La Lucha Diaria Por La Dignidad De Las Personas Presas En Departamentos De Máxima Crueldad (Aislamiento)

[ A+ ] /[ A- ]

Dos compañerxs presxs en lucha nos cuentan detalles de la vida cotidiana en los departamentos de aislamiento de Picassent y Estremera donde se sufren continuamente una acumulación de carencias, presiones y coacciones, de mayor o menor intensidad, para contrarrestar las cuales es necesaria una permanente actitud de alerta. Aunque se cumpliera la legalidad, los aislamientos no dejarían de ser una “modalidad de vida” cruel, inhumana y degradante, cuyas finalidades y resultados no pueden ser otros que la degradación y desintegración física y mental de las personas que la sufren. Pero es que, además, la ley no se cumple, y el abandono y el castigo, las cosas vitales de las que te privan y las pequeñas y grandes torturas que te infieren son incontables. Protestar es indispensable para no resignarte frente a ese trato deshumanizante, pero, si lo haces, te van a sancionar, endureciendo aún más tus condiciones de vida, si no les da por hacer uso de los “medios coercitivos”. Pueden hacer lo que quieran y justificarlo como quieran, porque allí no hay nadie más que ellos, con su “presunción de veracidad” y tú, con tu “peligrosida e inadaptación”, aislado, impotente, privado legal y rutinariamente de cualquier rasgo humano.

Picassent, 16 de julio de 2019

¡Salud, comañerxs!

Soy José Ágel Martins Mendoza, Peque, y me comunico con vosotrxs desde el matadero de Picassent, 1ª fase, para informaros de la última tortura que lxs carcelerxs qerían hacer con nosotrxs.

Encontrándonos cuatro internxs en 1ª fase en la galería y como en esta cárcel te sacan dos horas por la mañana y una por la tarde, existen tres patios para sacarnos a lxs de 1ª fase, que no podemos salir más que de de dos den dos, y un cuarto donde salen los cinco internos que se encuentran en 2ª fase. La pasada semana, lxs carcelrxs, a apesar de quedarse dos patios vacíos y de que, si nos scasen al segundo turno cmo pretedían, ya no podíamos disfrutar d elas dos horas de patio que correspondían, al carecer el patio de lago para ponernos debajo y que no nos abrase el sol o quedemos calados cuando llueve. el hecho es que los cuatro de 91.3 nos negamos a salir, declarándonos en huelga de patio. en solidaridad, le primer día, los cinco internos que se encuentran en al piso de arriba, en 91.2, tampoco salieron al patio. cuando ya levábamos los de 1º fase tres días sin salir al patio y al amenzarme una jefa de deapartamento con que “todo lo bueno o malo que pasara lo iba a pagar yo, por mis antecedentes”, vinieron a hablar conmigo los jefes de servicios, diciéndome que tenía razón y que los dos turnos saldríamos a las 9 d ela mañana. La batala bganada, pero no tenía dudas de que la cosa no quedaría impune y que la guerra solo acababa de empezar. No me equivoqué ni un ápice. A los cuatro días me bajan, únicamente a mí, tres sanciones, dos de ellas por calumnias, injurias, etc. y otra por instar a mtines, plantes y otras mierdas que metiron para poderme pedir tranquilamente el traslado sinmiedo a que la SGIP se lo deniegue. desde enero de este año, ya me han pasado por Puerto III, Córdoba, Picassent, más para la que me cambien ahora.

Yo solo encuentro un nombre para todo esto, aparte de maltrato y abuso de poder, y es el terrorismo del estado carcelario español, y úncamente por una razón, ser pobres, y aun por encima tener la cara tner la cara de exigir nuestros derechos y mantener nuestra dignidad. Es muy triste que muchxs compas no sepna lo que pasa reqalmente en las cárceles o que incluso algunxs duden de que esto pueda pasar, llegando incluso a abandonar a sus compñerxs como a perrxs, sin pensar en lo que algunxs tenemos que sufrir cada hora, día, semna,, mes o año que pasa. En fin, segiremos siendo los sin nombre. Un saludo a todxs lxs compas que jamás dudan de nosotrxs, nuestras luchas y nuestros sufrimientos. Un gran abrazo ara todxs de vuestro compañero.

Peque

Estremera, 28 de junio de 2019

(…) Ahora quería poneros al día de cóm nos tienen en el aislamiento de esta maldita cárcel de Estremera.

– Las consultas médicas no tienen un día concreto, ya te puedes apuntar mil veces que les suda los genitales. Eso sí, para atender a lxs chivatxs colaboradores del sistema carcealrio, para estos perráncanos sí que hay consulta médica.

– Al “dentista del talego!” llevo desde que llegué mandándole instancias, pero nada. Lo mismo tendrái que apuntarme al dentista de pago para sacarme los cuatro dientes que me quedan, pero va a ser que no, continuaré dando la brasa al carcelero director, ya se han quejado de mi falta de modales… Yo digo que, si me tratan como un animal salvaje, me comportaré como un animal salvaje y silvestre.

– Por otro lado, el economato solo funciona una vez al día. Lxs presxs que trabajan ahí no dan abasto. Al ser diez galerías, la comida llega fría. el café igual, las raciones de comida en platos de plástico desechables, contaminadores del tierra y del mar, ya que no se recicla nada, son raciones de risa, comida de muy baja calidad, la mayor parte de los días friá, como digo, termina en la basura y, si careces de peculi, puedes recrrir a la ingesta de cucarachas, estilo Papillon.

– En el patio no haya más que un tigre (WC), ni sillas, ni mesas, ni nada. Andamos por el suelo tirados para tomar un café, echar un ajedres o, simplemente, charlar.

– En la sala han quitado las mesas de madera que había. Tras quejarme por esta mierda, basada en “motivos de seguridad”, contestan que “están en ello”… me pregunto para quién serán las medidas de seguridad cuando en 2018 murieron 210 personas presas y en lo que va de 2019 ha muerto casi una persona por día  en las cárceles del estado sociópata español. Los números hablan bien calro de quienes somos lxs que sufrimos la inseguridad. Las falacias de las huelgas de carceleros no son más que una estratagema para que les suban el puto sueldo. Ahora que lo han logrado, se callan, los bocazas.

– En las celdas de aislamiento (1ª y 2ª fase) tenmos soldada na de las hojas de las perlanchas (ventanas), así que tenemos unos 20 cm. de anco por 80 de alto para poder respirar. Esto ya lo denunciamos en Villena y el resultado fue positivo, tuvieron que cortar las soldaduras y abrir la ventana, allí lo gnamos, aquí lo estamos intentanso, porque vamos a palmar de calor. La solución que hay es que te compres un ventilador que cuesta diez pavos en los chinos por treinta y pico pavos en el talego. Sí, el negocio va viento en popa.

– Total ausencia de actividades, ni culturales, ni deportivas, ni de ocio, ni de formación. Esta es nuestra “reinserción”. Así que la contrarrestamos ayudándonos entre nosotrxs, en la medida de los conocimientos que cada quien pueda aportar. Yo, como siempre, intento aportar el conocimiento del medio, es decir, del secuestro que sufrimos, con ayuda de escritos y conocimiento de los “derechos” que deberían “ampararnos”. Sigo creyendo que es una parte importante d ela propuesta de lucha y que esa parte nos corresponde a nosotrxs transmitirla a lxs demás presxs, estén o no en lucha contra el sistema carcelario. Creo que merecen saber cómo defenderse. (…)

Hay muchos más problemas en este talego, pero, con el dedo roto no puedo ya escribir más.Voy paso a paso, carrera de fondo y adelante. Quiero agradecer a mis compñerxs presxs dentro y fuera el apoyo que nos dáis. Por mi parte, gracias por soportar mi mala hostia y mi poca flexibilidad y comprensión de lo que sucede. Si algo he vivido en esta propuesta de lucha colectiva es la gran humanidad que desprendéis, desde 2015 soportando, resisitiendo, comprendiendo las carencias de cada unx. me siento profundamente agradecuid, compañerxs.

Que no cese la lucha, que no nos dejemos doblegar, que el fin de los talegos está lejos, muy lejos, pero vamos dando pasos y la constancia, la solidaridad y el amor fraternal son al final los que mantienen nuestra integridad. Y “la unión hace la fuerza”, aunque odie los tópicos, en este caso, es así, hago una llamada a la unión, ya que sin ella nos desintegramso, y de eso nada.

Un abrazo fraternal a todxs dentro y fuera de las jalas. Salud y anarquía.

Toni

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.