La Mentira De La Reinserción: Carta de La Madre De Un Preso De Brians II En huelga De Hambre Y Sed En Protesta Por Una Regresión De Grado Arbitraria

Hola, me llamo Ana, mi hijo Sergio esta actualmente interno en el Centro Penitenciario de Brians 2 en Martorell, después de cinco años de condena sin casi ningún parte y con buen comportamiento, consiguió el 3er grado y tras varios permisos la sección abierta, en la cual se ha mantenido casi un año sin ningún tipo de problema y consiguiendo todos los objetivos que se supone que se esperan de é l para su rehabilitación y reinserción: Colabora con varias ONG, ha participado en un voluntariado para el jardín botánico de Barcelona en el cual están tan contentos con su colaboración que le han pedido ayuda para participar en ferias de muestra informativas, gracias a ellos y al buen trabajo que realizó en el voluntariado le pusieron en contacto con «El parc de les Olors» donde consiguió un trabajo en el cual están muy contentos con él y que además le encanta. También estaba sacándose el carnet de conducir y le habían aceptado para el curso preparatorio para la prueba de acceso a grado superior ya quiere realizar estudios universitarios. También estaba intentando recuperar la custodia de su hijo de 7 años y ha formalizado una relación sentimental.

Desde que su educadora se enteró que anteriormente había tenido problemas con tratamiento en brians 2 cuando estaba en sección cerrada, ya que les había denunciado por irregularidades, empezó a ponerle problemas para realizar algunas de sus actividades y reuniones, poniéndole el horario muy justo cosa que intento capear como pudo, pero al ver que esto empezaba a perjudicar a su nuevo trabajo decidió renunciar a la educadora, para que le asignaran otra, y parece ser que esto supuso el detonante ya que ese mismo día al llegar por la noche al Centre Obert 2 de Barcelona le obligaron a pasar la mochila del trabajo por el detector de metales, cosa que nunca antes habían hecho ya que dicha mochila se queda fuera precisamente por que tiene material que no se puede entrar en el centro. Efectivamente al pasar la mochila por el detector de metales encontraron material prohibido ya que lleva las herramientas de trabajo, pero en el momento no le dijeron nada mas que un recordatorio verbal de que dichos objetos no podían entrar en el centro a lo que el respondió que ya lo sabia y que por eso lo dejaba en la taquilla, así que el funcionario le devolvió la mochila, no sin antes hacer una fotocopia de una de las herramientas, concretamente un machete, ya que como el trabaja en el campo también utiliza ese tipo de herramientas. Después de esto salió normalmente al día siguiente que era viernes y ya no tenia que volver hasta el domingo, después de pasar fuera el fin de semana normalmente y volver al centro, el lunes por la mañana a las 6:30 cuando pretendía salir para ir a trabajar, le retuvieron alegando que la junta había decidido ese mismo lunes que lo regresaban a brians 2 y lo bajaban de grado (suponemos que se habrían reunido a eso de las 4:30 o las 5:00 de la mañana por que si no es físicamente imposible) por intentar introducir un arma en el centro. Después de casi cuatro meses de recursos y reuniones con los juzgados todavía estamos a la espera de que nos den el motivo del regreso y de la bajada de grado, ya que lo único que ellos alegan es el mencionado parte que ya ni existe por que ha prescrito al pasar tanto tiempo y que él no estaba cumpliendo con los objetivos del tratamiento cosa que es totalmente falsa por los argumentos antes mencionados, con lo cual su única opción es volver a pelear por conseguir de nuevo el 3er grado empezando desde el principio, lo cual le puede suponer otros seis meses en régimen cerrado. Como el juez todavía no se ha pronunciado sobre la bajada de grado y la regresión ya que el Centro abierto a tardado todo lo que a podido en presentar los informes, mi hijo harto de esperar y aguantar la sensación de impotencia ha decidido ponerse en huelga de hambre y de sed (líquidos y sólidos) para quejarse por la situación de abandono burocrático en la que le mantienen, dicha huelga la empezó este Lunes día 24 de enero, el martes 25 el personal médico le miró la tensión y ya no han vuelto a hacerle ningún control ni revisión de ningún tipo hasta esta misma mañana, que le han dicho que estaba perfecto de tensión y de azúcar (y el azúcar lo tenia a 57, así que de bien nada) y ha renunciado al servicio médico del centro ya que le da miedo que no le estén atendiendo como es debido, y solicita que en caso de precisar atención medica lo trasladen a un hospital. Hoy día 29 cuando hemos ido a comunicar estaba muy débil y algo confundido y al terminar las comunicaciones y levantarse se ha desmayado, y al venir los funcionarios nos hemos dado cuenta de que ni siquiera sabían que estaba en huelga de hambre ya que se lo ha tenido que decir otro interno, y eso que él ha informado debidamente al centro. Dicho funcionario la única preocupación que tenía era por que nosotras abandonáramos el locutorio, cosa a la cual nos hemos negado hasta ver que estaba bien o en su defecto que nos aseguraran que si nos íbamos nos iban a informar de su estado, a lo cual el funcionario ha respondido que nos fuéramos que ya estaba bajo su cuidado y que no tenía por qué darnos mas información, que él ya nos llamaría. Al final después de mucho insistir y sin movernos han accedido ha darnos información cuando lo viera el medico, así que hemos salido de los locutorios y hemos esperado a que nos dieran dicha información , que ha sido lo mismo que si no nos dieran nada, ya que después de esperar casi una hora nos han dicho que el medico lo había encontrado bien de la tensión, o sea que se había recuperado rápidamente de la lipotimia, cosa que no me creo ya que es imposible que una persona después de estar seis días sin comer ni beber nada, no tenga ni siquiera la tensión baja. De ahí el motivo de mi denuncia, que va dirigida hacia el centro por no atender adecuadamente a una persona que necesita asistencia médica, hemos intentado hacer esta denuncia en la comisaría de los Mossos d’Escuadra de Sant Andreu del Palomar, pero nos han dicho que ese tipo de denuncias hacia un centro no se podían hacer ya que no es una denuncia penal, aunque yo considero que la omisión de auxilio a una persona está penada. Por eso me dirijo a vosotros ya que no se a quien dirigirme en estos momentos de angustia e impotencia por la situación de mi hijo.

Atentamente:
Ana Mª González González

Fuente.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *