Continúa La Huelga De Hambre Contra El Confinamiento Solitario En Las Prisiones De California

Según informaba ayer www.prensalatina: «Miles de presos de cárceles de California, en el suroeste de Estados Unidos, cumplen hoy ocho días en huelga de hambre en protesta por las duras condiciones de reclusión y el confinamiento solitario de muchos de ellos durante décadas. Según organizaciones de derechos humanos en California más de cuatro mil personas son mantenidas en celdas de aislamiento durante varios años seguidos.

Los reos sobreviven allí en un espacio de 2,5 metros cuadrados 22 horas y media al día. Solo les permiten salir a un pequeño patio con paredes de cemento apenas unos minutos.

El Center for Investigative Reporting pasó casi un año recogiendo cientos de fotos, cartas y otros objetos, trazando las vidas solitarias de los hombres detenidos en la prisión de máxima seguridad de Pelican Bay, donde se inició el ayuno.

Durante casi un cuarto de siglo, no han permitido que miles de estos internos en régimen de aislamiento puedan tomarse una foto para compartir con la familia o amigos.

Kamau Walton, de la Coalición en Solidaridad con la Huelga de Hambre de los Prisioneros, declaró «estamos saturando las líneas telefónicas de la oficina del gobernador (Jerry) Brown para pedirle una negociación y que paren las represalias». [Ver convocatoria bilingüe para presionar telefónicamente al gobernador de California].

De acuerdo con reportes de medios locales, el pasado fin de semana centenares de simpatizantes de los presos se apostaron en las afueras de la Prisión Estatal de Corcoran para realizar una manifestación de apoyo a los que están en ayuno.

El 8 de julio último unos 30 mil reclusos iniciaron la huelga de hambre, cifras actualizadas posteriormente indican que ocho días después más de dos mil quineientos de estos internos en 17 cárceles del estado prosiguen sin ingerir alimentos.

La portavoz del departamento, Terry Thornton, sugirió que esta protesta supone una violación de las leyes estatales y denunció la existencia de informes que apuntan a intimidaciones contra los prisioneros para que participen en la misma.

Pero Carol Strickman, una abogada que representa a varios de los involucrados, rechazó tales acusaciones.

La huelga emerge en un momento en el que, además, el sistema de prisiones californiano está bajo escrutinio público debido a su masificación y el hacinamiento.

Mientras algunos defensores de los presos plantean que el argumento de llevar a un reo a las unidades de confinamiento en solitario por su presunta filiación con pandillas, es más que todo una cuestión discriminatoria y racista.

La huelga de hambre es la tercera y la más importante en el último año en las prisiones de California.»

Más información en Tokata:

Desde EE.UU.:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *