Ir al contenido

310 resultados de la búsqueda para "cadena perpetua"

El Acebuche, 19-X-2016

Salud compxs:

Es sabido por todxs los que me conocen, que fui un miembro de C.O.P.E.L., y tome parte activa en su creación y sus primeras luchas: huelgas de hambre, autolesiones, subidas colectivas a los tejados del hospital penitenciario de Carabanchel etc, etc. Cuando salí en libertad el 22 de mayo del año 1977, formé parte del brazo armado de C.O.P.E.L.

Volví a ingresar el 14/02/1979 en Murcia, hasta la fecha, claro, ¿por qué tantos años preso?, como los de tantos compañeros que aún siguen (seguimos vivos), quebrantamientos de condenas con nuevos delitos.

Nuestra tabla reivindicativa de lo más justa que pudimos hacer, se consiguió la ley orgánica general penitenciaria, con un reglamento taleguero nuevo, y… el tan deseado código penal… menudo palo que con su entrada en vigor el 25 de mayo 1995 nos llevamos todos los que tanto luchamos por conseguirlo, y nada menos que este venía de los socialista. Lo peor que se nos pudo hacer, ha sido anular el art. 100, o sea, que el beneficio de la redención (ordinaria y extraordinaria) quedó anulado. Es la peor pérdida que hemos tenido, por esto solamente las prisiones están masificadas, la población se ha incrementado desde entonces un 300 %. Y por supuesto, en lo que toca a la ley general penitenciaria y su reglamento, incumple todos aquellos artículos que nos puedan beneficiar.

Actualmente, bueno, desde que se conocen los permisos de salidas, los grados, la libertad condicional, el grandísimo poder de los llamados equipos técnicos y juntas de tratamiento, y el último invento: los llamados modulos M.E.R. (Módulos de Educación y Respeto), con ello han formentado la traición, la colaboración, el chivatismo y el arrastrarse. Con ello quiero decir, que ante todo esto, uno se encuentra más que solo.

Leo atentamente todos los comunicados que recibo, y muy a pesar de mi precaria salud, cáncer de próstata y otro posible en el cuello, quiero aportar mi lucha y conocimientos, aunque estoy a la espera de ser extraditado en el mes de enero a Francia para volver a ser juzgado por condena perpetua que se me impuso en el año 1981 en rebeldía por delitos cometidos en septiembre del año 1978.

Las siglas sobre A.S.P.R.E.LA.  O las llamemos de otra forma no me importa.

Estoy totalmente de acuerdo en los “puntos abiertos” sobre todo en su punto 2, 3 y en el 4, acertado en llamarnos M.D.R.P. o por el estilo. Bravo por su punto 6, es con el que más me identifico, debemos de tener un apoyo incondicional de medios de información prensa y TV, sin ellos estamos con el culo al aire.

Dentro de los puntos de la tabla reivindicativa, incluir la vuelta del beneficio de la redención ordinaria y extraordinaria en el código penal.

Quitarles el poder que tienen los miembros de los equipos técnicos y de la junta de tratamiento, y que se controle por órganos superiores a los jueces de vigilancia que en lugar de velar por los derechos de los condenados, protegen los intereses de las cárceles.

Hincapié y lucha para que se apliquen las limitaciones de condenas que marca el art. 76, y no nos tengan con cadenas perpetua encubiertas.

Quiero mandar un abrazo libertario y fraternal, al compañero que ha plasmado en este comunicado sus ideales muy realistas sobre todos-as los-as compañeros-as que seguimos en las carceles del Estado, se llame español o de cualquier lugar del mundo.

Fuera barrotes y muros.

6-XI-2016

Hola compañeros-as:

Por supuesto que podéis publicar mis opiniones con mi nombre. Así como deciros que igualmente le debéis de poner una nota de agradecimiento de mi parte a Julián Carlos Ríos Martín por sus libros editados que tanto nos ayudan a mormullar toda clase de escritos en la defensa de nuestros derechos carcelarios, sobre todo para formular escritos de denuncias, me refiero al “manual de ejecución penitenciaria” –defenderse de la carcel– pues estos libros se pueden conseguir gratis en esta dirección: Cáritas española, c/ Embajadores, 162, 28045 Madrid.

Antonio Carlos Nieto Galindo

Más inforamción en Tokata sobre la propuesta de lucha

Cadena perpetua Presxs en lucha Vagos y maleantes

D. Juan Karlos Santana Martín, actualmente interno en el Centro Penitenciario de La Moraleja -Palencia- y cuyas demás circunstancias ya constan en su expediente carcelario, ante el Congreso de los Diputados comparezco y, como mejor Proceda en Derecho,

DIGO:

Que mediante el presente escrito vengo a poner en conocimiento de este Congreso de los Diputados que, a partir de este mes de agosto hasta mi salida legítima en el mes de octubre de 2017, inicio una campaña reivindicativa en defensa de todos los derechos ros en las leyes de lo que supuestamente se dice que gozamos las personas privadas de libertad física y que sistemáticamente se incumplen por los responsables de la Institución Penitenciaria. Dicha reivindicación la llevaré a cabo por medio de ayunos que realizaré cada primero de mes y a finales del mismo. Todo ello en base a la siguiente tabla reivindicativa:

1º- Exigimos el cese inmediato de torturas, agresiones, venganzas encubiertas y tratos crueles, inhumanos y degradantes dentro de las prisiones de la geografía ibérica.

2º- La erradicación de los FIES y de los departamentos de aislamiento, por todas las nefastas consecuencias que estos departamentos generan en le ser Humano.

3º- El fin inmediato de la Dispersión. exigimos que las personas privadas de libertad física cumplan sus condenas en sus comunidades de origen o allá donde se encuentre su círculo afectivo. Evitando así la Disociación y el desarraigo a que se nos expone impunemente y para que nuestros seres amados no cumplan las condenas añadidas que suponen los desplazamientos a miles de kilómetros y se arriesguen a cumplir accidentes.

4º- Exigimos a la DGIP que se nos proporcionen los medicamentos denominados de última generación que curan en un 90 %  a los enfermos de Hepatitis C y sin necesidad de ser trasladadas a Madrid para realizar dicho tratamiento y sea así efectiva la igualdad sanitaria.

5º- Derogación inmediata de las condenas permanentes revisables y del cumplimiento íntegro de las penas privativas de libertad por ser totalmente contrarias a lo estipulado en el artículo 25.2 de la Constitución Española.

6º- Asimismo, exigimos la aplicación de los artículos 104.4 y 196 del reglamento penitenciario a todos los enfermos crónicos.

7º- Respecto a los enfermos mentales, exigimos que se les trate adecuadamente en lugares apropiados.

8º- Exigimos que los “programas” con metadona, tratamientos psiquiátricos, etc. vayan acompañados de grupos de apoyo, psicólogos, terapeutas… independientes de instituciones penitenciarias. el fin de esta reivindicación debe servir para que  las personas dejen realmente las drogas, no para continuar fomentando adicciones a drogas denominadas por el ssityema como “legales”.

9º- Exigimos que haya apertura de investigación, esclarecimiento y delimitación de responsabilidades por los/as compañeros/as muertos/as en las cárceles de la geografía ibérica. Exigimos la publicación en los medios de manipulación de masas, mal llamados “medios de comunicación nacionales” del total de esas muertes desde el principio de la “democracia” hasta el día de hoy, con el fin de que la sociedad comprenda lo que están subvencionando con sus impuestos.

10º- Deseamos que las estructuras carcelarias mantengan una actitud aperturista para comunicar con amigos y allegados sin que las direcciones les pongan mil pegas para ello. Queremos que se abran aulas, talleres donde se nos proporcione el salario mínimo interprofesional, que se paguen todos los destinos, talleres ocupacionales y que se faciliten accesos formativos y culturales a los presos/as que tacháis discriminatoria mente de irrecuperables. ¿Qué justicia permite la privación del derecho a la cultura y a un trabajo digno?

11º- Exigimos que los “módulos de respeto” no sean utilizados como escaparates para pasear a los visitantes. ¿Por qué no se les pasea por los módulos de aislamiento o por los módulos conflictivos? Exigimos que no se sigan utilizando como se hace hasta ahora para chantajearnos con supuestos beneficios carcelarios a cambio de degradarnos moralmente y esclsvizarnos. esto no es ni reeducación ni reinserción social.

12º- Exigimos a los juzgados, fuerzas de seguridad del Estado y represores varios que no se siga criminalizando la solidaridad entre las personas. Dejaros claro que ¡¡¡los/as presos/as y grupos de apoyo somos uno!!! si les tocáis a ellos/as nos tocáis a nosotros/as y viceversa.

13º- Que se acabe con la discriminación política que venís utilizando para aplicarnos los tres meses por año y se nos aplique a todos/as los/as presos/as por ser un derecho y no un beneficio chantajista que utilizáis como zanahoria, cuando tenemos el tercer grado, al que muchas personas no accedemos por capricho de la institución y los que trabajáis a su servicio.

14º- Que se aplique el artículo 76 del Código Penal con mayor flexibilidad y no se nos aboque a cumplir cadenas perpetuas encubiertas, sencillamente por una cuestión de Humanidad.

EN SU VIRTUD:

Solicito al Congreso de los Diputados tenga por presentada esta tabla reivindicativa y, una vez admitida, pionga en conocimiento de las autoridades que estime convenientes para que tengan constancia de mi situación de realización de dos ayunos mensuales para la protección de los Derechos Fundamentales de todas las personas privadas de libertad física en toda la geografía ibérica.

En La Moraleja, a 1 de Agosto de 2016

Firmado:

Juan Karlos Santana Martín

 

Presxs en lucha

Cuando hablamos de tortura, resulta inevitable abordar más temprano que tarde la cuestión de los presos y presas en situación de aislamiento. Primeramente porque es más fácil garantizar la impunidad de los malos tratos que sufren en celdas apartadas de las miradas de testigos y, en segundo lugar, porque el tipo de internos que pueblan estas estancias conforman una gran parte de las víctimas preferidas por quienes ejercen esta vil práctica: reclusos rebeldes y/o violentos, terroristas, inadaptados, enfermos mentales o marginados, en un sentido amplio del término.

No es el objeto de este artículo, sin embargo, recoger este tipo de episodios. Este Informe anual de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) ya se ha encargado de documentar todos los casos de los que hemos tenido noticia en los últimos meses. En estas líneas nos queremos referir a la denominada Tortura Blanca, la que sufren todas las personas sometidas forzosamente a una situación de aislamiento. En otras palabras, nuestra finalidad es contestar al siguiente interrogante: ¿es el aislamiento penitenciario una forma de tortura en sí misma? Todo ello partiendo de la definición de lo que entendemos por tortura en la CPDT (la causación de un sufrimiento físico o psíquico por parte de un funcionario público con la intención de obtener información o ejercer un castigo contra una persona por lo que sabe o sospecha que ha hecho).

Las razones que justifican el aislamiento

Existen cuatro razones por las que una persona puede encontrarse en situación de aislamiento en el Estado español: (1) en primer lugar como medio coercitivo o aislamiento provisional (art. 72 del Reglamento Penitenciario o RP), “dirigido exclusivamente al restablecimiento de la normalidad y sólo subsistirá el tiempo estrictamente necesario”; (2) en segundo lugar como limitación regimental (art. 75.1 RP) para garantizar el “aseguramiento de su persona y por la seguridad y el buen orden de los Establecimientos”; (3) por la imposición de alguna sanción al cometer alguna infracción grave o muy grave recogida en el Reglamento Penitenciario(art. 233 RP); y (4) al encontrarse clasificada en primer grado (arts. 89 a 95 RP).

El aislamiento como sanción penitenciaria

En el tercero de los supuestos, el del cumplimiento de una sanción, el límite temporal es de 14 días, con una posibilidad de acumulación (límite del “triple de la mayor”) hasta 42 días, en caso de varias infracciones castigadas con aislamiento, eso sí, condicionado a la elaboración de un “informe previo y reconocimiento del Médico del Establecimiento, quien vigilará diariamente al interno mientras permanezca en esa situación, informando al Director sobre su estado de salud física y mental y, en su caso sobre la necesidad de suspender o modificar la sanción impuesta”. Cabe señalar, a este respecto, que la Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de 19 de julio de 2012 (Ketreb vs Francia), condenó al Estado francés por la vulneración del art. 3 CEDH, entre otras cuestiones, por no haber valorado el riesgo para la salud mental en la aplicación de una sanción de aislamiento.

Cárcel=Tortura

Para quienes estamos encerrados aquí

nada es más importante que ser recordados”

Leonard Peltier, prisión de Leavenworth,

Septiembre 1998

Mientras Barack Obama diserta, sin sonrojarse, sobre las virtudes de la “democracia” estadounidense y sermonea sobre los derechos humanos, un inocente languidece, en su celda, totalmente aislado, esperando sólo la muerte o que el Presidente haga lo que puede hacer pero no hace.

Leonard Peltier, -Lakota, dirigente del American Indian Movement (AIM), escritor y poeta-, acaba de cumplir cuarenta años de prisión y es uno de los presos políticos por más tiempo encarcelados en todo el planeta. Cuando lo apresaron en febrero de 1976 era un joven luchador por los derechos de los pueblos originarios y ya había conocido desde temprano la represión y la cárcel. Hoy, casi ciego y muy enfermo sufre un cautiverio cruel y totalmente injustificado.

Condenado sin prueba alguna en un proceso viciado de manipulación e ilegalidades fue sentenciado a dos cadenas perpetuas consecutivas (SIC) que ha estado sirviendo en prisiones de máxima seguridad, sometido a condiciones particularmente duras, de una inhumanidad que no toma en cuenta siquiera su frágil estado de salud ni su edad avanzada.

Internacional

XX MARCHA A LA CARCEL DE TOPAS.

La Reforma del código penal del 2015 surge en un momento de crisis económica, donde hay un aumento de la precarización en las condiciones de vida y miseria.

Las faltas, que antes suponían penas de multa (top manta, escapar a una detención, resistencia) ahora son penadas como delitos, con cárcel, al igual que los delitos de las redes sociales y de protesta social que, como en el caso de los titiriteros, no les tiembla la mano en aplicar la ley antiterrorista, no por el hecho en sí, sino para crear un precedente de que en este país quien proteste va a la cárcel.

La libertad de expresión y las herramientas de las clases populares se pierden en los medios de comunicación creando la opinión de que todo es terrorismo y hace falta más seguridad. Cuando lo cierto es que terrorista es quien nos condena a una vida de miseria y no quien se rebela contra ella, contra sus reformas en leyes laborales y educativas, privatización de los servicios públicos, en conclusión una generación de jóvenes sin posibilidades.

En definitiva la política represiva y la política penitenciaria y penal es una herramienta no para eliminar las injusticias sociales, sino para criminalizar la pobreza y los movimientos sociales, y las cárceles no dejan de ser un gran negocio del que viven muchos políticos, funcionarios, empresas…

En la prisión de Topas (Salamanca) la vulneración constante y planificada de los derechos de las personas presas y familiares es un hecho. El nuevo director ha impuesto unas normas restrictivas en cuanto a visitas, paquetes y libros; esto es la llamada rehabilitación, que conduce a un mayor aislamiento, y si alguien denuncia se expone a ser represaliado. El numero de personas presas que supera los 20 años en prisión va en aumento sirviendo de contraste que España es uno de los países con una tasa de delincuencia más baja en Europa pero con condenas más largas.

Por todo esto exígimos:

EL FIN DE LAS CADENAS PERPETUAS

NI AISLAMIENTO NI DISPERSIÓN

NI ENFERMOS EN PRISIÓN

Actividad en la calle

En todo el mundo hay niños que languidecen en la cárcel, a veces durante períodos prolongados. En muchos casos, como el de T.W., afrontan condiciones brutales e inhumanas.

La falta de mantenimiento de registros y la amplia variedad de instituciones implica que se desconozca el número de niños detenidos en estas condiciones. El Fondo para la Infancia de Naciones Unidas (UNICEF) estima que, en todo el mundo, hay más de un millón de niños entre rejas. Muchos están encarcelados en condiciones decrépitas, abusivas y humillantes, sin acceso a la educación ni otro tipo de actividades enriquecedoras, y sin contacto regular con el mundo exterior.

Muchos de estos menores –y adultos que fueron condenados por delitos que cometieron cuando eran niños— han recibido penas excesivas o desproporcionadas que violan el derecho internacional, el cual establece que el encarcelamiento de los niños debe estar “en conformidad con la ley y será utilizado solamente como una medida de último recurso y durante el período más breve posible”.

Otros están detenidos por actos que ni siquiera deberían ser considerados como delitos, como faltar a la escuela, escapar de casa, mantener relaciones sexuales consensuales, pedir un aborto o abortar. Algunos nunca han sido juzgados por sus presuntos delitos; otros han sido juzgados como adultos y, en los casos en que fueron declarados culpables, fueron enviados a cumplir su sentencia en prisiones para adultos. Los niños migrantes también son rutinariamente retenidos en centros de detención inmigratoria, contrario a las normas internacionales. Los niños con discapacidad y otros menores pueden ser institucionalizados como supuesta medida de protección.

Un estudio de la ONU, que se prevé esté finalizado para 2017, promete poner la detención de los menores en la mira internacional, y se espera que resulte en una supervisión más sistemática de las prácticas abusivas, un mayor cumplimiento de las normas internacionales y una drástica reducción en el número de niños privados de su libertad.

Sin embargo, no es necesario que los gobiernos esperen hasta la publicación de este informe; pueden y deben actuar ahora para establecer alternativas genuinas a la detención y garantizar que esos niños que deben permanecer detenidos lo estén en condiciones humanas y puedan beneficiarse de la educación, los servicios de salud, las oportunidades de recreo y el contacto con el mundo exterior.

Cárceles para niños

Los primeros días de septiembre, la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, presentó su Memoria del 2014 a S.M. el Rey. Por qué se lo entregó a él antes de hacerlo público para toda la ciudadanía es algo que se me escapa, pero a las pocas horas enmendó el error y lo puso a nuestra disposición en su web[i], por lo cual le estoy muy agradecido.

Tras una lectura superficial, he concluido que el contenido del documento es, en mi opinión, altamente criticable por un gran número de cuestiones, como su justificación de la Reforma del Código Penal y su petición de incrementar, más aún, la acción penal para algunos casos. Máxime si tenemos en cuenta que la Fiscalía recoge, entre otras informaciones, que en 2014 (con anterioridad a la entrada en vigor del nuevo Código Penal, la cual tuvo lugar en julio del año en curso), la delincuencia había bajado un 6% respecto del año anterior. Y no es un dato inusual, es la tendencia generalizada de las últimas décadas. ¿Por qué fue necesario, pues, un nuevo Código entonces?

Sin duda todo esto es material suficiente para escribir un artículo propio (o un libro, como ha hecho Julián Ríos respecto de la prisión permanente[ii]), pero como ya he anunciado a modo de spoiler en el título de éste, en estas líneas voy a referirme a los delitos de terrorismo, pues considero que se han incurrido en algunos errores que convienen matizar.

Política criminal

cartel-entrega-firmasweb

COMUNICADO DEL COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LEONARD PELTIER DE BARCELONA A LA 11ª FERIA DEL LIBRO ANARQUISTA

40 años de injusticia. Joe Stuntz y Anna Mae reclaman la libertad de Leonard Peltier

Coincidiendo con la primavera de 1973, cientos de hombres y mujeres indígenas organizados en el AIM (American Indian Movement), ocuparon una zona del pueblo de Wounded Knee, en la reserva de Pine Ridge del estado de Dakota de Sur.

Wounded Knee era recordado por la comunidad indígena de los Estados Unidos, porque en 1890 el ejército federal masacró a 300 hombres, mujeres, niños y niñas indígenas, y parecía que en 1973 se iba a repetir la historia, pues el ejército llenó la zona de efectivos militares, policías federales y paramilitares.

Sin embargo en esta ocasión, la resistencia armada indígena se mantuvo durante 73 días y los reclamos de los pueblos nativos de los Estados Unidos, respeto a los tratados con las naciones indígenas y la autodeterminación de sus pueblos, se dejaron oír en todo el mundo.

Sin categoría

Hace cuarenta años, el 26 de junio de 1975, dos agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) -Jack Coler y Ron Williams- entraron en la propiedad privada de la reserva india de Pine Ridge, Dakota del Sur. Condujeron vehículos sin identificación, vestían ropas de civil, y descuidadamente no se identificaron como agentes de la ley. Al parecer, tratarían de arrestar a un joven indio por el supuesto robo de un par de botas de vaquero.

En ese momento, miembros del Movimiento Indio Americano (AIM) estaban acampando en la propiedad (les habían pedido proteger a los ancianos de la violencia extrema en la reserva).

Por razones desconocidas, se desató un tiroteo. Una familia con niños pequeños quedó atrapada en el fuego cruzado. A lo largo de la estancia, la gente gritaba que estaban bajo ataque y muchos de los hombres presentes se apresuraron a devolver el fuego. Cuando terminó la escaramuza, los dos agentes del FBI estaban muertos. Un joven nativo americano, Joe Stuntz, también yacía muerto, a causa del disparo en la cabeza de un francotirador.

Internacional

En 1985, el jurista conservador Günther Jakobs se congratuló ante el mundo de la aparición y desarrollo de una legislación restrictiva en clara contradicción con el Derecho Penal tradicional, dentro del cual constituía una parcela extraña a la que denominó Derecho Penal del Enemigo. Dichas leyes sancionaban conductas a las que la “autoridad competente” atribuía el papel de llevar a la comisión de actos delictivos aunque dichos actos no se hubieran cometido. El supuesto infractor sufría castigo no por hechos realizados, sino por hechos posibles. La ley ya no le contempla como un ciudadano del Estado con plenos derechos, sino como un peligro, un enemigo del Estado con derechos recortados, o mejor, sin derechos. Pues bien, dada la inestabilidad de unos sistemas políticos donde la progresión de la injusticia social evidencia su fracaso histórico, la legislación contra el “enemigo” ha pasado de ser la excepción a la norma, quebrando la relación lógica entre la falta y la sanción, o el delito y la pena. En el actual ordenamiento jurídico las detenciones y registros arbitrarios sin órdenes expresas, la violencia gratuita de los agentes del orden, las deficientes garantías procesales y el castigo desproporcionado por delitos inexistentes, empiezan a ser normales. Lo hemos visto recientemente, por ejemplo, en el juicio del 4F, en los procesos a piqueteros, en la Operación Pandora y en la revisión de la sentencia a quienes “bloquearon” el acceso al Parlament de Catalunya, cosas que confirman una situación que ya no corresponde a un estado de Derecho, sino a un estado de Excepción, o sea, a un estado de No Derecho. Políticos, policías, jueces, fiscales y magistrados gustosamente contribuyen a ello.

La idea de “enemigo” constituye la base de un estado de Derecho Suprimido, es decir, de una Democracia de la No Libertad (de una Dictadura). Por enemigo se considera no al corrupto, al prevaricador o al delincuente privado, sino al adversario del ordenamiento jurídico y político vigente, a quien combate a éste, sea con ideas o con hechos. El enemigo es el enemigo público, el del sistema político, aquél que no acepta su legitimidad y considera su existencia como la garantía de una desigualdad y una opresión perpetuas. Y el sistema, para protegerse, se separa de su enemigo, lo pone fuera de la ley y lo trasforma en criminal, puesto que la disidencia es un crimen, el mayor. El sistema se considera en guerra contra ese “enemigo” y por lo tanto le aplica leyes de guerra. Cuando el Jefe Superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno, nombrado por Rubalcaba, justificó en una rueda de prensa (20 de febrero de 2012) la contundencia de las cargas policiales en las manifestaciones contra los recortes en la Enseñanza refiriéndose a los estudiantes como “el enemigo”, proclamaba con la naturalidad del verdugo un secreto de Estado a voces. El funcionario fue ascendido dos años más tarde. Todavía hay quien se rasga las vestiduras hablando de rasgos “típicos del franquismo”, cuando en realidad son típicos de la democracia de castas parlamentarias. No, el Derecho Penal del Enemigo no es un legado de la Dictadura de Franco; es una invención del sistema democrático bipartidista.

Política criminal Sociedad-cárcel

¿No puede encontrar lo que busca? Trate de refinar su búsqueda: