Suspenden La Investigación Judicial Del Caso Carlos Silva. El Juez Se Inhibe Por Amistad Con El Director De La Cárcel

El titular del juzgado de Instancia e Instrucción número 3 de Maó ha ordenado la suspensión del proceso judicial abierto tras la denuncia presentada por los familiares de Carlos Silva Cortés, el preso que supuestamente intentó suicidarse en el centro penitenciario de Menorca y que falleció una semana después de este hecho.

La razón principal es que el juez se ha inhibido en el caso, pues “mantiene una relación de amistad íntima con el director del centro penitenciario, así como de la subdirectora, al ser personas que integran mi círculo de relaciones sociales en la isla”. Afirma que “mantengo una estrecha amistad lo que supone que esta persona [el director] acuda frecuentemente a mi domicilio a comer; vamos juntos a cenar en compañía de otros funcionarios del centro; organizamos excursiones para ir a la playa, etc”. La familia solicitó la declaración del director en su escrito de diligencias previas para investigar el caso.

Por ello trasladó el caso a su sustituto ordinario, que es el titular del juzgado número 2. Pues bien, este también ha decidido inhibirse y ahora el caso está pendiente de la Audiencia Provincial de Palma para que dictamine un magistrado competente para llevar el caso.

Mientras no resuelva la Audiencia Provincial, hecho del que pueden pasar varios meses, el titular del juzgado número 3 ha ordenado, mediante una providencia, “suspender el curso del proceso” ya que considera que “no existen diligencias cuya demora pueda perjudicar el curso de la investigación”.

Menorcaaldia.com

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *