Carmen Badía Lachos Lleva 19 Días En Huelga De Hambre ¡Excarcelación Ya!

[ A+ ] /[ A- ]

En el décimonoveno día –desde el 11 de marzo– de huelga de hambre de Carmen Badía Lachos, reivindicando su excarcelación por enfermedad muy grave e incurable, transmitimos las noticias sobre ella que están difundiendo la gente del Grup de Suport a Presxs de Lleida, CAMPA (Colectivo de Apoyo a Mujeres Presas en Aragón) y Lxs del Norte. Nos cuentan que, aunque la lucha de Carmen está teniendo bastente repercusión, habiendo mostrado su apoyo, a través del blog de CAMPA, 48 organizaciones y unas 400 personas, la situación de la compañera está empeorando día a día. Ha perdido ocho kilos de peso y sufre dolores de cabeza y riñones; no la ha visto ningún médico desde el primer día, aunque lxs ATS de la cárcel le miden diariamente el azúcar y la tensión arterial, no han empezado a hacerlo hasta que ha notificado oficialmente el ayuno, el día 18 de marzo. Le han denegado una vez más un permiso de salida que había pedido y renovado la clasificaciñon en segundo grado, no ha tenido ni un solo permiso en 14 años y, para salir en condicional, aun por enferdad, deberían calsificarla en tercer grado. Al parecer, han abierto unas diligenacias judiciales con vistas a alimentarla por la fuerza, si consideran que su vida peligra.. Como dicen lxs firmantes de una “nota de prensa” que podéis ver aquí: “La condena de Carmen, a sus 62 años, es una condena a muerte. Y es justamente eso lo que está poniendo en juego mediante esta huelga, porque ya no queda alternativa, porque la única resistencia posible allí dentro es con el propio cuerpo, con su propia vida. Esta no es una petición de solidaridad, no es una queja contra el sistema penitenciario, es la exigencia de su derecho a la vida, porque a Carmen la están dejando morir, o lo que es lo mismo, la están matando.” Publican también la siguiente carta de la compañera.

Cárcel de Zuera, 20 de marzo de 2019

Estoy aguantando la huelga, no como nada en absoluto.

Me siento débil, sobre todo los huesos y todas las articulaciones me duelen, especialmente las rodillas. Puedo dormir 6 horas a la noche. Por el día sigo sola y sin apoyo.

Empecé la huelga de hambre el día 11 de marzo, así se lo comuniqué al Educador, a las Asistentas, Psicólogas…pero hasta que no entregué la instancia firmada el día 18 de marzo, comunicando formalmente a la cárcel que estaba haciendo huelga, nadie se ha vuelto a interesar.

El día 11 pesaba 64,9 kg, el día 18 pesaba 59,8 kg y el día 20, 58,5 kg.

Muchas gracias a todas las personas que me escriben.

Muchas gracias de todo corazón. Gora las personas vascas que no paran de escribirme, sobre todo Viva Vitoria.

Gracias a lxs Gallegxs también. Recibo cartas de toda España, incluso del extranjero.

Gracias por el ánimo y apoyo de estos difíciles momentos. Vosotrxs sois la adrenalina que me ayuda a mantenerme en mis principios.

Esta lucha la llevaré hasta el final.

Muerte o victoria.

Carmen Badía

Grup de Suport a Presxs de Lleida

CAMPA

Adhesiones a la petición de excarcelación

Nota de prensa

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.