Desde Lleida Expresan Su Opinión Y Cómo Se Sienten En Relación A La Gestión Del COVID-19 En Las Cárceles

[ A+ ] /[ A- ]

En el blog del Grup de Suport a Presxs de Lleida han publicado un texto que nos parece interesante compartir. En él reflexionan sobre qué piensan y como se sienten en relación a la gestión del Coronavirus en las cárceles y como está afectando a lxs compañerxs de dentro. Valoran varios aspectos como qué clase de medidas han sido las adoptadas para, supuestamente, frenar el virus, así como las incongruencias de estas mismas medidas represivas. También hablan –entre otras cosas– de la realidad de esas “llamadas gratuitas” y “videoconferencias” que desde Instituciones Penitenciarias de Catalunya dicen que se están aplicando. La fotografía de arriba nos la hacen llegar desde Barcelona.

30 de marzo de 2020

Después de haber pasado ya unas semanas desde que se están aplicando los protocolos de “prevención y protección” ante el COVID-19 en las cárceles, sentimos la necesidad de expresarnos. Expresarnos en base a nuestro sentimiento, a nuestra rabia, preocupación, impotencia e indignación por como se gestiona la situación, por como han aislado y recluido aún mas a lxs compas de dentro, por las noticias de abusos, maltratos, palizas que nos llegan con dificultad, por como se abusa mas que nunca del poder y la impunidad, y por como parece que se consideran como «positivas» ciertas medidas que se han empezado a adoptar por parte de Instituciones Penitenciarias que, a nuestro parecer, son solo un lavado de cara.

Parece ser cierto que, al menos en algunas comunidades, se están adoptando incipientes medidas para calmar los ánimos de lxs presxs y contrarrestar los efectos de las restricciones para prevenir el coronavirus en la cárcel. Cabe recordar que las medidas adoptadas han estado basadas en mas aislamiento, soledad y castigo. No dar permisos de salida, no permitir las comunicaciones por locutorio ni los vis a vis, suspensión de actividades, etc. Nos resignamos a pensar que esta era la única solución. Estamos seguras que tiene que haber formas de poder seguir teniendo contacto con lxs presxs, al menos a través de un cristal. Esto implicaría más lentitud, más trabajo, cambiar estructuras, normas y funcionamientos. Invertir en mas medidas de higiene y desinfección. Pero creemos que sí hubiera sido posible, si de verdad la población reclusa importara mínimamente a las autoridades y a la sociedad. Con el pretexto de intervenir en relación a la expansión del COVID-19 se han vulnerado, aún más, los derechos de estas personas de un modo brutal.

Todo es un sinsentido que nos genera rabia. Se les dan papeles absurdos e instrucciones de lavarse las manos cuando no se les proporciona gel desinfectante o apenas champú. Recordamos la precariedad de los lotes de higiene, y que ellxs tienen que comprar en el economato –quien puede– papel de váter, jabón y otros materiales básicos para la salud. Insultantemente se les prohíbe tener contacto con su entorno, cuando lxs carcelerxs entran y salen todos los días siguiendo controles y protocolos mínimos, van a sus casas y vuelven a la cárcel, siendo ellxs el mayor foco de contagio . Cuando ha habido posibles casos de contagio se ha metido a lxs presxs en celdas de castigo, para «aislarlxs». Se les prohíben las visitas del exterior cuando la misma estructura carcelaria es una maquinaria de muerte que imposibilita cualquier tipo de medida de seguridad ante el virus. Por ejemplo, ¿como van a guardar la distancia de seguridad cuando comen juntxs, cuando muchas veces se ven obligados a compartir celdas de 2 x 3 metros?

Como siempre, cuando intentas contactar con las cárceles, cuesta la vida que te respondan al teléfono, y cuando lo hacen suelen ser incapaces de solucionarte las dudas. En la mayoría de casos te dicen que no pueden darte la información que pides, que no saben qué medidas se están adoptando, qué protocolos se siguen. O bien en cada sitio se aplican normas diferentes, o bien quien te coge el teléfono te dice lo primero que le pasa por la cabeza. Ni siquiera hemos podido aclarar realmente si funciona el correo, si lxs presxs pueden mandar cartas y si les llegan cartas del exterior. ¿Como puede ser que ni siquiera sepan o puedan decirte esta información? Algunas veces te dicen que sí funciona, pero esto no concuerda con el hecho de llevar semanas sin recibir cartas de una persona ni con la información que nos dan sus familiares.

Como decíamos, después de varias semanas, parece que se empiezan a adoptar algunas medidas por parte del Gobierno. Medidas que nos siguen pareciendo tardías e insuficientes. Y no olvidemos que si se están llevando a cabo, o pensando en llevarlas a cabo es, en buena parte, gracias a la presión que muchas personas privadas de libertad están haciendo en decenas de cárceles de Cataluña y el Estado. Motines en algunos módulos, confrontación con carceleros, huelgas de patio, plantes coordinados, quema de objetos… Ellxs son quienes principalmente han conseguido estos logros, lxs que han conseguido presionar para que les den «algo», afrontando una vez mas la represión y el castigo por revelarse. No es por la buena voluntad de las Instituciones ni porque estas se preocupen por lxs presxs y sus derechos, ya que sus derechos se vulneran sistemáticamente ya en un escenario «normal», y se han seguido vulnerando de forma atroz ante la aparición del COVID-19.

Se dijo que se iban a dar mas llamadas telefónicas a lxs presxs. Estas llamadas se pagan, como siempre, a precios desorbitados. Es decir, las empresas telefónicas van a seguir sacando provecho de la desesperación de lxs de dentro. Y de la desesperación de las familias, que tienen más necesidad que nunca de meter dinero a lxs suyos. Sacándolo de donde sea, para que estos puedan llamar, ya que ahora ni siquiera pueden verles, y porque están preocupadas por lo que pasa dentro. Ahora dicen que, al menos en Cataluña, se van a dar llamadas “gratis” a lxs presxs sin recursos. “Gracias, ¡que buena voluntad!” ¿Por qué no dan 20 llamadas gratis para todxs? ¿Por qué se siguen cobrando las llamadas cuando ahora mismo es el único contacto con el exterior? Porqué la cárcel sigue siendo un negocio, incluso en “estado de alarma”. ¿Y quién se considera un preso sin recursos? Por lo que sabemos solo se consideran personas sin recursos aquellxs presxs que no cobren ninguna clase de peculio. Es decir, que no tengan ninguna clase de ingreso. Eso significa que todxs lxs que cobren 30, 40 euros al mes, que eso no te llega mas que para 4 cafés, algo del economato y un par de llamadas, ya no pueden tener acceso a estas llamadas gratuitas, porque se considera que «ya tienen recursos», o dicho de otra forma «que no son lo suficientemente pobres». Por lo que sabemos, no es que se estén dando llamadas, sino que se dan 3 o 5 euros semanales, dependiendo en que prisión estés, para poder llamar. Esto llega para hacer una llamada y media a la semana, (una llamada son 8 minutos). Para todas esas personas, es decir, la mayoría, tanto las que la familia les da 40 euros al mes como para los que tienen que agradecer a la Institución que les regalen 3 euros de mierda, no les sirve de nada que hayan aumentado el numero de llamadas que se pueden hacer a la semana. Pasando de 10 a 15, o de 10 a 20. Porque ellxs van a poder seguir haciendo solamente unas pocas, prácticamente las mismas que hacían antes de esta situación de doble encierro.

También se dice que se van a poder “cambiar” los vis a vis por videoconferencias. Como si pudiera haber comparación alguna entre una mirada a los ojos, y no a través de una pantalla. Es evidente que es mejor que nada, pero es poca cosa. ¿Y qué pasa con las comunicaciones por cristal? Hay muchísimos presxs que no hacen vis a vis. ¿Qué pasa con ellxs? ¿Las comunicaciones por cristal también se van a poder cambiar por videoconferencias? ¿Y que pasa si la persona de fuera no dispone de Internet, de recursos o de tecnología para poder realizar estas videoconferencias?

La Generalitat de Catalunya ha mandado empezar el 24 de Marzo, en Quatre Camins, la aplicación de videoconferencias de 1 hora y en salas con ordenadores. Decían que lo antes posible lo aplicarían a las otras prisiones. ¿Que sabemos de esto? Pues según familiares de personas presas de Quatre Camins, no es verdad. Lo que se está haciendo son 10 minutos de videollamadas por Whatssap en salas pequeñas a través de móviles. También se está aplicando en Mas d’Enric y a partir del jueves 2 de abril empezará en Brians. En Wad-Ras y Lledoners aún no se han aplicado y en Ponent dicen que lo están gestionando. Es muy complicado conseguir información.

Se aplican innumerables medidas de restricción en relación al contacto con el exterior, con el pretexto de prevenir el Coronavirus, pero allí siguen hacinados, en condiciones de falta de higiene, muchas veces sin agua caliente, con una desatención sanitaria permanente, compartiendo celdas diminutas y numerosos espacios comunes. Usando una misma cabina de teléfono para decenas de personas, cosa que genera colas, angustia y tensión. Pero lxs carcelerxs entran y salen, van a distintos espacios de la cárcel, a veces sin medidas de protección. Y lxs presxs sin siquiera la posibilidad de lavarse frecuentemente las manos, de usar mascarilla o conservar distancias de seguridad. Se sigue teniendo encerradas a personas mayores, personas con problemas respiratorios, con enfermedades crónicas, pudriéndose en una enfermería o en una celda de castigo.

Esto se ve en las diferentes vivencias de personas presas y sus familiares. Por ejemplo: Hace no mucho, en la cárcel de Lledoners, en el módulo 8, mientras estaban comiendo, el Jefe de Servicio paseaba como pedro por su casa, fumándose un cigarro y sin llevar mascarilla. Otro ejemplo: En la prisión de Ponent, se les ha preguntado si hacía falta mascarillas para las presas ya que se podría hablar con las redes que se han creado de elaboración de mascarillas, aquí en Lleida. Pero lo que nos respondieron fue que no hacía falta. Que ya tenían suficiente material y que las personas presas no pueden llevar mascarilla. Niegan la elaboración y la entrada de mascarillas para las reclusas. Esto lo vemos reflejado en la noticia que salió el 25 de Marzo en el diario el Segre, podemos leer el titular “Aíslan a un preso acusado de instar a otros a plantarse en plena crisis.” y el subtitulo es: “Familiares afirman que se le ha acusado por utilizar mascarilla”.

También estamos un poco hartas de que las Instituciones Catalanas divulguen el discurso de que el estado español es el malo y así fortalecer la idea de que sus cárceles son mejores, que cuidan a lxs presxs y que piensan en ellxs. Sí podemos ver que hay pequeñas cosas diferentes, y podríamos decir positivas, que tienen las cárceles catalanas, pero esto no quiere decir que las catalanas se salven de el trato denigrante que siguen teniendo muchísimas personas en su día a día , y aún más, de la falsedad que tienen las instituciones catalanas, con su cara bondadosas, ya que vemos que en cuanto a lo que dicen hacen menos. Siempre pretenden quedar de “progres y avanzados” pero luego vemos que la mitad de lo que dicen no es real, o lo aplican de una forma cutre y deficitaria, como se puede ver en el tema de las videoconferencias que hemos explicado antes.

La situación y por tanto la información va cambiando día tras día, por eso estar atentas a lo que está pasando es muy importante para que las personas dentro no estén solas y aisladas en esta situación vulnerable y de doble castigo.

No nos olvidamos de nuestrxs compañerxs presxs. Mucha fuerza para todxs, y todo nuestro apoyo ante las formas de lucha que se están llevando a cabo dentro. Aquí estamos ahora, y aquí estaremos cuando esto pase.

Muerte a la cárcel y viva la libertad.

Más información en:

https://suportpresxslleida.noblogs.org/

https://desdedentro.noblogs.org/

https://henas.noblogs.org/

https://lacorda.noblogs.org/

https://colectivopronoiamurcia.noblogs.org/

https://jaensinbarrotes.noblogs.org/

https://elcarropropresxs.blogspot.com/

http://www.salhaketa-nafarroa.com/

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.