Georges Cipriani: ¡Una Semilibertad Por La Que Será Necesario Luchar!

El tribunal «antiterrorista» de aplicación de penas de París acordó ayer 24 de febrero poner a Georges Cipriani en régimen de semilibertad como primera etapa antes de su liberación condicional. Esta decisión ha tomado en cuenta lógicamente la solidez de los argumentos que apoyaban la petición de Georges Cipriani, pero la fiscalía ha apelado contra ella de manera que Georges no podrá abandonar la prisión de Eisisheim el 16 de marzo como estaba previsto. A pesar de que podría haber sido liberado a partir de 2005, aún no ha podido disfrutar de un solo día fuera de la prisión y todavía tendrá que esperar largos meses ¿Cuándo acabará este ensañamiento contra nuestro camarada ? Recordamos que en abril de 2009, Georges Cipriani había conseguido ya, una decisión judicial parecida, que fue invalidada después, el 20 de agosto, al ser aceptada la apelación de la fiscalía.

El 21 de febrero, Georges Cipriani empezaba su vigésimocuarto año de detención por los actos realizados como militante de  Acción Directa. El día anterior, sábado 20 de febrero, unas cien personas llegadas  de Blois, Béziers, Bordeaux, Clermont-Ferrand, Lille, Paris…, y también de Bélgica y de Alemania, se concentraron delante de la prisión de Fresnes para exigir la liberación de Georges Cipriani y de Jean-Marc Rouillan. Los manifestantes marcharon alrededor de la prisión gritando consignas como «¡Liberad a Rouillan ! ¡Liberad a Cipriani !», «¡23 años de prisión, 23 años de resistencia! ¡No al arrepentimiento forzado! ¡Liberación sin condiciones !», acompañadas por el clamor que venía de la prisión. Se lanzó un mensaje de solidaridad dirigido a todos los presos. Varias personas tomaron la palabra para terminar la manifestación recordando la situación actual de los camaradas presos y la perspectiva de la decisión judicial del 24 de febrero y anunciando la continuación de la campaña por su liberación.

Jean-Marc Rouillan se encuentra en este momento en el Centro nacional de observación (CNO) de Fresnes donde tiene que someterse durante seis semanas a múltiples exámenes por parte de “expertos” que pretenden juzgar su “peligrosidad”. Es lo que exige la ley Dati sobre “retención de seguridad” antes de que se considere su nueva demanda de liberación condicional. Hace dos años consiguió una semilibertad que no duró más que diez meses, hasta que fue encarcelado de nuevo a tiempo completo con el falaz pretexto de las opiniones expresadas en una entrevista de prensa. Desde hace más de un año sufre una enfermedad rara y evolutiva contra la que no puede recibir los cuidados adecuados a causa de su mantenimiento en prisión.

¡Georges Cipriani y Jean-Marc Rouillan tienen que ser liberados !

El Colectivo «¡Ne laissons pas faire !»

http://nlpf.samizdat.net/spip.php?article334

.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *