Celdas De Castigo

Uno, dos, tres, cuatro y cinco…

Uno, dos, tres, cuatro y cinco…

Doy vueltas y vueltas, miles de pasos que no me llevan a ninguna parte y aunque dé miles de pasos más, no me llevan a ninguna meta… En un mundo florecido de desesperación, inhumano, encerrado en mí mismo. Me pasan por un cangrejo una bazofia para que sacie mi hambre y mi sed… y sigo dando vueltas…

Esto es celdas de castigo, cárcel dentro de la cárcel, la verdadera unversidad del delito… Estoy solo, sin sol, ni siquiera memoria, ni sombra, esa compañera infiel me abandonó para no ser compañera de un enterrado en vida… y sigo dando vueltas… siempre daré vueltas, hasta que un día, cansado y vencido, me lanzaré hacia quien me tiene oprimido, haciéndome matar, para encontrar con mi muerte, mi única libertad…

…¿Veo en tus ojos una lágrima?

…¿Por qué esa tristeza?

…¡¡Pobre perro encadenado!! dirás…

…Pero estás en un error, solamente soy un hombre… ¡¡UN HOMBRE SIN LIBERTAD!!

PAKITO

.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *