Portugal: Violenta Agresión De Carceleros A Un Preso [Video]

El diario portugués Público divulgó este video en el que se ve como agentes del Grupo de Intervenção de Segurança Prisional (GISP), una especie de carceleros antidisturbios, agreden violentamente a un preso de la cárcel de Paços de Ferreira (Portugal).

La agresión por parte de elementos del Grupo de Intervenção de Segurança Prisional (GISP) sucede  en la cárcel de Paços de Ferreira en Septiembre de 2010 y llega a conocimiento público a través de un video divulgado por el periódico Público, envíado también al director general de Servicios Penitenciarios,  al Ministerio Público (fiscalía) y al ministro de Justicia.

Esta denuncia dio origen a la apertura de dos procesos de investigación por parte del Servicio de Auditoría e Inspección de la DGSP y de la Inspección General de Servicios de Justicia.

El video contiene impactantes imágenes de la intervención de seis elementos del GSIP,  aquipados con escudos, cascos, porras y armas taser. Los miembros de esta fuerza, creada especialmente para controlar motines en las prisiones, fueron llamados, según explicó  a Público la DGSP, para resolver una situación  provocada “por el hecho de que un  recluso, intencionadamente, había ensuciado totalmente con  excrementos  la celda donde estaba encerrado, su cuerpo y su ropa personal, de tal modo que los restantes reclusos alojados en el sector habían iniciando  una huelga de hambre y otras protestas para no soportar la situación que estaba poniendo en peligro su salud y la de los funcionarios».

La DGSP alega que «la utilización de medios coercitivos en los servicios penitenciarios está prevista en el  Código de Ejecución de Penas y dispone de un reglamento propio», y adelanta  que «el proceso que ahora se inicia tiene por objeto, entre otros asuntos, determinar las circunstancias  y la adecuación de la intervención sobre el terreno» .

Enn el video divulgado, un preso es agredido, estando esposado,  con una arma taser, que emite descargas eléctricas. Después, totalmente maniatado, el hombre es sometido a diversas humillaciones. Uno de los  miembros del GISP amenaza: si no te comportas como un ser humano, «vas a ser  ser altamente violentado».

Armas Taser suministradas por la empresa Milícia

La utilización de las pistolas taser, que emiten una descarga de 50.000 voltios ejerciendo una acción paralizante sobre el sistema nervioso central de la víctima, ha sido cuestionada en todo el mundo. Según Amnistia Internacional, de 2001 a 2007, murieron 290 personas después de haber sido atacadas por agentes armados con pistolas taser. La ONU ya recomendó al Estado portugués que dejara de usar las pistolas recientemente adquiridas.

Este equipamiento es suministrado al gobierno portugués por António Amaro, de la empresa Milícia, que, según Visão, estuvo implicada en el reclutamiento de exmilitares y expolícias portugueses como mercenarios para actuar en Iraqu. António Amaro es también el representante en Portugal de Blackwater, la mayor empresa de mercenarios contratada por el Pentágono.

esquerda.net.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *