José Adrián Poblete Darre, 80 Días en Huelga De Hambre Por La Excarcelación De Las Personas Presas Enfermas Y Contra La Dispersión

[ A+ ] /[ A- ]

José Adrián Poblete Darre lleva en huelga de hambre más de 80 días, sobrepasando ampliamente el máximo de tiempo que puede vivir sin comer un ser humano. Hasta la semana pasada estuvo tomando agua con azúcar, para aguantar más tiempo en su postura, pero el viernes estuvo a verle un abogado en la prisión de Albocàsser, encontrándole muy debilitado físicamente aunque firme en su postura, y le dijo que había decidido dejar de tomar agua con azúcar. Por otra compañera, sabemos que también estuvo unos días añadiendo a la de hambre la huelga de sed. Es decir, que ahora mismo el compañero se encuentra en el límite de lo que se puede aguantar en esa situación y en inminente peligro de muerte. Recordamos que la huelga de hambre de Adrián empezó en la cárcel de La Moraleja el 26 de mayo, en protesta por haber sido puesto en aislamiento total para separarle de otros compañeros junto a quienes estaba reivindicando su derecho a la defensa, ante la decisión arbitraria de la dirección de esa cárcel, acusada de torturar a los presos por los propios carceleros a sus órdenes, de  no dejarles comunicar con una abogada que había ido a verles. La decisión de la dirección carcelera ante esa situación fue dispersarlos a todos, trasladándolos a otras prisiones. Poblete fue a parar a la de Albocàsser, donde continuó la huelga, añadiendo a ella la reivindicación de excarcelación de las compañeras Belén Vázquez Campillo, presa en la cárcel de Topas, y María Belén Salsamendi González, en Zaballa, ambas gravemente enfermas, y solidarizándose con Soraya Durey Lafuente en su lucha por que la trasladen cerca de su familia. El compañero se autolesionó también, cortándose en los brazos y en el pecho. La carta que envió explicando las razones, de la que insertamos un extracto a continuación, nos ha llegado hace poco, después de andar perdida por no se sabe dónde. Este es un gran problema de lxs presxs en lucha en general y, en particular de José Adrián: la incomunicación entre ellxs y con la calle que intenta imponerles la administración carcelera .

Castellón II, 19-VII-2017

Salud, fuerza y rebeldía, compa, espero que al recibo de estas líneas te encuentres bien, eso siempre, compa. En mi mente siempre tengo ganas de luchar y rebelarme contra esta represión carcelaria en al que nos encontramos millones de personas padeciendo un montón de injusticias. Yo sigo firme en mi decisión de huelga de hambre indefinida. Compa, a veces tenemos que aferrarnos a nuestros valores y principios que son nuestros derechos que se nos vulneran y esta sociedad aborregada no se da cuenta. ¿Cuánta gente más tiene que morir dentro de estos malditos muros por no aplicar el artículo 104.4 RP? Y, compa, siento mucha empatía con estas personas, porque mi padre murió en la cárcel (…). ¿Cómo está mi vida, compa? Sinceramente, no le veo futuro a esto. El aborregamiento no tiene nombre, compa, todos que si don tal y don cual a los carceleros. Claro, llego yo aquí, que ya tengo una barba como la de Bakunin y se creen que soy moro y, como traigo antecedentes de pertenecer a grupos antisistema –me lo dijo la educadora– me pusieron “interno de máxima seguridad” y el segundo día ya los denuncié y pedí hablar con el juez de vigilancia. Y, compa, venía de Palencia, aislado en una galería, en 91.3, con represalias, cundas fantasma… bueno, tú ya sabes ¿no? Y llego aquí y el carcelero le pido instancias y me las da por debajo de la puerta y que “por normativa II”. “Qué mierda estás diciendo, si yo conozco mis derechos…” y, claro, como no me callo ante nadie, y menos ante un carcelero, y me importa todo una mierda (…). En fin, compa, que no me abría la puerta, que tenía que hablar por la mirilla, y se hacía el hombre detrás de la puerta (…). Soy un preso en lucha y un revolucionario. Debido a la represión soñé toda la noche con el maldito carcelero (…). Pero no apareció más, porque le dije unas cuantas cosas. Como que querían probarme. Bueno, compa, debido a la represión carcelaria, mi huelga de hambre y que me estaban tocando los huevos por gilipolleces, pido la cuchilla de afeitar y, compa, me corté todos los brazos, de la rabia, frustración e impotencia, compita, el pecho y hombros (…), 87 grapas me pusieron. Puse con mi sangre en la pared “Basta de abuso de poder, carceleros”, puse una A grande de anarquía y puse “no a la sumisión, sí a la revolución” y el suelo se llenó de sangre, un espectáculo. Y diciéndoles a los carceleros que entraran, con un palo de escoba que te dan por las mañanas y luego tienes que entregarlo. Vino un jefe de servicios, habló conmigo, me dijo que cuál era el problema, yo se lo expliqué, me dijo que le devolviera el palo y las cuchillas, que no me iba a pasar nada, que había perdido mucha sangre y necesitaba urgente curarme. Me dio su palabra y la cumplió, ni esposado ni nada, me graparon, estuve una noche en observación y, luego, otra vez para aislamiento. Habemos dos personas en una galería de cuatro celdas y me ponen incompatibilidad, flipas, eso el primer día y no lo conocía de nada. Tuvimos que echar él y yo instancias a seguridad y tal. Por eso, compa, el rebote, que me chiné. (…) Bueno, compa, gracias por todo, (…) me despido con un abrazo fuerte y libertario de esos que traspasan muros y fronteras. Salud.

Y ya veis cómo está el compañero. Está claro que necesita apoyo afectivo y de todo tipo. Algo habrá que hacer para solidarizarse con José Adrián Poblete Darre, pues está ya al borde de la muerte y sus reivindicaciones no pueden ser más justas y necesarias. Unxs compañerxs han enviado por correo electrónico la propuesta que sigue y que marcaría el mínimo del mínimo de lo que sería necesario hacer.

Envio de faxes y cartas en solidaridad con José Adrián Poblete prisionero en Albocásser

El compañero José Adrián Poblete lleva desde el 26 de mayo en huelga de hambre tomando solo líquidos, después de tanto tiempo con este método de protesta su cuerpo comienza a sentirlo y no está recuperando sus normales funciones. No podemos esperar a que la salud del compañero se deteriore irreversiblemente para actuar. Debemos dar una respuesta en acorde a la altura de la situación del compañero, sin más demoras y excusas para no solidarizarnos activamente, cada unx desde su situación puede hacer mucho; con iniciativas propias; siguiendo los llamamientos a la solidaridad en la lucha que este y otros compañeros presos están llevando a cabo, ect. Demos una mano al compañero.

Proponemos una semana de envíos de faxes, a partir de este miércoles 16 de agosto 2017 hasta el siguiente miércoles 23 de agosto, para que los que lo tienen prisionero sientan nuestro aliento en sus cogotes y sepan que no está solo y el envío de postales y cartas para dar una bocanada de aire al compañero y que el aire que respira no sepa solo a prisión.

Para escribir al compañero y enviar faxes de protesta:

José Adrián Poblete Darre

Centro Penitenciario Castellón II

Paraje Els Mascarells, acceso CV-129, km. 15

12140 Albocàsser (Castellón)

Teléfono 964 15 85 00

Fax 964 15 85 36

 

Modelo de fax

Al director de la prisión de Castellón II.

Con este escrito denunciamos la situación en la que se encuentra nuestro compañero José Adrián Poblete Darre, en huelga de hambre desde el pasado 26 de mayo y que cumple condena en régimen de aislamiento en esta prisión.

¿Qué clase de medidas y castigos se aplican en las cárceles de este país, especialmente en aislamiento, para que alguien se vea abocado a poner en riesgo su propia vida?.

Adrián tomó esta decisión en la cárcel palentina de La Moraleja, sobre cuyo director, Francisco Javier Díez Colado, recaen las acusaciones de infligir torturas y trato inhumano y degradante a los presos, pidiendo sus subordinados el cese inmediato de su cargo y el del máximo responsable de I.I.P.P. Ángel Yuste.

En esta fecha Adrián recibió carta de su abogada para que sus compañeros de aislamiento recibieran asistencia juridica. La respuesta del director no se hizo esperar. Trasladó a Adrián a otra galería, separándole del resto de compañeros y confinándénole en una celda las 24 horas del día. Después de presentar varias quejas y ante el silencio de la institución se pone en huelga de hambre indefinida. El director de La Moraleja da un paso más y comienza la dispersión de todos los compañeros de aislamiento a diversas prisiones del país: Villabona, Sevilla II, Mansilla de las Mulas, Zuera, Puerto I, Albocásser.

Durante estos meses y hasta la fecha de hoy no sólo no ha abandonado su postura sino que se ha reafirmado en ella apoyando y solidarizándose con diversas personas que están exigiendo algo tan elemental como el cumplimento de las propias leyes en que se sustenta la institución. Nos referimos a los artículos 104.4 y 196 del Reglamento Penitenciario en los que se recoge la excarcelación de l@s pres@s gravemente enferm@s, como es el caso de Belén Vázquez Campillo y María Belén Salsamendi González, y el acercamiento de l@s pres@s para que cumplan la condena cerca de sus familiares y seres queridos, como en el caso de Ruymán Armas y otros presos canarios que exigen ser trasladados a la cárcel de Palmas II o el de Soraya Durey Lafuente.

Nosotros, colectivo de ayuda de pres@s en lucha, además de lo expuesto exigimos los siguientes puntos:

–Fin de las torturas, agresiones y tratos crueles, inhumanos y degradantes.

–Erradicación de F.I.E.S., abolición del Régimen Especial y el cierre de los departamentos de aislamiento.

–Que los servicios médicos no estén adscritos a I.I.P.P.

–Trato adecuado a los enfermos mentales.

–Que los programas con metadona y los tratamientos psiquiátricos se acompañen de grupos de apoyo, psicólogos y terapeutas independientes de I.I.P.P.

–Apertura de investigaciones y exigencia de responsabilidades por los compañeros muertos en prisión. Conforme a éste exigiremos reponsabilidades si algo le ocurre a Jose Adrián Poblete Darre.

–Apertura de aulas, talleres, gimnasios y acceso a la formación y a la cultura.

–Fin de los cacheos a familiares y visitantes y fin del uso de rayos X para revisar a los presos.

–Fin de la criminalización de la solidaridad entre los presos y los grupos de apoyo.

Amigxs y solidarixs con Jose Adrián Poblete

One Response to “José Adrián Poblete Darre, 80 Días en Huelga De Hambre Por La Excarcelación De Las Personas Presas Enfermas Y Contra La Dispersión”

  1. Paqui dice:

    Si ya están pagando sus condenas nadie tiene por que castigarlos más que meno que le den un trato normal y de médicos por DIOS

Trackbacks/Pingbacks

  1. José Adrián Poblete Darre, 80 Días en Huelga De Hambre Por La Excarcelación De Las Personas Presas Enfermas Y Contra La Dispersión - Lubaki Agenda - […] José Adrián Poblete Darre, 80 Días en Huelga De Hambre Por La Excarcelación De Las Personas Pres… […]

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *