Categoría: Vagos y maleantes

Actividad en la calle Vagos y maleantes

10942605_438224449670033_6406739014414441313_n

La belleza está en la actitud
Te integraste en la lucha con la Copel
Siendo un perseguido en tu juventud

Un soplo de cachorro viajó por tus venas
Violenta estaba la vida de los presos
Había muerto el dictador dueño de la trena

La humanidad sin barreras sintió alabanza
La libertad tu mayor discusión te espera
Decisión sin fronteras alargó tu esperanza

Vientos del cambio van al fracaso
Barreras y trampas es un colapso
Antúnez el Ingeniero da un gran paso

El Rey muy feliz en su palacio
Salta la idea de vivir fuera
La excavación a la vida va despacio

La doble lucha su éxito anima
La del motín público y la fuga clandestina
El éxito arrollador de 45 presos culmina

45 van con su tiket de alcantarilla
Ratas peludas y engorradas alejan de la vista
Antúnez aterriza en la vida con su equipaje de calderilla

La suerte al pobre es mala corona
La de palacio la sangre del pueblo chupa
El pobre Antúnez desmorona su ingreso en chirona

José Antúnez Vagos y maleantes

10945656_437273883098423_7651148124181092247_n

El blog expresxsocialescopel.wordpress.com fue creado para apoyar la campaña gandula y peligrosa iniciada para intentar aglutinar a quienes sufrieron durante el franquismo las leyes de “vagos y maleantes” y  “peligrosidad social”, que castigaban a la gente pobre, sin haber cometido ningún delito, por sus costumbres, actitudes, maneras de ser y supuesta peligrosidad. Se trata de que se unan las personas afectadas por esas  maldiatas leyes para pedir reparación al Estado español por sus abusos. El blog ha estado parado durante algún tiempo y sus promotores han decidido ponerlo otra vez en marcha para apoyar la huelga de hambre de José Antúnez Becerra, también un veterano de la Coordinadora de Presos en Lucha, que apenas ha salido de la cárcel desde los tiempos de Franco, por lo que reivindica se le apliquen los derechos de reinserción que marca la ley vigente para “ver un poco de luz”.

Más información en Tokata:

Sobre la COPEL Y el colectivo de ex presos sociales

Sobre la lucha de José Antúnez

José Antúnez Vagos y maleantes

El Letrado por Justicia Gratuita Juan Emilio de Miguel Pérez ha entregado, el día 23-12-2014, la Sentencia n° 648 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) a una víctima del franquismo. La Sentencia de los jueces Amparo Gillo Sánchez Galiano, Emilia Teresa Díaz Fernández, Jesús Vegas Torres y Francisco Javier González Gragera aprueba las indemnizaciones a los homosexuales por Ley de Vagos y Maleantes, negando que los perseguidos heterosexuales sean indemnizados.

La Ley de indemnizaciones por Vagos y Maleantes a homosexuales fue promulgada por el Parlamento borbonico en el año 2008, reconociendo legítimo el doble castigo franquista a las víctimas heterosexuales. Un miembro gay de la Ejecutiva del PSOE, Pedro Zerolo, responsable de los “movimientos sociales” de su partido político, es el artífice y propulsor intelectual de esta discriminación, y por esa coartada ha recibido el premio “Nicolás Salmeron de Derechos Humanos” el día 21-12-2014.

El legislador no utilizó el derecho universal de equidad en 2008, sino motivación electoral al promulgar la norma discriminatoria por sexo: ante una misma vara de medir dictatorial el Parlamento dio socorro a los homosexuales por los numerosos grupos organizados de votación, ignorando que las víctimas heterosexuales no organizadas fueron degradadas por esa misma represión universal de la dictadura. Es extraordinariamente relevante la situación de desigualdad jurídica entre las víctimas del franquismo por motivos partidistas, dando entrada a la desproporción entre personas por su entidad humana, quedando impune la doble penalizacion ante doble castigo del heterosexual, opuesto por inhumanidad a la ponderación por desmedida y arbitrariedad de la dictadura que el Parlamento ratifica en 2008 y ahora lo degrada la Sentencia del TSJM, siendo parte activa y coactiva Pedro Zerolo en este éxito del franquismo.

Vagos y maleantes

FUNDAMENTOS DE LA LEY DE AMNISTÍA DE 1976

La Amnistía del 30 de julio de 1976 fue política. Posee un solo artículo de ejecución transcendente, los restantes son de relacion o complemento del artículo principal. El Artículo Primero decreta conceder “amnistía a todos los delitos y faltas de intencionalidad política y de opinioón comprendidos en el Código Penal”… que “no hayan puesto en peligro o lesionado la vida o integridad de las personas.”

Estan amnistiados los delitos y faltas de los opositores politicos de la dictadura. Al dejar de existir la infracción automáticamente el infractor queda amnistiado por ausencia de causa penal. Ese es el efecto hacia arriba. Si hubiera efecto hacia abajo, al dejar de existir los delitos y faltas no pueden permanecer perjudicando a sus víctimas cuando no existe causa en derecho, en todo caso el daño sufrido se corrige o atenúa con una indemnización proporcional al daño causado. Por quedar inexistente el delito de opinion y cualquier otra actividad de defensa de las libertades públicas y de los derechos humanos reconocidos por la ONU, ante estas actividades sindicales y politicas, no pueden existir perjudicadas personas individuales que reclamen daños al anularse la represión contra todos. Solo la dictadura puede reclamar el perjuicio, concluyendo que el estado no se indemniza a sí mismo como perjudicado, quedando anulado el efecto de esas infracciones por abajo.

Esta Amnistía de 1976 excluye los delitos de sangre. Por este mandato no amnistian los delitos de las organizaciones políticas que lucharon con las armas contra la dictadura. Esa carencia la subsana la ampliación de la Amnistia, pronunciada el 15-10-1977.

Vagos y maleantes

I

La fecha 18-07-1977 fue elegida asambleariamente por los presos en lucha. Desde hacía un año los presos sociales estaban siendo traicionados por el discurso de investidura del Rey Borbón. Dijeron que la dictadura franquista había sido contra todos, pero casi dos años después la mayoría de las víctimas estaban en la cárcel, ensañando con ellas. Ante esa corrupción moral y real de los infames vividores, los prisioneros de la dictadura mentalizaron su muerte en defensa de los derechos democráticos expresados con premeditación en una batalla suicida a punto de llegar, enriquecidos por el éxito de las bombas de verano. El borbonismo salvaje brindaba por su ruina, con ofuscación, el olvido, un pérfido atragantamiento. Llegó la mañana del 18 de julio de 1977, cuarenta y un años después del gigantesco crimen militar iniciado en 1936. Del patio circular de tierra de la Rotonda, formado en herradura, los copelianos desenterraron un gancho metálico, una cuerda fina y otra cuerda gruesa con nudos. Después del desayuno y con los presos situados en el patio y sus destinos, había más tiempo de margen para la acción directa. Por el ojo grueso de la cerradura establecieron la vigilancia. Era necesario el efecto sorpresa, evitando un contragolpe de los carceleros. Si encerraban en las celdas a los 1500 presos de todas las galerías, la expresión de la lucha calculada quedaría apagada o anónima.

Vagos y maleantes

Noticias de dentro: una muerte más en prisión por abandono sanitario; otro compañero denuncia torturas; dos compañeros escriben en apoyo de Tamara y de Pepita Seoane; uno de ellos hace una propuesta de movilización para protestar por las muertes en prisión y conmemorar las luchas de los presos. Entrevistamos a Agustín Moreno, miembro fundador de COPEL, sobre sus intentos de obtener reparación del Estado español por los abusos sufridos durante su etapa franquista: leyes de “vagos y maleantes” y “peligrosidad social”; arrestos gubernativos; torturas; causas amañadas; la muerte de Joseíto por aplicación de la “ley de fugas” camuflada de suicidio…

Radio: Tokata Y Fuga Vagos y maleantes

El pasado 9 de julio se celebró en el Juzgado de lo Social Nº 2 la vista de una demanda presentada por nuestro compañero Agustín Moreno Carmona, miembro fundador de la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha), contra la decisión de la Seguridad Social que respondía negativamente a su solicitud de que le fueran reconocidas, a efectos de jubilación, las cotizaciones que la administración penitenciaria debió haber hecho en su nombre pero no hizo mientras le tuvo preso sometido a las leyes de “Vagos y Maleantes y “Peligrosidad Rehabilitación y Social”. El compañero aprovechó para presentar una argumentación basada en la denuncia de la injusta situación creada por la ley de amnistía de octubre de 1977, verdadera “ley de punto final” que, al amnistiar de hecho los crímenes de la dictadura, dejó también desamparadas a sus víctimas. En el juicio presentó abundante documentación que prueba diversos abusos de la dictadura contra él mismo y contra otras personas, incluido un asesinato, frente a los que la propia legislación “democrática” ha impedido a quienes los sufrieron obtener reparación alguna. Este sábado, 19 de julio, hablaremos con Agustín, en el programa de radio Tokata y Fuga, sobre estos y otros temas. Mientras, veamos la información sobre el particular que él mismo nos ofrece, empezando por un fragmento de su declaración ante el juzgado de lo social:

“Esta demanda se inicia en este Juzgado contra la Seguridad Social (SS) por impedir mi jubilación ante el desconocimiento premeditado de la Ley de Amnistía, Articulo Segundo, que garantiza el cómputo de las cotizaciones robadas por los secuestros carcelarios en el franquismo por la anulación de esos delitos. Mi demanda ante la SS nada tiene que ver con la resolución que la misma decretó el dia 23-04-13. Para negar mi derecho a la jubilación la SS me atribuye que no existe en mi “un móvil de restablecimiento de las libertades políticas o de autonomía de los pueblos de España” durante los seis meses que van “entre el quince de diciembre de 1976 y el quince de junio de de 1976”, como si no existieran víctimas del franquismo pasivas o estas estuvieran obligadas a luchar en solitario contra el terrorismo de estado. Esa es una doble maldad porque mis reclamaciones no corresponden a esos seis meses, ni mis cotizaciones robadas por el franquismo se producen en esa mínima cantidad de tiempo. La SS por abuso resuelve sobre lo que no se ha solicitado, ocultando en la resolución los crímenes del franquismo que fueron solicitados computables para mi jubilación. La SS auxilia los crímenes del franquismo porque la dictadura franquista duró 40 años, no solo seis meses.

Vagos y maleantes

A propósito del libro de César Lorenzo Rubio “Cárceles en llamas”

A pesar de la extensa producción bibliográfica, memorialística y documental que han suscitado los años de tránsito del franquismo a la democracia parlamentaria, muy probablemente se trate de una de las épocas de nuestra historia reciente respecto a la que existen más divergencias entre la percepción socialmente más extendida y el desarrollo efectivo de los hechos. Ello es así, entre otros motivos, por el esfuerzo realizado por muchos de los protagonistas de los acontecimientos por presentarse como los propiciadores de la superación definitiva de la dictadura, si bien en realidad el papel que jugaron quienes tomaron las riendas del país tras la muerte de Franco fue exactamente el contrario: el de resistirse a prescindir por completo del legado del dictador. No fue hasta que constataron —por la fuerza de las movilizaciones en las calles y los centros de trabajo, y a costa de decenas de muertos— la imposibilidad de mantener algunas de las características institucionales de la llamada «democracia orgánica» franquista, cuando renunciaron a ellas, aunque sí consiguieron, gracias a la capacidad que tuvieron por mantener en todo momento las riendas del proceso de cambio político, limitar su alcance en algunos aspectos.

Vagos y maleantes

Cárceles en llamas: de la COPEL a los FIES

Las luchas contra el sistema penitenciario desarrolladas por los propios presos denominados comunes han sido una de las puntas de lanza para desenmascarar la po lítica penal vindicativa de la era post franquista y democrática. De la mano de dos de sus protagonistas se relatará la historia que nos acercará un poco más al entendimiento de la realidad carcelaria actual. Conocer de primera mano las estrategias desarrolladas en el pasado contra el gigante cárcelario puede darnos las claves para enfrentarlo en el presente. Entendemos que es urgente y necesario realizar una reflexión colectiva encaminada a la redefinición de la estrategia de la lucha contra la cárcel. Por Daniel Pont Martin (ex preso COPEL) y Javier Ávila Navas (preso de APRE y FIES).

El nuevo código penal, por Salhaketa

El proyecto de nuevo Código Penal y de Ley de Seguridad Ciudadana declara sin tapujos la guerra contra los movimientos sociales y la rebeldía. Siendo sus leyes más represivas aún que las del franquismo y no siendo necesario cometer ningún delito, pretenden penalizar y castigar a toda persona que discrepe con el orden social, incluso sin hacerlo de forma activa. Ante esta situación queda únicamente la obligación ética de seguir luchando. Por un miembro de Salhaketa Bilbao.

Política criminal Vagos y maleantes