Muerte Por Ahorcamiento En La Cárcel De Sevilla I

[ A+ ] /[ A- ]

El viernes de la semana pasada, 20 de marzo, por la tarde, Félix Moreno Berloz, de 39 años y con unos cuantos de cárcel a sus espaldas, se encontraba nervioso. Habló con un compañero suyo y quedaron en que uno de ellos se trasladaría a la chabola del otro para que Félix no estuviera solo. Se dirigieron al guardia del módulo parar que les autorizara el cambio, pero se negó en redondo. Discutieron y el resultado fue que Félix fue trasladado a aislamiento por un grupo de boqueras en pie de guerra, esposado a la espalda. Nadie sabe a ciencia cierta lo que sucedió en la celda donde fue encerrado, pero por la noche la familia de Félix recibió una llamada teléfonica del talego diciéndoles que se había ahorcado en la celda de aislamiento. A sus compañeros, en el módulo, les dijeron primero que se había intentado degollar, luego, que se había ahorcado, pero que, aún con vida, lo habían trasladado de urgencia al hospital y que había muerto allí. No salió noticia del suceso en ningún medio de comunicación y, al parecer, el cadáver fue incinerado enseguida. Nadie se cree que Félix se ahorcara y uno de sus compañeros fue encerrado también en aislamiento y amenazado por acusar cara a cara a los carceleros de su muerte. Con coronavirus o sin coronavirus, la cárcel sigue matando.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.