas de GC; a ver cómo pueden tenerme solo en una galería y sacarme solo al patio, ¿yo qué soy? ¿un animal? cuando no hay nada que impida que pueda salir con los demás compañeros, y ya no solo eso que sepas A… que el día 6 de mayo me tiraron todo el chabolo abajo y le pregunto: “¿Y esto?” ¿y sabes qué me contestan los funcionarios?: “Porque nos da la gana” y ya yo les dije: “Esto no es así”, cogieron me esposaron y me llevaron a una celda de sujeción mecánica y me tuvieron 26 horas a pies manos y cintura, no me dieron la medicación, le pedía agua ¿y sabes lo que me dieron en 26 horas? 2 vasos de agua, y cuando me soltaron tenía las piernas hinchadas, los brazos parecían melones, pecho con raspones, barbilla agrietada todo el cuerpo, que me vio el médico a las 10 de la mañana del día siguiente y les dijo: “Soltad a esta persona, que miren cómo está orinado y (hecho) de vientre encima”. A… te pido que hagas público esto, lo que está pasando conmigo aquí en el CP de Las Palmas 2 y que Instituciones Penitenciarias tome medidas en este asunto, que yo lo he comunicado al JVP pero todavía no tengo ninguna respuesta a dicha petición, y que este Director como está  haciendo las cosas  aquí conmigo y le he echado ya cinco instancias pidiendo una entrevista con él para que me dé un motivo, y no viene, el Sicólogo tampoco, no viene nadie A… y estoy muy mal y encima  se me están bajando las defensas y subiendo la carga viral, estoy en un estado crítico. (…) Bueno A… me despido de ti por hoy, espero noticias tuyas … cuídate mucho, que tengas buena suerte, saluda a los compas de mi parte y recibe un fuerte abrazo lleno de ánimos y de fuerza.

Pepe

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *