Un Preso Con SIDA Y En Situación Crítica En Fontcalent Sin Medicación Por Ser Muy Cara

[ A+ ] /[ A- ]

Al margen de las flagrantes carencias en medios materiales con las que la Fiscalía convive a diario y la falta de soluciones, el Ministerio Público de Alicante recala en su memoria anual en un episodio que tiene como protagonista a un preso con Sida que cumplía condena en el centro penitenciario de Foncalent.

Un supuesto “llamativo” que la Fiscalía no ha pasado por alto y que recoge en un documento que es la radiografía de 2012 y que demuestra, un año más, que las cosas cambian muy poco o nada.

El interno, que además padece cirrosis, solicitó tratamiento médico para su enfermedad y se encontró con una pugna administrativa: la que mantuvo durante meses el Gobierno autonómico con el central. El tratamiento ascendía a 30.000 euros y nadie quería hacerse cargo de esa suma. Mientras tanto, el reo estuvo sin medicación y muy enfermo.

El fármaco (telaprevir), de elevado coste y disponible en la sanidad ordinaria para los pacientes que cumplan los criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad, era demasiado. O al menos así se traduce de la lucha entre las administraciones.

La Generalitat Valenciana señaló que no asumiría la prestación por ser de dispensación ambulatoria y ser de cargo del Ministerio del Interior. Y dejó la pelota en el tejado de Instituciones Penitenciarias. La situación del paciente era crítica, tal como señalan en la memoria los dos fiscales de Vigilancia Penitenciaria Enrique Terrachet y Pablo Gómez Escolar.

Los servicios médicos del centro penitenciario y forense se unieron a la petición. “Nuestro informe fue favorable a la estimación de la queja, fundado en los artículos. 3.4 LOGP y 4.2 a) RP (deber de la Administración Penitenciaria de velar por la vida y salud de los internos), no estando excluidos del ámbiro que garantiza a todos los internos una atención médico-sanitaria equivalente a la dispensada al conjunto de la población, así como el derecho a la prestación farmacéutica y complementarias”.

Este informe fue asumido por el juzgado, que estimó la queja, obligando a facilitar el tratamiento demandado por el paciente. Finalmente, el interno fue trasladado a la cárcel madrileña de Soto del Real desde donde, según precisaron las mismas fuentes, fue ingresado en un hospital que “goza de algún convenio” con la Administración.

Módulo de mujeres

La Memoria Anual, asimismo, también dedica un apartado extenso a escenfificar la “caótica” situación que se vive en el módulo de mujeres del Psiquiátrico Penitenciario de Foncalent, donde unas internas conviven con otras aunque sus patologías sean distintas. Se trata del único psiquiátrico penitenciario de España con Módulos para mujeres, ya que el de Sevilla y la Unidad de discapacitados intelectuales de Segovia no tienen áreas de féminas. “No están clasificadas y eso dificulta el trabajo. Conviven internas que, por edad y deterioro físico, son dependientes, con otras que por su enfermedad y personalidad son de carácter agresivo y violento, así como enfermas con deficiencia mental, trastornos por consumo de drogas o alcohol con las alteraciones que ello supone para el adecuado funcionamiento del módulo”, plasma la Fiscalía.

Por último, el Ministerio Público también llama la atención sobre la insuficiencia en los programas de rehabilitación.

Fuente

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *