Categoría: Huelga de Hambre Rotativa 2020

Comentamos las vicisitudes de la huelga de hambre rotativa en defensa de la salud y la vida de la gente presa, leyendo un comunicado de Peque, el compañero que está terminando el segundo turno en el momento de grabar el programa, y otro de otro compañero participante. Nos hacemos eco de otras propuestas de afrontar las mismas situaciones como, por ejemplo, la convocatoria de una marcha a la cárcel de A Lama en defensa del derecho a la salud de lxs presxs. Hablamos de algunas muertes recientes en prisión y, finalmente, con un compañero abogado de cómo están las cosas en el aislamiento de Villena, de la situación de un compañero preso allí que, padeciendo problemas psiquiátricos ha recibido recientemente varias palizas, lo cual no es la primera vez que le sucede. Hacemos algunas reflexiones sobre cómo afrontar la problemática de lxs enfermxs mentales encarceladxs.

Actividad en la calle Cárcel=Tortura covid19 Huelga de Hambre Rotativa 2020 La cárcel mata

La población reclusa en cárceles españolas está, generalmente, enferma –”eso no lo niega nadie”– y, además, abandonada, pues no recibe los cuidados que necesita, teniendo en cuenta, por otra parte, que la vida en la cárcel mermaría considerablemente la salud de cualquiera, aunque estuviera bien cuidado. Pero no es así en ningún caso, sino todo lo contrario: desde los rutinarios malos tratos, la tortura impune y los regímenes de castigo en sus diversos grados, pasando por todo tipo de privaciones (sensorial, afectiva, relacional, cultural, etc.) o por la falta de higiene o el consumo fácil de todo tipo de drogas, hasta llegar a una desatención médio-sanitaria casi total, el paso por la cárcel consiste en verse sometido a un proceso de debilitamiento psicofísico que lleva a muchas personas a la muerte. De todo eso trata el siguiente texto, que nos ha llegado por correo electrónico sin que sepamos quién lo ha escrito, aunque quien sea parece saber de qué está hablando. Describe con profusión de detalles los resultados de la “política sanitaria” que los gobernantes españoles han aplicado siempre, hasta hoy, en sus cárceles, y le da el nombre merece: una política de exterminio. Así, coincide en gran medida con la visión del problema que vienen exponiendo lxs presxs en lucha en su tabla reivindicativa de 14 puntos y en el planteamiento de la huelga de hambre rotativa que está en marcha desde el 1 de septiembre para denunciar públicamente todos esos detalles concretos que hacen del sistema penitenciario español una máquina trituradora. Arriba ponemos un cartel en galego que se hace eco de la huelga de hambre rotativa y de los nombres de los presos en lucha que participan en ella durante este mes de septiembre.

DESATENCIÓN SANITARIA

La cárcel no sirve para cubrir carencias de salud y sólo contribuye parcialmente a las políticas de seguridad al inocuizar temporalmente a enfermos, discapacitados, toxicómanos y alcohólicos.

Más del 70% del personal en prisiones se dedica a vigilancia y un escaso 6% a tareas sanitarias. Falta personal, equipamientos y presupuesto.

El personal sanitario es el que debería preservar estos derechos; aún más, teniendo en cuenta la vulnerabilidad de sus pacientes.

Porque, que la población reclusa está enferma no lo niega nadie. Más de la mitad son toxicómanxs, otrxs tantxs tienen trastorno mental y en altos porcentajes padecen enfermedades crónicas tales como diabetes, insuficiencia crónica, epilepsia, asma… Además de enfermedades infecciosas y transmisibles como tuberculosis y VIH entre otras.

El 80% de lxs presxs consume psicofármacos y al menos el 40% drogas.

Más de 500 presxs se han suicidado desde el año 2000 y otrxs tantxs han muerto por sobredosis. Estas son las muertes mayoritarias y vienen a formar parte de las mal llamadas “muertes naturales”. Y, por supuesto, no entran en las estadísticas aquellxs que murieron en la calle al poco de salir en libertad por enfermedad grave.

Más que una política sanitaria lo que impera en la cárcel es una política de exterminio que se ejecuta con total impunidad. Los médicos se niegan a redactar los partes de lesiones cuando les golpean o les torturan. Sin olvidar la contención mecánica comúnmente conocida como camisa de fuerza, la cual forma parte del trato degradante de las torturas, dándose 7000 casos al año de modo regimental y provocando problemas médicos por opresión de los órganos o incluso un cuadro de hipoglucemia en el caso de una persona con diabetes.

En el caso de muerte o mejor dicho asesinato, los familiares se encuentran con ocultación de pruebas, informes falsos y grandes dificultades para que se realicen segundas autopsias.

Según los artículos 104.4 y 196 del Reglamento Penitenciario, existe una total violación del derecho que tienen los presxs de pasar sus últimos días de vida con los suyos.

El acceso de las personas presas a la sanidad en España es precario; tienen una salud extraordinariamente más quebrantada que las personas en libertad. El Estado no garantiza la salud de los presxs.

Los médicos de prisiones no dependen ni del Ministerio de Sanidad ni de las Consejerías de las Comunidades Autónomas, sino del Ministerio del Interior. La dependencia de los médicos al Ministerio de Interior hace difícil conjugar la normativa penitenciaria con el acto médico.

Existen diferentes programas según adicción o patología: dependencias para trastornos mentales, dependencias para toxicómanos, programas de prevención y control de la tuberculosis, programa de vacunaciones, programas de prevención de enfermedades de transmisión parental y sexual y de prevención y control de la infección VIH y hepatitis C, vigilancia epidemiológica de enfermedades transmisibles y no transmisibles, plan de prevención de suicidios… pero nada de esto se aplica.

En este clima, se hace imposible respetar los derechos del recluso-paciente, entre otros, el derecho a la intimidad ya la confidencialidad de las informaciones relacionadas con la salud, el derecho al consentimiento informado y a renunciar a un tratamiento, el derecho a unas condiciones básicas de salud y a una atención sanitaria aceptable.

Sería necesario eliminar los regímenes de aislamiento, perseguir y terminar con la impunidad para torturar y realizar tratos degradantes, establecer criterios para una penalidad racional en la duración y en la proporcionalidad, evitar la existencia de cadenas perpetuas, acabar con la dispersión como castigo a lxs presxs y a sus familias y dotar a las cárceles de una sanidad equiparable a la que disfrutamos las personas en libertad.

Todo médico tiene que velar por que no se cometa ningún abuso contra ninguna persona, pero queda patente la indefensión de lxs presxs que crean los servicios médicos dentro de los centros penitenciarios.

Abuso de opiáceos, descontrol en la repartición y dosificación de la medicación (incluso llegando a dar la medicación toda junta en caso de puentes y festivos) siendo conscientes de las sobredosis que se dan, del trapicheo de pastillas y de la consecuente generación de conflictos; pasar por alto y no diagnosticar enfermedades crónicas y muy graves, suministrar medicación forzosa mediante técnicas de engaño.

Si te encuentras enfermx y necesitas que te vea un médico hay que apuntarse un día antes, y quien decide poner en conocimiento del médico es el funcionario, el carcelero; es decir, depende de que te crea o no te crea.

El diagnóstico normalmente para todxs es casi el mismo. Siempre unx tiene dolores o duerme mal o va con problemas de metadona o psicológicos o psiquiátricos. Y como ya son conocidos los problemas, no les dan la importancia que se requiere. Y todo es rutinario.

Las enfermedades serias son diagnosticadas tarde o ni incluso eso. La exploración en la cárcel es visual. Y si sientes un dolor, paracetamol y, si no, ibuprofeno, y ya está. Te consideran enfermo crónico si eres drogodependiente, esta es la enfermedad que tienes y todos los problemas que vayas allí a exponer son “eso”, la drogodependencia.

El 70% de la población carcelaria está afectada psicológicamente y con tratamiento psiquiátrico. La mayoría de ellxs no saben lo que están tomando. Otrxs, que entran de la calle y tienen ya una medicación prescrita, allí se la quitan y le dan otra cosa parecida o no le dan nada. Porque luego entra el chantaje, el querer humillarte, que pases por el aro…

Incentivan el uso y abuso de metadona para mantener al “delincuente”, para controlarle en la cárcel y posteriormente en la calle. Porque una vez que sale, está controlado por el centro que lo dispensa y policialmente también. Y si les das problemas, te dan Modecate o Largactil, y te dejan neutralizado total, no puedes ni andar. Ahí es donde ya entra la destrucción consciente del individuo… ¿Y si te niegas a tomar la medicación psiquiátrica? Te cogen y te inmovilizan. Además estas medicaciones son adictivas y en algunos casos los efectos duran varios meses.

Existe medicación excesiva de manera intencionada. Para dormir se dispensan Transilium, Valium y medicinas derivadas de opiáceos las cuales te crean dependencia. Si te trasladan de cárcel, te cortan la medicación de manera radical. Si tienes un ataque de ansiedad, o tienes agobio o algún síntoma derivado de estar encerrado tanto tiempo… para eso no tienen ninguna medicación. Porque allí te dan una medicación cuando hay situaciones excepcionales, mientras no esté tu vida en peligro… aunque a ellos no les importe, pero tienen que justificar que han querido salvarte.

La enfermería como tal no existe. El hecho de la enfermería es como un justificante legal. Estás encerrado en vez de en una celda en la enfermería y vigiladx por otro preso, ya que el trato con el médico en la enfermería es escaso. Si tú no solicitas que vengan, allí no te revisa nadie.

Y no olvidemos la crisis del coronavirus que ha supuesto ansiedad, pánico, alejamiento y una mínima comunicación con familiares. En la cárcel el Estado de Sitio no es temporal, es constante.

La cárcel es para destruir, para degradar, para debilitar, para condicionar.

Por desatención médica sientes esa impotencia de que te puedes llegar incluso a morir, porque no te hacen caso.

¡Qué cese la complicidad de los médicos en la tortura!

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020]

Huelga de Hambre Rotativa 2020 La cárcel mata

Hace un par de semanas nos hacíamos eco de la publicación del Grup de Suport a Presxs de Lleida, donde narraban como la Guardia Civil había negado la entrada al Tribunal Médico a David Rojas, preso en Murcia II, después de un intercambio de palabras en el furgón. Ahora vuelven a actualizar la evolución de la situación. A David se le dice ahora que “a lo mejor” ese día no iba al Tribunal Médico, y cuando él solicita un documento escrito donde ponga donde se lo llevaban, le deniegan la información. El compañero sigue con trámites burocráticos para conseguir saber dónde iba ese día. La fotografía de arriba es de unas octavillas hechas para difundir la huelga rotativa que empezó este 1 de septiembre, así como las reivindicaciones de la misma.

Seguimos en contacto con David Rojas Fernández. El compañero ya contó que el día 3 de septiembre la Guardia Civil lo cargó en el furgón, esposado por detrás, para llevarlo al Tribunal Médico de Murcia. En el furgón, David y uno de los policías intercambiaron unas palabras, debido a que el compa se quejó de las vueltas que estaban dando. Al llegar a Murcia y aparcar el furgón, volvieron a meter a David dentro diciendole “Éste es el croquis que te vamos ha hacer; directo a prisión.”

Después de esto, compas de fuera han estado haciendo llamadas a Murcia II para pedir explicaciones, y también preguntando directamente en la ventanilla por el subdirector médico. Se ve que en esta cárcel no hay subdirector médico, y que su función la realiza el director. Este director se ve que no atiende a nadie, ni personalmente ni por teléfono, y que cualquier cosa se tiene que transmitir a su secretaria, con la cual ya se ha hablado varias veces sobre el tema. También se ha hablado con la trabajadora social. Ambas minimizan los hechos diciendo que el problema de David es “que no sabe callarse.”

A raíz de estas llamadas, la trabajadora social fue a verle y le dijo que ahora “no estaba segura” de que realmente ese día lo hubieran sacado para ir al Tribunal Médico. Cosa absurda ya que al compa así se lo dijeron y, además, como “profesional” del centro tiene que saber o puede saber a dónde sacan a una persona. Ante esto, David echó una instancia dirigida a esta misma trabajadora diciéndole que quiere por escrito una respuesta para saber a dónde iba, ya que no se le está dando esta información que él tiene derecho a saber. Hoy la trabajadora ha vuelto a verle y le sigue diciendo que no sabe a dónde le sacaban, pero que en todo caso no se lo puede decir por “motivos de seguridad”, que dirija la instancia a dirección. Con esto está reconociendo pues que sí sabe a donde le sacaban, pero que no les de la puñetera gana de decírselo. ¿Qué motivo de seguridad puede haber, para no darle al propio afectado una información tan básica como saber a donde lo llevaban ese día?

Pensamos que lo que están haciendo es darle largas sobre el tema y marearlo para que el compa no pueda denunciar los hechos o hacer lo que él considere oportuno.

Aprovechamos para comentar que David sigue en primer grado, chapado. Está consiguiendo que no le metan más sanciones, pero hasta febrero no cancela las vigentes. Así que de momento no ve perspectiva de poder salir de aislamiento.

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020]

 

Huelga de Hambre Rotativa 2020 Indefensión jurídica

Leemos comunicados de algunos presxs en lucha, entre ellos Peque, el compañero que está haciendo el segundo turno de la huelga de hambre rotativa por la salud y la vida de la gente presa. Un amigo nos habla de las torturas y atropellos sufridos por su compañera en cárceles catalanas. Ponemos música de Txema Bitxobola, cantautor punki y buen compañero, que ha muerto hace poco.

Cárcel=Tortura Huelga de Hambre Rotativa 2020 Radio: Tokata Y Fuga

Hoy, 2 de septiembre, es el segundo día del turno de Peque en la huelga de hambre rotativa en defensa de la salud y la vida de la gente presa, el segundo turno de diez días y las cartas continúan sin llegar. Al menos, tenemos para publicar los siguientes dos textos dirigidos por Peque uno al ministro del interior y el otro a la máxima autoridad carcelera, explicando los motivos de la huelga. ¡No dejemos solxs a lxs presxs en lucha! El cartel de arriba, haciéndose eco de la participación de Peque en la huelga, lo han elaborado y puesto en circulación lxs compis del grupo anticarcelario  HENAS, de Cantabria.

Al Ministro del Interior

Jos,e Ángel Martins Mendoza, actualmente en el CP Villena, Alicante II, DNI xxxxxx y en estos momentos clasificado en art. 91.3 del RP. Ante usted comparezco para presentar mi queja por las siguientes alegaciones:

Primera: ya hace unos 40 días se presentó la Defensora del Pueblo en esta cárcel sacándome a hablar con ella, la cual ni se creía lo que pasaba en los módulos de aislamiento y castigo. Puesto que vio una bolsa con una esterilla y una pelota de tenis que es lo único que tenemos, y esterillas muy pocas. La primera pregunta es ¿quién nos daba clases de yoga? Como es normal, como pasa en todos los aislamientos del estado español, le contesté que el yoga si lo enseñaba a hacer yo, pues en 91.3 RP tienen el tope de dos internos y en ningún aislamiento ni existían profesores para yoga ni para nada de nada, lo único la esterilla y una bola de tenis, su respuesta fue “Vosotrxs que sois lxs presxs, como ud. dice, tachados de irrecuperables! ¿no tienen actividades para progresar y reinsertarse?” quedando la entrevista en que iba a preguntar sobre ese tema a la SGIP, y en mi caso concreto, que me dejen salir con los otros dos compañeros, Martí Aracil y Mohamed, que también están en primera fase, pues soy el único preso por orden del director sin motivaciones que tengo que salir solo, pues los otros tres compañeros que tienen aplicado el mismo art. sí salen juntos.

Segunda: llevamos casi una década, desde 2011, con tablas reivindicativas y sin usar la violencia, todo idéntico desde hace 9 años. Que no se vulneren nuestros derechos por estar presxs, pues somos igual que uds, lo único que cambia es que uds. viven en sus hermosas casas y nosotrxs en un cuchitril prestado. Queremos y exigimos que se apliquen los art 104.4 y 196 del RP, el fin de la dispersión ya, yo en concreto llevo más de 10 años fuera de Galicia, cuando allí tenemos A Lama y Teixeiro con módulos de aislamiento en 91.2 y 91.3 del RP. Que nos limiten las penas a 20 años y no tener que pagar 25 o más. Una asistencia médica digna, no tenemos unxs médicxs dignos, y muchas veces ni eso, pues directamente no están y vienen a las 9 de la noche, si les avisan, pudiendo en esas horas que pasan, fallecer cualquier presx por atragantarse con una pepita.

Tercera: a nosotros, usted y la SGIP nos están criminalizando por colectivizarnos para exigir unos derechos básicos y fundamentales. Les hablan a nuestrxs amigxs a la entrada de las comunicaciones con aires chulescos nada más dicen el nombre con el que vienen a comunicar. A la entrada a vis a vis, cacheos integrales a amigxs. Parece que a las clases dominantes les repudia la solidaridad de nuestrxs compañerxs en cuarto grado y sintiéndose casi como nosotrxs. Que la cárcel y los módulos de castigo-aislamiento, donde casi todxs lxs que exigimos nuestros derechos, aquí nos encontramos, no están hechos para personas ni aun para animales, es la venganza que un Estado descarga en contra de quienes piensan de una forma diferente.

Es por todo ello que solicito cambien unas leyes anticuadas, donde quieren poner la cadena perpetua revisable, solo cambia el nombre, pues no viene amparada ni en la Constitución, vergonzoso. Queremos justicia y no más venganza.

A la SGIP

JAMM, interno en el CP de Villena, clasificado en art. 91.3 RP y desde mi entrada a prisión, en régimen FIES, el cual nunca me ha sido revisado, me dirijo a ustedes en forma de queja con las siguientes alegaciones:

Primera: para empezar, recordarle, aunque ya lo saben, que unxs ciertxs internxs, casi todxs en régimen especial o cerrado, formamos un colectivo para entre todxs lxs que pensamos o estamos en las mismas situaciones, reclamars nuestros derechos, los cuales nada más pisar el suelo de la cárcel quedan abolidos. Únicamente tenemos obligaciones, pero ni un beneficio, aunque lo que pedimos son derechos, mediante huelgas de hambre, ayunos, escritos, huelgas de patio, etc. Jamás hemos usado la violencia. A cambio, uds han criminalizado y siguen criminalizando la conciencia y la solidaridad, nos deniegan comunicar con ciertas personas, les realizan cacheos integrales a la entrada al vis a vis, y por otro lado intentan que perdamos los vínculos cambiándonos cuando les apetece de cárcel. Yo ya llevo cinco cárceles en dos años y medio, y de aquí, al paso que vamos, pronto me cambiará,n llevando solo siete meses. Nos restringen las cartas y llamadas, interviniéndonos toda comunicación.

Segunda: existen varios cientos, quizá miles, de presxs con enfermedades incurables esperando en las enfermerías o módulos a morirse. Como les ha pasado a cientos de compañerxs que he visto morir en estos 29 años en las cárceles. Es por lo que solicitamos la aplicación de los art. 104.4 y 196 RP. Es intolerable que en pleno siglo XXI se estén muriendo lxs presxs por enfermedades en una situación de abandono y miseria. Pero, claro, es que no tenemos ni médicos en las cárceles, te miran, cada dos semanas, 2 minutos. ¿Qué diagnóstico puede realizar un médico así?

Tercera: en los patios de primera fase (91.3 RP) carecemos de toda clase de materiales deportivos, educativos y formativos. En mi caso, el director y uds han autorizado que si no salgo con Cristian Dazdozki Remus, no puedo salir con otro interno, únicamente yo tengo que salir solo, los otros tres compañeros pueden salir los tres, aunque de dos en dos internos. Queriendo ya echarme el director de esta cárcel cuando solo llevo en ella 7 meses. Recordarle que yo soy de Vigo y tengo A Lama a 15 km de casa y Teixeiro a 170 km, y llevo más de 10 años fuera de Galicia. ¿Cómo pretenden rehabilitar a una persona que está a miles de Kms de su casa. He estado en 91.3 y 91.2 muchísimos años, más los que me quedan. Esta vez llevo ya más de dos años, por un intento de evasión, al final nos dejan aquí, en la cárcel dentro de la cárcel, 9 o 10 años.

Por estos y los demás puntos de la tabla reivindicativa que exigimos cada pocos meses, les comunico que el próximo día 11 de septiembre de 2020 comienzo una huelga de hambre de 10 días, esperando que de una vez realicen cosas nuevas en las prisiones, pues esto se les ha escapado de la mano, convirtiéndolo, como siempre, en un negocio.

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020

Huelga de Hambre Rotativa 2020

Desde el departamento de régimen especial de la Cárcel de Soto del Real nos llega una carta de José Adrián Poblete Darre. Se queja de incomunicación, como ya hacía en otra reciente, publicada en el blog de Pronoia. Está en régimen especial de castigo y pagando encima privación de paseos, con las comunicaciones intervenidas y denuncia que su correo no llega a su destino. Tmbién nos comunica que acepta participar en la huelga de hambre rotativa en curso en las fechas que se le han propuesto. Hay que escribir también a Poblete. ¡No dejemos solxs a lxs presxs en lucha!

Aislamiento de Soto del Real, 4 de septiembre de 2020

Hola, compañero, espero que al recibo de estas líneas te encuentras bien al igual que tus seres queridos y las personas que te rodean. He recibido tu cartita y bien, como siempre. Siempre me entero de las cosas por tí. Te voy a poner al día de mi situación, que escribo y hago comunicados y no salen. Con decirte que a mi hermano y a mi sobrina les escribo dos cartas al mes y hace varios meses que no les llega ninguna (…). En Murcia estuvieron jodiéndome con mi correspondencia durante meses y ahora lo mismo, ya que anteriormente te he enviado escritos y comunicados y al parecer no te llegan. Mira, aquí te envío las instancias de este mes [envía una instancia comunicando que ayuna los días 1, 2 y 3 de septiembre por la libertad de Carmen Badía y los 14 puntos de la tabla reivindicativa, y otra pidiendo den curso a escritos para el defensor del pueblo y el congreso de los diputados]. He escrito a mi compa Toni y no me responde y hace poco envié un comunicado a Murcia (…). Llevo ahora mismo casi un mes pagando aislamiento en celda por unos partes de Villena (…). Aquí cortaron las comunicaciones hace un mes por el covid 19. Están asustados porque, por lo que me han dicho, en la enfermería hay mucha gente infectada. Lo que pasa es que yo estoy aislado en la última galería y me cuesta mucho enterarme de las cosas.

Hombre, compañero, parece mentira, sabéis que conmigo no hay problema, me da igual el primero o el último, para mí eso no tiene importancia, ya sabéis, tú y cualquier compañero que a mí eso no me quita el sueño. Yo apoyo a mis compas siempre y además tengo un compromiso conmigo mismo y con vosotros con respecto a la lucha. Si no lo tuviera, pues no lo haría. Con respcto a las instituciones internacionales, no tenía esas direcciones. Este fin de semana haré los respectivos escritos y te enviaré las instancias. Yo escribo y propongo, pero, si no salen mis cartas, pues qué hago yo. Lo hacen a propósito, luego no me escribe nadie (…). Yo le escribo a mucha ente, pero que no pertenecen al colectivo porque no les termina de gustar. Pero allá ellos, yo soy yo. A veces, las personas del exterior no entienden o no saben que las personas que reivindicamos tenemos represalias carcelarias, como la dispersión y continuidad en aislamiento.

Bueno, compañero, ya sabes mi postura, sabes de sobra que yo estoy aquí para facilitar las cosas, no para criticar a mis compas de verdad, con los que yo se que puedo contar: Toni, Xavi y Peque, a los demás no los conozco, solo a David Rojas, buen chaval, ahí está, aún en la lista. Eso es positivo, cuantos más seamos es mucho mejor, más fuerte gritaremos y más lejos se escucharán nuestros gritos (…).

Hasta la próxima. Salud y Revuelta. Contra este Estado represor.

José Adrián Poblete Darre

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020]

Huelga de Hambre Rotativa 2020

En el último de sus diez días de participación en la huelga de hambre rotativa por la salud y la vida de la gente presa publicamos dos textos de Toni Chavero, el primero respondiendo a las reflexiones de algunos grupos anticarcelarios de la calle sobre la anterior huelga de hambre rotativa, que terminó en marzo de este año, reflexiones que él mismo les había pedido. El segundo contiene, sobre todo, un llamamiento a la participación en el debate colectivo dentro del espacio de lucha, debate al que él da la mayor importancia para el fortalecimiento y expansión de la comunidad anticarcelaria resultante, unas reflexiones críticas sobre la horizontalidad dentro de ese contexto y una propuesta para que continúe a lo largo de toda la huelga rotativa el diálogo entre lxs presxs participantes sobre las reivindicaciones que cada cual “más sienta o que más de cerca le afecten”. Los textos son de julio y agosto y, aunque de todas formas había que publicarlos, lo hacemos ahora a falta de otros más recientes, que seguro habrá escrito Toni, pero aún no han llegado a nuestras manos, debido sin duda a las condiciones especiales de incomunicación y aislamiento que le hacen sufrir al compañero como a otros presos en lucha. Una vez más, llamamos a todo el mundo a escribirle a Toni, lo mismo que a los otros intervenidos, para ayudarles a hacer frente a esa difícil situación.

Estremera, agosto de 2020

Un saludo a todxs, compañerxs, dentro y fuera, soy Toni Chavero. He recibido por un amigo vuestras reflexiones y quería daros las gracias por pronunciaros al menos. Y paso a contestaros, según mi opinión, a Valencia, Lleida, Murcia (Pronoia), Cantabria (HENAS), Barcelona (Fuig) y Castellón (Fuera del orden). Aprovecho para saludaros a todxs y agradeceros vuestras palabras. Espero que mi sinceridad no moleste en demasía a quienes habéis contestado, a mi entender, muy superficialmente, demasiado brevemente.

Deciros que Valencia y Lleida creo que sí han profundizado bastante más que el resto y, quizás, dentro de un diálogo horizontal, en este espacio de lucha, es lo que esperábamos dentro. Creo que, en general, la comunicación, la reflexión no ha sido quizás entendida ahí fuera o sólo algunos grupos la han interiorizado realmente y su trabajo lo pone en evidencia. Como he dicho, me refiero a Lleida y Valencia, aunque no es mi intención faltar al respeto a ninguna persona y, además, esto es sólo mi opinión.

Precisamente, respecto a una comunicación realmente horizontal, tengo una conversación bastante reflexiva con un amigo de fuera y habría mucho que sacar de ahí, pero a su tiempo. Ahora voy con vuestras reflexiones, agradeciéndolas en primer lugar.

A Lleida.- Compañerxs de Lleida, deciros que me alegra que veáis positivamente las huelgas de hambre rotativas, la coordinación que generáis con otrxs grupos y presxs, y quería valorar que no sólo os habéis quedado ahí, sino que habeis tocado más temas que bien podrían abrir debates dentro y fuera: la comunicación en todas sus variantes; la coordinación igual, dentro y fuera; la organización de calendarios y asuntos de fuera; la participación anticipada; las aportaciones, compartir las inquietudes, reflexiones, ideas; la propuesta de visibilizar, difundir en el exterior lo que pasa en los talegos; la búsqueda de simpatía y empatía; aumentar las acciones; las preguntas que lanzáis abriendo así debates; ver en qué fallamos, qué podemos corregir; la humildad con la que trasmitís y cómo analizáís la comunicación desde ambos lados del muro; qué objetivos se persiguen dentro; la presión a los colegios de médicos en la anterior huelga de hambre; el acercamiento a las familias para que se muevan más y hacerlas partícipes en las acciones y decisiones; y, en general, la honestidad con la que nos contestáis. Yo creo que la vuestra ha sido la reflexión más organizada, más meditada y más comprometida con todxs, dentro y fuera. Y os quería agradecer este trabajo que a nivel personal me parece muy positivo. Tenéis una disponibilidad inmensa y es de agradecer,. Así que, gracias.

Creo que es muy acertada la pregunta ¿qué comporta estar en una lista como esta? Lo habéis expresado con bastante certeza, aunque quizás yo lo hubiera dicho con más contundencia. Por supuesto, no somos mejores ni peores. Solo hay dos formas de vivir en la cárcel, una es el sometimiento a los esbirros de la institución penitenciaria y otra (la nuestra) es el enfrentamiento. Entendemos que lxs presxs que no quieren problemas ‒por los motivos que sea‒ y andan en el sometimiento, no es que sean peores que nosotxs, pero sí que dificultan nuestra labor libertaria, desde el momento en que muchxs de ellxs se convierten en carcelerxs, algunxs sin darse ni cuenta y otrxs con plena conciencia. En todo caso, estar en la lista requiere de ciertos esfuerzos y compromisos, y yo, en mi diálogo, estaré felicitando a quienes estén activamente en las huelgas de hambre que se realicen, o en cualquier acto individual o colectivo que efectúen.

En esta última huelga de hambre, la de mayo de 2020, hemos sido ocho o nueve personas. Bien está que sepamos con quiénes contamos para las rotativas de septiembre. Si somos esos ocho o nueve, ya está bien por el momento. Lo que no podemos hacer es obligar a nadie a hacer nada. Tendrá que salir de lxs presxs hacer lo que vean oportuno y, como ya he dicho mil veces, esta labor comunicativa dentro, de presxs a presxs, nos corresponde solo a nosotrxs lxs presxs. Solo así podrá crecer cuantitativamente el espacio de lucha (dentro).

Yo, que ando en contacto con vosotxs (Lleida), creo que hacéis una labor honesta, sincera, útil, constante y con unas aportaciones muy interesantes. No puedo, como preso, pedir más para mí de vosotrxs, yo creo que andáis, en la medida de vuestras posibilidades, que sabemos son muy pocas y que sufrís una situación bastante jodida también,con un posicionamiento y una inquietud encomiables. Bien gestionada la reflexión, muy bien expresado el texto, yo os lo agradezco.

Y, por supuesto, la próxima huelga rotativa de septiembre de 2020 vamos adelante, continuamos siendo una sola unidad, un espacio de lucha que va mejorando. Gestionemos los problemas de dentro con las dificultades que nos ocupan, p ero saabiendo por qué luchamos y cómo hacerlo. Y en este tema, como he dicho, nos toca a lxs presxs estar con otrxs presxs y hacerles saber cómo pensamos y actuamos, desde la realidad que nos oprime, intentar que comprendan que la lucha es el único acto aquí dentro para mantener intactas la dignidad y la humanidad, aunque estamos salvajes.

En cuanto a las propuestas que yo sé de dentro, son de reivindicar el fin de la dispersión, del régimen especial de castigo, del FIES y de los aislamientos, la excarcelación de lxs presxs con enfermedades mentales, de lxs enfermxs crónicos y de lxs ancianxs, en grave situación de riesgo por el coronavirus ‒o sea, que lxs excarcelen ya‒, y el esclarecimiento y delimitación de responsabilidades por lxs presxs exterminadxs en las cárceles del Estado terrorista español. Estas son las que yo sé a día de hoy; lo mismo hay más. ¡Ojalá! Porque eso significaría que la peña de dentro se anima a pronunciarse. Con esto os dejo por contestado el texto, aunque hay más temas que hablaremos más detenidamente. Salud, compañerxs de Lleida.

A Murcia (Pronoia).- Salud, compañerxs de Murcia, mi agradecimiento a vuestra aportación, va por delante, gracias, Disculpad si parezco más distante con vosotrxs. En realidad, no es así, es por la intervención

Veo que valoráis positivamente las huelgas de hambre como medida de presión y que en la huelga de hambre colectiva se haya notado quién está ahí y quién no, lo cual es positivo. Por otro lado, surge en vuestra aportación un debate interesante: ¿Hasta qué punto se consigue presionar a las instituciones con las huelgas de hambre, si somos tan pocxs dentro quienes las realizamos? Desde mi punto de vista y como ser improductivo para la sociedad capitalista, creo que la presión es mínima y que quizá sea contradictorio usar la “legalidad democrática”, cuando no creemos en ella. Además, de todas formas, las instituciones se han vacunado contra lxs de dentro; llevamos años recibiendo los mismos “borradores tipo” de todas ellas, si queréis verlos en gran cantidad, a lo largo de estos últimos años, les he pasado copia de muchos de ellos a lxs compis de Valencia. Esto es lo que sucede dentro: borradores tipo, se pasan la pelota y un mogollón de falacias y gilipolleces.

¿Si lxs presxs “cumplen” realmente las huelgas de hambre y demás? Para ello están los resguardos de las instancias de los talegos y de las instituciones, así es cómo podemos saber quién actúa y quién no hace una mierda. Así que la “sinceridad” reside en los papeles y no en lo que digamos dentro. Es triste y jodido andar así, pero el tiempo ha demostrado, por desgracia que así surge la “sinceridad”.

Sí, la presión alrededor de las huelgas de hambre se potencia cuando desde fuera se difunde cuanto más mejor y con todos los medios de comunicación anarquistas posibles. A mí los “medios de comunicación” de una sociedad de clases no me interesan. Solo creo en los horizontales, en los que están a nuestra altura, en los suburbios.

Eso con respecto a lo que decís, lo cual valoro, aunque me hubiera gustado más reflexión, más profundidad en tantísimos asuntos, pero, claro, hemos enfocado este diálogo vinculándolo a las huelgas de hambre rotativas, y ha sido un error mío proponerlo así, ya que luego se ha limitado a lo mínimo. A pesar de todo, este encuentro entre grupos que nos llega dentro bien podría ser el principio de un ejercicio comunicativo y reflexivo más constante. A mí desde luego me interesa lo que pensáis fuera, porque dentro y fuera somos unx. Y, si conseguimos al menos esto, podría ser el primer paso para que en el futuro tengamos más posibilidades de comunicación. ¿Qué os parece a vosotrxs ahí fuera? Salud, compañerxs de Murcia, un abrazaco.

A HENAS (Cantabria).- ¿Qué tal por ahí arriba? Un saludo y mi agradecimiento a vuestra valoración sobre las huelgas de hambre rotativas. Sabemos las dificultades que pasáis los grupos y el hecho de ser poquitxs os hace grandes, cuando lucháis con tantas adversidades, así que yo agradecido por la labor, no por su tamaño, sino por el interés que se pone en ella.

Es cierto que las huelgas de hambre rotativas, por su extensión temporal, tienen ese factor de continuidad reivindicativa y facilitan más acciones dentro y fuera, siempre que se planifiquen con tiempo y con ánimo.

Me he fijado en que decís que “no todas las personas presas van a estar coordinadas y/o no les apetece participar con determinada gente”. En estas cuestiones, que parecen ser fisuras dentro de un todo o sea, dentro de un espacio de lucha horizontal, deberíamos ser más explícitos con lo que esté sucediendo. A mí eso me da entender que no somos todxs unx, aunque quizá no os he sabido interpretar correctamente, en todo caso, aprecio la sensibilidad que pretendéis.

Sí, salir a la calle, nos ayuda a salir del “gueto”, ya sea anarquista o anticarcelario. El contacto, el diálogo, la solidaridad y la perseverancia quizá sean una parte importante de esta lucha. Sin esto y algo más, no estaríamos aquí desde que en 2015 se empezó a gestionar la organización de un espacio de lucha horizontal.

Sobre la peña en El Dueso no tengo datos yo, pero seguro que a estas alturas, cuando os llegue esto, ya sabréis algo. Recibid un abrazo libertario. Salud y libertad. Mucho ánimo.

A Fuig (Barcelona).- Un saludo, compañerxs de Fuig, ¿cómo vais? Agradeceros la participación en este debate, aunque, como ya he dicho, nos hemos limitado a las huelgas de hambre rotativas, aunque lo cierto es que son muchas las cuestiones que nos ocupan. Ya he dicho que por mi parte ha sido un error hacer el llamamiento a pronunciarnos solo sobre las huelgas de hambre rotativas. Pero bien podría ser una forma de tener más contacto horizontal, dentro del espacio de lucha, y, sobre todo, por lxs presxs, que estamos aisladxs, intervenidos y sometidos sistemáticamente a régimen especial de castigo. Podría ser un punto de partida comunicativo entre grupos y presxs. Abrir un debate así, si la peña participa, sería cojonudo.

Vosotrxs mismos habláis de las dificultades de coordinación fuera, de la falta de continuidad de algunos grupos, de la espontaneidad de otros y de los “formales y públicos”, aunque no tengo muy claro lo que queréis decir con esto último, quizá que estos no están en la horizontal, sino en otro nivel, por encima. Lo cual rompería la horizontalidad del espacio de lucha y este sería otro debate a largo plazo. Habláis de otros problemas: “territoriales; intervención de comunicaciones; falta de financiación; falta de apoyo jurídico…

Es cierto que dentro nos encontramos con problemas personales por cuestiones políticas. Está claro que la ideología original que generó el espacio de lucha es libertaria y anarquista, por lo que no cabe aquí nadie con ideologías nazis y un largo etcétera que paso de expresar. Y que muchas cartas a lxs intervenidxs no nos llegan, de ahí que sea aconsejable, y es factible además, que periódicamente nos expresemos sobre los problemas y sus soluciones por esta vía. Sería interesante. ¿Qué opináis?

Aunque quizá no tengo al respecto el entendimiento y la comprensión suficientes, creo que la Coordinadora Anticarcelaria de Cataluña podría ayudar. Creo que tanto dentro como fuera tenemos que ser unx, aunque esto sea fácil decirlo y difícil hacerlo.

Decís que con la huelga de hambre rotativa os surge la duda de que, al no ser indefinida, pierda como herramienta de presión su fuerza. Lógicamente, la respuesta es que sí, como medida de presión es más débil que una huelga a muerte. Pero, si en mayo hemos sido nueve como mucho en huelga de hambre, ¿qué presión podemos hacer? Si las huelgas de hambre parecen un eco del pasado, pues pocxs estamos en disposición de realizarlas, ¿aumentaría la presión si la huelga fuera indefinida? Para asuntos particulares no te digo, pero con un planteamiento tan amplio, ambicioso y a largo plazo como el de las catorce reivindicaciones, de lo que se trata es de ampliar la participación tanto dentro como fuera y de estar emitiendo el mensaje de la propuesta durante todo el tiempo que se pueda, para que se vaya formando y fortaleciendo una comunidad de lucha anticarcelaria, y no de acumular cadáveres sobre ella. Quienes hablan de huelgas de hambre indefinidas no deberían hacerlo a no ser que estén ellos mismos dispuestos a participar o a apoyar con un grado de compromiso equivalente.

En cuanto a si la huelga de hambre ha sido una “medida de fuerza”, una vez más, no, para nada, solo es que nos hemos vuelto a dar de hostias con la realidad y la realidad indica que de diecinueve “figurantes”, solo nueve estuvimos en huelga y aún estamos esperando saber por qué. Ya que otro de los problemas es que esos figurantes no se pronuncian. La realidad a veces es así de ruda. Pero no, aquí no se ha medido a nadie, se ha impuesto el miedo, es lo que pasa a consecuencia del coronavirus. Los presos de segundo grado que se han puesto en huelga de hambre o han hecho algo, han sido aislados del resto, aplicándoles el artículo 75.1 RP, para generar más miedo. Cabe preguntarse, si hubiese habido más coraje y todxs lxs presxs se hubiesen puesto en huelga de hambre, ¿dónde les habrían metido? La SGIP sabe dividir muy bien, eso es lo que ha pasado. Venga, compañerxs de Fuig, un abrazo libertario de este preso.

A Valencia (grup de suport a persones preses).- Ya sabéis que através de A teneís más conocimiento de mí, últimamente estoy en un debate con él sobre la horizontalidad real del espacio de lucha y ortos tems varios. Y todo esto es extensible a lo que aportáis en vuestras reflexiones, las cuales agradezco en grado sumo.

No creo que ningún grupo de fuera haya tenido nada que ver en cuanto a la participación en la huelga de hambre de mayo. La información nos llegó a todos, menos a Moha, en A Lama, eso que quede claro de entrada. La disposición dentro es la que ha fallado, no vosotrxs. Hablemos claro, no os culpabilicéis vosotrxs de nuestra falta de iniciativa, ya se lo he dicho a los otros grupos y no voy a reiterarme más: ha sido el artículo 75.1, y poco más que decir.

Creo que todo lo demás que os pueda decir es una reiteración de lo dicho a los otros grupos. Llevo horas ante el papel y es que es todo lo mismo. Lo primero, agradeceros los puntos de vista, la participación en el debate. Como he dicho a los otros grupos, todo esto podría ser un punto de partida para debatir lxs de fuera y así poder participar nosotrxs sobre la base de vuestras aportaciones, preguntas y todo tipo de dilemas. Y viceversa, es decir, que nos podríamos encontrar de vez en cuando así, si os parece bien a todxs y, sobre todo, si desde dentro nos ponemos las pilas y cogemos el boli más a menudo. Yo tengo esperanzas de que será así, de manera que lo dejo como una propuesta a debate.

Y qué deciros, compañerxs, si llevo tras hojas con lo mismo, ya sabéis que estamos en contacto a través de la isla de A, que desde el minuto uno estuvisteis ahí y continuáis ya casi cinco años parece que fue ayer, y ahora, miradnos, somos un puñaíto dentro y ahí fuera sois un mazo. Dentro, tienen que entrar los estatutos y la tabla actual de catorce puntos, para que rule por los talegos y podamos crecer. Ahora apenas somos una llamita, pero lo mismo pronto somos un gran incendio, es lo que pasa con el fuego. Será cuestión de perseverancia, comunicación y todo eso que vosotrxs sabéis ya de sobra. Y, sobre todo, si crecemos cuantitativamente, será gracias a grandes dosis de concienciar a lxs presxs de que el único camino es luchar. “Si luchas,puedes ganar o perder. Si no luchas, estás perdidx. Venga, un abrazaco. ¡Aúpa, Valencia!

Colectivo Fuera del Orden (Castellón).- Salud, Y y compañerxs de Fuera del Orden, un enérgico abrazo y muchas fuerzas. Me ha parecido interesante lo que me explicáis sobre las huelgas en EE.UU. 2016-2018. Leí un libro sobre las cárceles de allí y la explotación que en ellas se practica. El Estado y el ejército tienen ahí una mano de obra que deja por los suelos a lxs esclavxs negrxs del algodón, las galeras y todo lo que compuso la historia capitalista de EE.UU. Esto continúa así a día de hoy, yo he hablado con presxs que han estado por allí y o te sometías al esclavismo o te tiraban a los peores pozos que por allí tienen, así es allí la cosa. (…)

Gracias por los ánimos a Peque y a mí. En verdad, hay más personas, lo que pasa es que, no sé, tendrán alergia al boli. Yo llevo más de tres horas escribiendo y estoy acabando ya, aunque lo mío es crónico. Pero, vamos, es que tenía que contestar a los grupos que se pronunciaron sobre las huelgas de hambre rotativas. En septiembre iniciamos una ‒ya sabéis todo esto, claro‒ y nada, aunque seamos pocxs dentro, no vamos a dejar de dar la brasa.

Os mando un grito de libertad y muchas fuerzas, compañerxs. Agradecido por contactarme, Y. Un abrazo fuerte y Anarquía. Salud.

Estremera, julio de 2020

Salud, compañerxs que lucháis dentro y fuera de las jaulas del Estado terrorista español, soy Toni Chavero. Quería hablaros a todxs, tanto dentro como fuera, de la importancia del diálogo, de la participación horizontal en el mismo dentro de este espacio de lucha.

En primer lugar, creo que todxs somos conscientes de que el Estado democrático es una falacia. La democracia es un disfraz con el que se vistió el franquismo en la Transición. Si la democracia es igualdad, ¿dónde está la igualdad y, por tanto, dónde la democracia?

Partiendo de la base horizontal, de ideología anarquista, entramos en esto que llamamos nosotrxs “debate”. Para que el debate sea horizontal realmente, lxs que estáis fuera deberíais plantearos alejaros del asistencialismo, desprendiéndoos de las ideas de “clase media”, que no son más que otro virus de la enfermedad capitalista. Porque ese asistencialismo, esa superioridad del que tiene, “por mérito propio” una carrera o una posición mejor en la sociedad, agrava la inconsistencia de nuestro sentir, llevándonos a un pensamiento meramente “político”, enfocado a la integración en una sociedad que rechazamos, por la vía ficticia, engañosa porque es irrealizable, de la compensación de las discriminaciones, cuando el antagonismo entre explotadores y explotados, entre opresores y oprimidos no se puede superar dentro del capitalismo y tampoco participando en la farsa “democrática” que le sirve de careta. Para representar esa farsa está la “sociedad civil” y su relación siempre diplomática con el Estado y con el Capital, consistente en atacar los síntomas respetándolos a ellos, que son la verdadera enfermedad. O nos organizamos desde abajo, desde el campo de los oprimidos, para defendernos de la opresión por medio de la autoorganización y el apoyo mutuo u ofrecemos un servicio más o menos barato en el mercado de la falsa solidaridad. Entre quienes ocupan una u otra de esas dos posiciones es imposible la horizontalidad. Y, por ejemplo, cuando la mayoría os definís como “grupos de apoyo”, no existe horizontalidad, la cual queda excluida en esa expresión, como espero que resulte evidente después de lo dicho.

No quiero ofender a nadie, aunque quizás esto quede solo en mi “deseo” y sea inevitable la ofensa, porque eso de ofenderse o no está en cada quien. Tampoco voy a profundizar más en el tema. Esto sería, sin más, una invitación a una reflexión más profunda, para todxs, pero para los de fuera mayormente, así que lo dejo ahí, como una mera intención de plantearnos desde dónde podemos trabajar y cómo nos queremos definir. La cuestión sería lograr una verdadera horizontalidad en el diálogo a través de una invitación a profundizar en lo que hacemos, cómo y por qué lo hacemos. Y queda abierta a todxs ahí fuera.

En cuanto a lxs presxs dentro, poniéndome yo el primero, que he errado en muchas ocasiones y posiblemente me he equivocado más veces por mi condición de ser humano irrecuperable para esta sociedad de mierda. El diálogo dentro, remitiéndonos a tres o cuatro años atrás, hasta el día de hoy, ha sido cosa de unos pocos, que hemos sido los que nos hemos preocupado por su existencia en el espacio de lucha, cuando el hecho de pronunciarse es una cosa de todxs lxs presxs ya que somos quienes tenemos que exponer qué queremos hacer y cómo y qué nos mueve a los actos.

Yo quisiera invitaros a todxs a entrar en debate, en propuestas, a responder a las propuestas del resto y a romper el silencio, sin miedo a equivocarnos. Nos tenemos que equivocar para crecer, eso es lógico y sumirnos en el silencio no tiene sentido.

Por otro lado, lxs que sí que que nos pronunciamos y generamos debate hemos entrado en un bucle. Proponemos, respondemos, argumentamos, discutimos, sacamos conclusiones y actuamos según lo que se decide, pero en la mayoría de los casos, el mío también, nos hemos quedado en lo superficial, en una comunicación muy pobre, sin extendernos en lo que pretendemos. Y hemos de preguntarnos por qué pasa esto. Es una invitación a quien quiera reflexionar sobre este asunto.

Lo mismo tenemos que pronunciarnos con más claridad, extendiéndonos en las cuestiones a debatir. Quizás el diálogo “estratégico” carece de calidad suficiente y el contenido de nuestro discurso no ha logrado llamar a lxs otrxs presxs al debate. Y hay temas, como esta última huelga de hambre del primero de mayo que no se han tocado apenas. Esa oportunidad ya pasó y debemos aprender de los errores. Habrá que tomar decisiones al respecto, porque el debate, la reflexión colectiva a través del diálogo, es algo fundamental, sin él estamos acabadxs. Así que insisto y pido que todxs participemos del mismo, dentro y fuera, implicándonos en generar reflexiones, participando, pronunciándonos. Formar parte del diálogo es formar parte del espacio de lucha.

Tampoco me voy a extender demasiado en esto, para que vosotrxs, compañerxs y amigxs, podáis aportar lo que penséis del asunto, para ver entre todxs, horizontalmente qué es lo que sucede. ¿Qué opiniones tenéis vosotrxs? ¿Que conclusiones estáis sacando de la experiencia que estamos compartiendo? Que esto es cosa de todxs, compañerxs, que todxs somxs unx. Ahí lo dejo, a ver si os animáis a decir algo sin temor a equivocaros. Nos vamos equivocar, eso es seguro, pero de ahí que podamos crecer como comunidad de lucha.

Otro tema para mí importante es que en esta huelga de hambre rotativa estemos con ánimo de participar hasta donde cada quién pueda y, en cuanto a las propuestas reivindicactivas, yo creo que sería interesante no cerrarnos en las pocas propuestas que han salido a debate, sino abrir un abanico reivindicativo más amplio. Podemos reivindicar muchos más aspectos. Si estáis de acuerdo, pronunciaros y, si no, también. Igual que se puede organizar el calendario fuera, ya que hacerlo dentro sería demasiado complicado por las intervenciones, la dispersión y demás factores de atomización, también se puede hacer un reparto de quién reivindica qué cuando le toque su turno en la huelga rotativa, o mejor que cada unx aproveche su turno para resaltar las reivindicaciones que más sienta o que más de cerca le afecten.

Es una propuesta que dejo abierta a debate, yo ya me pronuncié y lo seguiré haciendo. Esta propuesta puede resultar un tanto complicada, nadie dijo que fuera fácil. Lo importante es evolucionar y tenemos una gran oportunidad a partir de septiembre. En nosotrxs está aprovecharla. Ánimo y muchas fuerzas. Un saludo a todxs con mis mejores deseos de salud y libertad. Por una sociedad sin jaulas. Anarquía.

Toni

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020]

Debate sobre objetivos y medios de lucha Huelga de Hambre Rotativa 2020

Aquí van dos escritos de David Rojas Fernández, preso en Murcia II, y que también participa de la Huelga de Hambre Rotativa que empezó este pasado 1 de septiembre. El compañero confirma por escrito su participación en esta acción colectiva, nombra los puntos en los que va a centrar sus reivindicaciones, explica por qué no participó en la huelga de mayo y hace unas cuantas consideraciones más que vienen muy al caso. La fotografia de arriba nos la hacen llegar desde Lleida, y corresponde a la pegada de carteles que se hizo a finales de agosto para difundir esta huelga.

Cárcel de Murcia II, agosto, 2020

Hola compas. Ante todo un saludo libertario para todxs lxs de dentro de estos muros, y para todos los colectivos y personas de fuera que nos dan su apoyo, a quienes estoy super agradecido de todo corazón. Yo me encuentro en aislamiento, primer grado articulo 91.2. Soy valenciano y estoy fuera de mi tierra ya desde hace demasiado.

Decir que la pasada huelga de hambre no la hice porque me pilló de conducción de Sevilla II a Murcia II, una conducción de ocho días. Ya comenté la posibilidad de pasar mi turno al final de todo, pero se valoró que mejor cerrar el calendario y participar de la siguiente. Ya comenté la idea de hacer cinco días por persona en vez de diez. Pero quizá la propuesta fue demasiado justa para recibir contestación, así que ya vi que se mantenían los diez días por persona. Bien, si eso es lo mas fácil a nivel organizativo pues que así sea, aunque lo de los cinco días por persona es algo que se podría valorar para próximas veces.

Por otro lado, los cuatro puntos en los que yo mas me quiero basar son:

  1. Aplicación immediata de los articulos 104.4  y196 RP a todxs lxs enfermxs crónicxs.
  2. El tema de las torturas, agresiones y tratos crueles y degradantes, que cuentan con la total impunidad de lxs carcelerxs. Reivindicar que queremos que hayan responsabilidades e investigaciones. Que los juzgados tramiten todas las denuncias, que el médico examine immediatamente a lxs denunciantes.
  3. El fin de los FIES, abolición del llamado “regimen especial” y cierre de los departamentos de aislamiento, donde nos encontramos personas como yo y muchisimos mas compas. Porque estos espacios destruyen nuestra personalidad y atentan contra nuestra salud por los malos tratos que allí ocurren, y por las privaciones sensoriales, culturales, relacionales… que nos apartan del resto de la población presa y nos impiden así expandir nuestras ideas. Espacios que nos acaban convirtiendo en personas antisociales. Yo me encuentro en la tercera galeria de Murcia II donde no tenemos ninguna sala, ninguna clase de actividad, ni formación. Hay aquí la quinta galeria llamada “de progresión”, por donde tienes que pasar para recuperar el segundo grado, chantajeado moralmente. Allí sí gozan de un buen gimnasio, patio mañana y tarde y mesa de ping-pong. Pero claro, tienes que pasar por su aro.
  4. El fin de la dispersión de lxs presxs. Exigimos que cada unx de nosotrxs podamos estar en nuestro lugar cumpliendo las condenas. Tanto para nuestro bienestar como, por supuesto, para evitar que nuestras amistades y familia se arriesguen en las carreteras, todo por 40 minutos de mierda a través de un cristal.

Y eso compañerxs, me basaré especialmente en estos cuatro puntos de la tabla. Hemos aguantado un confinamiento, apartadxs de nuestrxs familiares y seres queridxs, y de nuestrxs compas de la calle. Somos guerrillerxs y hay que luchar por nuestros derechos, cada unx a su manera, yo lo hago desde dentro de la cárcel de la cárcel. Esta es la cuarta condena que pago y por desgracia hace ya 23 años que ando por estas casas. Tenemos que ir a una como una piña.

Luchar por lo que queremos, morir por lo que amamos.

Sin más me despido desde mi celda de aislamiento, con un fraternal abrazo.

Campos del Río, 25 de agosto de 2020

¿Cómo estás compa? Ayer recibí tu carta con las reflexiones de lxs compañerxs pronunciándose sobre la huelga de ahmbre rotativa y la lsita de quiénes somos de momento las que la vamos a llevar a cabo. Ya se que mi turno es del 10 al 20 de octubre de 2020, lo cual llevaré a cabo sin ningún problema, eso tenlo por garantizado. Os envío mi reflexión de la huelga de hambre de este pasado mayo y que no realicé, porque hasta principios de junio no me llegó la carta. Hasta el colectivo de Lleida se enteraron tres días antes de que se llevase a cabo.

Reflexiones

Un abrazo fraternal para todas las compañeras de dentro y fuera, soy David Rojas de Valencia, preso en estos momentos en Murcia II (Campos del Río). Os escribo desde mi celda de aislamiento de primer grado (91.2). Dede aquí os digo a todos que yo ya me pronuncié sobre la huelga de hambre rotativa que vamos a iniciar en dos semanas. No entiendo cómo es que la pasada huelga rotativa éramos muchos más y aquí la gente se apunta, una gran mayoría, por intereses económicos, buscando novia y cosas de ese estilo. Yo siento vergüenza ajena, yo tengo unos valores y principios desde bien pequeñito grabados a fuego en mi corazón. Soy expropiador desde que no levantaba un metro del suelo, y llevo por desgracia desde el 96, que tenía 16 añitos, un total de 22 años metido por estas cosas. Esta es mi cuarta condena, llevo 3 años y 6 meses cumplidos y mi total es para diciembre de 2029, o sea que voy a salir con 49 años.

Yo, compañeros, no realicé la huelga de hambre del 1 al 15 de mayo de 2020 porque me llegó la información para la primera semana de junio. Después de eso, leí un comunicado que decía que a los que no habíamos hecho la huelga se nos había caído la careta. Yo, por mi parte, no llevo ninguna careta con gomitas, yo tengo una cara muy guapa, la cual solo me la tapo para atracar, ahí lo dejo.

En referencia a los motivos por los que voy a participar en la huelga de hambre rotativa: Primero, por mis principios los cuales no son compatibles con las instituciones penitenciarias ni con el Estado español. Segundo, por todos nuestros comprar con enfermedades terminales y por su excarcelación y puesta en libertad. Por los compañeros enfermos mentales que no reciben atención adecuada y lo único que consiguen es empeorar su situación, empastillándoles para anularles como personas y que no den demasiados problemas, en vez de hacerles un seguimiento real y proporcionarles la medicación adecuada. Tercero, por la abolición de los FIES y por los que nos encontramos, en este caso yo y tantos compas, dispersados en la otra punta del territorio español, teniéndonos repartidos por los aislamientos de todas las prisiones. Aquí pasamos 20 horas de soledad diarias y sin ningún tipo de actividad ni programas para poder progresar y recuperar el segundo Grado. Sigo sufriendo el desarraigo familiar y la desvinculación a que nos tienen sometidos. ¿Cómo va a cambiar la persona a mejor? En mi caso, como he dicho, soy valenciano y en la Cumunidad Valenciana están Picassent, Albocàsser y Villena, las tres tienen priemer grado y no me llevan a cumplir a ninguna de ellas. Luego tenemos los abusos de poder por parte de los carceleros, que nos humillasn, intentan tenernos intimidados y amenazados con cosas que conmigo no les da resultado, porque soy de mente fuerte.

Por si fuera poco, tenemos que lidiar con los palizones que nos dan cuando salta la más mínima chispa, luego, con suerte, viene el médico, cuando estás en art 72 y te hace un reconocimiento superficial y oculta todas las lesiones que tu cuerpo ha sufrido en ese momento. Nada de esto es nuevo compas, seguiremos luchando contra todo esto con uñas y dientes. Ya para terminar este punto, son las muertes de tantxs compañerxs a manos de carcelerxs ¡Y luego dicen que se han muerto de sobredosis o que se han suicidado! Sin olvidar las muertes a manos de los servicios médicos por sus negligencias y pasotismo hacia nuestras personas.

Mi participación en esta huelga de hambre. rotativa va a ser por estos motivos y tengo muchos más, aunque quiero hacer hincapié en estos.

Un saludo fraternal para mi hermano y amigo Poblete y para todxs lxs compxs.

David Rojas Fernández

Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera (Renovada)

Huelga De Hambre Rotativa 2020

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 02-09-2020]

 

Actividad en la calle Huelga de Hambre Rotativa 2020

Leemos comunicados de varios presos en lucha alrededor la huelga de hambre rotativa por las 14 reivindicaciones y contra el régimen de castigo, el FIES, el aislamiento, la dispersión, las torturas y malos tratos, el encarcelamiento de ancianos y enfermos mentales, crónicos e incurables y las muertes que causan todos esos factores y algunos más, empezando por el de Toni Chavero, que es quien está haciendo los primeros diez días. Hablamos también de algunas muertes muy recientes de personas presas y de compañerxs de lucha en la calle.

Huelga de Hambre Rotativa 2020 La cárcel mata Radio: Tokata Y Fuga

Actividad en la calle Huelga de Hambre Rotativa 2020