Huelga De Hambre Y Concentración De Apoyo Contra Las Condiciones Infrahumanas En El CIE De Barcelona

Concentración En Barcelona contra los CIE, y contra la legislación de extranjería y su reglamento en vías de aprobación

Viernes 11 de Febrero a las 12hs en la Oficina de Extranjeros de la C/Murcia nº42 (Metro Navas)

Comunicado

El pasado lunes tuvimos conocimiento de que un buen número de personas encarceladas en el CIE de Zona Franca había participado en una nueva huelga de hambre. Ayer martes nos desplazamos al centro y pudimos constatar que el viernes día cuatro, 72 personas iniciaron una huelga de hambre en el interior del CIE. La protesta duró hasta el pasado lunes, día en que los últimos que mantenían la huelga decidieron deponerla porque se encontraban mal. En esta ocasión no hemos podido conocer fuera que estaba teniendo lugar dicha huelga de hambre hasta que la misma estaba finalizando.

No obstante, consideramos que es necesario dar a conocer esta propuesta para combatir la opacidad de lo que ocurre en el interior de los CIE. Y por ello, hemos decidido tomar la calle de nuevo, para apoyarles, exigir el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y que se ponga fin a la maquinaria racista de deportación de personas migrantes articulada principalmente mediante la legislación de extranjería.

Las personas que participaron en la protesta exigían su puesta en libertad, ya que consideran que es completamente injusto que se les prive de libertad por no tener su situación regularizada. Además denuncian y denunciamos desde fuera que las condiciones del Centro de Internamiento de Extranjeros son absolutamente deplorables. En el interior del CIE los malos tratos, la humillación, la falta de las mínimas condiciones de higiene, salud y alimentación, son la normalidad. Una normalidad absolutamente preocupante y que se va alargando en el tiempo. Al igual que parece que la sociedad ha asumido que las redadas selectivas y racistas, el encierro de personas migrantes y su deportación forzosa y violenta forman parte de la “normalidad democrática”.

Al igual que cuando han intentado imponer esta normalidad democrática tras la puesta en funcionamiento de los CIE, tras la muerte de Mohamed, o tras cada abuso de poder cotidiano que tiene lugar al amparo de la maquinaria de la deportación, nosotras no permaneceremos impasibles.

Coordinadora “Estamos EnRedadas»

Fuente

.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *