[Argentina] Mujeres Presas En Lucha: 26 Personas En Huelga De Hambre En La «Unidad Penitenciaria 33» De Los Hornos En Buenos Aires

nin

La pacífica medida de no ingerir alimentos sólidos como protesta frente a la arbitrariedad y la represión, se inició el martes 12 en horas de la tarde. Ese día, tras una pelea entre dos chicas, que los penitenciarios debieron evitar, en la Unidad 33 de Los Hornos, todo el Pabellón 4 fue sancionado con una medida cautelar. La sanción implica que las cautivas están “engomadas”, en una celda de dos por dos metros, durante 23 horas y 40 minutos por día, solo tienen 20 minutos para hablar por teléfono y bañarse. De ese modo, a todas les impiden asistir a las actividades educativas: primaria y secundaria, talleres, cursos, y ninguna recibe atención médica. Solo entra al P4 una enfermera que toma lista y se va. Hasta el momento, ningún directivo de la unidad penal se hizo presente para notificarse de la huelga y trasmitirlo a cada juzgado, como marcan los protocolos.

Cómo se recordará, en 2013 La Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires realizó una denuncia por la situación que se vive en la Unidad 33 de Los Hornos, donde “dos mujeres embarazadas fueron víctimas de una feroz represión con golpizas y gas pimienta por parte de 13 penitenciarios varones. Además de esta situación hay falta de atención médica, torturas, malos tratos, aislamiento y castigos”. (Ampliaremos).

Agencia para la libertad

NIÑAS, NIÑOS Y MUJERES PRESAS DE LA U33

A 38 años del inicio de la dictadura cívico-militar, nosotras denunciamos que en la “Democracia de los DD.HH.”, los poderes del Estado matan impunemente, desaparecen, torturan y violan seres humanos, niñas y niños, personas discapacitadas o enfermas crónicas, embarazadas, mujeres pobres, madres solas, ancianos, hombres de esta Argentina. Existe complicidad institucional del poder político, el legislativo y el judicial para que todas las formas visibles, invisibilizadas o naturalizadas de Violencia, Tortura, Desaparición y Muerte contra la vida de las personas continúen siendo el arma de los que negocian lucrando con sufrimiento humano, de los que por un cargo, un puestito o privilegios entregan Constituciones Nacionales, el Libro NUNCA MÁS o los Evangelios. Estamos unidas a todas y todos los que resisten y se organizan por la DIGNIDAD DE LA VIDA Y LA DEFENSA INTEGRAL DE CADA UNO DE LOS DERECHOS HUMANOS.

LUCHAMOS :

– Para que ningún niño sea desaparecido, violado en la integridad de sus derechos, violentado institucional y sistemáticamente en las cárceles de este país.

– Para que ninguna mujer ni madre con hijos hasta 18 años sea doblemente discriminada, violentada, alienada, corrompida y abandonada por quienes desde el Estado deben garantizar el pleno ejercicio de cada uno de sus derechos, su integridad y seguridad. ¡¡¡Basta de doble tortura por ser mujer y por ser pobre!!!

– Los derechos no son beneficios. Luchamos para que el Estado: el poder judicial, el poder político prioricen el cumplimiento de las Convenciones, Pactos y leyes que protegen especialmente a mujeres y niños.

– Para que sea tratado con carácter de emergencia humanitaria el encarcelamiento de madres, embarazadas, discapacitadas o enfermas crónicas por el poder legislativo, democratizando el debate hacia las familias y la sociedad.

– Por la inmediata desburocratización de los procesos abiertos, el respeto al Debido Proceso. Basta de encarcelamiento “cautelar” y sujeto al criterio arbitrario y corporativo de los jueces.

– Por el respeto a las limitaciones y alternativas al encierro. ¡Ninguna embarazada en cárceles!!

– Por fuentes de trabajo reales y concretas con salarios y condiciones dignos.

– Por el pleno acceso a la educación y a la salud, con el compromiso de las organizaciones sociales, políticas y sindicales y del Estado en el proceso de inclusión social.

QUE SE TRATE EL CASO DE CADA MUJER Y CADA UNO DE SUS HIJOS EN FORMA PARTICULAR, CON INTERVENCIÓN DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y SINDICALES.

Red Niñez Encarcelada en Argentina

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *