Miguel Montes Neiro: «He visto pasar mi vida sin vivirla»

Hace unas semanas una nueva pena, esta vez de seis meses, incrementó su lista de condenas. Si nada ni nadie lo impide, estará en prisión hasta 2021. A pesar de llevar 35 años entre rejas y de que le quedan diez más, asegura que no dejará de luchar por su libertad.

El preso común más antiguo de España, Miguel Montes, lamenta que su vida ha sido un sinsentido y que la ha perdido. Lleva 35 años en la cárcel y, de momento, le quedan diez más. Ha denunciado en reiteradas ocasiones su situación, y se sincera por carta con La Opinión de Málaga, respondiendo a una entrevista por correspondencia. Lo hace a mano porque dice que el correo es el único medio para enviarla. «Internet tendrán Roca y cuatro como él».

Lleva 35 años en prisión y ha recorrido toda la geografía española yendo a diferentes prisiones del país. ¿Cómo definiría el sistema penitenciario español? ¿Qué diferencias ha encontrado entre unas cárceles y otras?

No conozco otro sistema penitenciario, pero este es un organismo que deja abandonado a todo el que no se brinda a sus demenciales normas, donde a la familia no la respetan y donde nadie se atreve a denunciar los abusos. Aquí son intocables, nunca prospera una denuncia, todo lo archiva la Ley, así que lo defino sin matices: muy mal. Las prisiones cambian poco de unas a otras, en algunas por cualquier cosa te abofetean la cara, en otras, te hacen trampas en la condena, o sea, que cambian poco.

Su historia es de sobra conocida por todos dado los significativo de su caso. ¿Cuántas promesas le han hecho y qué siente respecto a ellas?

Promesas me hicieron muchas, ninguna cumplida. Todo se basa en el dinero, si tienes mucho te atiende todo el mundo bien, pero si careces de medios, el abandono llega pronto, así que cuando alguien juega con tu vida, con tu dinero, con tu familia, sólo quedan ganas de escupirles en la cara.

¿Considera que su caso es un error del sistema, de la legislación?

Mi caso no es un error, es un abuso de autoridad al mandar informaciones falsas, al hacerme las reformas un juez que desconoce mis causas cuando la Transitoria 3ª del Código Penal dice que cada juez debe hacerme la reforma o el último juez que me haya condenado. A mi me hizo la reforma el primer juez que me condendó porque la prisión de Granada así se lo propuso, y lo hizo mal, muy mal.

Usted ha tenido dos hijas estando encarcelado. ¿Cómo se afronta la paternidad estando en prisión?

He tenido dos hijas estando preso y aquí la paternidad solo tiene un nombre: 90 minutos al mes, es muy doloroso para un padre e imagine para las hijas sin un padre toda su vida.

¿Cuáles son los momentos de su vida que cree ha perdido y no recuperará por estar en la cárcel? Los que más siente haberse perdido.

Los momentos que perdí y más siento son muchas cosas. Como no estar en la infancia de mis hijas, no haber estado junto a mis padres cuando me necesitaron… He estado toda mi vida viéndola pasar sin poder vivirla. No me río desde hace muchos años.

Su familia, empezando por su madre y por su hermana y terminando en sus hijas, le ha apoyado siempre. ¿Nunca le han reprochado sus delitos o fugas?

Mi familia me ha apoyado siempre y lo sigue haciendo. Pero sí me reprochan que me fugue o que cometa delitos. ¿Cómo no? Con ello me aparto de ellos.

La mayoría de penas por las que usted ha sido condenado han sido delitos menores pero que se han sumado a fugas, por lo que han aumentado los años en prisión. Si pudiera retroceder en el tiempo…¿evitaría esas fugas?

Si pudiera retroceder en el tiempo no sólo evitaría las fugas, evitaría toda la basura que me rodeó en mi vida.

Su hermana Encarnación dice que una «mano negra» está detrás de su mala suerte y de sus problemas. ¿Quién cree que podría querer hacerle daño?

Creo que hay muchas personas que quieren hacerme daño, como directivos como Manuel Madrid o Miguel Ángel de la Cruz, y un montón más que desconozco sus nombres, y tampoco me interesa saberlo… pero ahí están los expedientes.

¿Qué delitos reconoce que ha cometido?

Le diré los delitos que no cometí y me condenaron. Jamás deserté de la mili, nunca compré joyas, o sea, receptación. Tampoco robé en una joyería de Córdoba. Todo esto se puede demostrar, sólo que nadie se molesta en hacerlo.

¿Cuántos abogados ha tenido? ¿Qué le han dicho sus defensores durante todos estos años?

Abogados he tenido muchos. El peor, Rodríguez Menéndez. Algunos me pidieron sumas millonarias por sacar a la luz la verdad. Otro, me dijo que sabía que quien me hizo la reforma me la hizo mal, pero que había sido su maestro y por menos de tres millones no se ponía en su contra, ya que después de aquello no ganaría ningún juicio… y así uno tras otro. Ahora tengo a Félix, que no está cobrando un euro y está trabajando. Ojalá no se aburra, pues trabajar sin cobrar lo hacen muy pocos.

¿Cómo podría definir el día a día en la cárcel? ¿Qué tipo de personas se ha encontrado durante estos años allí? ¿Qué le dice el resto de presos con delitos mayores a los suyos?

En la cárcel he encontrado todo tipo de personas: asesinos, etarras, violadores… Pero los presos que tienen penas por grandes asesinatos se ponen a mi favor y me comentan que mientras yo esté luchando tendré esperanza pero que, si me rindo, caeré para no levantarme más, que es lo que pretende más de uno.

Hace poco se ha sumado una nueva pena a su lista de condenas. Según su abogado, está condenado hasta 2021. ¿Cómo afronta el futuro con esta fecha?

Afrontar el futuro con la fecha de 2021 como límite es para echarse una soga al cuello, pero seguiré luchando con la esperanza de que a través de ustedes logre que me hagan justicia… Sólo pido eso, que retomen mi condena y no me la impongan a la fuerza, y me digan «tú hasta 2021 y punto». Eso no es la Ley que tantas veces me dicen que cumpla.

Su caso está en manos de un abogado de Derechos Humanos. Cuénteme cómo evoluciona su situación.

No conozco al abogado de Derechos Humanos e imagino que tendrá muchos casos parecidos y al no cobrar no sé como lo hace… Es mi hermana la que se pone en contacto con él.

¿Ha pensado alguna vez en arrojar la toalla? ¿Cómo ha soportado la mitad de su vida en la cárcel? ¿Cómo es vivir encerrado?

Si he pensado más de una vez en arrojar la toalla, más que arrojar la toalla, acabar con mi vida, pero mis hijas me frenan. Sólo pensar que aún me necesitan me da fuerzas para seguir luchando. Soporto la mitad de mi vida con un único fin: soñar. Eso me mantiene vivo, también mi trabajo en la cerámica me ayuda, eso me evade para no estar martilleándome la cabeza. Vivir encerrado es cruel, muy cruel, estar rodeado de locos, gente que antes estaba en el manicomio y ahora está junto a los demás presos. Veo al 50% de los presos empastillados con sedantes para soportar el encierro, son gente con síndromes de heroína, coca, o metadona, sin una conversación lógica… Esto no es la cárcel, es un abuso.

Fuente: La 0pinión de Málaga

.

2 Comentarios

  1. Encarnacion Montes said:

    el preso mas antiguo de España, y confirmado ya de toda Europa, y ni suquiera ha dado un puñetazo para ninguna de sus fugas,¿es esto justicia? solo es injusticia se mire por donde se mire es escalofriante, que aun sabiendo que Miguel Francisco Montes Neiro lleva preso 35 años, la justicia no hace nada, se pasan la pelota de unos a otros y nadie reacciona y hace lo que debe y tiene que hacer, darle ya la libertad tan merecida y ganada. Encarnacion Montes, yo no opino sobre nadie, solo sobre mi hermano, que es un crimen mucho mayor que todos los delitos que el haya podido cometer a lo largo de su vida, Lo que la llamada Justicia esta cometiendo con Él

    4 marzo, 2011
    Reply
  2. Encarnacion Montes said:

    el preso mas antiguo de España, y confirmado ya de toda Europa, y ni suqyuiera ha dado un puñetazo para ninguna de sus fugas,¿es esto justicia? solo es injusticia se mire por donde se mire es escalofriante, que aun sabiendo que Miguel Francisco Montes Neiro lleva preso 35 años, la justicia no hace nada se pasan la pelota de unos a otros y nadie reacciona y hace lo que debe y riene que hacer darle ya la libertad tan merecida y ganada. Encarnacion Montes, yo no opino sobre nadie, solo sobre mi hermano, que es un crimen mucho mayor que todos los delitos que el haya podido cometer a lo largo de su vida, Lo que la llamada Justicia esta cometiendo con Él

    4 marzo, 2011
    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *