Categoría: Cárceles racistas

La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) ha denunciado que varias personas con diferentes patologías han permanecido recluidas en el CIE de Zapadores, y algunas de ellas han sido después deportadas a sus países de origen, pese a que informes médicos lo desaconsejaban por ser perjudicial para su estado de salud.

En concreto, CIEs NO ha constatado que tres hombres con graves problemas de salud mental han permanecido internados durante semanas -posteriormente dos de ellos fueron además deportados-,  y que a otros dos que sufrían fuertes dolores por problemas bucodentales se les negó durante días la adecuada medicación y la visita a personal médico especialista -además, uno de ellos fue expulsado recintemente a su país de origen-.

Cárceles racistas

Cumplir dieciocho años suele ser motivo de celebración para la mayoría de los adolescentes, deseosos de conquistar la parcela de derechos reconocidos que despliega ante ellos la mayoría de edad. Sin embargo, si tu padre murió cuando eras niño y tu madre apenas puede cubrir sus propias necesidades básicas; si tuviste que pasar cinco meses en una ciudad fronteriza antes de  poder cruzar a España en los bajos de un camión; si una vez en España pasaste de un centro de acogida para menores extranjeros a un centro para menores infractores… cumplir dieciocho años es el detonador para volver a la casilla de salida.

Éste es el caso de X., que apenas unos días después de cumplir la mayoría de edad dentro del centro de menores de Sograndio (Asturias) recibió una visita en sus instalaciones de la policía judicial, un traductor y un abogado de oficio para transmitirle la orden de expulsión.

Cárceles para niños Cárceles racistas

tkdk-web12enero

El pasado 30 de octubre el CIE de Zona Franca fue cerrado por reformas. Unos cuantos partidos, asociaciones de ciudadanos, ong y demás han celebrado este evento como una oportunidad, un paso adelante en el reconocimiento de los derechos humanos o un testimonio del duro trabajo hecho por el Ayuntamiento de Barcelona.

Sin duda no da ninguna pena saber que un centro de reclusión y muerte ha sido cerrado, pero no podemos celebrar un cierre por reformas como si fuera un cierre definitivo, ni nos alegramos que el Ayuntamiento, no importa lo progresista que sea, recaude consensos aprovechándose de las energías generadas por una lucha. De hecho cuando hacemos una crítica a las políticas reformistas, intentamos señalar la posible reapropiación de una lucha por parte del poder. Sin tener una crítica profunda sobre las responsabilidades de las estructuras estatales, hay el peligro de que las grandes movilizaciones populares, la atención de los medios de comunicación y la colaboración entre instituciones y población, lleguen sólo a obtener una mejora de las condiciones de encarcelamiento y represión.

Actividad en la calle Cárceles racistas

Actividad en la calle Cárceles racistas

El pasado domingo, 6 de diciembre, se vieron en Madrid intentos de animar, con una perspectiva amplia, la lucha social contra las cárceles. Los compañeros y las compañeras del Grupo Pro Presxs de Madrid publican un  par de noticias al respecto en su blog, de donde las tomamos. Una de ellas da cuenta de una concentración informativa ante la cárcel de Aranjuez exigiendo tratamiento sin discriminación para la gente presa enferma de hepatitis C. La otra se refiere a una acción contra la cárcel racista de Aluche.

CAMPAÑA CONTRA LA HEPATITIS C EN LAS CÁRCELES. ACCIÓN INFORMATIVA EN EL CENTRO DE EXTERMINIO DE ARANJUEZ

12307386_1007010566022386_592548300106489768_o

Ayer, 6 de Diciembre, estuvimos en la puerta del Centro de Exterminio de Aranjuez, para poder trasladar  a las familias la guía informativa para luchar por los tratamientos contra la hepatitis C en las prisiones que hemos elaborado, dentro de la campaña que iniciamos el pasado 26 de septiembre y a la que hemos decidido dar continuidad.

Recordamos y animamos a las familias de las personas presas y a todos los grupos e indvidualidades sensibles contra la discriminación que sufren las personas presas enfermas, que hay mucho trabajo por hacer, de concienciación, difusión, campaña continuada y denuncia en la puerta de los talegos, delegaciones de gobierno, juzgados de vigilancia penitenciaria y en la puerta de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

También recordamos a las personas presas, a sus familiares y amistades, y a las asociaciones y grupos de apoyo a presos, la urgencia de iniciar los trámites legales para exigir los mismos tratamientos que se están dando o reivindicando en la calle.

¡¡ENFERMXS EN PRISIÓN, DOBLE DISCRIMINACIÓN!!
¡¡NINGUNA PERSONA PRESA SIN TRATAMIENTO!!

ACCIÓN CONTRA LA CARCEL RACISTA DE ALUCHE

ffr

Ayer, domingo 6 de Diciembre, un grupo de 10 personas nos acercamos a gritar a nuestrxs compañerxs presxs en la cárcel racista de Aluche, para acompañarlos un rato en su encierro. Desde la calle, varios grupos, asociaciones e individualidades, vamos a hacer lo posible para cerrar esta verguenza de sitio, uno de los 8 que funcionan en España que se denominan eufemísticamente CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) y que no son otra cosa que espacios de NO DERECHO, auténticas cárceles racistas donde los derechos humanos son pisoteados diariamente por los policias que custodian a las personas extranjeras que allí se encuentran, y donde lo mínimo que les puede ocurrir a las personas allí encerradas, es sufrir los comentarios y chistes racistas que las “dedican” los maderos que los custodian. Eso, y un sinfín de penalidades hasta que son deportados,  o vaya vd. a saber

Después de corear consignas contra el CIE y de ánimo a lxs compis de dentro, repartir algún panfleto y colocar una pancarta en la parada del autobús, fuímos abordados por un patrulla de los nacionales que “trabajan” en esta cárcel racista, con la cualificación de madero-carcelero, que, al comprobar que hacíamos caso omiso a sus “recomendaciones” de abandonar el lugar y dejar de dar voces, llamaron a otras dos patrullas. Tras pedirnos los DNI´s, seguimos a lo nuestro, dando voces a lxs compas de dentro, tras lo cual empezaron a rodearnos y preguntarnos cosas del tipo: “¿Sabéis que aquí están mejor que en su país?”, ”¿Y que queréis que hagamos con ellos?”, etc.

Tras un pequeño “dialogo”, donde jamás habría un acuerdo por choque frontal de criterios, mientras comprobaban nuestros antecedentes, etc. nos marchamos de allí dejando puesta la pancarta un poco mas arriba de la avenida, al lado de la verguenza de cárcel racista que tenemos en el barrio.

Queremos dedicar esta acción y mandar todo nuestro cariño a todas las mujeres y hombres que sufren cada día en este maldito lugar, por culpa de las leyes y políticas racistas e injustas de control de flujos migratorios, ordenadas por el capital y ejecutadas por el estado y sus esbirros de la policia y cuerpos represivos.

¡¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES, DE LAS RACISTAS, TAMBIÉN!!
¡¡LIBERTAD A LXS PRESXS POR MIGRAR!!
¡¡CIES NO, CÁRCELES TAMPOCO!!

Actividad en la calle Cárceles racistas VHC

“Nos preocupa mucho que se esté haciendo un tratamiento en bloque a todas las personas de Zapadores que entren en un perfil”, explica Ana Fornés, portavoz de la campaña Cies No en Valencia.

La madrugada del pasado lunes, vecinos del barrio alertaron a las organizaciones civiles ante los disparos que se oían dentro del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores.

Una unidad de policía antidisturbios entró en el recinto y, según afirman desde Delegación de Gobierno, dispararon salvas y cargas de proyección sin proyectil para “intimidar” frente un supuesto motín protagonizado por algunos internos de origen árabe.

Los vecinos y miembros de Cies No que acudieron al barrio de Monteolivete, donde se encuentra el centro, señalan los gritos de dolor que oyeron mientras veían cómo los policías bajaron a varias personas que se habían accedido al tejado del edificio.

Cárceles racistas

El pasado 10 de septiembre de 2015 recibimos el siguiente mensaje:

Un ciudadano marroquí, que ha sufrido dos infartos cerebrales, permanece encerrado en el Centro de Internamiento para Extranjeros de Zapadores e incomunicado con el exterior sin que la dirección del centro facilite información sobre su estado. Sus familiares y las organizaciones sociales que les acompañan –Jo Sí Sanitat Universal y Red Acoge-Valencia Acoge– están profundamente preocupados por su salud y temen que su internamiento ponga en riesgo su vida. Ante esta situación solicitan su  inmediata puesta en libertad y que se le otorgue la residencia temporal  por cuestiones humanitarias para garantizar una asistencia sanitaria especializada y condiciones que garanticen su integridad física.

La historia de esta persona ejemplifica la situación de miles de inmigrantes que después de vivir y trabajar en España durante décadas se encuentran en el más absoluto desamparo como consecuencia de las políticas xenófobas que culpan de la crisis a quienes vinieron en busca de una vida digna.

Cárceles racistas

Hablamos con Eugenia, de CIEs No Valencia, sobre los recientes acontecimientos en la cárcel racista de Zapadores presentados por la prensa como “motín”, “intento de fuga” cuando, como dice una vecina en una llamada en directo, no son más que manifestaciones de inquietud ante las infrahumanas condiciones de vida que reinan allí. Hablamos también de diversos aspectos de la campaña por el cierre de los CIEs. Después comentamos la convocatoria de las plataformas de afectados por la hepatitis C a concentrarse el 26 de septiembre en las puertas de las cárceles o ante las delegaciones del gobierno o juzgados de vigilancia penitenciaria, reivindicando los nuevos tratamientos para las personas presas enfermas de VHC.

Cárceles racistas Radio: Tokata Y Fuga VHC

Valencia, 8 de septiembre de 2015.- La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para extranjeros (CIEs No) denuncia que, después los hechos acaecidos la noche del 6 al 7 de septiembre y, según comunicación del propio Cuerpo Nacional de la Policía, “todas las personas de origen argelino y marroquí han sido trasladadas y no se encuentran en el complejo policial”.

En la pasada noche del domingo, vecinos y vecinas alertaron a organizaciones defensoras de derechos humanos sobre tiroteos y gritos que se estaban produciendo en el CIE de Zapadores. En torno a una treintena de activistas, sobre las once de la noche, se personaron en las puertas del complejo policial donde pudieron presenciar los tiroteos, gritos de dolor y el forcejeo con personas que gritaban “rendición, rendición”, tal y como denunciaba el vecindario.

Hasta las dos de la mañana distintos tipos de disparos fueron efectuados, llegando a saltar balas de goma fuera del propio recinto policial. Antidisturbios apoyados por una unidad del cuerpo de bomberos bajaron a una decena de personas que se encontraban en el tejado. Testimonios aseguran que oyeron gritar a la policía que había heridos entre quienes se resistían pacíficamente a la acción policial desde el tejado. Asimismo, algunas personas de los edificios colindantes afirmaron “haber visto una ambulancia” dentro del complejo de Zapadores.

Durante el día de ayer ha sido imposible contactar con ninguna de las personas implicadas, ni con testigos de los hechos de la noche anterior. Del mismo modo se ha imposibilitado el contacto telefónico vía móvil con las personas en el CIE. Las represalias tras hechos sucedidos en la noche de ayer son una práctica común que “resulta intolerable”, tal como denuncia la Campaña. “De este modo, se impide nuevamente esclarecer los hechos y depurar las consiguientes responsabilidades. La única versión que existe es la policial, dado que el paradero de todas las personas de origen argelino y marroquí es desconocido”, denuncia Ana Fornés, portavoz de la Campaña.

Ante estos hechos, CIEs No manifiesta su especial preocupación por las personas especialmente vulnerables que se encontraban en el CIE. Entre otras se encuentran dos menores, un enfermo recientemente hospitalizado por derrame cerebral y solicitantes de asilo. La plataforma exige a la Delegación del Gobierno que paralice las deportaciones y asegure la integridad de todas las personas en paradero desconocido e insta a la Defensoría del Pueblo a que intervenga, tanto en el esclarecimiento de los hechos como en la protección de las personas que intervinieron o presenciar los hechos denunciados.

Campaña Por El Cierre De Los CIE

Cárceles racistas

Comunicado de PRODEIN contra la represión en Melilla

Alrededor de 60 niños habitan las calles de Melilla esperando alcanzar el barco que los lleve a Europa, donde creen que les espera un futuro mejor. Los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) son sometidos cada día a distintos tipos de violencia que vulneran sus derechos, atentan contra su dignidad y dañan con terribles consecuencias su “infancia”.
L
1. VIOLENCIA INSTITUCIONAL: referente a la tutela de la Ciudad Autónoma de Melilla y a su Consejera de Bienestar Social, María Antonia Garbín que se ocupan del encierro de los niños en el centro de menores “Fuerte Purísima” donde existe maltrato, amenazas y torturas por parte de los que dicen ser educadores, carencias materiales y alimentarias, falta de información, falta de asistencia sanitaria y falta de escolarización.
 L
2. VIOLENCIA DOCUMENTAL: los niños son engañados entre trámites burocráticos y vacíos legales donde la misma Consejería de Bienestar Social bloquea cualquier trámite e imposibilita que los niños se documenten pasados los 9 meses correspondientes.
 L
3. VIOLENCIA POLICIAL: esta violencia es más asumida que denunciada, llegando a normalizar esta situación por parte de quienes deberían ser responsables de su seguridad: palizas, humillaciones, amenazas y devoluciones a Marruecos son alguno de los obstáculos a los que se enfrentan los niños de la calle cada día.
 L
4. VIOLENCIA ENTRE IGUALES: auténticas batallas campales con los niños de los barrios de Melilla (Cañada, Rastro y Monte María Cristina) que luchan por obtener un nivel superior en la escala jerárquica y conservar su estatus social reafirmando día a día su identidad.
L
5. VIOLENCIA SOCIAL: donde aparece la opresión, el autoritarismo y la discriminación. Este tipo de violencia acompaña las interacciones diarias de una forma invisible, ocasionando un gran impacto social y mediático y teniendo graves consecuencias para la vida en comunidad.
De toda la información expuesta se puede afirmar dos cosas:
L
* El abandono institucional y la incapacidad de las políticas sociales actuales en dar respuesta a las necesidades de los niños de la calle.
L
* La impunidad con la que actúa las Fuerzas de Seguridad del Estado y las Instituciones de la Ciudad Autónoma de Melilla al vulnerar los derechos de los niños sin que tengan que rendir cuentas a nadie.
L
La punta del Iceberg de esta violencia y de este abandono institucional la pudimos vivenciar en su faceta más salvaje el pasado 27 de Mayo tras enterarnos de la muerte de Oussama al precipitarse por el acantilado del faro donde, días antes a las elecciones, las políticas de la Ciudad Autónoma de Melilla decidieran instalar vallas que dificultan (no impiden) el acceso al acantilado, lugar por el que descienden para conseguir saltar al barco, ya que los otros accesos, que son algo menos peligrosos los cerraron al poner presencia policial 24h al día.
Por este motivo, la ONG Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN) decidió sumarse al dolor y acompañamiento de los niños de la calle con la realización de dos pancartas que servirían de homenaje y de despedida a Oussama. En el transcurso de la tarde, la actividad fue interrumpida varias veces por las Fuerzas de Seguridad del Estado, que finalmente terminaron abandonando el lugar.
L
Para nuestra sorpresa, el 26 de Junio recibimos una carta de la Delegación del Gobierno en la que se nos exige pagar una multa de 1500€ por alteración del orden público.
L
Por si esto fuese poco, el 1 de Julio a las 00.45 de la mañana, cuando nos encontrábamos con alguno de los niños en la plaza, aparecieron varias patrullas de Guardias Civiles con intenciones de llevarlos al centro de menores y bajo las continuas amenazas de “dar palizas” si permanecían en la calle.
L
Otro agente de la Guardia Civil, se dirige a nosotras y nos informa de que con la entrada en vigor de la “Ley Mordaza” se nos puede acusar de reunión subversiva y alteración del orden público puesto que es el propio Guardia Civil quien considera bajo su juicio de valor la perturbación grave de la seguridad ciudadana.
L
No vamos a obedecer las leyes que castigan la pobreza, la solidaridad y la protesta.
L
¡Contra la gran represión impuesta por parte de todas las instituciones del Estado!
L

Cárceles para niños Cárceles racistas