Categoría: Macrocárceles

Con este escrito tenemos la intención de apuntar algunas cuestiones respecto a la lucha contra la cárcel, extrayéndolas de experiencias concretas en torno a la “lucha” o, mejor dicho, a la movilización contra la macrocárcel de Zaballa en Gasteiz. Como Autodefentsa intentamos llevar a cabo durante los últimos años unas prácticas e hicimos una humilde apuesta hacia la extensión de esta “lucha” priorizando su contenido. Fue un intento de romper las dinámicas, a veces repetitivas, del entorno radical que se identifica como anticarcelario, e ir jugando con las posibilidades que vimos en nuestra ciudad. Por el camino nos encontrábamos con varias decepciones y desilusiones que suelen aparecer cuando uno se mete en un terreno minado.

Antes de nada hay que decir que en este texto usamos términos como “revolucionario”, que en estos días muchas veces suenan pretenciosos, o quizás también demasiado estigmatizados o caricaturizados como “anarquista”, pero por otro lado, si dejáramos de usarlos, dejaríamos también sus planteamientos. Si la revolución (aparte de ser una palabra tan cargada de misticismo por, entre otras razones, su falta de base real) no es imaginable, eso no quita la necesidad de búsqueda de perspectivas revolucionarias y su indispensable concienciación acompañadas por experiencias de conflicto. Para hacer realidad nuestras ideas, hace falta la organización y coordinación de nuestras prácticas para generar una mínima presencia… Por eso, hablar de un movimiento anticarcelario, tendría que ir unido a hablar de un movimiento revolucionario, de una organización revolucionaria. Es por eso que este texto no apunta a los especialistas del tema carcelario, sino a todos los que todavía se plantean una realidad sin cárceles.

Debate sobre objetivos y medios de lucha Macrocárceles

En noviembre hará cinco años que la prisión de Lledoners entró en funcionamento. Cinco años de una Institución opaca a la comarca donde la mayoría de la población queda sorda, ciega y muda ante ésta. El espejismo que nos mostraba la Generalitat de la mano de los medios de comunicación, ahora hace cinco años, posicionaba Lledoners como la prisión modélica de Cataluña. Un “modelo” que se fue basando en irregularidades, engaños, maltratos, tortura, abusos de poder y confabulaciones terapéuticas.

Entre el 24 y 25 de octubre de 2008 pasaron más de 11.000 personas por las jornadas de “puertas abiertas”. Rápidamente aparecieron algunos de los tópicos que a día de hoy, desgraciadamente, todavía se mantienen: “Ahora las prisiones parecen hoteles”, “Se vive mejor adentro de la prisión que afuera”, “Las prisiones de ahora no son como las de antes, son una vanguardia”, “Entran a la cárcel y encima tienen trabajo asegurado”, etc. Ante estos tópicos hay que gritar y con fuerza que la situación actual dentro de Lledoners y del resto de prisiones catalanas (y estatales) es muy precaria, que hay una alta tasa de masificación de los espacios, una progresiva reducción  y calidad de la comida Y, por contra, va en aumento la tasa de enfermedades mentales y otras enfermedades físicas. Y es que según fuentes de Instituciones Penitenciarias cerca del 30% de la población reclusa sufre algún tipo de enfermedad psíquica, un 10% está infectada por el VIH y más del 50% padece algún tipo de drogadicción. La conformidad social penitenciaria está basada en la medicación forzada y el uso abusivo de psicofàrmacos por parte de la institución como mecanismo de control.

Cárcel=Tortura Macrocárceles Módulos de vergüenza

El portavoz de Salhaketa Cesar Manzanos Bilbao ha opinado esta mañana en torno a la macrocarcel que el Gobierno español quiere construir en Zubieta y ha denunciado que “además de ser absurdo, porque en la actualidad en las prisiones de hego Euskal Herria existen plazas más que de sobra”, esa nueva infraestructura penitenciaria será “una incineradora de personas”. Cesar Manzanos Bilbao también ha querido aprovechar la entrevista para solidarizarse con los miembros de Herrira detenidos por la Guardia Civil y ha afirmado que es el momento de reivindicar “la amnistía osoa” y “Espetxeak apurtu”.

[audio: http://www.info7.com/wp-content/uploads/2013/10/20131002_31361.mp3]

Info7.com

Macrocárceles

Desde hace unos meses las comunicaciones familiares, aquellas que permiten al condenado pasar un tiempo con sus familias, padres, hermanos, hijos, sin que por medio esté un cristal blindado y el frío contacto de un teléfono, se les han limitado. Ahora solo se concede una cada tres meses.

Sabemos que el lector al que nos dirigimos, en muchos casos, va a pensar que esto no es un problema y que quien está en prisión no tiene derechos. Vamos a intentar hacer un esfuerzo para explicar la causa de nuestra indignación y tratar de encontrar un resquicio de empatía en quien nos lee.

Macrocárceles

Se prescindirá de la construcción de diez centros de inserción social y de una unidad de madres. En los ya adjudicados por la administración anterior se eliminaran piscinas y elementos suntuorios con tal de acometer obras en materia de seguridad en otros centros.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se revisa el Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios (PACEP), que se elaboró el 5 de julio de 1991 y que ha sido objeto de actualización periódica. Esta nueva revisión tiene por objeto adaptar el PACEP a las necesidades penitenciarias actuales y lograr, así, un aprovechamiento más eficiente de los recursos financieros.

Macrocárceles

Nos hacemos eco de la noticia que recoge el diariovasco.com en la que dice que el Ministerio del Interior prevé llevar al Consejo de Ministros, en un plazo aproximado de dos meses, el expediente que permitirá sacar del cajón el proyecto de la nueva cárcel en Zubieta que este mismo Ejecutivo frenó, en marzo del año pasado, en una revisión global de los proyectos de infraestructuras proyectados.

Conocido el proyecto de Zubieta de forma «pormenorizada» y a la vista del mal estado de la cárcel de Martutene, el Gobierno central dará un paso al frente. El centro penitenciario Norte 3, como así se denomina, será de menor tamaño de lo que estaba previsto y las obras de ejecución del mismo comenzarán a finales del año que viene, según los plazos que maneja Interior. Su construcción conllevará el derribo de la cárcel de Martutene. Las obras del nuevo centro tendrían una duración aproximada de dos años y medio.

Macrocárceles Sin categoría

Hasta el mes de junio del año 2012 en Navarra teníamos una cárcel situada en un céntrico barrio de la capital con una capacidad para 125 personas presas. No hay constancia de que este límite haya sido respetado en las últimas décadas, siendo por ejemplo que durante el año 2011 la media de personas presas en la cárcel de Pamplona fue de 245, llegando en ocasiones a superarse las 300. En ésta cárcel, vieja y en malas condiciones, se llevaban a cabo traslados debido al hacinamiento provocado por un sistema punitivo enfermo y desquiciado, alegando falta de espacio. Se producían situaciones tan dramáticas como que a una persona se le avisaba a las 6 de la tarde de que le iban a trasladar a otra cárcel al día siguiente a primera hora de la mañana, sin posibilidad de avisar a la familia, ni de recurrir el traslado…

Macrocárceles

Se denomina macro cárcel al conjunto de construcciones carcelarias que arquitectónicamente se empiezan a desarrollar a finales de la década de los 70 en el Estado Español –bajo la denominación de cárcel de máxima seguridad o centro pe- nitenciario de Régimen Cerrado– y cuyos orígenes se remontan a Alemania y Estados Unidos. La idea partió del entonces Ministro del Interior Martín Villa tras venir de la República Federal Alemana, que a su vez había copiado por así decirlo el modelo estadounidense. La prisión modelo a la que se in- tentaba asemejar el modelo español era la cárcel de Stammheim “la cárcel trataba de cubrir un espectro amplio, desde el preso considerado común o social hasta el considerado terrorista y también su reciclaje o inutilización del individuo, para reducirle a niveles cuasi vegetales de pasividad y despersonalización” 1.

Macrocárceles

Ponencia de la comparecencia de Salhaketa-Nafarroa en el parlamento de Navarra

La Asociación Salhaketa se constituye en Navarra en 1988. Desde entonces hemos trabajado por la defensa de los derechos de las personas presas y de sus familiares, buscando medidas alternativas a prisión, partiendo de la ilegitimidad de las penas privativas de libertad, fomentando la concienciación social de lo que supone la realidad penitenciaria en Navarra y creando y fomentando procesos y programas de reinserción social para personas presas navarras o que se encuentren en la cárcel de Pamplona.

Macrocárceles

Datos sobre la situación en la macrocárcel de  Zaballa y en la cárcel de Nanclares de la Oca, ambas en Iruña de Oca-Alava. 13 de mayo 2012 , Salhaketa Araba.

Este informe actualizado y ampliado, a partir del primero elaborado y hecho público hace dos meses. Será presentado en la comparecencia de nuestra asociación ante la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco que se ha dirigido a nosotros para pedirnos información después de la visita que ésta comisión realizó al nuevo penal de Zabaia (Iruña de Oca). Es una valoración tras cinco meses desde que comenzó su ocupación con el traslado de gran parte de la población presa encarcelada en la otra prisión del municipio de Iruña de Oca.

Macrocárceles