EEUU: El Aislamiento Es Horrible E Inhumano ¿Por Qué Es Todavía Legal?

Herman Wallace, quien pasó la mayor parte de su vida confinada en una celda de 6 x 9 pies, murió el viernes pasado de cáncer de hígado. Wallace y otro recluso, Albert Woodfox, fueron acusados de asesinar a un guardia de la penitenciaría estatal de Luisiana en 1972. (Un tercer recluso, Robert Hillary King, también fue vinculado con el crimen). Los llamados Tres de Angola — ‘Angola’ es otro nombre para la prisión — fueron enviados a confinamiento solitario, donde permanecieron durante décadas, y donde Woodfox sigue estando hoy. Incluso cuando su situación ganó la atención nacional, los funcionarios de prisión de Luisiana resistieron a las peticiones de liberar a los hombres. (En 2008 el guardián justificó su aislamiento continuado a causa de que Woodfox “todavía trata de practicar Panterismo negro, y yo todavía no lo querría andando alrededor de mi prisión porque él organizaría a los nuevos presos jóvenes.”)

Wallace fue liberado de prisión el martes pasado, después de que un juez revocó su condena. Su muerte, tres días más tarde — su cáncer estaba muy avanzado — ha llevado a un nuevo examen de la eficacia y la humanidad de confinamiento solitario a largo plazo. Según los datos más recientes de la Bureau of Justice Statistics, Estados Unidos mantiene unos 81.000 presos en confinamiento solitario en un momento dado. Más de la mitad del funcionariado de prisiones ha defendido el confinamiento solitario continuado como una herramienta correctiva necesaria. Pero un creciente número de críticos ha condenado la práctica como un castigo cruel e inusual — y, lo que es más, como ineficaz.

Los Estados Unidos inventaron el aislamiento sistemático. En los años 1820 el sistema de prisión de estilo de Pensylvania encerró a presos separados y en silencio, encajonados en pequeñas celdas donde se esperó quepasasen sus días contemplando sus pecados. Entonces, el sistema fue considerado extraordinariamente progresivo, dado que  no implicaba mutilar o ejecutar a presos por sus delitos. Era también completamente ineficaz, pues los presos aislados tendieron a volverse locos.

Con el tiempo, el confinamiento solitario se convirtió en una medida punitiva, impuesta como una respuesta a la conducta transgresora. El confinamiento solitario ahora se utiliza como una manera de separar a presos peligrosos o perjudiciales del resto de presos de una prisión y ocasionalmente para proteger a los presos cuyas vidas podrían estar en peligro. Aislamiento de alborotadores hace  que el resto de las instalaciones  sean más seguras y más manejable. Esta mentalidad ha llevado a la construcción de alas  de «incomunicación» y prisiones de «máxima seguridad» que existen para encubrir a los de largo plazo en el régimen de incomunicación del resto de detenidos.

Mientras que las condiciones de las celdas de aislamiento modernoas varían de una institución a otra, por lo general son pequeños y estrechos espacios del tamaño de un cuarto de baño en el que los reclusos están confinados al menos 22 horas al día. Por lo general cuentan con luces de techo que nunca se atenúan y la interacción débil y la mínima con otros seres humanos. Esto podría no parecer tan malo para usted, y, de hecho, un montón de películas de prisiones cuentan con personajes que pasaron con sus temporadas en solitario porque eran mentalmente fuerte y, en ocasiones, tenían una pelota de béisbol para hacerles compañía. Pero una corta temporada en ‘el agujero’ puede causar estragos psicológicos a largo plazo.

En un informe de 2011, el relator de derechos humanos de las Naciones Unidas Juan E. Méndez señaló que ‘incluso algunos días de confinamiento solitario cambiarán la actividad cerebral de un individuo hacia un patrón anormal característico del estupor y el delirio’ y declaró inequívocamente que el uso punitivo de confinamiento solitario ‘no puede justificarse por cualquier motivo,.’ precisamente porque impone severo dolor mental y sufrimiento más allá de cualquier razonable retribución. En 2012 un corresponsal de Nightline pasó dos días en aislamiento en la cárcel del Condado de Denver, una de las ‘instalaciones más limpias, más recientes en Estados Unidos,’ y llamó a la experiencia ‘dos de los peores días de mi vida’. (‘La peor parte son los gritos. ‘Los sonidos de mis compañeros reclusos perdiendo sus mentes era increíblemente perturbador, escribió.)

¿Por qué es el aislamiento aún tan popular? Por un lado, los legisladores han tenido pocos incentivos para reformarlo. Al público no le importa lo que sucede a los presos y, gracias a diversas leyes de privación de delito grave, a la mayoría de los legisladores no les importa, tampoco. (Esto no siempre es verdad; algunos legisladores llamaron la atención sobre el problema, pero son la minoría). Para otra lado, muchos de los funcionarios de prisiones defienden la práctica, diciendo que aislar a los presos truculentos ayuda a proteger la seguridad de los empleados y de otros reclusos.

No se debería descartar las opiniones de los funcionarios de prisiones sobre cómo manejar eficazmente y mantener el orden en sus instalaciones. Pero tampoco debemos dejar que sus palabras sean las últimas. En una declaración emitida hoy relacionada con la muerte de Herman Wallace, Méndez las Naciones Unidas dijo que ‘el uso de aislamiento en el sistema penitenciario estadounidense va mucho más allá de lo que es aceptable bajo la ley internacional de derechos humanos’. Confinamiento solitario a largo plazo es inhumano, y nuestra dependencia continua en ello como una estrategia viable de detención es una vergüenza internacional.

(Traducido por Tokata)

Sobre las condiciones del aislamiento en el estado español:

La Vida En El Régimen Cerrado (De Puerto III)

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *