Categoría: <span>Indefensión jurídica</span>

Miguel Codón Belmonte es un compañero que viene participando desde hace años en las luchas colectivas y que , por su estado de salud mental, debería haber sido excarcelado, en lugar de encerrado en departamentos de castigo o aislado celdas acristaladas. Lxs compis del grupo anticarcelario HENAS de Santander publicaron el siguiente texto, donde él mismo cuenta su historia carcelaria y explica su situación actual. La foto es de la marcha a la cárcel de Wad-Ras, em Barcelona, del pasado 31 de diciembre.

Con 9 años me metieron en un centro de acogida ya que recibíamos malos tratos yo y mi hermana por parte de mi padre y mi difunto abuelo paterno.

Todos los días me pegaban con una vara de junco o con el palo de la fregona. Cada día cuando llegaba del colegio me obligaban a hacer los deberes encima de la lavadora y tenía prohibido totalmente ver la televisión.

Un día cuando voy a clases de natación la profesora me vio todo el cuerpo lleno de hematomas y entonces denunciaron a los servicios sociales.

Decidieron tutelarme y meterme en un centro de menores.

Me metieron con 9 años en un centro donde había chavales de 16 y 17 años.

Empecé a fumar porros, tabaco y a beber… Aprendí a conducir y robé un Renault 5. Con 13 años, me pasaron a disposición judicial en el juzgado de menores de Zamora y me metieron en el reformatorio de Valladolid –Centro Regional Zambrana.

Estuve fugándome del reformatorio desde los 13 años hasta los 15 y entonces el juzgado de menores decidió ponerme en régimen cerrado. Estuve encerrado desde los 15 hasta los 18 que salí en libertad.

A los 6 meses de salir de la cárcel de menores, me metí en el garaje del cuartel de la Guardia Civil y quemé todos los coches y el garaje entero.

Me cogieron a los 2 días y me metieron con 18 años en la prisión de Topas preventivo. Tenía una petición fiscal de 37 años, se me acumularon todos los robos y por lo del garaje de la Guardia Civil me metieron «INCENDIO CON PELIGRO PARA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD FíSICA».

A los 2 años y 9 meses me salió el juicio en la audiencia provincial de Zamora y me condenaros a 16 años y 10 meses.

Llevo ya casi 9 años y he pisado ya 17 talegos en España. Llevo 7 años en 1er grado y cada 6 meses me han estado haciendo cundas fantasmas.

Cada vez que un carcelerx me ha tocado la cara le he hecho una brecha en la ceja o le he roto una mano de una patada, me han esposado en pleno invierno en gallumbos a la pata de una cama toda la noche.

He estado en la prisión de A Lama en la acristalada de la enfermería 8 meses, sin nada en el chabolo y para llamar por teléfono o para salir al patio me han sacado esposado y ellos con chalecos, cascos, escudos y porras extensibles. Así durante 8 meses.

Y a fecha de hoy estoy en la celda acristalada de nuevo, sin nada y si necesito escribir tienen que llamar al jefe de servicios para pedir permiso y luego devolver el material.

Ahora como ya he dicho anteriormente estoy de nuevo en la acristalada sin nada, en la que llevo ahora 2 meses y me han pedido hace 3 días el traslado de prisión a Villabona, a Zuera o a Topas. Y me queda de condena hasta el 2031. Con los sumarios de lxs carceleros me sumaron 5 años más.

Esta es mi historia.

Miguel

¡¡¡¡ABAJO LOS MUROS!!!!
POR CADA CARCELERO SIN CABEZA, BARRA LIBRE DE CERVEZA

Para escribirle y acompañarle en su encierro:

Alfonso Miguel Codón Belmonte
Centro Penitenciario de Zuera
Autovía A-23, km 328
50800 Zuera (Zaragoza)

Cárcel=Tortura Indefensión jurídica Salud mental

Hace un par de semanas nos hacíamos eco de la publicación del Grup de Suport a Presxs de Lleida, donde narraban como la Guardia Civil había negado la entrada al Tribunal Médico a David Rojas, preso en Murcia II, después de un intercambio de palabras en el furgón. Ahora vuelven a actualizar la evolución de la situación. A David se le dice ahora que «a lo mejor» ese día no iba al Tribunal Médico, y cuando él solicita un documento escrito donde ponga donde se lo llevaban, le deniegan la información. El compañero sigue con trámites burocráticos para conseguir saber dónde iba ese día. La fotografía de arriba es de unas octavillas hechas para difundir la huelga rotativa que empezó este 1 de septiembre, así como las reivindicaciones de la misma.

Seguimos en contacto con David Rojas Fernández. El compañero ya contó que el día 3 de septiembre la Guardia Civil lo cargó en el furgón, esposado por detrás, para llevarlo al Tribunal Médico de Murcia. En el furgón, David y uno de los policías intercambiaron unas palabras, debido a que el compa se quejó de las vueltas que estaban dando. Al llegar a Murcia y aparcar el furgón, volvieron a meter a David dentro diciendole «Éste es el croquis que te vamos ha hacer; directo a prisión.»

Después de esto, compas de fuera han estado haciendo llamadas a Murcia II para pedir explicaciones, y también preguntando directamente en la ventanilla por el subdirector médico. Se ve que en esta cárcel no hay subdirector médico, y que su función la realiza el director. Este director se ve que no atiende a nadie, ni personalmente ni por teléfono, y que cualquier cosa se tiene que transmitir a su secretaria, con la cual ya se ha hablado varias veces sobre el tema. También se ha hablado con la trabajadora social. Ambas minimizan los hechos diciendo que el problema de David es «que no sabe callarse.»

A raíz de estas llamadas, la trabajadora social fue a verle y le dijo que ahora «no estaba segura» de que realmente ese día lo hubieran sacado para ir al Tribunal Médico. Cosa absurda ya que al compa así se lo dijeron y, además, como «profesional» del centro tiene que saber o puede saber a dónde sacan a una persona. Ante esto, David echó una instancia dirigida a esta misma trabajadora diciéndole que quiere por escrito una respuesta para saber a dónde iba, ya que no se le está dando esta información que él tiene derecho a saber. Hoy la trabajadora ha vuelto a verle y le sigue diciendo que no sabe a dónde le sacaban, pero que en todo caso no se lo puede decir por «motivos de seguridad», que dirija la instancia a dirección. Con esto está reconociendo pues que sí sabe a donde le sacaban, pero que no les de la puñetera gana de decírselo. ¿Qué motivo de seguridad puede haber, para no darle al propio afectado una información tan básica como saber a donde lo llevaban ese día?

Pensamos que lo que están haciendo es darle largas sobre el tema y marearlo para que el compa no pueda denunciar los hechos o hacer lo que él considere oportuno.

Aprovechamos para comentar que David sigue en primer grado, chapado. Está consiguiendo que no le metan más sanciones, pero hasta febrero no cancela las vigentes. Así que de momento no ve perspectiva de poder salir de aislamiento.

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020]

 

Huelga de Hambre Rotativa 2020-2021 Indefensión jurídica

Hablamos de la huelga de hambre iniciada el 1 de mayo por un pequeño grupo de presxs en lucha reivindicando la excarcelación de personas presas enfermas y ancianas y contra el estado de excepción impuesto con la excusa del coronavirus y la tendencia a convertirlo en norma, sobre todo en las cárceles. En ese sentido, hablamos con un compañero abogado que nos explica las implicaciones del «plan de choque» propuesto por el consejo general del poder judicial par hacer frente a los efectos de la paralización del aparato judicial durante el «estado de alarma» y el recorte permanente de derechos y garantías que supone, especialmente para las personas presas.

covid19 Huelga de Hambre Mayo 2020 Indefensión jurídica Radio: Tokata Y Fuga

El estado de excepción impuesto con la excusa del coronavirus se hace más patente en las prisiones del Estado, donde hace que los carceleros actúen con prepotencia e impunidad aún mayores de lo que es habitual. La carta de la madre del preso agredido, que ponemos a continuación, recogida de la web del Grupo de Derechos Civiles 15M de Zaragoza, es un ejemplo claro de que los derechos dentro de prisión, si alguna vez los hubo, quedan aparcados y la indefensión ante la cruel actuación de los carceleros y demás funcionariado taleguero es más que manifiesta

Redacto este escrito para denunciar públicamente la situación de vulnerabilidad que están viviendo los presos de la cárcel de Zuera. En la que se encuentra actualmente mi hijo.

Comenzaré contando los hechos que me llevan a recurrir a este método para hacer visible la situación de mi hijo y que quede constancia de ello. Aunque estoy segura que muchos más presos se encuentran en situaciones similares de vulnerabilidad.

El día 20 de marzo recibo una llamada de mi hijo en la que me cuenta que ha sido víctima de una brutal paliza entre siete funcionarios, de la cual le han quedado lesiones y me pide, por favor, que denuncie esta situación.

En esta llamada mi hijo me cuenta que todo comienza el día 18 de marzo a las 14:00h, cuando los funcionarios del módulo 1 piden a todos los presos que regresen a sus celdas debido al Estado de Alarma. Que mi hijo sube a su celda como habían ordenado. Varios presos organizan una reyerta en contra de los mandatos de los funcionarios, en la cual mi hijo no participa. Cuando está en su celda, un funcionario entra y comienza a meterse con él y a empujarle. Ante esta situación, el interno solicita al funcionario su número de placa, a lo cual éste le contesta “si espera un momento que ahora te la voy a dar”. El funcionario abandona la celda y a los 5 minutos regresa, acompañado de otros 6 funcionarios, entre ellos un jefe de servicios. Entre todos comenzaron a pegarle y entre golpes le decían “toma esta es tu placa de identificación, aquí la tienes”.

Las lesiones de esta brutal agresión de medidas desproporcionadas, son los dos ojos hinchados, pómulos hinchados, mano muy hinchada, con un dedo lo más seguro fracturado y un fuerte dolor de costillas. Después de esto se lo llevan directamente a celdas de aislamiento.

El día 20, unos funcionarios se dirigen a la celda de aislamiento en la que se encuentra el interno, sin motivo ninguno, y le invitan a salir de allí. Ya que, probablemente, después de revisar cámaras, se dan cuenta de que él no tiene nada que ver con la reyerta, que no hay manera de inculparle, ni motivos suficientes para mantenerlo en aislamiento. Las palabras del funcionario hacia el interno fueron: “Mira es al único que vamos a sacar, a tí”, a lo que éste responde “Claro, pero la paliza ya me la he llevado”, a lo cual un funcionario le contesta “Cállate y no hables, porque como sigas hablando te vamos a matar”.

A raíz de esto, el interno se encuentra con muchísimos dolores, debidos a las lesiones arriba indicadas. Pide que le mire un médico, debido a sus dolores, el médico se niega. A los dos días lo termina mirando el médico, a razón de redactar un parte, en este parte pone que las lesiones son leves. El interno pide por favor que se le mire bien la mano porque está con muchísimos dolores, a lo que el médico contesta “Mira me tienes hasta los cojones, vete ahora mismo al módulo porque si no volverás a recibir”. El interno sigue con dolores en la mano actualmente.

Cuando yo recibo la llamada de mi hijo el día 20, como antes ya he mencionado, llamo a su abogada , la cual después de contarle los hechos acontecidos, subió a la prisión solicitando una visita a su cliente para comprobar su estado, redactar la conveniente denuncia e indicarle los pasos a seguir después de lo ocurrido. Salieron 4 funcionarios a atenderla… le denegaron esta visita debido al Estado de Alarma. La solución que le dieron fue que mandase un fax a la prisión solicitando una visita al interno. La abogada mandó el fax, a día de hoy aún está esperando la respuesta. Claramente, los funcionarios evitaron que se pudiesen corroborar los hechos, al no permitir a la abogada comprobar las lesiones de su cliente. Dado que pasando unos días, la inflamación y las lesiones no tendrían la misma intensidad.

Yo, como madre, llamé a la cárcel y hablé con la directora del centro, la única respuesta que recibí es que ella no tenía constancia de los hechos. También me dirigí al juzgado de guardia a presentar la conveniente denuncia. Todavía a mi hijo no le ha visitado ningún forense desde el acontecimiento de los hechos.

La cosa no se queda aquí, desde el día que tuvo lugar la agresión, los mismos funcionarios, de los que aún no tenemos constancia de sus números de placa, están intimidando al interno a través de miradas, órdenes de que se esté quieto y no se mueva, por lo cual mi hijo está totalmente cohibido y tiene muchísimo miedo.

El interno presentó una denuncia al juzgado de guardia con los hechos ocurridos y pidió un habeas corpus, por lo cual ya debía de haberle visitado el juez. No tenemos constancia de que esa denuncia haya salido del centro penitenciario. También solicitó la revisión de su persona por un médico forense, el juzgado aún no ha recibido este escrito. He llamado varias veces al juzgado para corroborarlo.

Los funcionarios dijeron al interno que denunciara todo lo que quisiera, que ellos tenían órdenes de la directora del Centro Penitenciario de Zuera de que tiraran a matar a los presos.

Como madre tengo miedo de que a mi hijo le pase cualquier cosa ahí adentro, sabemos que en Zuera ya ha habido muertes de internos bastante sospechosas. También sabemos que los funcionarios se cubren entre ellos. Ahora no hay visitas, nadie puede comprobar el estado de salud de los presos.

En el Estado de Alarma, se ha olvidado al colectivo de los presos, entendemos que estamos en una situación difícil y que hay que tomar medidas drásticas. Pero por favor vamos a respetar un mínimo los derechos humanos. Ahora los presos no tienen la asistencia médica necesaria para el coronavirus, deberían tenerlos un poquito más en cuenta y pensar que son seres humanos igual que todos. Que si han hecho cosas mal ya las están pagando. Pero en ningún momento debe permitirse la violación de derechos humanos fundamentales.

Pido máxima difusión y que, si hay personas con situaciones parecidas, las denuncien también públicamente ya que la unión hace la fuerza.

Gracias por su tiempo.

Un saludo.

Pdt: El interno ha decidido mantenerse en el anonimato, por miedo a futuras represalias.

Cárcel=Tortura Indefensión jurídica Sociedad-cárcel

Hablamos con una componente de Familias Frente A La Crueldad Carcelaria y con el abogado que representa a esa asociación en este caso de la denuncia que están impulsando sobre las torturas sufridas por un buen número de personas presas en al Cárcel de Albocàsser en agosto y septiembre. Nos hacemos eco de una convocatoria de apoyo a la huelga de hambre rotativa por la excarcelación de las personas presas gravemente enfermas, que se ha hecho pública ya en ciudades como Lleida, Tarragona, Barcelona, Murcia, Santander o Madrid, pero se espera también en algunas otras, se trata de concentrarse ante los colegios de médicos de cada ciudad para pedirles que asuman su responsabilidad en la catástrofe de la sanidad penitenciaria. Hablamos con una persona del SIRECOVI sobre la violencia policial en calles y comisarías de Barcelona en la represión de las movilizaciones de protesta por las condenas contra los políticos independistas catalanes.

Actividad en la calle Cárcel=Tortura Familias Frente a la Crueldad Carcelaria Huelga de Hambre Rotativa 2019-2020 Indefensión jurídica Radio: Tokata Y Fuga

 

Lxs compas del Grup de Suport a Presxs de Lleida publican un resumen de las cartas recibidas de un compañero, David Rojas, en una de las cuales comunica que participa en la huelga de hambre rotativa. También relata el acoso al que se está viendo sometido: tres traslados arbitrarios en muy poco tiempo, humillaciones, sanciones arbitrarias, intervención ilegal de correspondencia, violación de la misma… Arriba podéis ver la prueba firmada por el director de la cárcel de Puerto I de una de esas violaciones. Dice que se retiene una carta por ser su contenido, «documentos multicopia con consignas» y «sin depósito legal», pero que una carta esté escrita a ordenador no es motivo para que pueda ser leída sin orden judicial, sino que, según su propio reglamento, el código penal y la constitución, sólo pueden comprobar el contenido del sobre, por si lleva algo ilegal, paro nunca leerlo. El director de Puerto I reconoce con su firma que lo han hecho: una violación descarada del secreto de comunicaciones.

Recibimos con retraso varias cartas del compañero. Nos pide difusión de las mismas y dice que quiere empezar a participar del debate entre lxs compas presxs, aun teniendo algunas dificultades con el correo. Confirma su participación en la Huelga de Hambre Rotativa.

David ha pasado por varios traslados en los últimos dos meses. Estuvo dos semanas largas de conducción desde Villena, para terminar en Morón de la Frontera (Sevilla). Estos traslados, siempre sin previo aviso, le han hecho perder vis a vis familiares solicitados con anterioridad. No pudo avisar a la familia de estas cundas, por lo que esta se presentó en Villena y a él lo habían trasladado el día anterior, por lo que fueron hasta allí para nada. Estuvo 11 días sin saber nada ni poder hablar con su familia. El compañero reclama que lo trasladen cerca de Valencia, donde tiene la família. Está en aislamiento desde hace meses y no parece que su situación vaya a cambiar.

«En estos momentos llevo una frustración inmensa. Esta gente está consiguiendo lo que se han propuesto, dejarme todo rallado y que me siga quemando hasta que vuelva a explotar, y me busque más ruina de la que ya tengo, y que no salga nunca de aquí.» «Al final van a conseguir volverme loco, y luego me dicen que siempre la lio, que soy un delincuente… pero pedazo de perros, si no me habeis ayudado en mas de 20 años que llevo metido por estas casas. Yo lo he intentado todo: modulos de respeto, modulos anti droga y mil cosas mas. Y a la minima que he metido un pelín la pata, me han sepultado vivo.»

David denuncia intervención de algunas cartas. Hay cartas que no se le han entregado argumentando que atentaban contra el buen funcionamiento y la seguridad de la cárcel u otros motivos, como vemos en la notificación que el compa nos hace llegar y que adjuntamos más abajo. Se le está prohibiendo saber noticias del exterior (Noticias que además son públicas) poniendo así dificultades a que el compañero pueda organizarse y hablar con personas de su interés. Otras cartas no se le han entregado sin aparente motivo. Quieren mantenerlo aislado y solo.

Además le están poniendo partes por el hecho de denunciar las injusticias y exigir sus derechos. Por ejemplo, uno de los partes que le metieron estando en Villena era porqué no tenia silla en la celda y le tocaba comer en la cama o en el suelo. Cuando se quejó al carcelero, este le dijo «tú no te la mereces la silla», y al volver él a protestar, le metieron un parte. También denuncia desatención medica y psicológica. Nos habla además del insoportable calor: «Aquí en Sevilla nos sacan al patio de 15’00 a 19’00, horas de muchísimo calor, en pleno agosto. Llevo un bronceado, como se dice en estas casas, moreno taleguero.»

«Aquí quieren que te chives de tus propios compañeros, que seas un sumiso y hagas caso a todas sus imposiciones. Como te digo, me retuvieron el correo. No he recibido ninguna información ni comunicados de lxs otrxs compas ni lo de la huelga rotativa que me comentas (solo sé que se va ha hacer por la ultima carta escrita que recibí de ti). Pero ya te digo, contad conmigo, no dudéis lo más mínimo que voy a participar.»

«Tienes todo mi permiso para poder publicar lo que te cuento, sobre las palizas a la peña, mis horribles traslados, la basura de comida de la mayoría de prisiones…. Y si pueden haber represalias por parte de los verdugos esos pues ya me la resbala. No voy a dejar que me amordacen.»

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Más Información En Tokata Sobre la Huelga De Hambre Rotativa Por La excarcelación De Las Personas Presas Gravemente Enfermas

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 2-IX-2019]

 

Cárcel=Tortura Huelga de Hambre Rotativa 2019-2020 Indefensión jurídica Presxs en lucha

Hablamos otra vez con Laura Delgado, continuando con el tema de la semana pasada: la indefensión jurídica en la que se encuentran las personas presas en las cárceles del Estado español. Intentamos responder a la pregunta «¿De qué tienen que defenderse?» repasando las doce reivindicaciones de la propuesta de posicionamiento colectivo que están defendiendo hace dos años algunxs presxs en lucha. Damos también algunas noticias sobre ellxs.

Indefensión jurídica Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga