La Administración Carcelera De California Reconoce Que 30.000 Presos Rechazaron Las Comidas En El Primer Día De Protesta Contra El Confinamiento Solitario

Los funcionarios de prisiones de California dijeron que 30.000 presos rechazaron las comidas en el principio de lo que podría ser la protesta carcelaria más grande en la historia estatal.

Los presos en dos tercios de las 33 prisiones del estado, y en cuatro prisiones privadas de estado, rechazaron tanto desayuno como el almuerzo el lunes 8 de Julio, fecha en la que se inicia la protesta, dijo la portavoz de correcciones Terry Thornton. Además, 2,300 presos dejaron de ir para trabajar o asistir a sus clases de prisión.

El departamento de correcciones no reconocerá una huelga de hambre hasta que los presidiarios hayan perdido nueve comidas consecutivas. Incluso, Thornton dijo, los números al inicio de la protesta son mucho más grandes que aquellos que California vio dos años antes, durante una serie de huelgas de hambre que llamaron la atención internacional.

A pesar del paro en el trabajo en prisión y del rechazo de la comida los funcionarios de prisiones aseguran que el funcionamiento ordinario de  la cárcel es normal.

La protesta, anunciada durante meses, es organizada por un pequeño grupo de presidiarios sostenidos en la segregación en la Prisión de Estado de Bahía de Pelícano cerca de la frontera de Oregon. Su lista de demandas, reiteradas el lunes, se centra en políticas estatales que permiten que presidiarios sean sostenidos en el aislamiento indefinidamente, en algunos casos durante décadas, por vínculos con bandas dentro de la prisión.

Aunque los funcionarios de prisiones sostienen que esos vínculos con bandas son validados, el estado el año pasado comenzó liberando internos de segregación que no tenían ninguna evidencia de comportamiento relacionado con bandas. Casi la mitad de esos han sido devueltos a la población en general.

La protesta implica los mismos problemas y muchos de los mismos presos que llevaron una serie de protestas en las cárceles de California hace dos años. A la altura de las huelgas de hambre de 2011, más de 11.600 presos en algun momento rechazaron las comidas.  Aunque segun datos oficiales los presos que rechazaron más de nueve comidas consecutivas (requisito que pone la administración para ser reconocido en huelga de hambre) nunca levantó por encima de los 6.600.

Fuente: Los Angeles Times

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=sw4bgeZpgdU&feature=youtu.be]

Más información en: http://prisonerhungerstrikesolidarity.wordpress.com/

Más información en Tokata:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *