Carta De La Madre De Dos Presos Políticos A Los «Periodistas» De Informe Semanal

Sobre las tergiversaciones de TVE en Informe  Semanal

Acaso el ser humano es el único animal que tropieza dos veces  en la misma piedra … y eso fue lo que me pasó a mí, una vez más, con  los medios de comunicación. ¡Y mira que me da asco la manera que tienen  de trabajar cuando hacen reportajes o dan las noticias! Tergiversan,  manipulan y les va el morbo cosa mala. Claro que sirviendo a quien  sirven… Y luego quieren hacernos creer que en este país hay libertad  de expresión, democracia y todo lo demás… Risa me da tanta palabrería.

El  día 1 de Mayo se emitió en el programa Informe Semanal, de la TVE, un  reportaje de pretendido «periodismo de investigación» titulado «El ocaso  de los GRAPO». Un reportaje donde los periodistas que intervinieron,  además de manipular, deformar e intoxicar todo lo que quisieron, se  erigieron en jueces al afirmar que mi hijo Carlos Cela tenía ya «un pie  en la cárcel». Sí, en  prisión, donde tengo ya otros dos hijos, presos políticos, de los que  me siento muy orgullosa.

Los señores periodistas antes de lanzar afirmaciones de esa  envergadura deberían documentarse un poco más. Carlos, como casi todo el  mundo sabe, fue detenido junto con otras cuatro personas en una  operación en Madrid, Euskal Herria y Galiza que tuvo más de circo que de  otra cosa. Estas cinco personas estaban haciendo, antes de aplicárseles  la ley antiterrorista y que los metieran presos, una vida de lo más  normal. Trabajando honradamente para que otros muchos vivan a todo lujo  sin dar golpe.

¡Mirad que «comando» de los GRAPO que hasta se  llevaron por delante a Xoxe Luís González, «El Che», que está en silla  de ruedas desde hace más de 25 años a causa de los balazos que le metió  la policía! Y gracias que lo contó, porque su compañero Abelardo Collazo  allí quedó muerto…

Eso de que la familia Cela Seoane estemos  en el ojo del huracán no es nuevo.  Lo expliqué delante y detrás de la cámara pero, claro, hay cosas que es  mejor callar no sea que vayan a despertar algunas conciencias. Choca  mucho que siendo yo hija, viuda y hermana de Guardias Civiles, me haya  decantado por otra manera de pensar… Y es que madre fue precisamente  ésta, la Guarda Civil, quien me hizo ver las cosas objetivamente.

Me crié en los cuarteles de la Dictadura, donde vi toda clase  de torturas, palizas … Mi mismo padre estuvo a puertas de ser  expulsado «del Benemérito cuerpo» por falta grave al no tener el valor  de fusilar a hombres y mujeres cuyo único delito fue defender la  República usurpada por los fascistas. Mis hijos crecieron en los  cuarteles de la supuesta «democracia» aunque, más o menos, se venían  haciendo las mismas cosas. Pero claro, en ese momento, para mí,  tanto la Policía como la Guarda Civil eran los «buenos», de los que se  decía que cumplían con su deber.

Cuando detienen a mis hijos Paco  y Suso como miembro del PCE(r) y de los GRAPO, y salen en los medios de  comunicación, y se vierten sobre ellos tal cantidad de mentiras, tanto  su (después) difunto padre como yo dijimos que nuestros hijos no eran  esos monstruos que pintaban. Y fue en ese momento cuando  la familia Cela Seoane coge conciencia. De ahí mi entrega a mis hijos y  sus ideas de luchar por un Socialismo de verdad.

Señores  periodistas: la próxima vez procurad ser más consecuentes con lo que  decís. ¿Por qué nunca habláis del otro terrorismo, del del Estado?  Porque desde la llamada Transición hasta nuestros días han sido más de  trescientas personas asesinadas por la guerra sucia. Se le llame  «Guerrilleros de Cristo Rey», se le llame «Triple A», «Batallón  Vasco-Español», se le llame GAL… O llámesele directamente Policía  Nacional, Guarda Civil, Ertzantza …

Tampoco habláis del terrorismo patronal: ¿cuántos obreros  mueren todos los días por falta de seguridad o por estar sometidos a  jornadas de trabajo extenuantes? Estos trabajadores también dejan  mujeres, hijos cuando mueren en los tajos. Víctimas del terrorismo son  también las personas muertas por la droga, ¿dónde están los grandes  narcos presos? Son víctimas también los parados, los que mueren de frío  en las calles y un larguísimo etcétera.

¿Y que decir de las  prisiones? En las cárceles españolas mueren todos los días presos por  falta de asistencia médica. Presos y presas a las que les son violados  todos los derechos: restringida y censurada la correspondencia, las  visitas y un largo etcétera de vulneraciones de los derechos humanos más  elementales.

Recordaréis, a los periodistas que estuvisteis en  mi casa grabando para Informe Semanal, que os  dije que debierais entrar en las cárceles para que el pueblo viera lo  que allí de verdad se cuece. Contestasteis que Instituciones  Penitenciarias nos os daba permiso… Señores: ¡cuando no se pueden  enseñar las prisiones es porque hay mucho que ocultar!

Aunque si os cuadra, visto lo visto en Informe Semanal, sea  mejor así… para vosotros.

Atentamente.

Pepita Seoane Vaz, A Coruña, 12 mayo 2010

.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *