[Palestina] El Invierno En Las Prisiones Israelíes Una Forma De Tortura

images-1

Prisión de  Megiddo

Los prisoneros políticos palestinos se preparan para protestar contra la administración penitenciaira israelí en relación con sus necesidades de ropa de abrigo y manta para el invierno, que va a ser muy frío, según las previsisones. Muhammad al-Masri, prisionero en la cárcel de  Megiddo, ha dicho al corresponsal del Centro Palestino de Información (CPI) que la administración penitenciaria ha advertido a los presos que tienen prohibido hacer entrar ropa de invierno y mantas del exterior. Muy enfadados, los presos han amenazada con intensificar sus protestas.

Ha explicado que la administración penitenciaria, por una parte, está haciendo chantaje a los prisioneros y, por otra, un buen negocio: ha prohibido la entrada de ropa y mantas, pero autoriza que los presos las compren en el economato de la cárcel.

Ofer superpoblada y la crisis invernal

La situación en las otras cárceles apenas es mejor que en la de Megiddo, pero es en Ofer donde son peores las condiciones para hacer frente al invierno.

Los presos han dicho a nuestro corresponsal [de Arrêt sur info, noticiario en internet de donde traducimos la noticia] que aún están vigentes sus reivindicaciones del invierno pasado y, normalmente, cuando llega un nuevo preso, son ellos quienes le proporcionan lo que necesite hasta que puede conseguirlo por sí mismo, pero este año la situación es diferente.

El prisonero Ahmad ha dicho a nuestro corresponsal: «Este verano ha habido muchas redadas a raíz de la operación en Al-Khalil, la guerra en Gaza y las repercusiones de los acontecimientos, lo que ha conducido a un enorme aumento del número de presos en Ofe y a una superpobalción sofocante de sus diferentes secciones.»

«Con la llegada del invierno y la persistente negativa a permitir la entrada, gracias a sus familiares y a las instituciones encargadas, de lo que necesitan los presos, la crisis tendrá terribles efectos; los presos no pueden atender las crecientes necesidades del creciente número de presos.»

Las enfermedades proliferan y los carceleros no hacen nada 

El abogado defensor de los derechos humanos Muhammad Kamnaji ha subrayado que, según las convenciones internacionales, la Administración Israelí de Ocupación (AIO) está obligada a proporcionar gratuitamente a los prisioneros todo lo que necesiten.

Ha añadido: «Las enfermedades invernales es extienden por las prisiones en un grado elevado y la AIO es responsable de la manera de ajustarse a las normas internacionales en su forma de tratar a los prisioneros.»

Y, a continuación: «Muchas enfermedades específicas del invierno, como las enfermedades óseas, los reumatismos, la artritis, los dolores de espalda, los problemas pulmonares, la gripe, los enfríamientos, los dolores de garganta y las enfermedades de la piel se propagan y devienen crónicas a causa de los tratamientos indecuados.»

Como conclusión ha dicho que impedir la entrada de ropa de abrigo y mantas es un crimen.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.