Carta A Los Medios En Apoyo A Lxs Presxs En Lucha Y Otras Reflexiones Desde La Calle Sobre La Huelga De Hambre Colectiva En Las Cárceles Que Se Inicia El 1 De Mayo

[ A+ ] /[ A- ]

Hemos encontrado en una red social los siguientes textos, publicados por un grupo de apoyo a presxs en lucha de Madrid, sobre la huelga de hambre colectiva dentro de las cárceles, propuesta para mayo y que está a punto de empezar. Nos parecen buenas aportaciones al debate y a la reflexión colectiva sobre esta experiencia de lucha, así que aquí las tenéis.

¡¡Salud, compas!! Queremos compartir con vosotras este texto informando de la huelga de hambre colectiva a partir del 1 de mayo que hemos dirigido a los medios de desinformación (televisiones, radio, prensa, mass media en general).

Tanto lxs compas de dentro como lxs que estamos fuera no tenemos ninguna confianza en la “justicia” burguesa. Nuestra lucha a corto-medio plazo es simplemente exigir que se trate a las personas presas como rigen sus hipócritas leyes. A largo plazo, nuestra lucha es la destrucción de las cárceles, como bien apuntan las compañeras y compañeros de dentro. Aún así, queremos evidenciar, una vez mas, la situación generada por los carceleros que alimentan las cloacas del estado, en las que las vejaciones, torturas físicas y psicológicas, abandono a la muerte de las personas enfermas, dejadez sanitaria, explotación laboral, ya normalizadas por la institución carcelaria y que forman parte inseparable de la dinámica del “tratamiento” “terapeútico” penitenciario. Así se jactan de ello, tanto en su Ley Orgánica General Penitenciaria como en su Reglamento Penitenciaria, Constitución, etc.

Mientras en la calle observamos el doble rasero de los jueces que, ante delitos de igual magnitud, se decantan siempre por el poderoso y condenan al pobre -por norma-, absolviendo incluso a miembros de su aparato punitivo de “seguridad” cuando éstos cometen algún “desliz”, violando a una mujer en grupo. Al mismo tiempo, podemos observar cómo se condena a jóvenes, por una pelea de bar, a más de 60 años de cárcel, cuando también algunos miembros de su aparato de “seguridad”, borrachos y fuera de servicio, se ven involucrados en dicha pelea. La frase POR MOTIVOS DE SEGURIDAD o la palabra TERRORISMO son un cheque en blanco para que la impunidad, el abuso y la represión imperen, tanto dentro, como fuera de los muros.

Lxs prisionerxs están hartos de la violencia del estado hacia ellxs y hacen un llamado al resto de la sociedad bienpensante para reflexionar sobre lo que están permitiendo, al mirar para otro lado, cuando no pasa una hora al día sin que alguna persona presa esté siendo sometida a regímenes de castigo, torturas o, incluso, pierda la vida dentro de el pozo de mierda en el que están alrededor de 60.000 personas.

A continuación os dejamos el texto y os invitamos a difundirlo por todo canal, medio, recurso, comunidad mass media y/o cualquier individualidad sensible contra la aberrante cuestión de los malos tratos, las torturas e indefensión a la que están siendo sometidas todas las personas que están dentro de los muros y que participan en la propuesta de lucha colectiva.

CARTA A LOS MEDIOS

No sé si debiera o no sorprendernos, que en los tiempos donde la información que nos llega lo hace en unas cantidades abrumadoras, la situación en la que se encuentran las personas presas de este país pase completamente desapercibida para el común de los mortales.

Esto no sucede precisamente porque se nos escapen estas noticias dentro de ese maremágnum de artículos a los que internet y otros medios nos dan acceso. Más bien ocurre porque en las pantallas no quedan bien las condiciones en las que se desarrolla la vida dentro de las cárceles. Porque, cuando se trata de prisión, parece que nos cuesta mantener la mirada y condenamos al ostracismo todo lo que sucede intramuros.

Pese a las llamadas de atención que realiza el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa o los datos reflejados en el Informe Anual del Defensor del Pueblo (156 fallecidos, 23 por suicidio), las más de 250 personas afectadas por las 117 denuncias por malos tratos publicadas en 2017 en el informe CPDT (Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura), la situación no tiene atisbos de cambiar.

La CPDT, avisa: “El número de denuncias reales por tortura y/o malos tratos en el Estado Español es superior al número de denuncias incluidas en este informe.”

La impunidad de los funcionarios, y el respaldo del Estado y las Instituciones hacia las fuerzas del orden público es tal, que se permiten lindezas como la ocurrida en 2012, cuando el Ejecutivo indultó dos veces a cuatro Mossos condenados por torturas o los hechos recientes de San Fermín, donde el sufrimiento de un una mujer violada ha sido banalizado POR LOS JUECES en beneficio de algunos miembros de las fuerzas de seguridad del estado que participaron en ella. En fin.

Pese a todo esto (o más bien por todo esto), dentro de las cárceles quedan personas que no tienen intención de pasar por alto las condiciones de vida que proliferan dentro de los muros. Lamentablemente, el eco que podemos hacer de las denuncias, protestas o situaciones que se generan dentro se ve comprometido por las trabas que la administración y el funcionariado dispone para ello.

Aún así, se está gestando entre las personas presas en lucha y los grupos de apoyo de la calle, una propuesta de HUELGA DE HAMBRE COLECTIVA de cara al 1 DE MAYO con el tiempo suficiente para que sea difundida, debatida y rebatida por quien considere que trata de poner de manifiesto las irregularidades constantes que suceden dentro de prisión: los malos tratos infligidos por los carceleros, los constantes traslados que imponen arbitrariamente, la explotación laboral, la permanencia en prisión de los enfermos crónicos (incumpliendo los artículos 104.4 y 196 del Régimen Penitenciario), la investigación de todas las muertes ocurridas dentro de prisión. La lista podría alargarse hasta aburrir. La huelga de hambre propuesta no nace de forma espontánea ni de un reducto de voces dirigentes. La acción prevista surge de una comunicación constante mantenida con no pocas dificultades entre las distintas personas interesadas.

La lucha de estas personas, dentro y fuera de las prisiones, no nace ahora, y en algunos casos no se ha detenido en años, y varios presos han iniciado huelgas de hambre en los últimos meses, como muestra de apoyo a otras personas presas o colectivos en defensa de personas represaliadas, o como método de defensa contra las injusticias que sufren todos los días dentro de las cárceles.

De cualquier manera, si no difundimos estas propuestas, si no las apoyamos, este Estado que se hace llamar democrático, garante de todas las libertades y los derechos habidos y por haber, seguirá actuando con total impunidad sin pararse un segundo a detenerse a mirar las muertes, la miseria y el sufrimiento que genera la puesta en marcha de sus lógicas y las administraciones que las hacen funcionar.

Ya es tiempo de no apartar la mirada ante lo que sucede dentro de las cárceles, y de condenar aquellas situaciones que hacen denigrar la dignidad, la salud, los derechos y la vida de las personas presas.

¡QUE NO TENEMOS LÍDERES!

La huelga de hambre propuesta desde el interior de las prisiones para la primera quincena de mayo no nace de forma espontánea ni de un reducto de voces dirigentes. La acción prevista surge de una comunicación constante mantenida con no pocas dificultades entre las distintas personas interesadas, estando abierta a cualquiera que quiera secundarla. Es sobradamente conocido que muchas de las personas que participan en este tipo de acciones son intervenidas hasta la médula por los omnipresentes motivos de “orden y seguridad”, así que el diálogo con estas personas no destaca precisamente por su agilidad e inmediatez. La propuesta de mayo ha estado en boca de unas y otras personas desde hace al menos dos meses, plazo que ha permitido la participación y aportación de quien tuviera interés en la misma, así como la difusión y expansión de ésta para que cualquiera pudiera sumarse.

Desde fuera, los grupos de apoyo nos volcamos en que esa comunicación entre personas presas pueda fluir o, siendo realistas, en que al menos pueda superar el filtro de seguridad para llegar a su destinataria. Debido a las conocidas dificultades que hay para mantener los canales de comunicación abiertos, toda antelación es poca cuando se trata de construir una propuesta colectiva. Las acciones que nacen por y para reivindicar los derechos humanos más fundamentales de quienes viven en prisión se construyen y se consensuan a partir de las distintas aportaciones de quienes quieren reivindicarlos.

Los acuerdos alcanzados no son fruto de la inspiración de una o dos personas, sino que responden al ánimo y a la voluntad de todas aquellas personas que quieren sumarse a la colectividad.

Es necesario aclarar esta premisa porque la institución penitenciaria, lejos de entender los motivos y las razones que llevan a las personas presas a utilizar su cuerpo como arma, criminaliza a quienes considera líderes y promotores de las acciones colectivas. Respecto a la propuesta del mes de mayo, que como decimos lleva meses preparándose, ya son dos los compañeros (que sepamos por ahora) que han recibido sendas amenazas por estos motivos: José Ángel Martins Mendoza y José Antonio Chavero Mejías. Bajo este pretexto, la administración puede verse legitimada para agravar la situación penal y penitenciaria de estas dos personas, que ya de por sí viven en una situación denigrante y vejatoria de aislamiento continuo.

Por el presente nos solidarizamos con quienes puedan sufrir represalias por tales convocatorias de acción colectiva, rechazando de llano que en este diálogo existan liderazgos de ningún tipo. La intervención de las comunicaciones de quienes “amenazan” el orden y la seguridad de las cárceles convierte en blanco fácil a todas aquellas personas que, pese a carecer de la más mínima intimidad en su correspondencia, se siguen atreviendo a participar en las propuestas de lucha colectiva.

Comprometen su salud y su vida por los derechos humanos burlados con descaro. Se exponen a las represalias, a los traslados y a los malos tratos por pedir un trato digno. Se autocondenan a un régimen de aislamiento por y para el respeto de su dignidad.

¿No vamos a solidarizarnos con quienes están en el punto de mira?

Si José Ángel Martins Mendoza y José Antonio Chavero Mejías son líderes y promotores de la propuesta de huelga de hambre para la primera quincena de mayo, nuestro grupo de apoyo también lo es.

A ver si se enteran de una vez:

¡¡¡QUE NO TENEMOS LÍDERES!!!

¡¡¡LA RESPONSABILIDAD ES COLECTIVA, DENTRO Y FUERA, COMO LA LUCHA CONTRA LAS CÁRCELES!!!

¡¡¡DENTRO Y FUERA, SI TOCAIS A UNX, NOS TOCAIS A TODXS!!!

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 30-IV-2018]

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.