Palabras Del Compañero Felipe Guerra (Preso Anarquista Chileno) Ante La Muerte De 81 Personas Presas Quemadas En Un Incendio En La Cárcel De San Miguel

Ante la masacre en el centro de exterminio de San Miguel: la impunidad de su justicia y el terrorismo del sistema carcelario se dejó ver en una nueva matanza de oprimidos, esta vez en el centro de exterminio de San Miguel. Tras iniciarse un incendio los reclusos llaman a los carceleros que solo responden con burlas, luego desde el interior del penal mediante teléfonos celulares ingresados clandestinamente los presos deciden llamar directamente a bomberos quienes al acudir a la prisión son restringidos por los carceleros que esperan la llegada de antimotines para recién dejar que bomberos apague el siniestro, al evacuar los presos sobrevivientes son apaleados sistemáticamente por antimotines, todos coinciden que es e tiempo fue clave para la propagación del fuego. Sobre el inicio del fuego los carceleros hablan de una pelea entre los reos, mientras que desde celulares algunos presos hablan de corto circuito. Finalmente sera el fiscal Alejandro Peña quien llevara la investigación para acrecentar aún mas su currículum.

Los voceros del poder prometen mejorar estas macabras construcciones, balbucean de construir mas y mas cárceles, con la evidente rentabilidad que producen las prisiones concecionadas (la locura mercantil en su máxima expresión: ganar dinero a costa del encierro) hablan de la necesidad de aumentar el numero de carceleros, la respuesta sigue siendo mayor represión contra quienes transgreden el orden de los ricos.

81 personas han muerto producto de la venganza del estado y una sociedad deseosa de castigo. Miren los cuerpos calcinados, escuchen el listado de nombres, sepan la vida truncada de jóvenes de 20 años, ahóguense con todas las lágrimas de las familias. Estos son los resultados de la «guerra contra la delincuencia» que los poderosos han desatado, el miedo, la inseguridad y la paranoia social, estas son las muertes que tanto desean todos los realitys policiales, los periodistas que hablan continuamente de endurecer las penas de presidio, los jueces que entregan años y años tras la rejas, los buenos ciudadanos que desean la muerte de quienes trasgreden las leyes que se enfurecen con la «puerta giratoria», o «los beneficios a delincuentes» todo esto es su responsabilidad, aunque infructuosamente traten de hacerse los desentendidos, sientan el olor de la carne quemada, vean los cuerpos apilados, escuchen los ensordecedores gritos de aquellos que se quemaban vivos tras los barrotes, enloquezcan con los gritos de los familiares, este es su mundo de látigos y encierro que quieren construir, su forma de controlar los campos de concentración de ayer son las cárceles de hoy, y se justifica todo tipo de tortura y denigración bajo el temor y la complice indiferencia de una sociedad enloquecida en su autonomía y deseo de oprimir.

PORQUE QUIEREN HACER DEL MUNDO UNA CÁRCEL
NUESTRA LUCHA NO DEJARA NINGUNA CÁRCEL EN SU MUNDO
NO OLVIDEMOS NUNCA QUE TODA MUERTE EN PRISIÓN ES UN CRIMEN DEL ESTADO
FUERZA Y SALUD A LAS FAMILIAS QUE VIVEN ESTOS DUROS MOMENTOS,
A NO CONFIAR NUNCA EN GENDARMERÍA.
8 DE DICIEMBRE 2010 UN AMARGO DÍA
UN MINUTO DE SILENCIO EN LA SECCIÓN DE MÁXIMA SEGURIDAD
UN MILLÓN DE GRITOS REBELDES CONTRA EL TORTUOSO ENCIERRO
Y SUS NEFASTAS CONSECUENCIAS.

Felipe Guerra. Preso Político Antiautoritario.

Fuente

Más información

.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *