Cárcel De Madrid V (Soto Del Real): Castigo De Aislamiento A Cinco Presos En Lucha Por Ponerse En Huelga De Hambre

De la página de la campaña Cárcel=Tortura reproducimos la siguiente noticia:

Desde el día 1 al 5 de octubre, cinco presos en la cárcel de Soto del Real, Madrid V se pusieron en huelga de hambre en protesta por el “trato degradante, vejatorio y abusos de poder” cometidos en el día a día por parte de los funcionarios de la prisión. Entre estos presos se encuentra Gabriel Walter Pinto Maturana, quien relata entre otros abusos cometidos contra su persona el ser sometido a cacheos con desnudo integral exigiéndole hacer sentadillas (flexiones); cacheo en celda retirándole, bajo el pretexto de ser objetos prohibidos, algunos enseres personales que en su día fueron entregados por los mismos funcionarios (neceser de plástico, álbum de cartón, barra de incienso…) y que no son considerados como tales ni siquiera en las normas internas de régimen cerrado aprobadas por la prisión; o no permitirle realizar actividades durante 1 mes en represalia por lo anterior. Junto con él, Luis Miguel Mingorance Corral, Yeray Madrid Poblete, Felix Martin Ruiz y Jose Luis Beceiro Vidal, hartos de tanto abuso e impunidad deciden llevar a cabo este acto de protesta. La respuesta, más abuso y represalias. El día 2, tras el primer día de huelga, se les abre un parte a cada uno de ellos por cometer dos faltas muy graves, “agredir, amenazar, coaccionar personas” y “divulgación de noticias falsas” por lo que se les impone la sanción de “aislamiento en celda entre 6 y 14 días” por cada una.

Ante la impotencia de ver como se cometen este tipo de abusos día tras día y la imposibilidad de defenderse por parte de los presos, no quieren quedarse callados. Gabriel informa de lo sucedido y nos deja estas palabras: «Muchachxs, conocemos los abusos de poder que se ejercen en las cárceles, y nos encontramos siempre con la indefensión ya que al gozar los carceleros del «seguro» del principio de veracidad lxs presxs se ven completamente desamparados, con sanciones encubiertas, traslados, palizas y sumarios. Difícilmente tenemos pruebas de los hechos porque no tenemos opción a la defensa ya que la vulneración de todos los derechos comienza en prisión y las protestas con quejas a JVP y otros estamentos es algo inaceptable, porque EL QUE ABUSA DE PODER SIEMPRE QUIERE LLEVAR LA RAZÓN. Y esto que publico es una mínima prueba de lo que sucede en las cárceles.»

Desde La cárcel de Soto del Real, recibimos con fecha 16 de octubre una carta del compañero José Luis Beceiro Vidal. Transcribimos el siguiente fragmento donde nos habla de los mismos hechos:

«En base compañeros a lo de mi compañero de lucha Emilio del Peso, cuantas más denuncias, quejas… que realicemos por él mejor. Qué mejor que hacer más fuerza entre todos generalmente. Por nuestra compañera Noelia, también él realizó lo mismo, eso sí, tras el voluntariado y solidaridad con ella y su caso, y con otros casos más, con todos los que sean necesarios, pero en comuna y bien organizados, dado que a mí la descoordinación tras una unidad de presos en lucha me da asco y vergüenza, mas no me cansaré de tocar la unidad-coordinación-organización entre todos. En cualquier colectivo que estemos cada uno y me averguenza que mi propio colectivo C=T estén mejor organizados afuera que nosotros dentro, dado que dentro nació la lucha, y no afuera, y la descoordinación que tenemos (yo me apunto que no soy ni jamás quisiera ser un líder, odio la jerarquía al igual que los uniformes y placas, el capitalismo y miles de temas más, y junto a Claudio Lavazza y mi hermano Pardiñas, Reinaldo y tantas más que también conocéis de sobra). Yo ya no soy partidario de las huelgas de hambre, tragado de objetos, chinazos en los brazos. Antes el cuello del verdugo que menos se espere, pero mi cuerpo no, eso lo hacía de niño con 14 años. Eso sí, apoyaré a todos los que así realicen esas acciones y actos reivindicativos, siempre. No hace mucho hicimos una huelga de hambre de 5 días colectiva. El resultado fue 2 partes muy graves de aislamiento en celdas. Todos vamos a denunciarlo al Juzgado de Guardia y hasta donde sea necesario. Ni sumisión ni putos conformistas. Soy muy claro hablando y además escribo con mucho odio y rencor sobre lo que el sistema asesino realizó con mis amigos, muchos muertos, asesinados y yo sigo vivo de milagro, perdiendo la cuenta de todas las palizas, de romperme huesos, abrirme cabeza, cejas, torturándome en muchas ocasiones en el FIES de Villabona y 14 días en el metálico, empitonado de pies y esposado de manos en cruz, con una manta haciénome de cuerpo a -5ºC y la ventana abierta y con el chute que me puso el otro asesino médico que me dejo babeando los 14 días y algo más. Aún tengo las secuelas en mis tobillos y en mis muñecas. Prefiero cambiar de tema porque sé y vivo mi día a día luchando contra mis secuelas psicológicas irreversibles que el sistema de muertes dejó en mi mente. Tras leer el comunicado de Emilio, recordé muchísimas cosas. Actos y acciones vividas en el pasado y en el presente. Así que estaré con él y con los que luchan y luchamos contra la opresión asesina de todos los talegos del puto estado y os contaré lo que a muchas personas les dije y digo. Más diré: no dejaría vivo a ningún miembro del sistema, trabaje donde trabaje, sabemos que son una conjuntiva entre todos. Lo mismo que aquí, porque es lo mismo, y el 99,99% de su grandísima impunidad que tienen a hora de juicios, así ellos quedando de víctimas y nosotros de verdugos cuando sabemos todos que es al contrario, y condenados a más años de presidio. (Ya sé que no os cuento nada nuevo, pero si os comparto y a la tarde cuando esté más tranquilo realizaré un comunicado para todos).»

Pliego de cargos de la «junta de régimen» de la cárcel

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.