La Fiscalía De París Apela Contra La Libertad Condicional De Georges Cipriani

Basta de ensañamiento contra Georges Cipriani y Jean-Marc Rouillan

Este mes de marzo que termina venía cargado de una esperanza relativa para quienes forman los comités de apoyo a Georges Cipriani y Jean-Marc Rouillan. La cosa empieza mal. La fiscalía de París ha recurrido contra la decisión del tribunal de aplicación de penas que concedía ayer la libertad condicional a Georges Cipriani. La suerte de Jean-Marc Rouillan se decidirà el 31 de marzo.

El resultado de la audiencia que tuvo lugar el 10 de era muy esperado el 24 de marzo. Se esperaba un resultado positivo. En régimen de semilibertad dede abril de 2010 (trabajo en la Banca alimentaria cerca de Estrasburgo durante el día, encarcelamiento durante la noche y el fin de semana), Georges Cipriani podía salir en libertad condicional a partir del  15 de abril.

Con el tipo de reacciones a que nos tiene acostumbrados, la fiscalía de París no ha tardado en hacer pedazos esa perspectiva. Un recurso suspensivo como el que había interpuesto el 16 de febrero contra la opinión del tribunal d eaplicación de penas que ponía a Jean-Marc Rouillan en régimen de semilibertad todavía preso en el centro de detención de Muret, cerca de Toulouse. Y la espera vuleve a empezar…

Respodiendo a la decisión tomada contra la libertad condicional de Georges Cipriani, el blog Linter se pregunta: “¿Por qué esta apelación? ¿Qué se busca con ella? ¿Que busca el poder? ¿Qué busca hacer pagar? ¿el no arrepentirse, como siempre, la fidelidad a sí mismo?” Efectivamente, siempre la misma sucia canción. Aunque ninguna lry lo exija, al Estado le gustaría transformar a los militante (que han cumplido ampliamnente su pena de seguridad después de un cuarto de siglo de cárcel) en penitentes. Ubuesco.»

(Tradución fragmentaria de la noticia aparecida en francés en http://www.lepost.fr/article/2011/03/25/2445901_assez-d-acharnement-contre-georges-cipriani-et-jean-marc-rouillan.html)

.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *