Categoría: <span>Mujeres presas</span>

Aquí va una carta de carmen Badía Lachos que nos ha llegado a través de lxs compas del Grup de Suport a Presxs de Lleida. En ella explica Carmen los motivos que ha tenido para sumarse a la huelga de hambre colectiva y recapitula un poco su lucha personal.

Zuera, 20/04/18

Hola compañeras/os:

Soy Carmen Badía Lachos. Supongo me conoceréis por la huelga de hambre que inicié en el CP de Ponent de Lleida (5/12/17) y que duró 3 largos meses, hasta que por fin pude salir de esa Cataluña tan corrupta, que hasta sus cimientos están podridos, empezando por todo y sobre todo por las Instituciones Penitenciarias Catalanas que como bien sabéis es la única Comunidad Autónoma que tiene las competencias de IIPP y Justicia y que no depende del gobierno central. Eso les da a ellos fuerza, fuerza para continuar chantajeando y pidiendo dinero a las internas/os que ellos consideran que pueden pagar.

Se lucran a través del DEVI (programa de delitos violentos) que como sabéis no existe en las otras cárceles españolas. Sólo existe en Cataluña. Si pagas apruebas, si no les entregas el dinero que ellos te piden NO apruebas. Depende del delito y las posibilidades económicas que ellos creen que tiene según qué interno, el precio puede oscilar entre 40.000€ hasta 200.00€, en largas condenas, como ya sabéis por otrxs presxs a lxs que también se les ha pedido. Por increíble que parezca hay gente que les paga lo que piden. Otros NO PODEMOS. No disponemos de esa cantidad.

Por ello me uno a vosotrxs, compañerxs de dentro de las cárceles así como a lxs que estáis fuera en esta lucha contra la injusticia. Me uno a vosotrxs en esta huelga de hambre colectiva que se va a iniciar el 1 de mayo, día del Trabajador.

Estoy de acuerdo con estos 12 puntos. Yo por desgracia he visto en estos largos años, pasados en Cataluña, de todo, y nada bueno. La reinserción NO EXISTE, enteraros bien. En Cataluña el artículo 104.4 y el 196 del R.P. No se aplica. Si pagas sí, claro, si no, te mueres en los centros penitenciarios.

Las cárceles catalanas son una Universidad de Delincuencia. Es dónde se aprende lo que es la droga, cómo funciona el sistema, el poder que creen tener por llevar una placa con un número, etc, etc. De allí muchas personas salen “quemadas” en el sentido literal de la palabra. Con más frustración y más problemas que cuando entraron.

Os preguntaréis por qué pongo siempre a los Centros Penitenciarios Catalanes como ejemplo; pues es porque allí para mi desgracia he estado cumpliendo mi condena, y de los otros Centros Penitenciarios del Estado español no puedo hablar. Hablo de lo que yo he vivido, que es mucho y muy doloroso.

Quiero recordaros que desde mi primera sesión de quimioterapia estuve siempre sola en la celda. Sola. No se me puso NUNCA apoyo de ninguna clase. Durante el post-operatorio y radioterapia, tampoco. NUNCA. Si algunx de vosotrxs habéis tenido esta cruel enfermedad, o alguien cercano a vosotrxs la ha padecido, sabréis de lo que hablo. Tenía que ir a curas a enfermería central en silla de ruedas, con 34 grados de temperatura en verano, por la bajada de las defensas. De ello dan fe lxs internxs del CP de Ponent que veían en qué situación estaba. Todo ello con el beneplácito de su director, Manuel Solá (no es el actual director, lo cesaron el 31/10/17). Ya podéis imaginar el por qué… Es uno de ellos. Como lo es también el director de Instituciones Penitenciarias de Cataluña, Amand Calderó. Ya sabéis por qué está en el cargo. Lo sabéis y lo saben.

Por ello ME UNO A VOSOTRXS, para que mi voz junto con las vuestras traspase muros y se oiga donde se tenga que oir.

Hasta siempre, recordad: “SI LUCHAS PUEDES PERDER, SI NO LUCHAS ESTÁS PERDIDO”

Carmen Badía Lachos

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 30-IV-2018]

Huelga de hambre 1 de mayo 2018 Mujeres presas Presxs en lucha

Hemos recibido de lxs compas del Grup de Suport a Presxs de Lleida la siguiente traducción al castellano del texto que ha publicado en catalán en su blog informando sobre la situación actual de Carmen Badía Lachos.

Actualización sobre Carmen Badía

Como ya comentamos brevemente a principios del pasado marzo, Carmen Badía se encuentra actualmente en la macrocárcel de Zuera, en Zaragoza, después de luchar incesantemente dentro del C.P. Ponent (Lleida) para conseguir su libertad condicional por enfermedad grave o su traslado fuera de Cataluña, donde le denegaban los permisos de salida siempre a pesar de su esfuerzo para conseguirlos. Lucha que consistió en una huelga de hambre desde el 5 de diciembre de 2017 hasta el 2 de marzo de 2018 (día que la trasladaron a Zuera) y en la difusión de diferentes comunicados para que se dieran a conocer las pésimas condiciones y el trato vejatorio al que les someten. Desde el Grupo de Apoyo a Presxs de Lleida se le dio voz, se extendió su situación y se presionó mediante diferentes acciones. Para recordar que el Sistema Penitenciario no siempre podrá acallar y ocultar las torturas que realiza.

Actualmente seguimos manteniendo el contacto con Carmen. Nos cuenta que se encuentra mucho mejor, que se está recuperando de la larga huelga de hambre que llevó acabo y que está comenzando otra vez a gestionar los trámites para solicitar la libertad condicional. Son diferentes personas y colectivos los que la están apoyando.

Tiene muchas ganas de seguir luchando, y nos ha comentado que está dispuesta a unirse a la propuesta de lucha colectiva de los 12 puntos reivindicativos y que participará en la huelga de hambre convocada a partir del 1 de mayo.

Sabe que queda mucho trabajo, pero dedicará todas sus energías para conseguir objetivos y sacar a la luz todas las torturas y toda la corrupción que ella misma ha vivido dentro de la cárcel. Manda agradecimiento y abrazos para todas las personas que la han apoyado, ya que esto le ayuda a seguir adelante.

Seguimos animando a todas a estar pendientes de su situación y mostrarle apoyo!

23 de abril de 2018

¡CONTRA LAS CÁRCELES Y LA SOCIEDAD QUE LAS NECESITA!

¡ABAJO TODOS LOS MUROS!

Grup de suport a Presxs de Lleida

[box] Para escribir a Carmen:

Carmen Badía Lachos

Macrocárcel Zuera

Autovía A-23 Km 328

50800 Zuera (Zaragoza)[/box]

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo

Huelga de hambre 1 de mayo 2018 Mujeres presas Presxs en lucha

Hablamos de lo sucedido a Miguel Codón Belmonte en la cárcel de Teixeiro donde supuestamente ha intentado suicidarse por enésima vez, lo que se veía venir dado el régimen de especial dureza en que le mantienen sin tener en cuenta su precario estado de salud mental. Conversamos con Ana sobre la doble discriminación que sufren las mujeres presas, las condiciones de desarraigo, vulnerabilidad y dependencia a que se las somete y de cómo se plantean o se dejan de plantear el problema algunos sectores del feminismo y de la crítica social hecha por mujeres. Una compañera del Grup de Suport a Presxs de Lleida nos da buenas noticias de Carmen Badía y hablamos de Gelen Torrealba, presa enferma de cáncer que ha sufrido abandono y trato inhumano en la cárcel de Córdoba. Comentamos finalmente algunas acciones, propuestas y denuncias de compañeros presos en lucha.

La cárcel mata Mujeres presas Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga

Tenemos constancia de que Carmen salió, por fin, a una visita médica al Hospital Arnau de Vilanova (Lleida) el dia 19 de febrero de 2018 después de pasarse 3 meses esperando a que la sacaran, sin éxito, a varias visitas médicas que tenía programadas.

Al parecer, la última que tenía programada hasta entonces era para el día 8 de febrero, día en que el centro penitenciario de Ponent ni avisó a los mossos ni a la ambulancia para que pudiera realizarse dicha visita. Ahí entró en juego el papel importante de su abogado, que esa misma semana en que Carmen tenía visita programada, se presentó al hospital para saber si se estaba llevando a cabo el seguimiento médico correspondiente. A partir de entonces, el centro parece que se puso las pilas y que, de nuevo, el dia 21 de febrero la volvieron al hospital para conocer los resultados de unas pruebas. La han mareado bastante puesto que, además de tener cáncer de mama, hace más de un año le salió un bulto en la pierna derecha que han detectado que es un tumor pero que, al parecer, ahora le han dicho que se trata de un problema de los huesos y, por tanto, la derivan al traumatólogo; después de un año esperando respuesta por parte de angiología y cirugía vascular.

En varias ocasiones ha escrito formalmente a la dirección del centro de Ponent preguntándose el porqué de los problemas que le surgen a la hora de pedir visitas con su familia. Al parecer, desde hace un año y medio varias de las instancias que presenta para pedir las visitas desaparecen misteriosamente y se le imposibilita la visita. Esta vez, ha escrito a la nueva directora del centro, la señora Aurora. Ante la falta de respuestas por parte del anterior director, el señor Solá.

En cuanto a la respuesta sobre su petición de libertad condicional, lo único que ha recibido es un mensaje que firma la (Cap del Servei de Classificació de la Direcció General d’Institucions Penitenciàries del departament de Justícia) que dice así: “En relació a la seva petició de llibertat condicional per malaltia, us comuniquem que em traslladat la seva demanda al centre penitenciari per tal que valori el seu cas”.

En las últimas semanas, le han abierto un nuevo expediente disciplinario (sanción) con motivo de “haber insultado otras internas o haberlas maltratado” que le ha significado el aislamiento, la privación de permisos de salida, la limitación del tiempo de comunicaciones orales y la privación de actos recreativos. Según una funcionaria, Carmen aceptó cambiarse de celda y en el momento del traslado se dirigió bruscamente a una compañera presa para pedirle que le limpiara la habitación y le llevara las cosas; hecho al que supuestamente la otra presa se rebeló diciendo que ‘no era su criada y que no la ayudaría’. Luego, otras funcionarias le preguntaron por lo ocurrido y según cuentan, Carmen volvió a contestar de malas maneras. Dice el centro que no es cierto que la celda estuviera sucia (puesto que se había realizado una brigada de limpieza y que, aunque la ventana estuviera abierta, había dos radiadores en perfecto estado para calentar la habitación). Según la versión de Carmen, esa celda es comúnmente llamada “la nevera” por ser una celda especialmente fría y dice que la cambian con la escusa de que allí hay ducha pero desde el centro saben perfectamente que sola no puede levantarse ni para ir a ducharse, no tiene fuerzas.

Le ha llegado una cédula de notificación del Auto de Apertura de juicio oral del 4/12/2017. Se la acusa de un delito de “Amenazas”. Según informan desde la Fiscalía Provincial de Lleida, Carmen amenazó a la Jefa del Departamento del módulo de mujeres. Y, por eso, le quieren pedir 1 año y 3 meses más de prisión.

Ha hecho una petición de amparo destinada al Tribunal Constitucional de Madrid con fecha del 11 de febrero de 2018, donde pide formalmente su libertad para poder morir rodeada de su familia. Aunque burocráticamente no dispone de garantias jurídicas para que se tome en serio su petición.

En Lleida, tendrá lugar el próximo miércoles 7 de marzo a las 18:30h en la Plaça Sant Joan, la 2a concentración solidaria para difundir, comentar y apoyar en las calles el caso de Carmen Badia Lachos, presa en el C.P. de Ponent, y exigir su libertad!

Carmen sigue en huelga de hambre, sigue desatendida en su estado grave de salud, sigue enferma y más enferma. Nos sigue siendo imposible comunicar directamente con ella, solo podemos esperar frutos de la comunicación por carta. Aún así, la lucha sigue y también lo debe hacer la SOLIDARIDAD!!!!!! Asiste a la concentración, participa activamente y difunde el caso, infórmate de las luchas dentro y fuera de las cárceles, escribe a lxs presxs…

Para mandar apoyo a Carmen, escríbele:

María Carmen Badia Lachos

CP Ponent. C/ Victoria Kent s/n

25071 LLEIDA

Grup de Suport a Preses de Lleida

 

Actividad en la calle La cárcel mata Mujeres presas

Continúa en La cárcel de Ponent la huelga de hambre de Carmen Badía Lachos, iniciada a primeros de diciembre, exigiendo su excarcelación por estar enferma de cáncer o, al menos, su traslado a una cárcel más cercana a su familia. Continúa igualmente, pese a las dificultades que está poniendo la administación carcelera catalana, la labor de apoyo y difusión de este caso iniciada por el Grup de Suport a Presxs de Lleida, secundada por alguna otra gente en otros lugares. Publicamos una carta de Carmen recibida por un compañero que se está escribiendo con ella y el cartel elaborado por lxs compas de Lleida, junto con un comunicado explicando una vez más el caso.

Cárcel de Ponent, 24-I-18

Hola, Juli

Recibo con gran alegría tu carta, la cual además de llenarme de alegría me ayuda a continuar esta lucha que he emprendido, aun a costa de dejar mi vida en ello, para que toda España sepa la grandísima corrupción que existe en Instituciones Penitenciarias de la Generalitat de Catalunya. De saberlo, lo sabe muchísima gente, Juez de Vigilancia Penitenciaria, Juez de guardia, Fiscalía de Lleida, Audiencia de Lleida, Audiencia nacional, etc. tantos y tantos que miran hacia otro lado como si no les interesara, hacen caso omiso de las denuncias que durante años están haciendo los presos catalanes y que de momento no sirven para nada. Mi huelga de hambre no es por motivos médicos, te explico. Llevo doce años y medio presa por un crimen que no cometí, me condenaron por “INDICIOS”, esto quiere decir por suposiciones que tienen quienes llevan la investigación y, como no pued3n encontrar al culpable, pues lo fabrican.

Mi huelga es porque desde el año 2010 se me está pidiendo dinero por hacer el DEVI (delitos violentos) y que me lo aprueben. He hecho dos DEVIs, 2012/2013 y 2013/2014, pero, como no les entregué el dinero “EN NEGRO”, no me los dieron por buenos. Esa petición de dinero es habitual en Cataluña a quienes queremos salir de la cárcel, no olvides que Instituciones Penitenciarias catalanas tiene transferidas las competencias de Justicia (es la única en toda España), eso quiere decir que si el juez deniega los permisos a los/as internos/as, ellos pueden dar permisos de 48 horas a quienes quieran, la mayoría de los caso en las largas condenas previo pago, claro.

Tampoco se me permite salir de Cataluña, porque ellos lo arreglan de tal manera que, cuando piden mi traslado a Madrid en los informes diga que tengo vínculos familiares en Cataluña, y eso no es cierto, soy aragonesa y mi familia reside en Aragón. Ahora, por cuestiones de mi enfermedad (padezco cáncer de mama) dicen que no es conveniente por razones de tratamiento, cuando lo cierto es que solo son controles lo que me hacen en el Hospital. En cuestión de médicos no tengo queja, tanto los de la cárcel como los del Hospital bien me han tratado. Me piden, para darme permiso de 48 horas, la cantidad de 200.000 euros, sí, lo has leído bien, al principio era de 100.000 euros, pero desde que estoy enferma la tarifa se ha doblado (…). Supongo te habrás enterado de mi caso por el Observatorio del Sistema Penal o por Suport als presos de Lleida, ya me lo dirás.

No olvides que las cárceles son un gran negocio, la de dinero que estarán embolsándose a cuenta nuestra, así como lo que cobra de más el CIRE 8empresa adherida a la Generalitat) y que lleva los economatos catalanes, con unos precios abusivos, y los talleres donde trabajan los/as presos/as muchos/as de ellos/as sin seguro, por 2 euros diarios (algunos/as ni a eso llegan9, o sea, explotación laboral, aquí no tenemos ningún derecho, solo obligaciones. Son tantas y tantas las injusticias y tanta la mierda que será muy difícil erradicarlo.

Recibe un fuerte abrazo y, si no nos vemos nunca, pues llevaré mi huelga hasta el final, recibe mi apoyo y mucha suerte.

Carmen

COMUNICADO DE APOYO A CARMEN BADIA LACHOS

Centros de reclusión presentes en cada ciudad podrida dominada por este sistema perverso, que priva de libertad a todas aquellas personas que no cumplen las leyes que interesan a los que gobiernan. Pensamos que es imprescindible dar nuestro máximo apoyo a las personas que en estas condiciones tan duras y con tantas dificultades para expresarse libremente y ser escuchadas, se rebelan y se reivindican, asumiendo las represalias que esto pueda llevar.

En la cárcel de Ponent (Lleida), en el Módulo de mujeres, está Carmen Badia Lachos. Una presa que actualmente está en huelga de hambre, y que sabemos que ha perdido ya al menos 12 kilos. Exige un traslado para estar más cerca de su familia, ya que sufre un cáncer de mama.

Ella nunca ha reconocido el delito por el que se la acusa, y es por eso que no le permiten disfrutar de los permisos que van asociados a los programas de «reinserción» que ya ha realizado; le ponen la condición de asumir y mostrar arrepentimiento por el delito que se le atribuye. Para tener acceso a dichos permisos la obligan a mandar cartas de disculpa a los familiares de la víctima; hecho que ella, al no reconocer el delito, siente ridículo y se niega a hacer. Por eso solicitó un traslado fuera de Catalunya, ya que al parecer, fuera de las competencias penitenciarias catalanas, no la obligarían a asumir el delito y mandar carta de arrepentimiento como condiciones para obtener permisos y otros beneficios.

Carmen está cumpliendo una condena de 24 años, y ya lleba 12. Estuvo hasta finales del 2014 en la cárcel de Brians (Barcelona) antes de ser trasladada a Lleida. En los dos sitios asegura graves hechos de corrupción, como que se le diga que si paga dinero obtendrá los permisos que quiere.

El 26 de junio del 2017 fue operada de cáncer de pecho en el hospital, y el 29 del mismo mes la trasladaron de nuevo hacia el centro penitenciario, aún con drenajes de la operación. Como en la cárcel de Ponent no hay Departamento de enfermería para mujeres, la mandaron directa a la celda, teniendo que ayudarla las compañeras a ducharse y limpiar el espacio. Explica como la tenían que llevar entre varias a la ducha porqué no había ni una silla de ruedas. También comenta que recién operada le seguían realizando registros integrales, destrozando la habitación, haciendo que sus compañeras tuvieran que recogerla.

Queremos señalar que esta situación no es un hecho aislado ni en la cárcel de Ponent, aquí en Lleida, ni en el resto de cárceles del Estado Español o de cualquier Estado. Porque las cárceles no obedecen a supuestas políticas de reinserción, sino al castigo y al miedo, donde las personas presas son vistas como una mercancía con la cual muchas empresas ganan millones de euros. La cárcel es un mecanismo que se ha desarrollado en esta sociedad para que cumpla distintas funciones, como mantener el orden establecido y el desequilibrio económico, sin que haya riesgos para los ricos. Y abrir la puerta tanto a aquellas personas que según sus criterios de «justicia» han sobrepasado las leyes (a menudo para sobrevivir), como a las que quieren subvertir el orden establecido.

Pedimos difusión del caso e implicación para mandarle cartas mostrando el apoyo de las que estamos fuera y la tenemos presente.

Grup de Suport a Presxs de Lleida

La cárcel mata Mujeres presas Presxs en lucha

En un correo del Grup de Suport a Presxs de Lleida nos llega el siguiente comunicado. Habla de una presa con gran condena que lleva 45 días en huelga de hambre en la cárcel de  Ponent (Lleida), denunciando un tratamiento médico y penitenciario totalmente inadecuado, dada su enfermedad: por la gravedad de la misma, debería ser excarcelada, pero ni siquiera se le están dando permisos de salida que le corresponderían por la fase de tratamiento en la que se encuentra. Además, la tiene en una cárcel alejada de su entorno social y familiar, dificultando las visitas de su familia y gente allegada. Denuncia también acoso por parte de las carceleras, corrupción y arbitrariedad en la concesión de «beneficios penitenciarios», abandono médico-sanitario, trato general humillante y persecución por «sanciones disciplinarias» arbitrarias. Piden que se le escriba para mostrarle apoyo. Al final viene su nombre y dirección y el teléfono de la cárcel de Ponent, para preguntar por ella.

Carmen Badía Lachos, presa actualmente en Ponent, en huelga de hambre desde el 5/12/18 ya ha perdido 12 kg.

Carmen Badía Lachos cumple una condena de 24 años de los que ha cumplido ya 12. Estuvo en Brians 1 hasta el 9 de noviembre del 2014, cuando fue trasladada a Ponent. Carmen tiene un cáncer de pecho recibiendo actualmente radioterapia. Refiere que el trato médico recibido es bueno.

Ella no reconoce el delito por el que se le condena, pero está pagando la responsabilidad civil. Carmen ha realizado ya dos programas DEVI, pero al no reconocer el delito, no le dejan disfrutar de los permisos que van asociados a los programas de “reinserción”. Para ella el problema no es solo el reconocimiento del delito, sino que le obligan a escribir cartas de arrepentimiento pidiendo disculpas a los familiares de la víctima, y al no ser responsable del delito por el que se le condenó se siente ridícula escribiendo dichas cartas y no quiere ceder. Dice que tanto en Brians 1 como en Lleida diversos profesionales le han ofrecido pagar dinero para poder salir. Cuenta que en el año 2014 XXXX el jefe de la Junta de tratamiento le pregunto «¿Y por qué no pagas?». Dice que también su tutor allí en Ponent XXXX al que todas conocen como «el borrachín» también le planteó la posibilidad de pagar para salir.

Cuenta que el trato con las funcionarias es bueno a excepción de una funcionaria la jefe del Módulo 8, XXXX, que trabaja en turnos de fin de semana. Explica que les pone partes sin ningún motivo, según refiere a ella le ha puesto cinco partes. Cuenta que viene a trabajar habiendo consumido drogas y/o tras haberlas consumido el día anterior. Dice que dicha funcionaria tiene problemas con todas las internas. Nos explica que ha presentado escritos recurriendo la denegación de permisos, pero que han sido desestimados.

En una carta con fecha del 01/11/17 en la Carmen relata que aunque se encuentra muy mal de salud ha renunciado al tratamiento de quimioterapia y radioterapia porque no se quiere pasar sus últimos días de vida en un hospital. Solicita un traslado a una cárcel fuera de Cataluña, para que le puedan autorizar permisos de salida. Denuncia tambien graves casos de corrupción.

Detalla que son dos las funcionarias (ambas trabajan en turnos de fin de semana) con las que tienen problemas: XXXX (la jefa del módulo de mujeres) y XXX. Explica que en mayo ella era la encargada del economato y de la limpieza. Explica que una interna (XXXX) le pide que guarde droga en el economato, ella se niega. Ante su negativa la interna le quiso agredir. Explica que la jefa del Módulo XXXX le dijo que tenía que hacer la vista gorda para llevarse bien con las internas, y que ante la negativa de la señora Badía, la releva del trabajo.

Cuenta que el 26 de junio fue operada del cáncer de pecho y el 29 de ese mismo mes es trasladada de nuevo al centro, todavía con los drenajes de la operación. Explica que como en el CP de Ponent no hay Departamento de enfermería para mujeres permaneciendo hasta el día 21/07 sola en la celda, debiendo ayudarla las compañeras a ducharse y a limpiar la celda. Explica que la tenían que acompañar a la ducha entre 4 porque no hay silla de ruedas. Recién operado le realizaban registros integrales, que le destrozaban la habitación, debiendo venir a recogerla otras compañeras.

Explica que en setiembre, el día de la Mercè salieron todas a misa. Explica que la interna XXX estaba enfadada porque su pareja no había podido salir a misa y golpeo a la señora Badía en los pechos, causándole la rotura de una de las prótesis y el desplazamiento de la otra. La señora Badía tuvo que ser operada de nuevo, habiendo sufrido ya cuatro operaciones de cáncer.

Explica que pese a que hubo testigos de esos hechos (una interna y una funcionaria), por decir que la interna le había golpeado le pusieron un parte por mentirosa. Denunció estos hechos ante el juzgado de Instrucción nº 2 de Lleida. Explica que ha sido a su vez contra-denunciada.

Hace menos de un mes que un funcionario del módulo de mujeres XXX le dijo que sus papeles solicitando el traslado habían sido enviados a Barcelona. El mismo funcionario XXX le dijo que si quería salir lo que le quedaba era pagar. Explica que a muchas compañeras en su misma situación les ha pasado igual.

El 22 de noviembre Carmen se dirige al Síndic de Greuges  y a Dirección General de prisiones, solicitando el traslado a la prisión de Zuera, cerca de su familia.

El 24 de noviembre se dirige al Defensor del Pueblo, anexando la denuncia y otros documentos.

El 12 de diciembre una nueva carta de Carmen fechada en día 4/12 nos informa de que a raíz de un nuevo parte ha sido sancionada con aislamiento de fin de semana  (2, inicio 2/12, finaliza 10/12) y privación de paseos recreativos (15, inicio 11/12 final 25/12) no pudiendo realizar vis a vis familiar durante el mes de diciembre, y debiendo pasar el día de nochebuena y navidad sola en la celda. Explica que ha iniciado una huelga de hambre y sed indefinida para protestar por su situación.

Por ello pedimos difusión de su caso y mandarle cartas para mostrarle nuestro apoyo.

[box] Para escribir a la compañera:

Carmen Badía Lachos

Centre Penitenciari Ponent

Carrer Victòria Kent, s/n

25071  Lleida[/box]

Teléfono de la cárcel de Ponent: 973 22 03 33

 

Mujeres presas Presxs en lucha

Actividad en la calle Mujeres presas Presxs en lucha

La historia del crecimiento del encarcelamiento de mujeres se ha visto oscurecida por discusiones demasiado amplias sobre la población carcelaria «total» durante demasiado tiempo. Este informe arroja más luz sobre lo que les pasa a las mujeres en la era del encarcelamiento masivo mediante el seguimiento de las tendencias de la población carcelaria desde 1978 para los 50 estados de EE.UU. El análisis identifica los lugares donde las reformas recientes parecen haber tenido un efecto dispar sobre las mujeres, y ofrece recomendaciones a los estados para revertir el encarcelamiento masivo de las mujeres junto con el de los hombres.

En todo el país, encontramos una perturbadora disparidad de género en las tendencias recientes de población carcelaria. Si bien las reformas recientes han reducido el número total de personas en las cárceles estatales desde 2009, casi todo el descenso ha sido entre los hombres. Al profundizar en los datos específicos del estado, podemos identificar los estados que generan la disparidad.

En 35 estados, las cifras de la población femenina han sido peores que las de los hombres, y en algunos estados extraordinarios, las poblaciones carcelarias de mujeres han crecido lo suficiente como para contrarrestar las reducciones en la población masculina. Con demasiada frecuencia, los estados socavan su compromiso con la reforma de la justicia penal al ignorar el encarcelamiento de las mujeres.

Las mujeres se han convertido en el segmento de más rápido crecimiento de la población encarcelada, pero a pesar del reciente interés en la alarmante tendencia nacional, pocas personas saben lo que está sucediendo en sus propios estados. Examinar estas tendencias estatales es fundamental para tomar decisiones políticas a nivel estatal que dictarán el futuro de la encarcelación masiva.

Internacional Mujeres presas

Las compas de un grupo de apoyo a prersxs, que están en contacto con Soraya, nos envían por mail la siguiente carta:
Hola chicos como están espero que estén bien. Yo aquí en todo lo que cabe bien en menos de un mes que llevo aquí llevo 6 crisis fuertes de mi alergia. Siento cada vez más que ya no puedo más por eso también les escribo para ver si me pueden ayudar paso por junta el día 28 no se qué podría pasar pero siento que cada día estoy más mal no tengo ya fuerza para nada aquí me tratan bien se preocupan por que esté bien veo a mi familia pero esto de la alergia cada día que pasa está peor por favor ayúdenme. Díganle a XXX que me ayude por favor yo creo que yo estoy pagando los errores con creces lo único que quiero es una sola oportunidad tengo miedo de morirme en cualquier momento con tanta medicación por favor díganles a las chicas que fueron a verme a Ponent que intenten ayudarme les he escrito y no me han respondido a ustedes le voy enviando con esta carta desde que estoy aquí ya son 3 veces espero que las hayan recibido los quiero mucho y gracias por estar siempre ahí para mí. Gracias mil gracias los quiero.
[box] Para escribir a la compañera:
Soraya Durei Lafuente
Centro Penitenciario de León
Paraje Villahierro
24210 Mansilla de las Mulas (León)[/box]

Mujeres presas

Solidaritat Rebel

El día 21 de diciembre hacemos un llamado a dejar fluir la imaginación y a expresar la solidaridad en sus múltiples formas. Mostraremos una vez más que nuestrxs compañerxs presxs no están solxs, que continúan presentes y así lo demostraremos en las calles.

Quieren elevar muros aún más altos no solo de hormigón y de acero, sino de soledad y aislamiento. Son estos muros que queremos derrumbar con amor, cariño y rabia por nuestra compañera Lisa. Por todo esto y para mostrar nuestra solidaridad con ella y con todxs nuestrxs compañerxs presxs, convocamos:

CONCENTRACION EN LA EMBAJADA ALEMANA
EL DIA 21 DE DICIEMBRE A LAS 8.30H
Dirección: Torre Mapfre, Calle de la Marina 16 (Barcelona)

El hecho de haber recibido una condena no significa que la persona presa esté “sólo” a merced de las instituciones penitenciarias. El aparato policial y judicial del Estado siguen investigando, observando, analizando y decidiendo sobre el destino de la condenada. Especialmente cuando la presa no se ha arrodillado pidiendo clemencia durante el juicio o no se ha auto-humillado en algún gesto de lo que el enemigo ve como “reconciliación”, son incontables las maneras en que la justicia sabe demostrar que las cuentas siguen abiertas. La negativa a colaborar con los órganos policiales se considera como prueba de culpabilidad y puede servir para mantener la investigación abierta hasta tiempo indefinido. El silencio y la dignidad frente a los verdugos y sus acusaciones se consideran encubrimiento del delito y pueden generar nuevos expedientes.

Además, el hecho de ser socializada como mujer y no reproducir los roles asignados, en este caso por ejemplo, tener una actitud rebelde o una posición no sumisa ante la institución, genera múltiples condenas que van más allá de una condena a nivel jurídico, ya que también intervienen las condenas morales o sociales, que vienen dadas por la estructura patriarcal y que marcan a la persona las circunstancias del encierro.

El hecho de seguir desde el encierro expresando las propias convicciones e ideas políticas y no negar quién es, lo consideran una falta de arrepentimiento y un argumento de que la pena de cárcel no es suficiente.

Y cuando el arsenal jurídico se agota en una condena “razonable”, es decir, suficientemente larga para complacer la acusación, pero la ética de la persona presa sigue intacta, la justicia no vacila en atacar los lazos familiares, sentimentales y de amistad con el mundo exterior.

Además del hormigón, los barrotes, las luces artificiales y cámaras de vigilancia que más allá de truncar la vida la asfixian, se añaden montañas de papel que hay que cruzar para obtener el simple contacto humano con la gente cercana. Solicitudes, permisos, autorizaciones, prórrogas, que ponen a prueba la voluntad de no sentirse vencida.

El pasado 7 de junio, Lisa, nuestra compañera anarquista, fue condenada por el tribunal de Aachen (Alemania) a 7 años y medio de prisión por atracar un banco. Actualmente, estamos a la espera de conocer el resultado del escrito presentado por los abogados que, en caso de aceptarse, supondría la revisión de la sentencia y que el juicio se celebrara de nuevo. Por lo tanto, la compañera se encuentra todavía en régimen preventivo en la prisión de Köln. A principios de noviembre su madre murió, debido a una enfermedad que ha durado varios meses. En este tiempo, tanto la fiscalía como el juez le han negado la posibilidad de ir a visitarla al hospital, alegando “riesgo de fuga” y también el permiso para acudir a su entierro.

Más allá de la argumentación jurídica del enemigo, sus mecanismos funcionan de manera insidiosa. Como en tantos otros casos, donde la sed de venganza de la justicia no se ve calmada con una simple, por larga que sea, condena de prisión, el enemigo sigue atento a cada supuesta debilidad de la presa para someterla. Está claro que se trata de una medida puramente vengativa como respuesta a la postura firme y no colaboracionista de la compañera. Un castigo adicional pensado para agravar la ya dura condena de encierro, un intento más de doblegarla, esta vez apuntando hacia su vida privada y ámbito personal. Una lógica, nada nueva, de chantaje judicial con el objetivo de socavar su coherencia y sus convicciones políticas.

Quieren elevar muros aún más altos, no sólo de hormigón y de acero, sino de soledad e aislamiento. Son estos muros que queremos derrumbar, con amor, cariño, rabia y solidaridad por nuestra compañera Lisa.

Con odio al enemigo. No olvidamos. No perdonamos.

Algunas compañeras anarquistas

Actividad en la calle Mujeres presas