Dos Niños Presos En La Cárcel Racista De Valencia Porque La Policía Ha Decidido Arbitrariamente Que Son Adultos

[ A+ ] /[ A- ]

Gente de la Campaña por el cierre de los CIEs denunciaba el pasado 20 de mayo que tenía constancia de que en la cárcel racista de Zapadores, en Valencia, había al menos tres niños presos, de cinco que habían sido apresados el 15 de abril, al arribar en una patera a la costa de Almería. Dos de ellos fueron deportados, al parecer, el 17 de mayo. De los tres que quedaron presos en Valencia, uno fue trasladado a un centro de menores, pero los otros dos siguen presos en la cárcel para extranjeros de Valencia, porque la policía, después de medirles los huesos, hizo un informe donde dice que tienen 19 años. Se trata de dos hermanos gemelos argelinos que intentaban reunirse con su padre, que vive en Francia. Él ha aportado las partidas de nacimiento de sus hijos, donde queda claro que tienen 17 años y, por lo tanto, son menores de edad. Es decir que, según las leyes tanto de menores como de extranjería, no pueden permanecer en el CIE, sino que deben ser tomadas medidas adecuadas para su “protección”. Sin embargo, ahí llevan 47 días en espera de su expulsión a Argelia, a pesar de que su padre emigrado en París, se ha desplazado hasta Valencia para traer los documentos que acreditan su verdadera edad y hacerse cargo de ellos. Y todo por un informe en cuya elaboración no ha intervenido ningún médico forense ni se han observado las garantías que exige la ley.

¡LAS CÁRCELES RACISTAS DEBEN SER DERRIBADAS!

¡LAS FRONTERAS DEBEN SER BORRADAS!

¡POR LA LIBRE CIRCULACIÓN!

¡NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL!

Más información: La Directa

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *