Poema Popular Carcelario

[ A+ ] /[ A- ]

No somos ladrones por naturaleza
no somos delincuentes por haber nacido de mala entraña.
Somos producto de una sociedad
que nos ha negado un ambiente social y armonioso,
que nos ha negado el estudio y el trabajo.

Desde pequeños hemos conocido el hambre y los palos
y también desde entonces hemos olvidado,
si es que alguien, alguna vez, nos lo enseñó con amor
qué es lo que está bien y qué es lo que está mal.

Habíamos aprendido que existen grandes coches,
buena comida, salas de fiesta –para otros−.
Débiles, nos habíamos dejado ganar
por el egoísmo personal
y por la vía más fácil para satisfacernos.

Pero la cárcel por un lado
y la lucha del pueblo por la libertad, por otro,
nos está enseñando grandes cosas.

Tampoco nosotros queremos que se nos maltrate
que se nos aisle del pueblo
ni que se nos condene a penas monstruosas.
También nosotros queremos una vida digna
una posibilidad de ser considerados seres humanos.

Pero para ello es preciso que no se nos margine
es preciso que se nos ayude
y sobre todo que desaparezcan
las causas sociales que generan delincuencia,
que la fomentan y después la castigan.                                                     

(Recogido verbalmente en tiempos de la COPEL de un preso internado en el Psiquiátrico Penitenciario de Carabanchel desde hacía varios meses, que tuvo varios intentos de suicidio).

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.