Carta De Borja Martín Gómez Fechada Pocos Días Antes De Su Muerte

1011412_599828410049968_2026012698_n

Publicamos un fragmento de una carta de Borja Martín Gómez, fechada el 3 de marzo último, para que se vea que su estado de ánimo no era el de una persona que va a suicidarse tres días escasos después. Por el contrario, su actitud es la de una persona luchadora y solidaria que, en una prisión tan siniestra como la de A Lama a la que hace justicia el nombre de centro de exterminio, se enfrenta a la adversidad con alegre firmeza, desea con plenitud la vida y mira hacia el futuro con optimismo. Con amor y cólera, honramos una vez más la memoria de nuestro amigo y compañero Volvo.

“¡Hola, golfo! ¿Cómo te encuentras?

Yo, si te digo la verdad, jodido y encima en huelga de hambre y de sed, más un misil, tanto por mí como por mi pareja que no nos dejan ni vernos (…). Y sobre el chaval que está en el hospital ya hemos denunciado 12 personas y hemos hecho chapes porque muchos de ellos están con el VIH y yo les dije que no dejasen de comer. A mí al final me van a ingresar por el misil y me he negado hasta que venga el juez a verme y nos arreglen todo. Aparte nos vamos a casar y te quería pedir un pequeño favor (…). Y lo que te quería pedir es un escrito para que nos lleven a los dos juntos a la misma prisión, o sea, cunda vinculada para Aranjuez. Si me lo puedes hacer por ordenador, chachi (…). Yo luego a mediodía voy a echar un comunicado, porque me van ingresar por orden judicial ya que me he negado a ir voluntario y lo mismo me encontraré con el chaval que se encuentra allí (…). Al final el juicio del Puerto donde me pedían 2 ños y 6 meses se me quedó en 8 meses ¡De puta madre! Y por esto me están pidiendo 20, pero no se van a comer nada los muy perros. Bueno, amigo, cuídate mucho (…).

SALUD Y MUCHA LIBERTAD
¡MUERTE AL SISTEMA!

Borja

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.