Palabras De Juankar Santana Martín En Memoria De Xosé Tarrío Y Presentaciones Del Libro En Cataluña

libro_que_la_lucha_no_muera

XOSE TARRÍO EN NUESTROS CORAZONES

Palabras de Juankar Santana Martín desde la cárcel de La Moraleja (Dueñas, Palencia) como contribución al acto de presentación del libro «Que la lucha no muera: Ante la adversidad Rebeldía y Amistad» de Xosé Tarrío y prologado por su madre Pastora González Vieites, un acto organizado por las compañeras y compañeros del ateneo anarquista Pueblo Seco (en el barrio de Cerdanyola, de Mataró), a 23 de noviembre de 2015.

Corrría el año 2006–2007, no lo recuerdo con exactitud, pero por entonces a través de Salhaketa Bizcaya tuve la impactante experiencia de escuchar una entrevista telefónica en una emisora pirata galega que hicieron a nuestro gran hermano Xosé. Podrá parecer un acto normal, pero no camaradas, Xosé siempre supo como traspasar los límites de lo normal convertiéndolos en actos extraordinarios. Entonces ya lo habían apostado en la cama de un hospital y había sufrido aquella inmerecida trombosis. Aún así, nuestro incombustible hermano quería seguir alzando libre su voz para poner luz dónde esta panda de canallas quieren que reine la oscuridad más absuluta, y así hacer y desahcer a su antojo y con total impunidad.

En 2014 tuve la immensa fortuna e ilusión de hablar con la Ama [madre] de Xosé; Pastora. [por llamada telefónica, interviniendo en directo en un acto de las Madres Contra la Impunidad, en el CSA Can Sanpere de Premià de Mar]. Fueron cuatro palabras que han marcado mi vacía y enrejada existencia. Nunca podré olvidar la energía que me transmitieron sus libertarias palabras y que aún, hoy por hoy, resuenan clara y fuertemente en mi memoria: «Mi hijo no fué más que nadie, todas somos iguales». Hoy, amada Pastora, a unos pocos meses de que se cumplan 11 años de la desaparición física de tu amado hijo y amado hermano, los que hemos cogido el testigo de su lucha y los que nos negamos a darle la vuelta a la cara, queremos decirte alto y claro: Xosé fué un auténtico revolucionario y con su ejemplo combativo, su lucha enamorada, su nobleza, su entrega desinteresada, se ha convertido en un forjador de buenos revolucionarios anticarcelarios.

Xosé nos ha sabido transmitir a todas sus enormes ganas de vivir, y lo ha hecho desde aquí, desde estos asquerosos y deshumanizantes campos de exterminio y negocio encubierto. Xosé nos enseñó a decir basta, nos indicó el camino único existente para intentar acabar con tanta patraña y tanto torturador. Xosé nos dio a todas un verdadero ejemplo de lucha, de resistencia y de entrega. De compañerismo, de solidaridad, de insumisión, y esto, amada Pastora, estos detallles a ti quizá pueda parecerte poquita cosa. Porqué tu, que trajiste al mundo a esta formidable persona que fué y es Xosé. Tu, que le transmitiste genéticamente tus valores y tus principios que tanto defendió. Tal vez le inculcaste en su justa medida, ese, tu maravilloso sentido de amor, igualdad y justicia. No, Pastora, la historia pone una vez más los puntos bajo las íes donde sabe que reina la indecencia y nosotras decimos a boca llena que Xosé es un referente para todas y es digno que te lo digamos a cara descubierta porque la lucha de Xosé no fue en vano.

Xosé vive en nuestros corazones.

Xosé eterno.

Por la anarquía,  por los hermanos que viven en nuestros corazones.

Juankar Santana Martín
Cárcel de La Moraleja
Carretera Local P-120 s/n
34210 – Dueñas
(Palencia)

Fuente: IMC Barcelona

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *