delete

Carmen Badía Lachos Continúa En Huelga De Hambre En La Cárcel De Ponent Exigiendo Su Excarcelación Por Estar Enferma De Cáncer Y Denuncia Negligencia Y Abandono Médico Sanitario En Su Tratamiento Y Otros Abusos

Publicamos esta carta de Carmen Badía Lachos que hemos recibido hace poco, así como algunos extractos de otra, enviados por el Grupo de Suport a Presxs de Lleida. Sigue en huelga de hambre reivindicando su excarcelación para ser tratada convenientemente de la grave enfermedad que padece y poder estar junto a su familia o, al menos que se la traslade a un cárcel más cercana a su gente, y denuncia que la quieren trasladar a una celda que sin condiciones mínimas de habitabilidad, que se le retienen las cartas de apoyo qu erecibeque no se le está trasladando al hospital para los controles médicos correspondientes,  De hecho, no ha visto al médico desde noviembre. Pide que se llame a éste para preguntarle cómo puede ser eso. Ponemos al final los datos  del hospital y los de otras autoridades responsables, incluidos los colegios profesionales de abogados y médicos, por si os animáis a contactar con ellas para exigirles que respeten o hagan respetar como les corresponde los derechos de Carmen.

Cárcel de Ponent, 9-II-2018

Hola Cristina:

Recibo ahora mismo tu carta y paso a contestarte (no sé como me la han entregado).

Ante que nada daros las gracias tanto a ti como a los otros compañeros por la labor tan encomiable que hacéis ayudándonos en lo que  podéis en estos difíciles momentos, gracias de corazón.

Se ha pedido por activa y por pasiva mi libertad al juez de vigilancia penitenciaria nº 3 de Llleida, Félez se llama, José Ignacio Félez González, siempre los deniega, pues la junta de este centro (junta de tratamiento) hace informes que no me ayudan, todo lo contrario (los motivos son de sobra conocidos por vosotros), así que aquí estoy, pasando esta terrible enfermedad sola, sin el apoyo de los míos.

No sabía que habían hecho una concentración, ¿dónde la hicieron? Me siento alagada y respaldada por ellos y por vosotros, me emociono cuando veo que quedan personas solidarias que aún se preocupan por los demás. Mi más profundo agradecimiento.

Da mi apoyo a Belén Vázquez Campillo de León, no tengo la dirección, si no, le escribiría.

La última que me han hecho es no sacarme al hospital Arnau de Vilanova el día 7 de febrero, no llamaron a la ambulancia y tampoco a los mossos d’esquadra, así que no pude salir a la extracción de sangre ni a la visita de oncología (no veo al oncólogo desde el 9/11/17, o sea, TRES MESES. Con esto está todo dicho.

No me sacan a los controles. La próxima será cambiarme de centro, pero dentro de Catalunya, porque fuera de aquí la SGIP (C/ Alcalá 8, Madrid) me lo deniega siempre por los informes que aquí hacen. Hoy me han entregado la denegación para que entren a verme los del suport a los presos de Lleida.

Luchad y no nos olvidéis y hacer lo que creáis conveniente, tenéis mi autorización para ello.

Con cariño

Mª Carmen

Peso 52,400 Kg (pesaba 69). Cada día me pesan, para curarse en salud, claro. Si podéis, llamar a oncología, planta 2ª, Dr. Iglesias, y preguntar por qué hace 3 meses que no salgo. GRACIAS.

Ponent, 8-II-2018

(…) me dicen que me cambian de celda de la 10 a la 12, según ellas porque allí hay ducha (hace 7 días que no puedo ir a la ducha porque no puedo andar tanta distancia).

Es grande la celda 12, (se la llama la nevera) por el frío que hace y los colchones no quieras saber cómo están. En la que estoy se está más caliente. El frío en aquella celda es tremendo y yo estoy a 35º de temperatura desde que me hicieron la quimio. Me he negado y han hecho un informe, mi cuerpo no puede hacer traslados de ropa y otras cosas, no estoy en condiciones de limpiar paredes, suelos, etc.

Me han amenazado con llevarme a Brians 1, lejos de mi familia, es lo único que saben hacer: amenazar, coaccionar, humillar, vejar y abusar de su poder. Lo bueno que tiene esto es que si me trasladan a Brians, se muerden ellos mismos, pues lo informes que mandan a Madrid es que “mi traslado no es conveniente por cuestiones de enfermedad y de tratamiento”. Esto se les cae si me llevan a otro centro fuera de Lleida (…)

(…) ayer y hoy tenía salida al hospital Arnau de Vilanova para extracción de sangre y visita a oncología, pero no me sacaron ayer ni tampoco hoy porque no han llamado a los mossos para que me llevaran. No quieren que salga y hable y que me vean que peso 52,60 kg, parece que esté en un campo de concentración. De hecho esto es lo que es (…)

(…) te explico, recibía 20, 23, 26 cartas diarias de la calle de personas que sabían mi caso. Pues el lunes ya no recibí ni una, y así toda la semana. Me las retienen (…)

(…) aquí he hablado con internas y tienen miedo a las represalias, hace dos semanas que la cosa se ha puesto fatal, por cualquier cosa sanciones y sanciones, es para que no hagan nada (…)

Para pedir cuentas a los responsables:

 

Hospital Universitari Arnau de Vilanova

Av. Alcalde Rovira Roure, 80

25198 Lleida

Teléfono: 973 24 81 00

http://www.icslleida.cat/hospital/

 

Cárcel de Ponent

Carrer Victòria Kent, s/n

25071 Lleida

Teléfono: 973 22 03 33

 

Director General de Serveis Penitenciaris de la Generalitat de Catalunya

Armand Calderó i Monfort

Carrer d’Aragó, 332

08009 Barcelona

Teléfono: 93 214 01 00; Fax: 93 214 01 79

 

Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 3 (Lleida)

C. Clavell, 15 baixos

25071 Lleida

Teléfono: 973 70 00 92; Fax: 973 70 02 96

 

Colegio de abogados de Lleida 

Plaça Sant Joan nº 6-8

25007 Lleida

Teléfono: 973 23 80 07

col.legi@advocatslleida.org

 

Colegio de médicos de Lleida

Rambla d’Aragó, 14

25002 Lleida

Teléfono: 973 27 08 11

Email: comll@comll.ca

delete

Carmen Badía Lachos Continúa En Huelga De Hambre En La Prisión De Ponent Por Su Excarcelación Por Enfermedad Grave O Al Menos Su Traslado Cerca De Su Familia

Continúa en La cárcel de Ponent la huelga de hambre de Carmen Badía Lachos, iniciada a primeros de diciembre, exigiendo su excarcelación por estar enferma de cáncer o, al menos, su traslado a una cárcel más cercana a su familia. Continúa igualmente, pese a las dificultades que está poniendo la administación carcelera catalana, la labor de apoyo y difusión de este caso iniciada por el Grup de Suport a Presxs de Lleida, secundada por alguna otra gente en otros lugares. Publicamos una carta de Carmen recibida por un compañero que se está escribiendo con ella y el cartel elaborado por lxs compas de Lleida, junto con un comunicado explicando una vez más el caso.

Cárcel de Ponent, 24-I-18

Hola, Juli

Recibo con gran alegría tu carta, la cual además de llenarme de alegría me ayuda a continuar esta lucha que he emprendido, aun a costa de dejar mi vida en ello, para que toda España sepa la grandísima corrupción que existe en Instituciones Penitenciarias de la Generalitat de Catalunya. De saberlo, lo sabe muchísima gente, Juez de Vigilancia Penitenciaria, Juez de guardia, Fiscalía de Lleida, Audiencia de Lleida, Audiencia nacional, etc. tantos y tantos que miran hacia otro lado como si no les interesara, hacen caso omiso de las denuncias que durante años están haciendo los presos catalanes y que de momento no sirven para nada. Mi huelga de hambre no es por motivos médicos, te explico. Llevo doce años y medio presa por un crimen que no cometí, me condenaron por “INDICIOS”, esto quiere decir por suposiciones que tienen quienes llevan la investigación y, como no pued3n encontrar al culpable, pues lo fabrican.

Mi huelga es porque desde el año 2010 se me está pidiendo dinero por hacer el DEVI (delitos violentos) y que me lo aprueben. He hecho dos DEVIs, 2012/2013 y 2013/2014, pero, como no les entregué el dinero “EN NEGRO”, no me los dieron por buenos. Esa petición de dinero es habitual en Cataluña a quienes queremos salir de la cárcel, no olvides que Instituciones Penitenciarias catalanas tiene transferidas las competencias de Justicia (es la única en toda España), eso quiere decir que si el juez deniega los permisos a los/as internos/as, ellos pueden dar permisos de 48 horas a quienes quieran, la mayoría de los caso en las largas condenas previo pago, claro.

Tampoco se me permite salir de Cataluña, porque ellos lo arreglan de tal manera que, cuando piden mi traslado a Madrid en los informes diga que tengo vínculos familiares en Cataluña, y eso no es cierto, soy aragonesa y mi familia reside en Aragón. Ahora, por cuestiones de mi enfermedad (padezco cáncer de mama) dicen que no es conveniente por razones de tratamiento, cuando lo cierto es que solo son controles lo que me hacen en el Hospital. En cuestión de médicos no tengo queja, tanto los de la cárcel como los del Hospital bien me han tratado. Me piden, para darme permiso de 48 horas, la cantidad de 200.000 euros, sí, lo has leído bien, al principio era de 100.000 euros, pero desde que estoy enferma la tarifa se ha doblado (…). Supongo te habrás enterado de mi caso por el Observatorio del Sistema Penal o por Suport als presos de Lleida, ya me lo dirás.

No olvides que las cárceles son un gran negocio, la de dinero que estarán embolsándose a cuenta nuestra, así como lo que cobra de más el CIRE 8empresa adherida a la Generalitat) y que lleva los economatos catalanes, con unos precios abusivos, y los talleres donde trabajan los/as presos/as muchos/as de ellos/as sin seguro, por 2 euros diarios (algunos/as ni a eso llegan9, o sea, explotación laboral, aquí no tenemos ningún derecho, solo obligaciones. Son tantas y tantas las injusticias y tanta la mierda que será muy difícil erradicarlo.

Recibe un fuerte abrazo y, si no nos vemos nunca, pues llevaré mi huelga hasta el final, recibe mi apoyo y mucha suerte.

Carmen

COMUNICADO DE APOYO A CARMEN BADIA LACHOS

Centros de reclusión presentes en cada ciudad podrida dominada por este sistema perverso, que priva de libertad a todas aquellas personas que no cumplen las leyes que interesan a los que gobiernan. Pensamos que es imprescindible dar nuestro máximo apoyo a las personas que en estas condiciones tan duras y con tantas dificultades para expresarse libremente y ser escuchadas, se rebelan y se reivindican, asumiendo las represalias que esto pueda llevar.

En la cárcel de Ponent (Lleida), en el Módulo de mujeres, está Carmen Badia Lachos. Una presa que actualmente está en huelga de hambre, y que sabemos que ha perdido ya al menos 12 kilos. Exige un traslado para estar más cerca de su familia, ya que sufre un cáncer de mama.

Ella nunca ha reconocido el delito por el que se la acusa, y es por eso que no le permiten disfrutar de los permisos que van asociados a los programas de “reinserción” que ya ha realizado; le ponen la condición de asumir y mostrar arrepentimiento por el delito que se le atribuye. Para tener acceso a dichos permisos la obligan a mandar cartas de disculpa a los familiares de la víctima; hecho que ella, al no reconocer el delito, siente ridículo y se niega a hacer. Por eso solicitó un traslado fuera de Catalunya, ya que al parecer, fuera de las competencias penitenciarias catalanas, no la obligarían a asumir el delito y mandar carta de arrepentimiento como condiciones para obtener permisos y otros beneficios.

Carmen está cumpliendo una condena de 24 años, y ya lleba 12. Estuvo hasta finales del 2014 en la cárcel de Brians (Barcelona) antes de ser trasladada a Lleida. En los dos sitios asegura graves hechos de corrupción, como que se le diga que si paga dinero obtendrá los permisos que quiere.

El 26 de junio del 2017 fue operada de cáncer de pecho en el hospital, y el 29 del mismo mes la trasladaron de nuevo hacia el centro penitenciario, aún con drenajes de la operación. Como en la cárcel de Ponent no hay Departamento de enfermería para mujeres, la mandaron directa a la celda, teniendo que ayudarla las compañeras a ducharse y limpiar el espacio. Explica como la tenían que llevar entre varias a la ducha porqué no había ni una silla de ruedas. También comenta que recién operada le seguían realizando registros integrales, destrozando la habitación, haciendo que sus compañeras tuvieran que recogerla.

Queremos señalar que esta situación no es un hecho aislado ni en la cárcel de Ponent, aquí en Lleida, ni en el resto de cárceles del Estado Español o de cualquier Estado. Porque las cárceles no obedecen a supuestas políticas de reinserción, sino al castigo y al miedo, donde las personas presas son vistas como una mercancía con la cual muchas empresas ganan millones de euros. La cárcel es un mecanismo que se ha desarrollado en esta sociedad para que cumpla distintas funciones, como mantener el orden establecido y el desequilibrio económico, sin que haya riesgos para los ricos. Y abrir la puerta tanto a aquellas personas que según sus criterios de “justicia” han sobrepasado las leyes (a menudo para sobrevivir), como a las que quieren subvertir el orden establecido.

Pedimos difusión del caso e implicación para mandarle cartas mostrando el apoyo de las que estamos fuera y la tenemos presente.

Grup de Suport a Presxs de Lleida

delete

Tokata Y Fuga 3-II-2018. ¡Libertad Presas Enfermas!

Repasamos las últimas noticias que nos han llegado de personas presas actualmente en lucha. Leemos un comunicado de José Adrián Poblete Darre, en huelga de hambre en la cárcel de Albocàsser, contra la dispersión y por la libertad de lxs presxs enfermxs. Conversamos con gente del Grupo de Suport a Prexs de LLeida, sobre su actividad y sobre la situación de Carmen Badía Lachos, que lleva dos meses en huelga de hambre en la cárcel de Ponent pidiendo, precisamente, su liberación por estar enferma de cáncer o, al menos, su traslado a una prisión más cercana a su familia. Conversamos con Daniel sobre las presentaciones que se están haciendo del documental sobre la COPEL y la reflexión y diálogo que están suscitando.

delete

Más Datos Del Genocidio Penitenciario: Suicidios En Prisión 2011-2017

*2017, hasta el 4 de septiembre

delete

Continúan Los Abusos Y La Resistencia Frente A Ellos En La Cárcel De Teixeiro: Miguel Codón Belmonte Denuncia Torturas Y Trato Degradante Y Se Suma A La Huelga De Hambre Por La Excarcelación De Las Personas Presas Enfermas

Alfonso Miguel Codón Belmonte, compañero que se sumó a los ayunos en apoyo de la propuesta de lucha colectiva en enero del año pasado, nos escribe para recordarnos que sigue haciendo los ayunos de apoyo a la propuesta de lucha el 1, el 15 y el último día de cada mes y anuncia una huelga de hambre en solidaridad con la de Jorge Vázquez Campillo, continuada por otros compañeros, por la excarcelación de Belén Vázquez Campillo, en aplicación de los artículos 104.4 y 196 RP, ya que se encuentra gravemente enferma, y de todas las personas presas en situación parecida, así como contra la deportación de sus lugares de arraigo social y familiar que sufren muchas personas presas.

Art. 104.4 RP: Los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico, con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación, podrán ser clasificados en tercer grado por razones humanitarias y de dignidad personal, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad.

Art. 196 RP. Libertad condicional de septuagenarios y enfermos terminales:

1. Se elevará al Juez de Vigilancia el expediente de libertad condicional de los penados que hubiesen cumplido setenta años o los cumplan durante la extinción de la condena. En el expediente deberá acreditarse el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Código Penal, excepto el de haber extinguido las tres cuartas partes o, en su caso, las dos terceras partes de la condena o condenas.

2. Igual sistema se seguirá cuando, según informe médico, se trate de enfermos muy graves con padecimientos incurables. Cuando los servicios médicos del Centro consideren que concurren las condiciones para la concesión de la libertad condicional por esta causa, lo pondrán en conocimiento de la Junta de Tratamiento, mediante la elaboración del oportuno informe médico.

 

El mismo Miguel se encuentra en una difícil situación, muy parecida a la que relatábamos en abril, mayo y julio del año pasado, con la única diferencia de que entonces estaba en A Lama y ahora en Teixeiro y de que le han aplicado el punto 2 del artículo 100 del reglamento penitenciario que habla de un supuesto “principio de flexibilidad” en la “clasificación penitenciaria”.

Art. 100.2 RP: No obstante, con el fin de hacer el sistema más flexible, el Equipo Técnico podrá proponer a la Junta de Tratamiento que, respecto de cada penado, se adopte un modelo de ejecución en el que puedan combinarse aspectos característicos de cada uno de los mencionados grados, siempre y cuando dicha medida se fundamente en un programa específico de tratamiento que de otra forma no pueda ser ejecutado. Esta medida excepcional necesitará de la ulterior aprobación del Juez de Vigilancia correspondiente, sin perjuicio de su inmediata ejecutividad.

Esa supuesta “flexibilidad” en la aplicación del primer grado de “tratamiento” y del régimen especial de castigo regulado en el capítulo IV del título III del reglamento penitenciario, especialmente en los artículos 91.3 y 93, donde se asigna una “modalidad de vida en departamentos especiales” a las personas presas tildadas arbitrariamente de “extremadamente peligrosas”, no parece haber mejorado gran cosa, por lo que él mismo nos cuenta, las condiciones de vida de Miguel. A las personas que sufren el 91.3 se les mantiene encerradas 21 horas al día en la celda –arbitrariamente reducidas casi siempre las horas de paseo–, privadas de cualquier actividad social, cultural, educativa o terapeútica, aunque el reglamento, hipócritamente, diga lo contrario, y de cualquier relación con sus compañeros, de manera que no ven en todo el día más que a los carceleros, que les abruman con protocolos de control exhaustivo, actitudes hostiles, coacciones y tratos degradantes.

No sabemos qué “programa específico de tratamiento” se le está aplicando a él, pero Miguel denuncia palizas frecuentes y que suelen atarle a la cama durante días, además de que lo tienen encerrado en unas condiciones aún peores que las que sufriría en un departamento de aislamiento, aunque en enfermería, en una celda acristalada donde no tiene la menor intimidad y, por lo demás, igualmente aislado de sus semejantes, sin actividad social, cultural, educativa o terapeútica alguna ni relación humana de ninguna clase. Es evidente que Miguel, por su condición psíquica inestable, sumamente agravada por el propio aislamiento, por los ataques epilépticos que sufre y los impulsos suicidas que ha demostrado, autolesionándose varias veces con gran peligro de su vida, no puede ser mantenido en esa situación de tensión permanente y de privación sensorial y relacional. Podéis leer una carta suya donde nos da detalles.

Teixeiro, 21 de enero de 2018

¡¡¡Hola, compas!!! Espero que a la llegada de estas letras estéis bien.

Antes de nada decir que, si me estáis enviando correo, esta es la única carta que he recibido en varios meses.

Yo me encontraba en artículo 100.2 RP y por intentarme suicidar tres veces seguidas cortándome el cuello con salida al hospital me han encerrado en una celda acristalada e insonorizada, sin libros, revistas, prendas de vestir. Este bolígrafo me lo han pasado por la ventana, si no, no podría escribiros, sin cuaderno para escribir, que también me han prestado la hoja…

¿Por qué me he querido quitar la vida? Porque me están torturando psicológicamente a no poder más y cada dos por tres me engrilletan, me pegan una paliza entre seis o entre diez carceleros y me atan en la cama dos días; así se las gastan en Teixeiro conmigo.

Hago ayunos los días 1, 15, 30 o 31 de todos los meses, con sus puntos reivindicativos.

Ya no me quedan ánimos ni fuerzas. Llevo cuatro años en primer grado, puteado de un sitio a otro, y creo que ya he tocado fondo. Me gustaría que lo hicieseis público…

Respecto a Jorge Alfonso Vázquez Campillo, hacerte saber que a día de mañana comienzo una huelga de hambre de 15 días en solidaridad con su hermana.

Un fuerte abrazo, compas. Espero noticias en breve.

Miguel Codón Belmonte

Miguel no debería estar preso y mucho menos en aislamiento. Necesita que le escribamos para aliviar su abandono. Tampoco estaría de más exigir a la autoridad responsable que respete su dignidad y sus derechos.

Para escribir al compañero:

Alfonso Miguel Codón Belmonte

Centro Penitenciario de Teixeiro

Ctra. de Paradela, s/n

15310 Teixeiro-Curtis (A Coruña)

Para llamar la atención a las “autoridades competentes”:

Cárcel de Teixeiro: teléfono (981 77 95 00); fax (981 77 95 85)

Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de A Coruña: teléfono ( 981 18 51 09);  fax (981 18 52 01

Directorio de la SGIP

 

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 31-I-2018]

delete

En La Cárcel de Ponent Continúa La Lucha De Carmen Badía Lachos. Convocatoria Solidaria En Lleida Para Mañana

Recibimos por correo electrónico este cartel y un comunicado en catalán cuya traducción podéis leer a continuación, sobre la situación de Carmen Badía Lachos, en huelga de hambre desde el 5 de diciembre, 50 días, reivindicando su traslado cerca de su familia y su excarcelación por enfermedad terminal. En Lleida han convocado una concentración de apoyo para mañana, jueves, 25 de noviembre. Piden que se le escriba para mostrarle solidaridad.

¡COMUNICADO SOBRE LA LUCHA DE CARMEN EN LA CÁRCEL DE PONENT!

Nos encontramos ante una situación tan común como oculta dentro de los muros de las prisiones. Centros de reclusión presentes en cada ciudad podrida dominada por este sistema perverso que priva de libertad física a todas aquellas personas que no cumplen las leyes que interesan a quienes gobiernan y siembran la miseria. Así pues, dentro de los centros penitenciarios nos encontramos a menudo con situaciones límite, que deambulan entre la vida y la muerte de las personas que los habitan. ¡Pensamos que no podemos obviarlo! De todas nosotros depende, muchas veces, que las presas y los presos tengan apoyo fuera de los muros y sean escuchadas. Porque sus necesidades quedan apartadas, quedan denegadas y pisadas, quizás hasta la muerte… ¡Pero no todo es oscuro dentro de estos centros de reclusión, en todas partes siempre hay chispas de esperanza! ¡Y por eso se tiene que luchar! Damos nuestro máximo apoyo a las personas que en condiciones tan duras y con tantas dificultades para expresarse libremente y ser escuchadas, se rebelan y reivindican sus necesidades asumiendo las represalias que esto puede comportar. ¡Porque saben que su vida depende sólo de ellas mismas y tienen que luchar para sobrevivir con dignidad! No siempre se quiere pasar por el aro, no siempre se aguantan los chantajes ni los sobornos económicos que se ofrecen desde las instituciones públicas, no siempre somos ovejas que obedecen al pastor y al rebaño.

En la prisión de Ponent, en el Módulo de mujeres está Carmen Badía Lachos. Una presa que está en huelga de hambre desde el día 5 de diciembre del año pasado, es decir, ya hace más de un mes. Se sabe que ha perdido unos 12 kg. de peso y que sigue indefinidamente su reivindicación. Exige un traslado para estar más cerca de su familia y su libertad, puesto que, sufre cáncer de mama por el cual está actualmente recibiendo radioterapia, gravemente enferma. Ella nunca ha reconocido el delito por el cual se lo acusaba, aunque está pagando la responsabilidad civil. Por eso no le permiten disfrutar de los permisos que van asociados en los programas de “reinserción” que ha realizado; le imponen la condición de asumir y mostrar arrepentimiento por el delito que se le atribuye. Obligándole a enviar cartas de disculpa y arrepentimiento a familiares de la víctima; hecho que a ella, sin reconocer el delito, le parece ridículo y se niega.

En una carta del 1 de noviembre de este año pasado, Carmen explica que renunció al tratamiento de quimioterapia y radioterapia porque, a pesar de grave su estado de salud, no quería pasar sus últimos días de vida en un hospital. Solicitó el traslado a una prisión fuera de Cataluña, pensando que allá le podrían autorizar los permisos de salida. Puesto que parece ser que, fuera de las competencias penitenciarias que tiene Cataluña, no le obligarían a asumir el delito y arrepentirse mediante una carta como condición de los permisos que se conceden a cambio de la realización de los programas de “reinserción” convenientes.

Carmen está cumpliendo una condena de 24 años de prisión y ya lleva 12. Estuvo hasta finales del 2014 en la prisión de Brians (Barcelona) antes de ser trasladada a Ponent y denuncia graves actos de corrupción. Como por ejemplo que profesionales de los dos centros le hayan señalado la posibilidad de ofrecer dinero a cambio de su libertad. Explica que en2014, el jefe de la Junta de tratamiento de Brians le preguntó “¿Y por qué no pagas?” y que su tutor allí en Ponent, al que todas conocen como “el borrachín” también le ha planteado la posibilidad de pagar para salir.

En cuanto al trato con las funcionarias, ha tenido problemas con algunas. Como es el caso de la funcionaria jefa del Módulo 8 (módulo de mujeres), que hace turnos el fin de semana. Al parecer, ésta mete partes disciplinarios sin motivo a las reclusas. Según dice Carmen, a ella ya le ha puesto cinco. Explica que la funcionaria va a trabajar bajo los efectos del consumo de sustancias estupefacientes o después de haberlas consumido el día anterior. Parece que esta funcionaria tiene problemas con todas las internas. Estos partes acostumbran a significar la pérdida de permisos de libertad temporal a las presas. En su caso, Carmen ha presentado recursos ante la denegación de los permisos, pero todos han sido desestimados… También explica otra anécdota sobre cuando fue la encargada del economato (tienda de la prisión) y de la limpieza. Parece que otra interna le pidió que guardara droga en el economato y Carmen se negó. Hecho que provocó que la otra interna la quisiera agredir, enpezando una pelea. Entonces, una funcionaria le recriminó que tenía que hacer la vista gorda para llevarse bien con las internas y la echó el trabajo.

El 26 de junio del año pasado fue operada de cáncer de pecho al hospital y el 29 del mismo mes la trasladaron otra vez al centro penitenciario, todavía con los drenajes de la operación. Como en la prisión de Ponent no hay Departamento de Enfermería para las mujeres, la enviaron sola a la celda; teniéndola que ayudar algunas compañeras a ducharse y a limpiar el espacio. Explica como le tenían que acompañar entre cuatro a la ducha porque no tenían al alcance una silla de ruedas para facilitar la tarea. Así, recién operada le seguían realizando registros integrales que le destrozaban la habitación, haciendo que las compañeras tuvieran que ir después a recogerla. También explica una anécdota del mes de septiembre, cuando fueron todas a misa por el día de la Merced. Se ve que una interna estaba enfadada porque su pareja no había podido salir a la misa y golpeó a Carmen en los pechos, causándole una rotura de una de las prótesis y el desplazamiento de la otra. Carmen tuvo que ser operada de nuevo, habiendo sufrido ya cuatro operaciones. Después, a pesar de haber habido testigos de los hechos (una interna y una funcionaria), por decir que la interna le había golpeado, le metieron otro parte por “mentirosa”. Ella denunció los hechos ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Lleida y fue contra-denunciada.

Ahora hace un mes que un funcionario del módulo de mujeres le dijo que sus papeles solicitando el traslado habían sido enviados a Barcelona. El mismo funcionario, le repitió que si quería salir, lo que hacía falta era pagar. Carmen explica como muchas compañeras en su misma situación les ha pasado lomismo…

En estos últimos meses, Carmen no ha parado de luchar por su dignidad y su libertad. El 22 de noviembre se dirige al Síndic de Greuges de Cataluña, solicitando el traslado a la prisión de Zuera (Zaragoza), cerca de su familia. El 24 de noviembre se dirige al Defensor del Pueblo, adjuntando la denuncia y otros documentos. El 12 de diciembre, una nueva carta de Carmen del día 4 informa de que a  raíz de un nuevo parte ha sido sancionada con aislamiento de fin de semana (inicia el 2/12, finaliza el 10/12) y privación de paseos recreativos (inicia el 11/12, finaliza el 25/12) no pudiendo realizar vis a vis familiares durante el mes de diciembre , y teniendo que pasar el día de Navidad sola a la celda.

Queremos señalar que esta situación no es un hecho aislado ni en la prisión de Ponent, aquí en Lleida, ni en el resto de prisiones del Estado Español o de cualquier Estado. Porque las prisiones no obedecen a políticas de reinserción o reeducación sino a las del castigo y el miedo, donde las personas presas son vistas como una mercancía con la cual muchas empresas ganan millones de euros a cambio de la explotación laboral de las presas con sueldos de miseria (constructoras, servicios de catering, lavanderías, servicio textil, etiquetados…). La prisión es un mecanismo que se ha desarrollado en esta sociedad y sistema económico para que cumpla varias funciones: mantener la orden establecido y el desequilibrio económico sin que haya riesgos para los ricos, y abrir la puerta de su negocio tanto a aquellas que, según sus criterios de “justicia”, han incumoplido las leyes (posiblemente para poder sobrevivir), como para aquellas que quieren subvertir el orden a través de la teoría y la acción que utilizan.

Pedimos difusión del caso e implicación al enviarle cartas mostrándole el apoyo de las que estamos fuera y la tenemos presente.

Para escribir a la compañera:
Carmen Badia Lachos
Centre Penitenciari Ponent
C/Victoria Kent, s/n
25071 Lleida
(Teléfono: 973220333)
delete

Una Persona Presa En Huelga De Hambre En La Cárcel De Puerto I Porque No Le Dan La Medicación Psiquiátrica Que Tiene Prescrita

Nos hacemos eco de una carta publicad en el blog de Familias Frente a la Crueldad Carcelaria de un compañero que, además de participar en los ayunos de la propuesta de lucha colectiva, se ha puesto en huelga de hambre en defensa de su salud y dignidad. Otra persona presa a la que le manipulan arbitrariamente la administración de la medicación psiquiátrica que necesita, esta vez en la terrible cárcel de castigo de Puerto I. Si el día 14 de enero, fecha de su carta, llevaba una semana ayunando, hoy ya son 16 días. Protesta también, porque le intervienen y restringen ilegalmente la correspondencia. Ponemos el nombre del compañero y las señas de la cárcel para que le escribamos mostrándole apoyo y también el teléfono y fax de la cárcel, así como los del juzgado de vigilancia penitenciaria correspondiente y un enlace al directorio de la secretaría general carcelera, para dirigirse a la autoridad responsable exigiendo que se respeten los derechos de Óscar.

El Puerto de Santa María, 14 de enero de 2018

Qué tal estás, espero que a la llegada de mi carta os encontréis con la moral por las más altas cumbres del bienestar, y que gocéis de la brisa del sol y del mar, y por supuesto os encontréis 100% de salud…

Yo soy el Óscar Rodríguez González, si va a otro remite es porque tus cartas y la de S me las retienen, por tonterías, Pues no me dice el carcelero: “no se la puedo dar porque la letra viene muy pequeña y no se le puede entregar” jaja… Le digo: “deje de jugar con el correo, es personal y punto”, se llevaron la carta de S, otra tuya, y no se me han dado, díselo a S ¿vale?

Que feliz año nuevo para todos, yo estoy en huelga de hambre, llevo una semana y estoy por coserme la boca, mi medicación no me la dan, me han retirado ropa mía comprada aquí por demandadero y que quieren por cojones que haga un destino y ya se lo he dicho hasta cantando en politono, y se han pasado, no me toman el peso… Les he denunciado pero la médica, Beatriz, una déspota hablando y poniendo medicación a los cuatro niños y los que llevamos tiempo nada. Yo voy a hacer 23 años y la he tomado siempre: traxilium 50, alprazolan y ni los rinotriles que son para los ataques epilépticos. (…) ¡Pero se chinan, cada vez que me ven! Palabra que lo que veo aquí hacía muchísimos años que no lo veía, confidentes, chivatos, conformistas. Mañana les van a dar de comer a las 6 de la tarde y no hablarán, esto es una pasada.

Bueno, espero que os vaya todo lo mejor posible de corazón si tuviese foto os mandaba una y dile a S que le escribí pero no me volvió a escribir, no se si le llegó la carta pero le deseo lo mejor en esta bonita vida. Ya sonreiré, un año me queda, y lucharé cada vez más, nadie me parará el BIC, es el mejor defensa para mi y para todos, el ánimo no me lo van a quitar, me están puteando con partes que los lees y es una burrada, o sea, yo sólo para unos 14 o 16 carceleros y les lesiono, qué pena que no lo puso en el parte, y el Juez de Vigilancia dice cara a cara que lo va a arreglar el tema, u otra cosa promete, dice que lo arreglará, y con todos mis informes tanto psicológicos como psiquiátricos y esperando he estado hasta que me obligan a tomar estas medidas y yo estoy mal físicamente. Y yo familia no tengo. Nunca se han preocupado de mis movidas, ni de verme.

Me queda un año y de verdad que estaré si me necesitarais con vosotros donde estéis y ayudar por tener nuestros derechos y por los malos tratos, por eso no hay ninguna cámara por cualquier pasillo, escaleras, donde te patean sin hacer nada, sólo hablar con propiedad y porque decimos y denunciamos la verdad, ellos se juntan y luego en el juicio no están, que miren el juicio mío el 6 de febrero 2015 y esto pasó 2007-8 (…). Y mi compañero decía que fue quien prendió el chabolo, él, y me acusan ciegamente porque de 4 años…, quedando en coma mi compañero y no estaba la ambulancia, tantos errores consecutivos que quedó en 6 meses. Si fuese como denunciaron les toca condena e indemnización; estaba todo hablado. Una vergüenza… la verdad que estoy quemado, disculpad, pero tantas cosas me han hecho que es inhumano.

Aquí pasan de darme los informes de cada día, del peso, pondrán lo que quieran. Espero coger respuesta y hacerlo público, que vean lo que tengo que hacer por una pastilla que la llevaba tomando casi 23 años, porque les hablo por derecho, y el director les dice “haz esto”, y lo hacen, para todo. Y la comida llevamos tiempo reclamando otra, me la cambian y se llama comida de enfermo, cuando lo dicen los guardias para ponerte en el lado que diga el carcelero: “¡Cómo que enfermo! Comida gástrica o sin sal”. Lo hacen para desprestigiar la autoestima. Bueno espero que te llegue, un abrazo multitudinario y S, feliz año nuevo con cosas que vas a tener para bien, y sonreír a la vida con una sonrisa provocada por la felicidad.

Oscar Rodriguez

Para escribir al compañero:

Óscar Rodríguez González

Centro Penitenciario Puerto I

Ctra. Jerez-Rota, km. 6,4

11500 El Puerto de Santa María (Cádiz)

Para llamar la atención a las autoridades carceleras:

Cárcel de Puerto I: Teléfonos (956 54 92 11;  956 54 91 02;  956 54 92 50); Fax (956 54 90 02)

Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 4 Puerto de Santa María: Teléfonos (956901345; 956901342); Fax (956203774)

Directorio de la SGIP

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 23-I-2018]

delete

Tokata Y Fuga 20-I-2018 Regimen Cerrado, El Infierno Dentro De La Cárcel

El año ha empezado con más de lo mismo: más muertes dentro de prisión (León, Murcia, Melilla, Jaén). Pero ya las familias no se resignan ante lo sucedido y ante la falta de información y humanidad que les brinda Instituciones Penitenciarias. Comentamos todo esto con Silvia de Familias Frente A La Crueldad Carcelaria. Julián Ríos Martín aporta varias claves para entender el regimen cruel, inhumano y de castigo que es el regimen cerrado.

delete

Feliz Reinserción Y Rehabilitación Social 2018

delete

Panfleto De “Familias Frente A La Crueldad Carcelaria” Para Repartir En La Concentración Que Han Convocado El 28 De Diciembre Ante La Sede De La Máxima Autoridad Carcelera

Descargar panfleto para imprimir

¡NI UN MALTRATO, NI UNA MUERTE MÁS EN PRISIÓN!

El 28 DE DICIEMBRE, A LAS 11:00, CONCENTRACIÓN FRENTE A LA

SECRETARÍA GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

(CALLE ALCALÁ, 38-40. MADRID)            

¡POR LA SEGURIDAD, DIGNIDAD Y LIBERTAD DE LAS PERSONAS PRESAS!

Familias Frente a la Crueldad Carcelaria

delete

Ecos Del Acto Informativo Sobre La Muerte De Manuel Jiménez

Copiamos y pegamos del blog de la Coordinadora Antirrepresión de Murcia, toda la información que va en el recuadro gris, sobre el desarrollo de la rueda de prensa convocada en Murcia el pasado 13 de diciembre por la familia de Manuel Fernández Jiménez, para informar y denunciar su muerte en la cárcel de Albocàsser el 22 de octubre. Apoyaron a la familia, además además de la citada coordinadora, cuya aportación a la organización de la convocatoria fue decisiva, las asociaciones Familias Frente a la Crueldad CarcelariaConvivir Sin Racismo y Gitanas Feministas por la Diversidad. Abajo del todo, el audio completo de la rueda de prensa.

La familia y el abogado reiteran que denuncian la falta de información que hasta el momento tienen que soportar, el obscurantismo con el que las instituciones están llevando a cabo este asunto.

Denuncian todo el proceso de principio a fin: la brusquedad con la que reciben la noticia por parte de una persona que ni siquiera se identificó, el envío del cadáver de Manuel por una funeraria con la instrucción de que no se destapara todo el cuerpo; no acompañar ningún documento explicativo y la indicación verbal de que se enterrara.

Se opusieron a estas indicaciones y vieron con estupor que el cuerpo presentaba numerosos signos de violencia y rigidez del cuerpo como si hubiera muerto atado a una silla. Llamaron a la policía para que fueran testigos de lo que estaba sucediendo pero esta se inhibió.

Apreciaron la nariz rota, magulladuras en la frente y dos puntos en la barbilla ¿quizá de un taser?

Contactaron con abogados y exigieron documentación, pero solo les llegó un informe del forense que constataba el suceso como “muerte súbita”  y como descripción externa “cicatrices” y cuatro “fotos negras”. Solicitaron una segunda autopsia que han denegado y se ha enterrado a Manuel perdiéndose así las pruebas.

El abogado informa de que este no es un caso aislado, se presentan muchos y afirma que sorprende la actitud del Ministerio Fiscal, no solamente pasiva en sus “investigaciones”, sino de oposición a las iniciativas de las defensas de las víctima

Según cifras del ministerio del interior de 2016, se han producido 203 casos de muertes en prisión y de ellos 19 han llegado a la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la tortura. De 2001 a 2016, han tenido lugar 3738 muertes bajo custodia y 590 se han reportado a dicha Coordinadora. Parece que son cifras suficientemente altas para que se tomen medidas y que no queden archivadas y los responsables impunes.
Las personas en presidio relatan que son víctimas de humillaciones, malos tratos, que son sedados con barbitúricos para que no molesten e incluso que se los proporcionan “generosamente”, dándose casos de suicidio por sobredosis de los mismos. No denuncian formalmente mientras sufren estas violaciones de DDHH por miedo a represalias.

La representantes de AGFD, denuncian, además, que los gitanos y gitanas en presidio son doblemente víctimas, por la gitanofobia implantada en nuestra sociedad.

Las familias actualmente se están organizando en asociaciones como “Familias ante la crueldad carcelaria” para denunciar y detener esta oleada de muertes sin esclarecer. Es el caso de la familia de Manuel que exige justicia, que se conozcan las circunstancias de su muerte y se delimiten las responsabilidades.

Puedes visualizar parte del acto pinchando en este VÍDEO
Ha salido en las noticias de Onda Regional,  en el informativo de TVE Murcia (del minuto 5:30 al 6:27) y en algún programa de la TV7 como Código 112Murcia Conecta.
Audio completo de la rueda de prensa:

delete

Tokata Y Fuga 9-XII-2017. La Cárcel Sigue Matando

Hablamos con una persona de la familia de Manuel Fernández Jiménez, muerto en la cárcel de Albocàsser en octubre, sobre lo sucedido y sobre la convocatoria que han hecho para el 13 de diciembre de un acto informativo en Murcia. Una compañera de la asociación Familias Frente a la Crueldad Carcelaria nos comenta otra convocatoria de una concentración ante la secretaría general de instituciones penitenciarias, en denuncia y protesta por las muertes en prisión, para el 28 de diciembre. Unos compañeros del grupo Tokata que han ido a hacer una charla a Murcia nos resumen el contenido de la misma: la actualidad de la propuesta de lucha colectiva en vigor y de la situación de lxs presxs en lucha participantes. Leemos algún comunicado de los compañeros.

delete

Tokata Y Fuga 2-XII-2017. El Poder Punitivo Abusa, Destruye Y Mata Y Desde Abajo Tenemos Que Defendernos

Hablamos con una persona de la coordinadora antirrepresión de Murcia de la muerte de Manuel Fernández Jiménez en la cárcel de Albocàsser y del acto informativo convocado por la familia para el 13 de diciembre en cuya organización se ha implicado esa asamblea y también del origen, actividades y planteamientos de la misma. Conversamos también con Silvia sobre el caso de su compañero, José Serrano Benítez, sobre la destructividad del “régimen cerrado” carcelario y sobre las posibilidades que tienen las personas presas, sus familiares y amistades de organizar su autodefensa. Hablamos también de Familias frente a la crueldad carcelaria, alianza reciente en ese sentido de familiares de personas presas.

delete

El 13 De Diciembre, En Murcia, Acto Informativo Convocado Por Su Familia Sobre La Muerte De Manuel Fernández Jiménez En La Cárcel De Albocàsser

familiasfrentealacrueldadcarcelaria.noblogs.org

Más información en Tokata

delete

Homenaje De Algunxs Presxs En Lucha A Un Compañero Asesinado Por La Cárcel

Nos ha llegado con mucho retraso esta carta en homenaje al compañero muerto en aislamiento, después de 18 años en esa situación inhumana y más de 20 de cárcel. El día 13 de octubre, un día antes del verdadero primer aniversario de su muerte, que fue el 14 de octubre de 2016, porque el 14 caía este año en sábado y ese día no salen los escritos, unos cuantos compañeros presos en la cárcel de Puerto I cursaron escritos al congreso de los diputados, defensor de nadie y otras autoridades, recordando la muerte de su compañero de lucha, denunciando las mismos tratos crueles, inhumanos y degradantes que él sufrió y reivindicando lo mismo que él reivindicaba.

Tus compañerxs ni olvidamos ni perdonamos, José Ángel Serrano Benítez

Es raro el día en que unx levanta el boli sin mecanismo, sin ser un autómata, sin dirigirme a estxs que nos oprimen tan cruelmente. Por aquí no olvidamos ni perdonamos tu muerte (tu asesinato), levantaremos la voz y el boli en tu memoria, el 14-X-2017, Francisco (Rubi), Toni, y Patricio (Gofio). Exgimos el esclarecimiento y delimitación de responsabilidades por ti, compañero, amigo. Me consta que Adrián y Peke en Castellón II también lo harán, Adrián me dijo de organizar algo, pero llegó su carta tarde y haremos individualmente lo que podamos. Solo desde esta celda, un grito desgarrado, una pena inmensa al recordarte. Me trae las estrofas de Miguel Hernández a la memoria  mía que es la tuya. Desde Puerto I te las mando allá donde estés, espero que sea más leve que las celdas por las que pasaste. Diecisiete años, primer grado, primera fase.  Estxs asesinxs nos tendrán que escuchar, mal que les joda. Te dejo con Miguel Hernández muerto por tuberculosis en la cárcel. Abandonado como tantxs presxs.

“A las aladas almas de las rosas

del almendro de nata te requiero,

que tenemos que hablar de muchas cosas,

compañero del alma, compañero”

En Puerto I no olvidamos, no perdonamos.

Es difícil levantar el boli sin mecanismo, sin rutina la contrainstitucional que acostumbro; difícil decir algo cuando el silencio te acuna, compañero. No olvido, no perdono, no comprendo, no admito. No somos pocxs lxs que te recordamos. Así que aquellxs que permitieron tu muerte tendrán que escucharnos otra y mil veces mas, lo haremos por tu memoria y por la necesidad de saber, y por la necesidad de que no ocurra más, lo hacemos con el corazón pero también con la rabia. Jose, allá donde estés, amistad y rebeldía contigo y con Silvia, que nadie dude que lo seguiremos haciendo, seguiremos luchando. Ánimo, fuerzas, Silvia.

Salud, rebeldía y amistad a lxs que fuera y dentro lucháis por una sociedad sin jaulas.

¡Fuego a las prisiones!

Toni

delete

Tokata Y Fuga 25-XI-2017. El Régimen Disciplinario De Dentro Y El De Fuera

Hablamos de la muerte de José Serrano Benítez y del archivo de las diligencias judiciales en las que debían investigarse las circunstancias en las que sucedió y las responsabilidades por ello. Entrevistamos a Boro, periodista perseguido penalmente con peticiones fiscales de hasta siete años por informar sobre luchas sociales. Un compañero de Burgos nos da noticias de las sesiones finales del último juicio por la oposición vecinal contra el bulevar en Gamonal en 2017.

delete

José Ángel Serrano Benítez: Denuncian El Archivo Sin Practicar Pruebas Y Pese A Haber Nuevos Datos

José Ángel Serrano apareció muerto en una celda de aislamiento en la prisión de Zuera, Zaragoza, el 14 de octubre de 2016. Su compañera lo había visitado 24 horas antes. El preso social, natural de Bilbo, cumplía aquel día 40 años. Seguía un tratamiento siquiátrico de antiguo. En ese momento padecía una severa infección bucal. Al día siguiente, funcionarios de la prisión le encontraron muerto, desnudo junto a la puerta de su celda.

Los hechos fueron denunciados públicamente por Salhaketa y la compañera sentimental del preso y letrada Silvia Encina el pasado enero. Expuso ya entonces que había circunstancias que rodeaban la muerte que necesitaban ser aclaradas. Ayer compareció de nuevo ante los medios en Gasteiz, acompañada también de representantes de Salhaketa para denunciar que el juez ha decidido archivar el caso “sin practicar toda la prueba admitida” en un procedimiento plagado de “incumplimientos”.

En ese contexto recordó que la primera autopsia solo tomó muestras de analíticas de consumo de tóxicos. Arrojó como resultado parada cardiopulmonar por edema agudo de pulmón, y se realizó “sin consultar el expediente médico”. Ya entonces se les negó el derecho a ver el cuerpo si no firmaban el enterramiento, lo cual impedía una segunda autopsia. «Tuvimos que insistir para personarnos como acusación en el procedimiento, el juzgado siguió negando sistemáticamente todas las pruebas solicitadas», según rememoró Encina.

La Audiencia de Zaragoza autorizó la práctica de una autopsia tres meses después de la muerte y solicitó las declaraciones de funcionarios y médico de guardia que estaban la noche de la muerte con la coletilla “por el momento”, una “triquiñuela procesal” que se ha utilizado, según denunció, para señalar que no se recurrió a tiempo. La familia había pedido ya entonces que declararan las personas presas que estaban en la galería esa noche.

Una «extraña sustancia»

Explicó la letrada que declararon cuatro funcionarios, no todos, y el médico, pero no el que estaba de guardia durante la noche sino el que se incorporó por la mañana. Agregó que las declaraciones no dejan claro por qué el funcionario de guardia no acudió al timbre de auxilio, ya que negaba que hubiera sido pulsado. La familia volvió a solicitar las declaraciones de los presos, la respuesta fue que debieran haber recurrido. Su testimonio es fundamental, porque son las únicas personas que no trabajan para la prisión, según aclaró, y hay cuestiones como el que esa noche no hubiera el preceptivo recuento o el hecho de que el preso estuviese junto a la puerta de la celda, fuera del campo de visión, que arrojan dudas sobre qué pasó y cómo se produjo la petición de auxilio.

Además, la segunda autopsia, seis meses después, realizada según las pautas establecidas en casos de muerte súbita o bajo custodia, reveló que José Ángel murió atragantado por una sustancia extraña que ocupaba el tramo desde la garganta hasta un tercio de la traquea y descartaba el edema agudo de pulmón. Al no haberse ordenado conservar el cuerpo debidamente, el estado que presentaba el cadáver seis meses después condicionó muchos aspectos, entre ellos la verificación de malos tratos. «José Ángel tenía muchísimas cicatrices», reveló Encina.

Con esta información, la familia volvió al juzgado un viernes y el lunes el juez dictó el sobreseimiento y archivo de diligencias “sin haber practicado toda la prueba”, denunció. Según agregó, “toda la prueba se nos ha denegado por providencia en lugar de un auto razonado”.

Nerea Goti

Más información aqui en Tokata

delete

Quien Nada Quiere Aclarar Algo Tiene Que Ocultar

Al dolor incomparable que ocasiona la pérdida de un ser querido los allegados de José Ángel Serrano tuvieron que sumar la zozobra y pesadumbre que rodearon las circunstancias de su fallecimiento, el 14 de octubre de 2016. Preso en Zuera, con 18 años de aislamiento y enfermo, su muerte dejó abiertas muchas interrogantes, algunas de ellas expuestas por su compañera Silvia Encina, que le había visitado 24 horas antes. Se preguntaba entonces por qué, precisamente aquella noche, el interfono de auxilio no funcionó; explicaba que le habían obligado a tomar conjuntamente la medicación de su tratamiento siquiátrico y la de la infección bucal que padecía; y denunciaba que les habían instado a consentir su enterramiento sin el informe preceptivo si querían darle un último adiós.

Demasiadas irregularidades y preguntas sobre las que no se ha arrojado ninguna luz en el año largo transcurrido. Es más, el archivo de la causa sin practicar toda la prueba requerida no hace más que convertir la duda en sospecha y activar las alarmas. Las contradicciones existentes entre las dos autopsias realizadas y la decisión, arbitraria, de no tomar declaración a los presos, únicos testigos sin vinculación profesional con la prisión, son motivo para ello.

Cuando una persona fallece estando bajo custodia de funcionarios públicos debería ser la administración la primera interesada en esclarecer lo ocurrido. Así debería ser si tuviera limpia la conciencia y la certidumbre de haber actuado correctamente. Pero, desgraciadamente, el caso de este vecino de Bilbo no es el único, ni el deceso de José Ángel fue un hecho aislado en su vivencia carcelaria. Al contrario, como dijo entonces su compañera, «lo natural es morir en la situación en la que vivía». Quizá es esa la cruda realidad que algunos no quieren que se conozca. Al año 230 personas mueren en las cárceles españolas, un dato escalofriante que no cambiará mientras se mantenga esa vergonzante omertà sobre lo que ocurre en su interior.

Gara

delete

Tokata Y Fuga 18-XI-2017. Una Familia Maltratada Por La Cárcel

Hablamos con gente del Grup de Suport a Presxs de Lleida sobre su actividad y planteamientos y sobre la marcha de antorchas contra la cárcel de Ponent convocada para este mismo sábado. Enseguida, hablamos con Emilia sobre la muerte de su hijo, Emilio Francisco García Rivera, en la cárcel de Picassent, en marzo de 2017 y sobre cómo se ha visto su familia golpeada por la cárcel. Nos hacemos también eco de las últimas sesiones del juicio contra seis personas acusadas de desórdenes públicos, atentado a la autoridad y daños, por las movilizaciones de 2014 en el barrio De Gamonal de Burgos contra la construcción de un bulevar sin tener en cuenta más que los intereses de los caciques y nunca los del vecindario, ni siquiera su opinión al respecto.

delete

Tokata Y Fuga 11-XI-2017. El Vecindario Se Rebela: Autodefensa Solidaria Frente Al Poder Punitivo

Entrevistamos a Noe y Toñi, hermana y madre de Luis Acedo, muerto el año pasado después de haber sido abandonado, sin diagnóstico ni tratamiento, con un cáncer que terminó matándole, sufriendo terribles dolores, tirado en el patio de la cárcel de Picassent. Los médicos carceleros responsables declararon el lunes en la querella que la familia ha interpuesto contra ellos por lo sucedido. Leemos después algunos comunicados de compañeros presos en lucha. Y conversamos también con un compañero de Burgos que nos cuenta lo que ha ido pasando en las sesiones del último juicio contra habitantes del barrio de Gamonal, por oponerse en 2014 a los planes caciquiles de construir un bulevar desatendiendo los intereses y la voluntad del vecindario.

delete

6 De Noviembre, Juzgados De Picassent (Valencia), Declaraciones En La Querella Presentada Por La Familia Ante El Abandono Médico Y El Trato Cruel, Inhumano Y Degradante Que Sufrió Luis Manuel Acedo Sáenz En La Cárcel Valenciana Durante La Enfermedad Que Le Llevó A La Muerte

Luis Manuel Acedo Sáenz llevaba dos años cumpliendo condena en la cárcel de Picassent. Trabajaba en talleres para mantener a su hijo y hacía deporte, intentando llevar una vida activa y positiva  que le permitiera salir de la cárcel con la mayor integridad posible. Pero un mal día empezó a sentirse demasiado cansado para mantener el ritmo de vida que había decidido adoptar. Poco después, le salieron unos bultos de los que en la enfermería de la cárcel no supieron decirle qué eran ni darle ningún remedio eficaz. Enseguida empezaron los dolores en el abdomen; “me duele por dentro”, decía. Iba a la enfermería todas la semanas, pero el médico carcelero ni sabía lo que tenía ni se dignó enviarle al hospital de la calle para que le hicieran ningún tipo de prueba. Se limitó a dar palos de ciego con diversos analgésicos y antiinflamatorios, que no paliaron ni poco ni mucho ni nada los terribles dolores que estaba sufriendo Luis.

En poco tiempo, debido al dolor y al cansancio, fue bajando el ritmo en el gimnasio hasta que tuvo que dejarlo definitivamente. Pronto tuvo que dejar también el trabajo. Le dieron una baja de cuatro días y, después, sin más, lo echaron al patio definitivamente. Iba perdiendo peso, mientras el dolor se hacía cada día más fuerte y continuo. Y así pasó dos meses, tirado en el patio, bajo la mirada indiferente o despectiva de los responsables, sin diagnóstico ni tratamiento adecuados para el cáncer de páncreas con metástasis en el hígado que padecía. Seguía visitando la enfermería y pidiendo inútilmente ayuda a quienes estaban legalmente obligados a cuidarle. Mandó dos cartas a los responsables rogando por su vida, a las que ellos no hicieron ningún caso.

Cuando, bajo la presión de la madre de Luis, alarmada por el estado en que veía a su hijo, decidieron sacarle al hospital para hacerle las pruebas correspondientes, ya era demasiado tarde. Aún tuvo que aguantar algún tiempo en la situación miserable que hemos descrito, hasta que, una vez fue seguro que no tenía salvación, siguiendo la inhumana política al respecto de la SGIP, decidieron excarcelarle para que muriera fuera. Eso sucedió a mediados de agosto de 2016, después de un corto tratamiento que solamente alcanzó a paliar un poco los terribles dolores, pues ya no se podía hacer nada más. No le habían dejado ninguna otra opción que el abandono, el dolor y la muerte.

El día 6 de noviembre en los juzgados de Picassent (Valencia) va a declarar el subdirector médico de la cárcel de Picassent responsable, por su negligencia, incompetencia e inhumanidad, del sufrimiento de Luis, de su agonía en condiciones miserables y de su pérdida de la oportunidad de intentar por lo menos curarse. También declara un compañero, que, estando preso en el mismo módulo, fue testigo de todo ello. La familia de Luis puso una querella denunciando lo ocurrido que fue admitida a trámite. Ahora hay que verle la cara a ese “médico” carcelero apto para la tortura, pero no para la curación o el cuidado de nadie. Piden a las personas que puedan acercarse a hacerles compañía en la puerta del juzgado, que lo hagan, ya que, después de lo ocurrido, cuesta creer en un mundo humano en lugar de en un mundo donde los torturadores campan a sus anchas, porque es el suyo.

Familias frente a la crueldad carcelaria

delete

Tokata Y Fuga 28-X-2017. Muerte En La Cárcel De Albocàsser: ¿Qué Le Ha Pasado A Manuel?

Hablamos con la familia de Manuel Fernández Jiménez, muerto en la cárcel de Albocàsser, cuyo cadáver, enviado a su familia sin ninguna explicación satisfactoria, presentaba signos evidentes de violencia. Participa también Silvia con quien comentamos la impunidad, negligencia y oscurantismo en medio de los cuales suceden estas cosas en las cárceles del Estado español. Hablamos también del caso de su compañero, José Serrano Benítez, muerto el año pasado en la cárcel de Zuera, y de la plataforma Familias frente a la crueldad carcelaria que está impulsando un grupo de familiares de personas muertas en prisión.

delete

El Cuerpo De Un Preso Muerto En La Cárcel De Albocàsser Presenta Signos Evidentes De Haber Sido Maltratado, Mientras La Administración Carcelera Se Niega A Informar A La Familia De Las Circunstancias De Su Muerte

Manuel Fernández Jiménez, estaba cumpliendo condena en primer grado en la cárcel de Villena (Alicante II). Tuvo un problema con otro preso al que había prestado una tele y no se la quería devolver, y se pelearon. La madre de Manuel habló con el director de la cárcel y le pidió que trasladaran su hijo a otro módulo para evitar más enfrentamientos. El director le dijo que no podía hacer nada, que se arreglaran entre ellos. Se volvieron a pelear y, como castigo, trasladaron a Manuel a la cárcel de Albocàsser (Castellón II), en aislamiento. Él había estado ya en esa cárcel, quejándose a su familia de que le pegaban los carceleros.

A los diez o doce días, llamaron por teléfono a su madre, diciéndole que Manuel había fallecido el domingo, 22 de octubre, a la una de la madrugada, que el chaval había faltado al recuento y que habían ido a la celda que ocupaba y lo habían encontrado muerto. No le dieron ninguna otra información más que el teléfono de la funeraria. La madre habló con algún empleado de la misma que le preguntó si quería que trasladaran el cuerpo de Manuel a Murcia y ella le dijo que sí. Al principio, le dijeron que no sabían cuándo iba a llegar, pero a última hora avisaron de que ya estaba en camino y llegó a Murcia por la tarde, a las 18:30.

Cuando llegó el cuerpo, los empleados de la funeraria no les querían dejar verlo. Después de insistir, consintieron en que lo vieran los padres, pero sólo ellos. Estaba tapado hasta el cuello, de manera que sólo se le veía la cara. Pero pudieron ver que tenía  heridas en ella y marcas de dientes en la frente. Exigieron que lo destaparan y pudieron ver que tenía lesiones y cardenales por todo el cuerpo: marcas en la barbilla que alguien cercano identificó como muy parecidas a las que deja un “taser” (aparato para aplicar descargas eléctricas); marcas de esposas y ataduras en muñecas y brazos, y también en los tobillos; tenia los dedos amoratados y algunas uñas rotas, como si hubiera estado forcejeando para defenderse; el pecho lleno de heridas y cardenales; marcas en el cuello… Hicieron fotos de todo y llamaron a la policía nacional para que vieran aquello. Vinieron cuatro agentes, pero se negaron a mirar siquiera el cuerpo, diciendo que no era cosa suya al haberse producido la muerte en Castellón.

Los empleados de la funeraria no trajeron ningún papel, ni certificado de defunción, ni informe de la autopsia, ni nada. Les tuvieron que exigir algún documento que certificara la situación, a través de una abogada, ya que se negaban a entregarlo, y les dieron un acta de enterramiento. Fueron con la abogada al juzgado de guardia con ese papel, allí lo denunciaron todo y pidieron una segunda autopsia. Nombraron una procuradora para pedir los documentos en el juzgado de instrucción nº 4 de Castellón, que lleva el caso. Llegó un papel que solamente decía que autorizaban a enterrar el cuerpo y que había muerto en Albocàsser de “muerte súbita a estudio”. Tuvieron que oponerse a la orden del juzgado de Castellón para evitar que enterraran el cuerpo sin tener en cuenta los signos evidentes de violencia que presentaba.

La familia se encuentra consternada e indignada por todo lo sucedido. No sólo les han entregado muerto a un muchacho de 28 años recién cumplidos que unos días antes rebosaba salud; les han comunicado la muerte con verdadera brutalidad; se han resistido en todo momento a facilitarles la menor información sobre lo sucedido: llamaran a quien llamaran, todos les daban largas, con burocrática prepotencia y sin ningún respeto por su dolor y ansiedad; cuando ven el cuerpo lo encuentran lleno de huellas de haber sufrido malos tratos; aún no saben nada de los resultados de la primera autopsia… Creen que ha muerto violentamente, a manos de los carceleros, ya que él estaba en aislamiento y no tenía contacto con nadie más. Piensan ir hasta el fondo del asunto y ya han presentado denuncia en el juzgado de guardia de Murcia, aportando las fotos de las lesiones que presentaba el cuerpo y exigiendo una segunda autopsia. Su abogada les ha comunicado que esta petición ha sido denegada, en espera de que se conozcan los resultados de la primera autopsia realizada supuestamente en Castellón. Temen que al demorarse tanto la intervención médica, ya no se pueda averiguar lo que ha pasado a través de ella, e incluso que el juzgado ordene antes que el cadáver sea incinerado.

Fuente: familiasfrentealacrueldadcarcelaria.noblogs.org

delete

Tokata Y Fuga 7-X-2017. Familias Frente A La Crueldad Carcelaria

Emitimos un programa grabado que incluye muchos fragmentos de los testimonios e intervenciones dirigidas al resto de asistentes de varias de las personas participantes en la concentración ante la cárcel de Albocàsser el sábado anterior, 30 de septiembre, en conmemoración de la muerte en esa prisión, justo un año antes de Daniel Sánchez Molina y en protesta por la violencia, abandono médico y otros tratos crueles y degradantes que sufren las personas presas en las cárceles del Estado español.

delete

Lo Que Décadas De Aislamiento Hacen Al Cuerpo Y A La Mente

El siguiente relato fue escrito el año pasado por Roger Uvalle, que ha estado en confinamiento solitario en Texas por más de dos décadas. Dice que ha pasado la mayor parte de su vida desde los nueve años en “algún tipo de institución”, y que ha estado en prisiones para adultos desde que era adolescente. Actualmente está cumpliendo una sentencia de 40 años por robo agravado.

Uvalle escribe que no ha recibido ningún tratamiento para su enfermedad mental desde que entró en aislamiento, y su salud mental, física y social se han deteriorado. Él dice que su ansiedad social ha empeorado hasta el punto de que él lucha con casi cualquier interacción cara a cara, y se preocupa por cómo se reajustará a la sociedad cuando sea puesto en libertad a la edad de 58 años. Uvalle solía expresarse a través del arte pero sufre de artritis después de años de sentarse en el suelo, usando su litera como una mesa.

Las reformas al aislamiento recientemente anunciadas en Texas no afectarán a Uvalle, ni a ninguna de las casi 4.000 otras personas consideradas “amenazas de seguridad” por parte del personal penitenciario y mantenidas en Segregación Administrativa. Uvalle está actualmente encarcelado en Gib Lewis Unit en Woodville, Texas. Él da la bienvenida a las cartas.  

Para escribir al compañero:

Roger Uvalle 625717 

G. Lewis Hs

777 FM 3497

Woodville, TX 75990 – Katie Rose Quandt. U.S.A.

 

Actualmente estoy en confinamiento solitario y he estado así los últimos 22 años. También soy una persona mentalmente enferma a la que se me ha negado el tratamiento durante todo el tiempo que estuve en confinamiento solitario.

Estaba bajo tratamiento antes de encerrarme en aislamiento. Hasta este día, no sé por qué me quitaron el tratamiento y las restricciones de MHMR. Mi enfermedad no es curable y ha empeorado a lo largo de los años. Varias veces he intentado recibir tratamiento pero me lo han negado o ignorado. Incluso he pedido a médicos y consejeros que revisen mis registros médicos para ver mis tratamientos y registros de salud mental. Me dicen que no hay registro de mis tratamientos o diagnóstico. Eso es muy extraño porque estaba bajo tratamiento durante 4-5 años antes de que estuviera encerrado en régimen de aislamiento. Eso son gran cantidad de expedientes a perder. Yo estuve incluso en dos hospitales estatales diferentes en el mundo libre que deberían tener registros de mi diagnóstico, y en la cárcel del condado.

Todo este tiempo he estado lidiando con mi enfermedad por mi cuenta. Los médicos han descrito mi enfermedad como paranoia, esquizofrenia, depresión maníaca y desequilibrio químico. Tengo 43 años y no seré puesto en libertad hasta el 2031. Incluso si fuera liberado ahora, no sería capaz de funcionar bien, socializar, o llevar a cabo las responsabilidades en una relación como marido, padre , y una familia – mucho menos si salgo a la edad de 58 años.

Mis posibilidades de evitar que mi enfermedad empeore han pasado porque no he recibido tratamiento a lo largo de estos años en régimen de aislamiento. Y envejeciendo, mi cerebro comienza a deteriorarse y me hace vulnerable a otras enfermedades que las personas mayores experimentan con más frecuencia.

En este momento soy antisocial, siempre lo he sido; y cuando socializo es muy incómodo para los dos. Estar cerca de la gente me causa ataques de pánico, ataques de paranoia, como algún tipo de fobia. Siempre he tenido ese problema, pero está en su peor momento.

Cuando me pusieron en un autobús de conducción el año pasado con otras 60 personas, me parecía un fantasma. La gente me preguntaba si estaba bien porque estaba pálido como un fantasma y estaba temblando. No podía hablar ni nada, estaba como en un estado de shock hasta que me pusieron en una celda. Sólo entonces me sentí aliviado.

Sé que terminaría en un hospital estatal tan pronto como saliera de este lugar para ayudarme a adaptarme a mi nuevo entorno y seguir dándome tratamiento.

Realmente no puedo predecir cuánto tiempo viviré después de que salga considerando mi salud física, cómo mi cuerpo se está deteriorando debido a estar en solitario por tanto tiempo. Ha afectado mucho a mi cuerpo. Durante los últimos cinco años, se nos ha permitido ir a acrividades recreativas tres veces al mes en promedio, debido a la falta de oficiales y muchos cierres.

Experimento dolores de espalda extremos, dolores de cintura, dolores de rodilla, dolores de cuello y hombro sobre una base regular – probablemente acumulación de calcio donde la artritis crónica se está acumulando. Nunca he tenido un trabajo de trabajo pesado o algo así para tener estos dolores y dolores, por lo que tiene que ser de estar encerrado en aislamiento por tanto tiempo. Hice 17,5 años en una celda del aislamiento penitenciario donde no había ni una mesa ni asiento, así que tuve que usar la litera inferior como una mesa y el piso como un asiento. Después de los primeros dos años como ese, empecé a experimentar la cintura y dolores de espalda, y dolores de rodilla. Yo sólo tenía 27 años en ese momento.

A lo largo de los años, los dolores fueron más frecuentes y peores. Esa es una de las razones por las que dejé la expresión artística, no pude soportar el dolor de sentarme en el piso durante horas de pintura y dibujo, así que dejé de fumar. Estoy tratando de empezar a hacer arte de nuevo, pero no puedo concentrarme o encontrar una mano firme debido a la frialdad en esta nueva unidad en la que estoy. Tiene un asiento y una mesa. He estado tratando de usar eso como motivación para empezar a dibujar, pero no ha funcionado.

Ha sido un poco más de un año desde que llegué a esta unidad, y esto es lo más que he escrito desde que llegué aquí. Normalmente mis cartas son muy cortas y breves. No soy un buen escritor. Aprendí a escribir en solitario porque algunas amigas que también estaban encerradas me escribían. Pero cuando se aprobó una ley que no podíamos escribir a otros presos, dejé de escribir hasta que escribí un montón de demandas en los tribunales federales sobre algunos guardias jugando conmigo y queriendo matarme. Yo presenté unos diez pleitos diferentes. Por supuesto que los perdí todos y me quedé con una factura de $ 1,000.

Así aprendí a escribir. Parece que es el único tipo de socialización que puedo hacer. Es extremadamente difícil socializar con la gente delante de mí o de una multitud, lo cual creo que será un desafío cuando salga. Sólo rezo para que pueda adaptarme a eso antes de salir para hacer la transición mejor.

Fuente: solitarywatch.com