Represalias Contra La Gente de Origen Árabe “En Bloque” Por Los Sucesos De La Semana Pasada En La Cárcel Racista De Zapadores (Valencia)

[ A+ ] /[ A- ]

“Nos preocupa mucho que se esté haciendo un tratamiento en bloque a todas las personas de Zapadores que entren en un perfil”, explica Ana Fornés, portavoz de la campaña Cies No en Valencia.

La madrugada del pasado lunes, vecinos del barrio alertaron a las organizaciones civiles ante los disparos que se oían dentro del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores.

Una unidad de policía antidisturbios entró en el recinto y, según afirman desde Delegación de Gobierno, dispararon salvas y cargas de proyección sin proyectil para “intimidar” frente un supuesto motín protagonizado por algunos internos de origen árabe.

Los vecinos y miembros de Cies No que acudieron al barrio de Monteolivete, donde se encuentra el centro, señalan los gritos de dolor que oyeron mientras veían cómo los policías bajaron a varias personas que se habían accedido al tejado del edificio.

Al día siguiente, desde Cies No acudieron a Zapadores para intentar hablar con los internos y reconstruir los hechos de la anterior noche, pero el personal de Zapadores les afirmó que “no había ningún árabe en el centro”.

Desde Delegación de Gobierno desmintieron que se hubiera trasladado a los internos argelinos y marroquíes, y afirmaron que habían pasado a disposición policial. Sin embargo, desde la organización Cies No denuncian que, a pesar de que hay un auto del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria que les permite entrar en el recinto, tras los hechos “no nos han dejado pasar”. “Nos está costando mucho hacer una reconstrucción de los hechos, no podemos tener acceso”, señala Fornés.

A la plataforma le preocupa especialmente que la policía esté aplicando la misma respuesta a todo un grupo por su origen más que por la implicación en los hechos del pasado lunes.

“La policía dijo ante los medios que se trasladó a todas las personas de origen árabe. En el caso de que sea así, esto podría ser un acto xenófobo, ya que se les está tratando por su origen, no por lo que hicieran esa madrugada”, explica Fornés a Diagonal.

La policía cifra en 56 los internos que habían participado en el supuesto motín, pero, según apuntan desde Cies No, “no todos participaron de la misma manera”.

Fornés explica que “una de las cosas que no tenemos claro es si han pasado todas a disposición judicial o no, y también nos preocupa que ayer anunciaran en prensa que iban a expulsar a seis personas. Creemos que es una medida errónea, deberían paralizar las deportaciones hasta que haya una reconstrucción de los hechos”.

Entre las 56 personas que la policía apunta como participantes en el supuesto motín y contra los que las organizaciones civiles temen que se tomen represalias hay varias en situación vulnerable, como dos menores de edad y un hombre con problemas graves de salud.

Periódico Diagonal

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *